Zootecnia Tropical > Sumario de la Colección > Volumen 18

Zootecnia Trop., 18(3):313-322. 2000

 EFECTO DE LA ÉPOCA Y NÚMERO DE LECHONES AL DESTETE SOBRE LA
RESPUESTA REPRODUCTIVA EN CERDAS

Armando Fuentes, Patricia Argenti, Arelis Chang, Gladys Semidey de S., 
José Palma, Alexis Rivas y Lina Soler

Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas, INIA (antes FONAIAP)
CENIAP- IIZ,  Apdo. 4653.  Maracay, Venezuela.

Recibido:18/08/00     Aceptado: 23/11/00


RESUMEN

A fin de determinar el efecto de la época y número de lechones al destete sobre la respuesta reproductiva de la hembra como factor importante en el componente días no productivos, se analizó estadísticamente los registros de  3.717 cerdas destetadas de diferentes partos, entre 1994 y 1997 en dos granjas comerciales ubicadas en la cuenca del Lago de Valencia. Las variables analizadas fueron: Época del destete, número de destetados, prolificidad, intervalo destete-celo, % de celos, % de partos. No se tomó en consideración el número de partos de la madre ni el efecto del macho. Los datos fueron analizados para variancia con el programa Harvey (1987). Se observó efecto (P<0,01) del trimestre del año sobre el número de lechones destetados y este a su vez sobre el porcentaje de celos post-destete; la misma respuesta (P<0,01) se observó sobre el porcentaje de partos siguientes al destete. No se observó respuesta del trimestre sobre el intervalo destete-celo, pero sí del Intervalo destete-celo sobre la prolificidad del parto siguiente (P<0,01) así como el número de lechones destetados sobre el intervalo destete-celo (P<0,01) y la prolificidad (P<0,05). En conclusión, el número de lechones destetados, afecta significativamente la respuesta reproductiva de la hembra, al momento de celo y en el parto siguiente. Por lo que se aconseja mantener hembras lactando con un mínimo de 8 lechones.

Palabras claves:  lechones, destete, prolificidad, intervalo destete-celo, partos.

INTRODUCCIÓN

Una de las exigencias establecidas en producción porcina, es la de obtener el mayor número de lechones por madre/año, lo que determina la productividad numérica de las cerdas (mas de 21 lechones destetados/hembra/año). Esta meta sola es posible a través de un eficiente manejo reproductivo de las hembras, para lo cual se requiere del conocimiento fisiológico y del comportamiento reproductivo de las mismas.  El cambio del patrón metabólico durante la lactación puede afectar la respuesta productiva de la cerda (tasa de ovulación, supervivencia embrionaria, tamaño de la camada, intervalo destete-servicio y días no productivos (Foxcroft, 1998).  Disminuir los días no productivos y aumentar la prolificidad, es una de las vías para aumentar el número de lechones por hembra/año; los intervalos destete-celo y destete-servicio fértil, son considerados como factores de riesgo para disminuir los días no productivos (Batista, 1998). A fin de determinar el efecto de la época y número de lechones al destete sobre la respuesta reproductiva de la hembra como factor importante en el componente días no productivos, se analizó estadísticamente los registros de dos granjas comerciales ubicadas en la cuenca del Lago de Valencia.

 MATERIALES Y MÉTODOS

 Entre 1994  y  1997, en dos granjas ubicadas en la cuenca del Lago de Valencia con una temperatura promedio de 26°C, se destetaron 3.717 cerdas de diferentes partos con 21 días de lactancia y registradas para observar el comportamiento posterior al destete y analizar los efectos directos sobre la respuesta reproductiva del rebaño. No se tomó en consideración el número de partos de la madre ni el efecto del macho.  Se analizó intervalo destete-celo (IDC), % de celos (PC), % de partos (PP), época sobre el intervalo destete-celo, destete y época sobre prolificidad. 

 La época sedividió en 4 trimestres de acuerdo a la curva climatológica de la región central en: 1) febrero, marzo y abril  2) mayo, junio y julio  3) agosto septiembre y octubre  4) noviembre, diciembre y enero.

El intervalo destete-celo (días) se clasificó en rangos como: A) 1-2  B) 3-6  C) 7-10  y  D) mayor de 10 días postdestete. El número de lechones destetados se clasificó según el siguiente rango: A) 1-5  B) 6-8  y  C) >8.

