Zootecnia Tropical > Sumario de la Colección > Volumen 17

Zootecnia Tropical 17(2): 229-242. 1999 

INFLUENCIA DE LA SUPLEMENTACIÓN CON UN BLOQUE DE MINERALES SOBRE LAS VARIABLES PRODUCTIVAS DE VACAS DE DOBLE PROPÓSITO PASTOREANDO Cynodon nlemfuensis

Leopoldo Gabaldón, Jorge Combellas, Alvaro Ojeda y Ornella La Rocca 


Universidad Central de Venezuela, facultad de Agronomía, 
Apartado 4579, Maracay, Venezuela. 


 INTRODUCCIÓN 

Las deficiencias de elementos minerales en las sabanas de nuestro país son conocidas desde hace varias décadas (3) y los estudios de suplementación mineral se han concentrado principalmente en los sistemas de bovinos de carne ubicados en esas áreas. Godoy y Chicco (7) en una revisión reciente de esos trabajos, concluyen que en esas condiciones existen deficiencias generalizadas de fósforo y sodio, localizadas de cinc, cobre y cobalto y no hay información sobre selenio, yodo y molibdeno, observándose una respuesta favorable en la eficiencia reproductiva a la suplementación mineral, particularmente con fósforo. La información en sistemas de doble propósito con vacas pastoreando gramíneas cultivadas es escasa, siendo estas especies de mejor valor nutritivo y localizadas generalmente en suelos de mayor fertilidad que las sabanas. Sin embargo, las producciones de leche de las vacas en estos sistemas son generalmente superiores a las de bovinos de carne y aun con pastos de superior calidad las concentraciones de minerales pueden ser insuficientes para cubrirlos (12) . 

La manera más usual de ofrecer minerales a animales sin recibir concentrados es mediante la oferta directa de mezclas minerales en saleros y una alternativa para estimular su consumo es mediante la incorporación de ingredientes apetecibles, como la melaza, en un vehículo como el bloque que restringe el consumo excesivo por los animales dominantes del rebaño. El presente trabajo tuvo por objetivo evaluar la incidencia de la suplementación mineral a través de un bloque sobre las características productivas de vacas de doble propósito en lactación pastoreando estrella (Cynodon nlemfuensis) .

 MATERIALES Y MÉTODOS 

Ubicación 

El experimento se realizó en la finca Casa Grande, ubicada cerca de Yaracal, Edo. Falcón, y los potreros estaban aproximadamente a 500 m del río Tocuyo. La zona está caracterizada por una temperatura anual promedio de 26,5°C, una precipitación anual de 1176 mm con sólo dos meses de sequía y una humedad relativa de 80 a 90%. Los suelos son Inceptisoles con una fertilidad moderada y un drenaje moderado. El experimento comenzó en Mayo de 1994 y finalizó en Septiembre de 1995. 

Diseño experimental, animales y manejo 

Se utilizó un diseño completamente aleatorizado con la finalidad de comparar dos tratamientos, un testigo (T) pastoreando estrella sin ningún tipo de suplemento, siendo este el manejo rutinario de la finca y un tratamiento con suplementación mineral (8) mediante el uso de un bloque formulado para estimular su consumo. Los resultados de producción de leche por lactancia se ajustaron utilizando la producción de leche durante la lactancia anterior como covariable. 

Se emplearon 20 vacas de 2 o más partos por tratamiento, cruces de Bos taurus y Bos indicus con predominancia de Bos taurus, las cuales se asignaron a los tratamientos de manera alterna después del parto. Las vacas pastoreaban seis potreros en una rotación a juicio del propietario, utilizando una carga de una vaca por hectárea. Los potreros no fueron fertilizados ni regados y tenían agua disponible permanentemente en bebederos. Todos los 60 animales del rebaño en ordeño pastoreaban en un solo grupo, eran recogidos en la mañana para el único ordeño manual y al concluir el mismo se separaban los del tratamiento B en un corral donde se ofrecían cinco bloques a los animales por un período diario aproximado de una hora, durante toda la lactancia. Se utilizó monta natural y dos toros acompañaron a las vacas durante el ensayo. Los becerros se separaron de las madres tres días después del parto y se alimentaron posteriormente mediante un sistema de cría artificial. 

