Zootecnia Tropical > Sumario de la Colección > Volumen 18

Zootecnia Trop., 18(2):145-161. 2000

EFECTO DE LA ÉPOCA Y LOS PATRONES DE SIEMBRA SOBRE LA PRODUCCIÓN Y ARQUITECTURA DE LA BIOMASA EN BANCOS DE 
Leucaena leucocephala
(Lam) de WIT

Adolfo Torres1, Eduardo Chacán 2, Luis Arriojas2 y Santiago Armas2

1FONAIAP - CIAE TRUJILLO, Pampanito, Estado Trujillo. 
2Facultad de Ciencias Veterinarias, UCV, Maracay, Estado Aragua.

Recibido: 25/11/99         Aceptado:29/06/00


  
RESUMEN

Con la finalidad de evaluar el efecto de los patrones de siembra (PS) y la época (E), sobre la producción y arquitectura de la biomasa en bancos de Leucaena leucocephala, se llevó a cabo un ensayo en la Estación Experimental "La Antonia" de la Universidad Central de Venezuela, ubicada en Marín, estado Yaracuy (10° 22'28" N y 68' 40'45"0). La leguminosa fue establecida en octubre del 92, a una distancia de 0, 5 m entre planta. El diseño experimental fue un arreglo factorial en bloques al azar con dos repeticiones, considerando los factores modalidad de siembra (ms) hileras sencillas (hs) e hileras dobles (hd), distancia entre hileras: (DH = 1 y 2 m), para un total de cuatro tratamientos (T1 = hs Im, T2 = hs 2m, T3 = hd 1m, T4 = hd 2m) obteniéndose densidades de: 21 840, 10 000, 28 560 y 18 480 plantas/ha, respectivamente. Se aplicó un corte de uniformidad en las parcelas experimentales en agosto del 93; efectuándose los muestreos en octubre y diciembre del 93, febrero y abril del 94. Se detectó diferencias (P<0,01) del factor ms. hd en la producción de biomasa total (kgMS/ha) (4.790 vs 1.794), para la fracción hoja (737 y 335 vs 1.594 y 1.025) y tallo (493 y 224 ys 1.376 y 796) tanto para la biomasa en diametro <6mm y como para la de diametro >6mm (2.101 vs 1.119 kg/Ms/ha); así mismo (P<O, 01) en la altura (cm) de la planta (180), del rebrote (119) y numero de hojas (112). La DH presentó diferencias (P<0,01) entre las E (Lluvias) 4.519 vs salida de lluvias 3.156 kg MS/ha) tanto para la biomasa total como para los componentes estructurales.

Palabras Clave : Leucaena leucocephala; arquitectura; patrones de siembra.

INTRODUCCIÓN

En los últimos años se han realizado estudios con leguminosas adaptadas a diferentes condiciones del trópico latinoamericano (Cáceres y Santana, 1990 y Jordan et al., 1995), que suministran alimento rico en proteína y suficiente biomasa (Faría, 1997) con la finalidad de conseguir aumentos en la producción animal (Isidor, 1996). Dentro de la gran cantidad de leguminosas forrajeras tropicales se encuentra la Leucaena leucocephala (Lam) de Wit, que es probablemente la de mayor potencial forrajero (Arriojas, 1986 y Urbano y Dávila, 1997) pero no basta con disponer de especies o cultivares de alto valor nutritivo y alta producción de biomasa, si no además presenten características estructurales que generen información básica para el proceso de descarga de mayor aproximación al óptimo (Gasto, 1982).

Para el medio tropical, últimamente se ha visto a la leucaena como un recurso exitoso para resolver problemas relacionados con la producción animal (Chacón et al., 1995; Ruiz et al.; 1995 y Lascano, 1996). Por consiguiente, el objetivo de este trabajo es establecer los cambios que ocurren en la estructura y producción de biomasa de Leucaena leucocephala, que permitan generar información en cuanto a la estrategia de manejo del banco de proteína, al ser sometido a diferentes patrones de siembra.