Los datos fueron analizados a través del Análisis de Variancia con el programa estadístico Harvey (1987).

 RESULTADOS Y DISCUSIÓN

 De las 3.717 cerdas destetadas, solo 3220 (86,62 %) presentaron estro detectable, con una media de 7,63 días para el intervalo destete-celo, considerándose un nivel muy aceptable dentro de los parámetros reportados en otros países.  Marsteller, et al  (1997) encontraron 87 % de fertilidad para cerdas con promedio de 5,2 días de intervalo destete-celo y 68 % para las de 7 días de intervalo destete-celo.

 El Cuadro 1 muestra los porcentajes promedios de respuesta al celo postdestete en función de los diferentes trimestres (P<0,01) y de acuerdo al número de lechones destetados, con la mejor respuesta en los dos primeros trimestres del año. Este resultado concuerda parcialmente con estudios anteriores, ya que la mejor respuesta fue para el trimestre 2 (88,00 ± 1,05), que corresponde al inicio de las lluvias con mejores condiciones climáticas. El promedio menor fue en el trimestre 4 (85,01 ± 1,14), lo que no concuerda con otros estudios, ya que ese trimestre presenta las mejores condiciones climatológicas, con menor temperatura ambiental y menor humedad relativa. Sin embargo, el efecto parece responder al número de lechones destetados.  

Cuadro 1. Efecto del  trimestre sobre el número de lechonesdestetados y % de celos.

TRIMESTRE

L. DESTETADOS

% DE CELOS  

1

8,26 ± 0,05 a  

87,57 ± 1,10  

2

8,19 ± 0,05 a  

88,00 ± 1,05  

3

7,97 ± 0,05 b

85,53 ± 1,16

4

8,05 ± 0,05 b  

85,01 ± 1,14  

a,b. Letras distintas en una misma columna indican diferencias significativas (P<0,01)  

 

Respuesta de la época sobre fertilidad 

En el Cuadro 2, se presenta la distribución de partos de acuerdo a los trimestres de destete.

 El porcentaje de partos, presenta diferencias significativas entre trimestres, siendo mayor el trimestre 4  (79,13 ± 1,61), corroborando el efecto de las mejores condiciones ambientales. Aún cuando el porcentaje de celos postdestete sea menor, estas responden con mayor fertilidad y responden a la época, mientras que la aparición del celo postdestete, responden mas al número de lechones destetados.  

Cuadro 2.  Efecto del trimestre sobre el porcentaje de partos.

TRIMESTRES  

% DE PARTOS  

1  

74,74 ± 1,53   b  

2

70,84 ± 1,47   c

3

73,05 ± 1,62 bc

4  

79,13 ± 1,61   a  

a,b. Letras distintas en una misma columna indican diferencias significativas (P<0,01)  

Efecto de la época sobre el intervalo destete-celo

 Al analizar los diferentes años para estudiar el comportamiento anual, podemos observar que el promedio se mantiene en un rango muy pequeño, sin embargo, con diferencias significativas en los dos últimos años (7,73 ± 0,08  y  7,72 ± 0,08), con promedios más altos que los dos primeros, como se observa en el Cuadro 3.

 Se realizó un análisis para ver el efecto de la época (Cuadro 4).  No se observaron diferencias significativas, en el intervalo destete celo de acuerdo a los trimestres estudiados, lo que sugiere  que hay  otros  elementos que pueden hacer variar el comportamiento reproductivo de las cerdas en la región central.  

Cuadro 3.  Efecto del año sobre el intervalo destete-celo.

AÑO  

PROMEDIO  

94  

7,55  ± 0,08 b  

95  

7,52 ± 0,09 b  

96

7,73 ± 0,08 a

97  

7,72 ± 0,08 a  

a,b. Letras distintas en una misma columna indican diferencias significativas (P<0,05)  

 

Cuadro 4.  Efecto del trimestre sobre el intervalo destete-celo.

TRIMESTRE  

PROMEDIOS  

1

7,67 ± 0,08

2

7,60 ± 0,08

3

7,57 ± 0,08

4

7,67 ± 0,08  

Destete-prolificidad

 Se analizó el efecto del rango de días del intervalo destete celo, sobre la prolificidad en el siguiente parto en un total de 2.370 cerdas (Cuadro 5).