La formulación de los bloques se presenta en el Cuadro 1 e incluía un 35% de una mezcla mineral comercial (Nutriservi ® para ganado lechero, Maracay) . La composición de la mezcla mineral según el fabricante fue de: 20% Ca, 14% P, 7% Na, 0,70% S, 0,70% Zn, 0,50% Mg, 0,30% Cu, 0,25% Mn, 0,008% I, 0,002% Co y 0,002% Se. Los bloques contenían además melaza y harina de residuos de maíz para favorecer su consumo y fueron elaborados mensualmente en la Facultad de Agronomía, Maracay. 

Mediciones y análisis 

Alimentos: Se tomaron cinco cuadrados de 0,5 x 0,5 m a nivel del suelo una vez al mes en un día fijo y en el potrero donde estuviesen los animales para estimar el forraje presente. Las muestras se pesaron y se agruparon en dos sub-muestras, una para separar hojas de tallos y la otra se secó a 65°C, se molió a través de una criba de l mm y se analizaron los contenidos de ceniza y proteína cruda (2), fibra insoluble en detergente neutro (FIDA, 8), calcio por espectrometría (6) y fósforo por colorimetría (9) .Muestras trimestrales de bloques fueron analizadas por las mismas fracciones químicas. 

Cuadro1. Formulación y composición química del bloque mineral.

Animales: La producción de leche se determinó quincenalmente y se tomó una muestra mensual para determinar su contenido de grasa mediante el método de Babcock (2) .Los animales se pesaron, se estimó la condición corporal mediante una escala del 1 al 5 (4) y se tomaron muestras sanguíneas de la vena caudal entre 60 a 90 días postparto. Las vacas se palparon mensualmente hasta quedar preñadas y se tornó la fecha del siguiente parto para determinar el intervalo entre partos. El consumo de bloques se determinó semanalmente por diferencia entre la cantidad ofrecida y la rechazada. Se utilizó un análisis de covariancia para comparar la producción de leche por lactancia entre ambos tratamientos utilizando la producción de leche del año anterior como covariable y un análisis de variancia para comparar los contenidos de grasa de la leche, la condición corporal y los intervalos entre partos. 

Muestras de sangre: Las muestras de sangre fueron recogidas en tubos al vacío con heparina y centrifugadas a 3.000 rpm por 8 minutos en la finca para luego separar y congelar el plasma sanguíneo. Estas muestras fueron descongeladas posteriormente en el Laboratorio de Nutrición Animal y determinados los contenidos de albúmina, urea y fósforo inorgánico mediante la metodología descrita por FAO/IAEA (5) . 

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Forraje presente y consumo de bloques

La cantidad de forraje presente fue en promedio de 3.726 kg MS/ha y en todos los muestreos (Cuadro 2) estuvo por encima de 2.000 kg MS/ha valor por debajo del cual limita el consumo (12) .Por el contrarío, los valores promedios de calcio y fósforo en el forraje ofrecido fueron de 0,37 y 0,24% y en la mayoría de los muestreos individuales estuvieron por debajo de las necesidades de las vacas. En este sentido el NRC (13) señala que los requerimientos en la dieta de una vaca de 400 kg de peso, ganando 200 g/día de peso y produciendo 7 kg/día con 5% de grasa, similar a la producción de leche de las vacas del ensayo al inicio de la lactancia, son de 0,43% de calcio y 0,28% de fósforo. No obstante, la estrella es una gramínea estolonífera y de fácil selección de las hojas por el animal, la concentración de estos elementos, en particular de calcio, varia mucho entre tallos y hojas en esta especie. Esto se observó en una experiencia realizada en la misma finca el año anterior en la cual se hicieron muestreos mensuales durante un año, siendo los contenidos de calcio en hojas y tallos (11) de 0,52 y 0,13% y los de fósforo de 0,31 y 0,25% respectivamente. Sin embargo, la relación hoja/tallo disminuyó apreciablemente entre Febrero y Junio de 1995 (Cuadro 2) , asociada a una reducción en las precipitaciones, y posiblemente el forraje consumido por el animal tenia una concentración de estos elementos inferior a las necesidades de los mismos. 

