Zootecnia Tropical > Sumario de la Colección > Volumen 17

Zootecnia Tropical, 17 (1) :51-611 1999 

SUSTITUCION DE CASCARILLA DE SOYA POR CAMA DE POLLOS EN EL CONCENTRADO DE VACAS DE DOBLE PROPOSITO EN PASTOREO

Leopoldo Gabaldón, Jorge Helo, Carolina Laine y Jorge Combellas

Universidad Central de Venezuela, Facultad de Agronomía. 
Apartado 4579, Maracay, Venezuela.
Recibido: 14-12-1998Aceptado 01-02-1999


INTRODUCCIÓN

La base de la dieta en vacas de doble propósito la constituyen los pastos tropicales, sin embargo, la calidad de los mismos puede limitar su respuesta productiva y es necesario recurrir a concentrados para satisfacer las necesidades de nutrientes del animal. En Venezuela, las materias primas utilizadas para su elaboración tienen un alto componente importado, lo que obliga a utilizar subproductos agroindustriales a fin de reducir sus costos y limitar la competencia con las especies de rumiantes.

Las excretas de aves, tanto el estiércol de ponedoras como la cama de pollos, son subproductos de la industria avícola disponibles a bajo costo y utilizados en la alimentación de rumiantes, pero la información sobre su uso en vacas de doble propósito, pastoreando gramíneas es limitada. El estiércol de ponedoras es fuente de nitrógeno degradable y minerales y ha sido evaluado en vacas de alta producción en países templados, observándose que puede constituir hasta el 10 % de la dieta sustituyendo a otros recursos más costosos sin afectar la producción de leche (9,11), pero a niveles mayores la respuesta productiva disminuye apreciablemente (9,10). Las experiencias con cama de pollos se han orientado hacia bovinos de carne en crecimiento, siendo utilizada como fuente de nitrógeno degradable, minerales y energía en épocas de baja disponibilidad de recursos forrajeros.

En el presente trabajo se evaluó la incorporación de cama de pollos a un concentrado ofrecido a bajo nivel en vacas de doble propósito, sustituyendo totalmente a la cascarilla de soya, la cual constituía cerca de la mitad del suplemento.

Materiales y Métodos

Se realizó un experimento en la Facultad de Agronomía, Maracay, a 452 msnm y temperatura promedio anual de 24,7°C y una precipitación promedio de 852 mm concentrados principalmente en una estación lluviosa (Mayo-Noviembre) . Se compararon dos tratamientos de suplementación, consistentes en concentrados ofrecidos a un mismo nivel de 2, 5 kg/día en partes iguales durante los ordeílos, y en los cuales se sustituyó la cascarilla de soya, la urea y la mitad de la mezcla mineral del control (CS) por cama de pollos (CP) (Cuadro 1) . Se utilizaron 30 vacas 5/8 a 314 Holstein x Brahman de más de un parto, las cuales comenzaron a parir en Mayo de 1997 con el comienzo de la época lluviosa y pastoreaban en un solo grupo 18 potreros de Cynodon nlemfuensis y Dígitaria swasilandensis sin fertilización, en un área total de 20 ha. Estas se asignaron alternativamente a cada tratamiento después del parto hasta los 120 días de lactación, después de los cuales todos los animales recibían el tratamiento control hasta finalizar la lactancia.

Cuadro 1. Composición de los concentrados.


  Tratamiento
CS CP

Harina de maíz 46,5 47,5
Cascarilla de soya 49,0 --
Cama de pollos -- 50,0
Minerales 2,0 1,0
Sal común 1,5 1,5
Urea 1,0 --

Los animales se ordeñaban dos veces diarias y eran sometidos a un amamantamiento restringido por sus becerros durante media hora después del ordeno matutino hasta alcanzar 90 kg de peso. Las vacas se sometieron a una estación de monta de 6 meses, entre Agosto de 1997 y Febrero de 1998, donde los toros permanecieron con las vacas todo el tiempo excepto durante los ordeños y se tomó la información del siguiente parto para determinar el intervalo entre partos.