 En el Cuadro 6, se observa el comportamiento de lechones  nacidos  vivos (LNV) y totales (LNT) según el rango postdestete.

 El análisis efectuado para determinar el efecto del intervalo destete-servicio, hace presumir, que la aparición temprana o tardía del celo (rango A y D) mejoran el tamaño de la camada. Estos resultados concuerdan los de Koketsu, citado por Foxcroft (1998) quien encontró que la longitud de la lactación afectaba el intervalo destete-celo y este a su vez, mientras más temprano (5,51 días), mejoraban el tamaño de la camada en el siguiente parto (11,44 LNV), así mismo

Wilson y Dewwey  (1994) reportaron similar efecto.  El celo temprano se manifiesta como una rápida respuesta postdestete, que ocurre solo en hembras maduras de varios partos, y en el celo tardío, por el período de descanso mas prolongado, lo que permite reponerse del estrés lactacional. Sin embargo, esto sugiere que las hembras en estos rangos que suman el 9,15 % del total de hembras analizadas, estén retornando al celo en maternidad, al final de la lactación, muy cerca del destete o durante el destete.  En el rango D, se observa como un intervalo destete-celo muy largo, cuando en realidad se trata de un nuevo ciclo estral, no detectándose el primero.   

Cuadro 5.  Clasificación por rango y promedio de días destete-celo.

CLASE  

RANGO  

PROMEDIOS EN DÍAS  

A  

1-2  

  1,35 ± 0,25  

B  

3-6  

  5,30 ± 0,03  

C

7-10

  8,06 ± 0,07

D  

>10  

16,09 ± 0,09  

 

Cuadro 6.  Efecto del rango destete-celo sobre la prolificidad.

RANGO  

%  

LNV  

LNT  

A

  1,14  

9,16 ± 0,49 ab

  9,91 ± 0,56  

B

75,74

8,65 ± 0,08   b

  9,69 ± 0,10

C

15,11

8,82 ± 0,14   b

  9,83 ± 0,17

D

  8,01  

9,28 ± 0,19   a

10,14 ± 0,21  

a,b. Letras distintas en una misma columna indican diferencias significativas (P<0,01)  

 

 Callén (1999) encontró un 74 % de cerdas en celo durante el período de 3 a 6 días postdestete, con similar resultado al rango B (75,74 %) del presente estudio.

Al analizar el efecto del número de lechones destetados sobre el intervalo destete-celo, observamos que mientras mayor es el número de lechones destetados por cerda, el intervalo se acorta significativamente (Cuadro 7).

 Esta respuesta, concuerda con los resultados obtenidos en el porcentaje de salidas en celo y responden al número de lechones destetados.  

Cuadro 7.  Lechones destetados por rango destete-celo.

RANGO  

PROMEDIO  

A  

7,02 ± 0,24 a  

B  

6,31 ± 0,09 b  

C  

6,19 ± 0,08 b  

a,b. Letras distintas en una misma columna indican diferencias significativas (P<0,01)  

 

 En la misma muestra analizada, se determinó el efecto del número de lechones destetados sobre la prolificidad, en el siguiente parto  (Cuadro 8). El cuadro indica, que mientras mayor sea el número de lechones destetados, las cerdas responderán mejor en el siguiente parto con una camada más numerosa. Sin embargo es necesario tomar en consideración, que las cerdas con mayores destetes suponen que son madres de varios partos, en condiciones fisiológicas aceptables que permiten un mejor manejo reproductivo y que pueden responder favorablemente. Estos resultados coinciden con los de Le Cozler et al (1997), quienes observaron  que el intervalo destete-concepción se acortaba cuando el número de lechones destetados era mayor, mejorando el tamaño promedio de la camada en el siguiente parto.

 Esto sugiere, que es necesario, mantener cerdas en maternidad con el mayor número posible de lechones lactando, en todo caso superior a 8 dependiendo del número de pezones disponibles y viables. Es posible emparejar todas las camadas a 10 lechones y destetar hembras, que presenten problemas al parto o de baja prolificidad.  