Cuadro 2. Biomasa presente, relación hoja/tallo y composición química del pasto desde Mayo 1994 hasta Septiembre 1995.

 

El aporte de minerales por los bloques fue apreciable, aumentando progresivamente el consumo con el avanzar, del experimento y llegando a 0,8 -0,9 kg/día. en Diciembre (Cuadro 3), momento en el cual se decidió controlar su oferta aproximadamente a 0,40 kg/día por animal. Este consumo suplía más de 40 g de Ca y 23 g de P, sobrepasando los requerimientos del animal.

Cuadro 3. Consumo diario de bloque por animal durante el ensayo.

Influencia de la suplementación sobre las variables productivas 

El tratamiento con bloques mejoró significativamente la producción de leche por lactancia en más de un 30% y hubo una tendencia a aumentar el contenido de grasa de la leche (Cuadro 4) .La información publicada sobre la respuesta en producción de leche a la suplementación mineral en el trópico es escasa y contrastante (7) .Así, Holroyd et al. (10) no observaron diferencias en producción de leche en vacas con y sin suplemento mineral (4,4 v s 4,1 kg/día) en un trabajo realizado durante 3 años al norte de Australia, con animales mestizos E. taurus x E. indicus consumiendo pastos nativos. Sin embargo, en otro experimento (1) realizado en condiciones similares al anterior, con vacas Brahman en primera lactancia, se encontraron mejoras en la producción de leche en la estación lluviosa (4,6 v s 4,1 kg/día) .Se observó una tendencia a aumentar el porcentaje de grasa con la suplementación (P<0,10) .Sin embargo, en la literatura revisada no se encontraron evidencias de variaciones en el contenido de grasa debidas a deficiencias minerales.

Cuadro 4. Influencia del bloque mineral sobre las variables productivas. 

El porcentaje de preñez durante los 240 días del ensayo fue elevado en ambos grupos (95%), quedando vacía sólo una vaca en cada tratamiento. El intervalo entre partos fue de 373 y 412 días para los tratamientos con y sin suplementación, siendo menor (P<0,10) en 39 días para los animales que consumieron bloques de minerales (Cuadro 4) .La influencia de la suplementación sobre variables reproductivas en bovinos de carne también fue revisada por Godoy y Chicco (7), quienes concluyen que la suplementación mineral mejora la tasa de pariciones en 15 a 30 unidades porcentuales. Esta información ha sido obtenida con pastos nativos en suelos de baja fertilidad y los resultados del presente trabajo indican que la reproducción también puede ser mejorada, mediante una suplementación mineral en animales de doble propósito pastoreando gramíneas introducidas en suelos de mejor calidad, disminuyendo el intervalo entre partos en 39 días en este trabajo. El peso y la condición corporal no estuvieron asociados a estos cambios (Cuadro 4), pero las mediciones sólo se realizaron al inicio de la lactancia, no muestrando el efecto de los tratamientos. 

Metabolitos sanguíneos 

El fósforo fue el único elemento analizado en el plasma y no se observaron diferencias estadísticas entre tratamientos, presentándose contenidos sanguíneos inferiores a los niveles críticos de referencia (5) en sólo lo 2 animales de cada tratamiento (Cuadro 5) .Sin embargo, en varios trabajos realizados con bovinos de carne (7) se han observado valores hemáticos dentro de los rangos normales, a pesar de observarse deficiencias acentuadas de este elemento en los pastos. 