La producción de leche vendible se midió diariamente y la consumida por el becerro se estimó semanalmente por la técnica del doble pesaje. Se tomaron muestras de leche de la leche vendible cada mes y se analizaron los contenidos de grasa mediante el método de Babcock (2) . Las vacas se pesaron al momento del parto y luego quincenalmente hasta los 120 días de lactación y los becerros se pesaron semanalmente hasta alcanzar el peso de destete.

La biomasa presente en la entrada de los potreros se estimó lanzando 10 marcos de 0,5 x 0,5 m y cortando las muestras a nivel del suelo. Una submuestra se utilizó para estimar las proporciones de hojas, tallos y material muerto y otra se secó a 65°C por 48 h, se molió a través de una criba de 1 mm y se analizaron los contenidos de materia seca y proteína cruda (2) , fibra insoluble en detergente neutro (FIDN, 4), calcio (3) y fósforo (5). Los concentrados fueron sometidos a los mismos procesos de secado y molido de los pastos y se analizaron las fracciones químicas antes descritas. Los resultados fueron analizados por una prueba de "t" de Student para un diseño completamente aleatorizado.

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Biomasa presente y composición química de los alimentos

Los tratamientos experimentales se realizaran durante la época lluviosa y la biomasa presente fue aproximadamente de 4000 kg/ha (Cuadro 2), casi el doble de los valores a los cuales esta variable restringe al consumo (6), lo cual se explica por el alto crecimiento de los pastos en esta época. Además, las hojas constituían aproximadamente la mitad de la oferta total, permitiendo la selección por los animales de una dieta con contenidos superiores en proteína cruda, calcio y fósforo a las del material total disponible (Cuadro 3) . Las diferencias son apreciables en particular en los porcentajes de proteína cruda de estos pastos, alcanzando cifras más de dos veces superiores en las hojas que en los tallos.

Cuadro 2. Biomasa presente y relación hoja/tallo


Biomasa presente (kg MS/ha) 3.92±258
Hojas (%) 45±6
Tallos (%) 50±8
Material muerto (%) 5±3
Relación hoja/tallo 0,90±0,02

La composición química de la cama de pollos también se presenta en este cuadro, observándose que por su contenido de proteína cruda se puede considerar de calidad intermedia según los promedios para camas de distintas calidades revisados por Andrade et al. (1). Los valores de este nutriente fueron ligeramente superiores en el concentrado con cama (CP) que en el concentrado control (CS), a pesar de haberse planificado que fuesen isoprotéicos, y puede ser debido a variaciones entre los distintos lotes de material incorporados en las mezclas. Este recurso es muy variable en calidad dependiendo principalmente del número de camadas que se crían sobre el material base y el origen de esta, variando su contenido de proteína cruda, según los autores antes mencionados, entre 14,1 y 31,0% en camas de baja y alta calidad al ser utilizadas como alimentos. Los contenidos de calcio y fósforo de las camas utilizadas estuvieron por encima de las cifras de referencia también señalados por Andrade et al. (1).

Cuadro 3. Composición química del pasto y los suplementos.


 

Fracción química  (%)

PC FIDN Ca P

Pasto 7,1 77,7 0,41 0,38
Hoja 10,9 73,3 0,67 0,54
Tallo 4,5 80,9 0,14 0,41
Cama de pollos 23,3 54,5 3,00 2,20
Concentrado CS 17,1 50,8 0,76 0,91
Concentrado CP 19,3 49,8 1,28 1,82