Cuadro 8.  Efecto del número de lechones destetados sobre la prolificidad en el siguiente parto.

RANGO  

%  

LNV  

LNT  

A (1-5)  

5,74  

8,83 ± 0,25  

  9,75 ± 0,28 b  

B (6-8)

44,89

8,93 ± 0,14

  9,80 ± 0,16 b

C ( >8)  

49,37  

9,16 ± 0,14  

10,12 ± 0,16 a

a,b. Letras distintas en una misma columna, indican diferencias significativas (P<0,05)  

 

 CONCLUSIONES  

  •      La respuesta reproductiva de las cerdas es afectada por la época en que se realiza el servicio, observándose disminución de la eficiencia reproductiva y de la prolificidad (tamaño de la camada), cuando los servicios son realizados durante los meses más calurosos del año  (febrero, marzo y abril), pudiéndose observar un aumento de estos parámetros, cuando las hembras son servidas en los meses de menor temperatura ambiental (noviembre, diciembre y enero).  

  •      El tamaño de la camada al destete, afecta negativamente el intervalo destete-celo y este a su vez afecta la respuesta en el siguiente parto, por lo que el manejo adecuado del número de lechones por madre al destete, sería una estrategia para conseguir acortar el intervalo destete-celo y mejorar la prolificidad del siguiente parto.

 

EFFECT OF WEANING AND NUMBER OF WEANED PIGS ON THE
REPRODUCTIVE RESPONSE OF THE FEMALE

 SUMMARY

To determine the effect on the weaning on the reproductive response of the female as an important factor in the non productive days component, it was statistically analyze the 3.717 data of weaned sows from different farrows, between 1994 and 1997 in two commercial farms of the central region of  Venezuela.  The analyzed variables were: weaning time, number of weaned animals, prolificness, weaning-heat interval, heat percentage and parturition percentage. Number of previous parturitions by the mother, and father effect were not considered at this time. Data were analyzed for ANOVA with the Harvey program (1987). It was observed an effect (P < 0,01) of trimester of the year on the number of weaned pigs and this in turn on the percentage of post-weaning heats, with same response (P<0.01) on the parturitions percentage.  Response of the trimester was not observed on the interval weaning-heat, but the effect of this interval on the prolificness of the next parturition was significant (P<0.01) In addition, the number weaned pigs had a significant effect on the weaning-heat interval (P<0.01) and the prolificness (P<0.05). In conclusion, the number of weaned pigs, affects the reproductive response of the female significantly in the heat moment and in the next farrow. In consequence, it is advice to maintain females funding a minimum of eight pigs.

Key Words: female, weaning time, prolificness, weaning-heat interval, parturition

BIBLIOGRAFÍA    

Aumatrie, A. 1999.  Sistema de manejo de alta productividad para cerdas de Europa.  In: Ministerio de Agricultura, pesca y alimentación de España (Ed.). VI Simposium Internacional de Reproducción e I.A. Porcina  ANAPORC  Madrid.  pp.  99-119. 

Batista, L. 1998. Importancia de la evaluación de parámetros reproductivos. In: Stephano, A. (Ed.). Memorias del V Simposium Internacional de Reproducción e Inseminación Artificial en Porcinos. León Guanaguato, México. pp. 109-114. 

Callén, A. 1999. Estudio de la evolución de los índices reproductivos en una granja porcina tras una permuta de personal. Rev. ANAPORC, N° 191:28-43. 

Foxcroft, G. 1998. Fisiología y manejo de la hembra lactante y destetada. In: Stephano, A. (Ed.). Memorias del V Simposium Internacional de Reproducción e Inseminación Artificial en Porcinos. León Guanaguato, México. pp 131-141.

Marsteller, T.A., G.A. Armbrister, D.B. Anderson, A.J. Wuethrich, J.L. Taylor and J.T. Symanowski.  1997.  Effect of lactation lenght on ovulation rate and embryo survival in swine. Swine Health and Production. 5(2):  49-56  Ref. 34.

 Wilson, M.R. and C.E. Dewwey 1994.  Maximizing mating efficiency. 3rd International Pig Veterinary Society Congress, Bangkok, Tailandia, pp. 120-125.  


^

Zootecnia Tropical > Sumario de la Colección > Volumen 18