Cuadro 5. Concentración de metabolitos sanguíneos entre los 60 y 90 días postparto y número de vacas en el rango critico. 

Las muestras de plasma sanguíneo también fueron utilizadas para analizar la albúmina y la urea, los cuales son indicadores de deficiencias proteicas en la dieta. Los niveles promedios de ambos metabolitos estuvieron dentro de los rangos normales de los bovinos (5) .Sin embargo, un número significativo de animales en ambos tratamientos estuvieron debajo de los umbrales críticos de urea (Cuadro 5) .Valores bajos de urea sanguínea son indicativos de un desbalance entre el nitrógeno y la energía degradables en el rumen, lo que pudiera reflejar los resultados del presente estudio, pues la dieta a inicios de la lactancia en estas vacas debía tener 11,6% de proteína (13) y la muestra total de pasto tenia 5,4% de este nutriente. Aun considerando únicamente el contenido de PC de las hojas (10,0±1,9%) de un estudio anterior (11), pueden haber deficiencias que limitan la expresión del potencial gen ético de estos animales al inicio de la lactancia. 

Implicaciones prácticas 

Los aumentos en la producción de leche con la suplementaci6n mineral y la tendencia a disminuir el intervalo entre partos con esta práctica indican que se pueden presentar deficiencias minerales en sistemas de doble propósito con vacas a bajos niveles de producción pastoreando gramíneas cultivadas en suelos aluviales de reciente formación. Se requieren estudios más específicos para determinar el o los elementos deficientes en los pastos de la zona. Los análisis de urea sanguínea señalan que puede haber un desbalance entre el nitrógeno y la energía degradable en el rumen, asociados a un bajo nivel de PC cruda en los pastos, que también puede estar afectando los valores productivos de los animales, abriendo nuevas perspectivas para futuros estudios. 

AGRADECIMIENTOS 

Este estudio fue parcialmente financiado por el Organismo Internacional de Energía Atómica, Contrato de Investigación N° 6893. Agradecemos a los hermanos Valladares, propietarios de la finca Casa Grande, por la colaboración prestada durante el desarrollo de este trabajo.

RESUMEN 

Se realizó un experimento en una finca comercial ubicada a orillas del río Tocuyo en Yaracal, Edo. Falcón, con la finalidad de evaluar la influencia de un bloque mineral ofrecido después del único ordeño sobre las características productivas de vacas de doble propósito pastoreando Cynodon nlemfuensis. Se utilizaron 40 vacas las cuales se asignaron al parto a dos tratamientos, un testigo (T) y un tratamiento de suplementación con bloques minerales (E) .El bloque contenía 35% de una mezcla mineral y su consumo aumentó progresivamente hasta la mitad del ensayo, limitándose su consumo a aproximadamente 400 g/día por animal en la segunda mitad. En los tratamientos T y E la producción promedio por lactancia aumentó de 1.006 a 1.325 kg (P<0,05) y el intervalo entre partos disminuyó de 412 a 373 días (P<0,10) con la suplementación. Las concentraciones sanguíneas de fósforo estuvieron dentro de los valores normales para bovinos y un número significativo de animales presentaron niveles críticos de urea sanguínea, indicador de un desbalance entre el nitrógeno y la energía degradable en el rumen, posiblemente asociados a deficiencias de proteína en la dieta. Los resultados indican que se pueden presentar deficiencias minerales en estas condiciones que afectan tanto la producción de leche como la eficiencia reproductiva de las vacas.

Palabras Clave: Bloques, Minerales, Bovinos, producción, Urea sanguínea.