MATERIALES Y MÉTODOS

El presente trabajo se réalizó en la Estación Experimental "La Antonia", perteneciente a la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UCV, ubicada en las proximidades de Marín, municipio San Javier del estado Yaracuy (100 221 2811 Lat. Norte y 68°40' 45" Lon. Oeste), a una altura de 122 m.s.n.m., en una zona de vida de transición entre bosque seco tropical Y bosque húmedo trdpical (Ewel y Madriz, 1968». La precipitación promedio es de 1.550 mm, con un período de sequía de 100 a 110 días, entre los meses de enero y marzo, con una temperatura y humedad relativa media de 27,0 °C y 85%, respectivamente, con suelos de textura franco arenosa, de fertilidad media.

El diseño experimental utilizado fue un arreglo factorial completamente al azar, para lo cual se consideró los siguientes factores: dos modalidades de siembra (hilera sencilla e hilera doble), dos distancias entre hileras (1 m y 2 m) en dos repeticiones, para un total de ocho parcelas, generando los tratamientos: T1 = hilera sencilla un metro (hs 1 m); T2 =; hilera sencilla dos metros (hs 2 m); T3 = hilera doble un metro (hd 1 m); T4 = hilera doble dos metros (hd 2 m), para 4 densidades de siembra (21.840, 10. 000, 28. 560 y 18.480 plantas/ha, respectivamente).

Dos meses después del corte de uniformidad fueron realizados cuatro evaluaciones, cada 60 días aproximadamente, para las diferentes épocas del año: lluvia entre los días 14 y 20 de octubre de 1993; salida de lluvias entre los días 12 y 18 de diciembre del mismo año; sequía entre los días 10 y 16 de febrero de 1994, entrada de lluvias entre los días 11 y 17 de abril del mismo año. Fue determinada la producción de biomasa total (kg Ms/ha), fracción hoja y tallo tomando en cuenta para todos los casos las ramas finas (diámetro < 6 rnm) y ramas gruesas (diámetro > 6 mm). Para la caracterización detallada de la arquitectura y estructura en las plantas a ser evaluadas en cada parcela (10%), se midió., altura de la planta (AP), (Mateucci y Colma, 1982; Toledo y Schultze-Kraft, 1982 y Torres et al., 1994), altura del rebrote (AR), número de rebrotes (NR), número de hojas (NH) y número de hojas por rebrote (NH/R).

Los datos obtenidos para las diferentes variables fueron sometidos a la prueba de normalidad de Wilk - Shapiro, para determinar si dichos datos se distribuían normalmente. Así como también la determinación de la homocedasticidad (homogeneidad de varianzas). Una vez comprobados los supuestos del análisis de varianza para las variables estudiadas, se realizo el análisis de varianza y la prueba de Duncan (Litle y Hill, 1978 y Steel y Torrie, 1960) para establecer comparaciones entre los niveles de los factores que resultaron significativos.

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

La materia seca total (kg/ha) mostró diferencias (P<0,01) a favor de la modalidad hilera doble (hd) con relación a hilera sencilla (4. 790 ys 1. 794 kg/ha) . Similar respuesta (P<0,01) se presentó para las fracciones hoja (737 y 335 vs 1.594 y 1.025 kg/ha) y tallo (493 y 229 vs 1.376 y 796 kg/ha) tanto en la biomasa disponible como en la no disponible (Cuadro l). En el mismo cuadro, se presenta también el efecto de la modalidad de siembra (P<0,01) sobre la altura de la planta (cm), altura de rebrote y número de hojas. No se encontró efecto (P>0,01) para el número de rebrotes y hojas/rebrotes y porcentajes de hoja, tallo y relación hoja/tallo. Hubo diferencias (P<0,05) en la distribución de la biomasa de hoja (1.166 y 680 kg/ha) y tallo (935 y 513) kg/ha) por debajo y sobre los 6 mm de diámetro, respectivamente.

p151.jpg (31952 bytes)

No se observó efecto del factor distancia de siembra (P>0,05) sobre la producción de biomasa total, biomasa de hojas y tallos y características estructurales, encontrándose solamente diferencias (P<0,01) entre las fracciones hojas y tallo, como también entre material fino y grueso (Cuadro 2).

En los dos casos anteriores, los porcentajes de la biomasa en ramas finas presentaron diferencias (P<0,01) sobre las de ramas gruesas (65% ys 35%), (66% vs 34%) tanto para hoja como para el tallo respectivamente.

Se obtuvo una mayor producción y distribución de la hoja y ramas finas, así como en los componentes estructurales, altura de la planta, del rebrote y numero de hojas, lo que ocasionó la mayor concentración de la cantidad de la biomasa, condicionada en este caso por el factor modalidad (hd), el cual permite mayor densidad de siembra. Esto posiblemente se debe a un efecto de la densidad, que según (Chac6n y Stobbs, 1976; Chac6n et al., 1978, 1995) esta condicionada por el número de plantas y su altura por unidad de área.

Esto se complementa con lo expresado por Larcher (1977) y Martínez et al. (1990), en el sentido de que la mayor densidad estimula la capacidad de producir hojas para captar mayor cantidad de luz solar, paralelamente con el mayor crecimiento de ramas más finas, tal como ocurri6 en este caso con ramas de diámetro < 6rnm.

La Figura 1, muestra el efecto combinado de la modalidad y la distancia de siembra para todas las épocas. La mayor producción de biomasa (P<0,05) se encontró en los tratamientos 3 (hilera doble lm) y 4 (hilera doble 2m); igualmente, existen diferencias (P<0,05) entre las épocas (lluvias 4.519 vs salida de lluvias 3.156 kg/ha), el menor valor se obtuvo en la época seca (1.856 kg/ha).

Figura 1. Efecto de la interacción de los factores modalidad y distancia de siembra, sobre la biomasa presente y su distribución en la pastura en bancos de Leucaena en cuatro épocas del año.

Figura 1. Efecto de la interacción de los factores modalidad y distancia de siembra, sobre la biomasa presente y su distribución en la pastura en bancos de Leucaena en cuatro épocas del año.

Las interacciones observadas en la producción y distribución de la biomasa revelan que los mejores resultados, para la biomasa en ramas finas, se obtuvo en la época de lluvia y entrada de lluvia con promedios de 3.599 y en 2.516 kg MS/ha, respectivamente, 1.875 kg/ha para la época salida de lluvia, presentándose el valor mas bajo, 920 kg/ha en la época seca manteniéndose constante para todos los tratamientos en todas las épocas el porcentaje de hojas y ramas finas, con 67 y 66% respectivamente. Los mejores resultados en la producción de biomasa disponible (ramitas finas), se obtuvieron en la época de lluvia bajo el efecto de la interacción hilera doble 1 m (T3) con 5.335 kg MS/ha; en salida de la lluvia en la modalidad hilera doble con distancias 1 y 2 m (T3 y T4) con 2.862 y 2.534 kg/ha, respectivamente; en sequía en la combinación hilera doble 2 m con 1.616 kg/ha, mientras que en la época entrada de lluvia la producción fue de 3.500 y 3.871 kg/ha para los patrones de siembra T3 y T4 al igual que la salida de lluvia (transición). Es importante destacar también que la mayor producción de material en ramas gruesas se obtuvo en la combinación de T3 y T4 en las épocas o períodos de transición.

Las plantas obtuvieron la mayor altura (cm) , tanto total como del rebrote, en el T4 (hd 2 m) de la época salida de lluvias y T3 (hd lm) y T4 para la época entrada de lluvias, lo que significa una mayor altura en los tratamientos combinados con la modalidad hilera doble (hd), en las épocas de transición (Figura 2).

Figura 2. Efecto de la interacción de los factores modalidad y distancia sobre la altura (cm) de la planta y del rebrote en bancos de Leucaena en cuatro épocas del año.

Figura 2. Efecto de la interacción de los factores modalidad y distancia sobre la altura (cm) de la planta y del rebrote en bancos de Leucaena en cuatro épocas del año.