 SUMARY 

INFLUENCE OF MINERAL BLOCK SUPPLEMENTATION ON PRODUCTlVE CHARACTERISTICS OF DUAL PURPOSE COWS GRAZING Cynodon nlemfuensis 

An experiment was carried out on a commercial farro located on the bank of the Tocuyo river,Yaracal, Falcón state, to evaluate the influence of a mineral block without urea offered after the oncedaily milking on the productive characteristics of dual purpose cows grazing Cynodon nlemfuen.si.s. Forty cows were distributed at calving into two treatments, a control (T) and a supplementation treatment with the mineral blocks (B) .The block contained 35% of a commercial mineral and its consumption increased until the middle of the trial and was limited afterwards to approximately 400 g/day. On treatments T and B average milk yields per lactation increased from 1,006 to 1,325 kg (P<0.05) and a trend of calving intervals to decrease with supplementation was observed. Phosphorous blood plasma concentrations were within normal range for cattle and a significant number of cows presented critical values of blood urea, indicative of an imbalance between degradable nitrogen and energy in the rumen, possibly associated with low dietary protein levels. The results indicate that mineral deficiencies could be present even in these soils rich in sediments, negatively influencing cows milk yield and reproductive efficiency. 

Key Words: Block, Minerals, Catt,le, Mi¡k yield, Reproquctive efficiency, Bloodurea 

BIBLIOGRAFÍA 

  1. ALLAN , P. J. , J. C. LITSCHNER y A. J. SWAIN. Factors affecting the milk yield of beef cows in Northern Queensland. Proc. Austr. Soc. Anim. Prod., 9:271-275. 1972. 

  2. AOAC. Official Methods of Analysis (14th ed) . Association of Official Agricultural Chemists, Washington, D.C. 1984. 

  3. CHICCO, C.F. y M.H. FRENCH; Observaciones sobre deficiencias de calcio y fósforo en los animales de las regiones ganaderas del centro y este de Venezuela. Agron. Trop. 9:41-51. 1959.

  4. EAST OF SCOTLAND COLLEGE OF AGRICULTURE. Advisory leaflet N° 100. 1976. 

  5. FAO/IAEA. Nutritional Metabolic Kit Protocols. Joint FAO/IAEA Programme, Viena. 1993. 

  6. FICK, K.R., C.B. AMMERMAN, C.H. MCGOWAN, P. E. LOGGINGS y J.A. CORNELL. Influence of supplernental energy and biuret nitrogen on the utilization of low quality roughage by sheep. J. Anirn. Sci., 36:137147. 1973. 

  7. GODOY, S. Y C.F. CHICCO. Respuesta productiva a la suplementación mineral de bovinos a pastoreo. pp.25-59. En: Plasse, D., N. Peña de Borsotti y J. Arango (Eds.) .XI Cursillo sobre Bovinos de Carne. FCV-UCV, Maracay. 1995. 

  8. GOERING, H.K. y P.J. Van SOEST. Forage Fiber Analysis. Agricultural Research Service, USDA Agricultural Handbook N° 21. 1970. 

  9. HARRIS, W.D. y P. POPAT. Determination of the phosphorus content of lipids. J. Amer. Oil Chern. Soc., 32:124-127. 1954. 

  10. HOLROYD, R.G., P.K. O'ROURKE Y P.J. ALLAN. Effect of pasture type and supplementary feeding on the milk yield of Shorthorn and Brahman cross cow and the growth rate of their progeny in the dry tropics of North Queensland. Austr. J. Exp. Agric. Anim. Husb., 19:389-39. 1979. 

  11. La ROCCA, O., A. OJEDA, J. COMBELLAS, L. GABALDáN, A. ESCOBAR, N. MARTÍNEZ, N. y M. BENEZRA. Blood metabolites and their relationship with production variables in dual purpose cows in Venezuela. ereventive Vet. Medicine, 38:133-145. 1999.

  12. MINSON, D.J. Forage in Ruminant Nutrition. Academic Press, San Diego. 1990.

  13. NRC. The Nutrient Requirements of Dairy Cattle. National Research Council, National Academy of Science, Washington, D.C. 1989.


^

Zootecnia Tropical > Sumario de la Colección > Volumen 17