No se encontraron diferencias (P>0,05) en los valores promedios del número de rebrotes por efecto de la interacción de los factores modalidad y distancia, sin embargo, en él T4 (hd 2m) , en la época de lluvias, hubo la mayor cantidad de rebrotes /planta (Figura 3).

Figura 3. Efecto de la interacci6n de los factores modalidad y distancia sobre el número de rebrotes en bancos de Leucaena en cuatro épocas del año.

Figura 3. Efecto de la interacci6n de los factores modalidad y distancia sobre el número de rebrotes en bancos de Leucaena en cuatro épocas del año.

El número de hoja presentó diferencias (P<0,05) entre los diferentes períodos. de evaluación, obteniéndose su mayor valor en la época salida de lluvias con un promedio de 126 hojas/planta, seguido por la entrada de lluvias con 119, lluvias 100 y sequía 48 hojas/ planta (Figura 4).

En la época de lluvia se encontraron diferencias (P<0,05) para el número de hojas / planta en el T4 (hd 2m: 176 hojas) , en la salida de lluvia los mayores valores (P<0,05) se obtuvieron en los tratamientos T2 (hs 2m) : 131, T3 (hd lm) : 136 y T4 (hd 2m) : 135 hojas sobre el tratamiento T1 (hs lm) : 101 hojas.

En la época seca, en líneas generales, hubo muy poca producción en el número de hojas, no presentando dite-rencias (P>0,05) por efecto de los distintos trata-mientos; sin embargo, el T2 (hs 2m) presentó el mayor valor para esta época con 69 hojas/planta. En la época entrada de lluvia, se apreció un efecto significativo (P<0,05) de la combinación hilera doble distancia 2m (T4) con 132 hojas/planta, con tendencias decrecientes hasta llegar alcanzar el menor valor en el TI (hs lm: 68 hojas). Es importante señalar que el número de hojas/planta, en general, presenta sus mayores valores en T3 (hd lm) y T4 (hd 2m) (Figura 4).

Figura 4. Efectos de la interacción de los factores modalidad y distancia sobre el número de hojas en bancos de Leucaenas en cuatro estaciones del año.

Figura 4. Efectos de la interacción de los factores modalidad y distancia sobre el número de hojas en bancos de Leucaenas en cuatro estaciones del año.

El número de hojas/rebrote no presentó diferencias (P>0,05) entre las épocas y entre los tratamientos; no obstante, se observa que en. la época salida de lluvia fue donde se obtuvo la mayor cantidad, con 19 hojas/ rebrote, y la menor en sequía con 9 hojas/rebrote; mientras que en la época salida de lluvia se encontró el mayor valor con 26 hojas/rebrote (Figura 5).

Los valores obtenidos en este trabajo son producto de que en la época de. entrada de lluvias, fue cuando se realiz6 la ultima evaluación, y consecuentemente hubo mayor desarrollo en cuanto a longitud de la planta y del rebrote, además de observarse nuevamente mayor efecto en las combinaciones que generan mayor densidad hilera doble con las distancias 1 y 2m.

Figura 5. Efecto de la interacción de los factores modalidad y distancia sobre el número de hojas/rebrote en bancos de Leucaena en cuatro épocas del año.

Figura 5. Efecto de la interacción de los factores modalidad y distancia sobre el número de hojas/rebrote en bancos de Leucaena en cuatro épocas del año.

Para el caso del número de hojas/planta, el mejor resultado fue en la época de lluvia en la combinación hilera doble 2m (T4); al comparar la producción de hojas entre épocas se tiene el valor mayor en la época salida de lluvias y la menor en la época seca. Para ambos casos, ocurre de nuevo el efecto disponibilidad de agua - densidad de siembra, lo que permite inferir que el patrón de siembra T4, además de generar una alta densidad, también permite una mayor captación de luz solar y agua del suelo por efecto de la combinación de la modalidad (hd) con la distancia (2m); esta última permite un mayor desarrollo de primordios foliares laterales y lo la emisión de nuevos brotes.

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

  • La producción (kg MS/ha) , distribución la biomasa presente en ramas finas (diámetro < 6 mm) y gruesas (diámetro > 6mm) de hojas y tallos; así como en las características estructurales (altura de la planta, del rebrote y número de hojas) las determinó el efecto de los patrones de siembra modalidad (hd) y distancia 1 y 2m (T3 y T4).

  • En las épocas de lluvias entrada de lluvias, fue donde se obtuvieron los mejores resultados en cuanto a la producción y distribución de la biomasa presente.

  • Sobre la base de los resultados obtenidos, los patrones de siembra para el establecimiento de bancos de leucaena deberán ser con la modalidad hilera doble (hd) y sus interacciones con las distancias 1 y 2m (T3 y T4) .

  • Sería interesante establecer estudios orientados al efecto de éste sistema de siembra en bancos, sobre el crecimiento y la producción animal.

SUMMARY

An experiment was set up conducted at the Antonia Research Station, Universidad Central de Venezuela, Yaracuy state (1002228" N, 68040145" W), to evaluate the effect of sown pattern (SP) of Leucaena leucocephala upon dry matter production, and sward structure. The leguines banks were established in october 1992 (0.5 m within rows) the experimental design was a factorial arrangement of treatments completed, at random, replicated tee twice. The factors studied were: row pattern (RP) double (dh) and single (sh) row and row distance one (lm) and two (2m) for a total of four treatments: T1(sh lm), T2 (sh 2m), T3 (dh lm) and T4 (dh 2m) , resulting densities of: 21,840; 10,000; 28,560 and 18,480 plants/ha, respectively. After a leveling cutting in august 93, the experimental areas were sampled harvested in october 93, december 93, february, 94 and april 94. There was affect (P<0.01) of row pattern upon total dry matter production (dh: 4,790 Vs sh; 1,794 kg/ha), leave dry matter production (737 and 335 vs 1,594 and 1,025 kg/ha) and stem dry matter production (497 and 229 Vs 1,376 and 796 kg/ha) either for the available and unavailable biomass (2, 101 vs 1, 119 Kg/Ms/ha) 1 respectively, similar, there were difference (P<0.01) between double and simple row, in plant height (cm) (180), reegrowth,(119) and leaf number (112). The row distance factor modified (P<0.01) the dry matter production of stem and leaf components and available and unavailable biomass present.

Key words: Leucaena leucocephala; production; structure; sown pattern.

BIBLIOGRAFÍA

Arriojas, L. 1986. Leucaena leucocephala como planta forrajera. Las leguminosas en la alimentación animal. Revista de la Facultad de Agronomía de la Universidad Central de Venezüela. Alcancé N° 35:169-192.

Cáceres, 0. y H. Santana. 1990. Valor nutritivo de Leucaena leucocephala cv. Cunnigham en diferentes momentos del año. Pastos y Forrajes 13:197- 202. 

Chacón, E. y T. H. Stobbs. 1976. Influence of progressive defoliation of a grass sward on the eating behavior of cattle. Australian Journal of Agricultural Research, 27:709-727.

Chacón, E., T. H. Stobbs y M. B. Dale. 1978. Influence of sward characteristics on grazing behavior and growth of Hereford steers grazing tropical grass pasture. Australian Jourhal of Agricultural Researeh, 29:89-102.

Chacón, E., S. Camacaro, P. Soler, J. Diaz, A. Torres y F. Espinoza. 1995. Manejo de bancos de leguminosas con bovinos a pastoreo. En: Tejos, R., Camargo, M. y Zambrano, C. ( .Eds). I Seminario Manejo y Utilización de Pastos y Forrajes en Sistemas de Producción. Universidad Ezequiel Zamora. Guanare. Ven.,pp. 124-134.

Ewel, J. E. y A. Madriz. 1968. Zonas de vida de Venezuela. Memoria Explicativa Caracas, Ed. Arte. Ministerio de Agricultura, pp 25.

Faría, J. 1997. Siembra, manejo y utilización de Leucaena leucocephala. En: R. Tejo, C. Zambrano, M. Camargo, L. Mancilla y W. Garcia (Eds). III Seminario de Pastos y Forrajes en Sistemas de Producción Animal. Universidad Ezequiel Zamora. Barinas, Venezuela. p. 25.

Gasto. 1982. Dinámica de la descarga de la pastura y su arquitectura. En: Germoplasma forrajero bajo pastoreo en pequeñas parcelas. Metodología de Evaluación. Cali, Colombia. CIAT, pp. 82-106.

Isidor, M. 1996. Observaciones y experiencias en el comportamiento productivo de ganado de leche y/o carne consumiendo leguminosas. En: T. Clavero (Ed) . Leguminosas forrajeras arbóreas en la agricultura tropical. Centro de Transformación de Tecnología en Plantas y Forrajes de la Universidad del Zulia Maracaibo. Venezuela, pp. 67-78.

Jordan, H., D. Cino y A. Roque. 1995. Una nota sobre el comportamiento de la vaca lechera en bancos de proteínas de Leucaena leucocephala durante el período seco. Revista Cubana de Ciencia Agrícola, 29(1):19-22.

Lascano, C. E. 1996. Oportunidades y Retos en la utilización de leguminosas arbustivas como forraje suplementario en sistemas de doble propósito En: T. Clavero (Ed). Leguminosas forrajeras arbóreas en la agricultura tropical Centro de Transferencia de Tecnología en Pastos y Forrajes de la Universidad del Zulia. Maracaibo, Venezuela, pp. 29-40.

Larcher, W. 1977. Ecofisiología vegetal. Barcelona, España. Ediciones Omega, S.A., 305 p.

Litle, D. y J. Hill. 1978. Métodos estadísticos para la investigación en la agricultura 2da. ed. Trillas, México, 350 p.

Mateucci, S. y A, Colma. 1982. Metodología para el estudio de la vegetación. Secretaría General de la organización de los Estados Americanos. Programa Regional de Desarrollo Científico y Tecnológico, Washington, DC. 168 p.

Martínez, M, L. Tergas y A. Mende-Cruz. 1990. Producción de forraje y valor nutritivo en Leucaena leucocephala en la región semiárida del sur de Puerto Rico. Pasturas Tropicales, 12(3):25-28.

Ruiz, T., E. Castillo, G. Febles, R. Puentes y L. Díaz. 1995. Sistema de producción de carne en pastoreo cambiando de asociaciones de gramíneas y leguminosas rastreras y arbustivas según etapa en el ciclo de ceba. Anãis da 12a Reunião de ALPA. Campinas, SP, Brasil, p. 125 (resumen).

Steel, L. y J. H. Torrie. 1960. Principles and procedures of statistics. McGraw-Hill, New York.

Toledo, J. M. y R. Schultze-Kraft. 1982. Metodología para la evaluación agronómico de pastos tropicales. En: Toledo, J. M. (Ed). Manual para la evaluación agronómico. Red Internacional de Evaluación de Pastos Tropicales. Cali, Colombia. CIAT, pp. 91-110.

Torres, A., E. Chacón, L. Arriojas y L. Sayago. 1994. Efecto de patrones de siembra sobre la arquitectura, producción y utilización de biomasa de Leucaena leucocephala por bovinos a pastoreo. En: VIII Congreso Venezolano de Zootecnia. Universidad Rómulo Gallegos, San Juan de los Morros, Venezuela. p. F002. (Resúmenes).

Urbano, D. y C. Dávila. Asociación de gramíneas y arbustos forrajeros en el Piedemonte Andino. En: R. Tejos, C. Zanibrano, M. Camargo, L. Mancilla y W. García (Eds). III Seminario Pastos y Forrajes en sistemas de Producción Animal. Universidad Ezequiel Zamora, Barinas, Venezuela, p. 144.


^

Zootecnia Tropical > Sumario de la Colección > Volumen 18