Respuesta productiva de los animales

La sustitución de cascarilla de soya por cama disminuyó la producción de leche vendible (P<0,10) durante el período experimental (Cuadro 4). Esta disminución equivale a cerca de 1,1 kg diario y el efecto desapareció después de los 120 días al eliminar la cama del concentrado, igualándose las producciones durante la segunda mitad de la lactancia. El contenido de grasa en la leche vendible durante el ensayo fue muy variable y sin diferencias entre tratamientos, siendo los promedios bastante bajos, entre 2,3 y 2,71. Valores similares han sido observados en otras experiencias realizadas en el rebaño y han sido atribuidos a la alta concentración de grasa en la leche residual retenida por la vaca para el amamantamiento del becerro (8) . La leche consumida por los becerros fue similar entre los tratamientos y fue en promedio de unos 2,8 kg/día, constituyendo aproximadamente el 251 de la leche producida al inicio de la lactancia, pero en términos energéticos representa un valor superior debido al mayor contenido de grasa antes señalado. La semejanza en los consumos de leche en las dietas evaluadas ocasionó ganancias de peso similares en los becerros de ambos grupos, cercanas a los 0,5 kg/día. Sólo una vaca en el tratamiento control y dos en el grupo con cama quedaron vacías durante la estación de monta, no observándose diferencias estadísticas (P>0,05) entre los intervalos entre parto y siendo los valores promedios bastante cercanos y próximos a los 365 días.

Las menores respuestas en producción de leche durante el ensayo pueden ser atribuidas a la menor concentración de energía de la cama de pollos en comparación con la cascarilla de soya. Esta variable no fue analizada en el ensayo, pero Andrade et al., (1) señalan que una cama a base cascarilla de arroz de calidad media tiene un NDT aproximado de 44,91, equivalente a 1,62 Mcal/kg y bastante inferior a las 2,98 Mcal/kg de la cascarilla de soya (7). La concentración de los otros nutrientes analizados, proteína cruda, calcio y fósforo, fue mayor en el concentrado con cama y por lo tanto no puede estar asociada a las menores respuestas obtenidas en este grupo. En las experiencias realizadas en países templados (9,11,19) se utilizó estiércol de ponedoras, la cual tiene un menor contenido de fibra que la cama con cascarilla de arroz aquí utilizada, y si bien la producción de leche no se redujo al incluirla hasta en un 10% de la dieta, las producciones de leche y el consumo también se redujeron apreciablemente al pasar de este nivel.

Cuadro 4. Producción de leche, variación de peso de los animales e intervalo entre partos.


 

Tratamiento

Sd
CS CP

Leche vendible (kg)
(0 - 120 dias) 1.001 869 92,9*
(120-240 dias) 779 794 128,3
(0 - 240 dias) 1.780 1.661 193,5
Leche consumida becerro (kg) 336 331 23,7
Grasa en leche vendible (%) 2,7 2,3 1,29
Variación peso (g/día)
Vacas (0-120 dias) -130 -110 0,08
Becerros (< 90 kg) 490 570 0,06
Dias entre partos 380 367 15,3
*P<0,10

       CONCLUSIONES

Los resultados obtenidos indican que la sustitución de cama por cascarilla de soya reduce significativamente la producción de leche y su uso no se justifica en las condiciones actuales de precio, a pesar de no observarse efectos residuales durante el resto de la lactancia ni efectos negativos sobre las variables reproductivas consideradas. Estas fuentes alimenticias constituyeron cerca del 50% de los suplementos, siendo por lo tanto necesario que la diferencia de costos de la sustitución de 1,25 kg de una materia prima por otra sea superior al valor de venta en la finca de 1,1 kg de leche para que se justifique el uso de la cama.

AGRADECIMIENTO

Los autores desean expresar su agradecimiento al CONICIT por el financiamiento parcial del estudio, Proyecto S1-97000528

RESUMEN

Se realizó un experimento con el objetivo de evaluar el efecto de la sustitución de cascarilla de soya por cama de pollo en el suplemento de vacas en lactancia pastoreando Digitaría swasilandensis y Cynodon nlemfuensis. Se utilizaron 30 vacas Brahman x Holstein en un diseño completamente aleatorizado, para comparar dos suplementos que contenían 46,5 o 47,51 harina de maíz, 1,5% sal común, 2,0 o 1,0% minerales y el tratamiento testigo (CS) contenía además 49% de Cascarilla de Soya y 1% de urea y el tratamiento a evaluar (CP) contenía 50% de cama de pollo. La biomasa de pasto presente era de 3920 kg MS/ha y contenía 7,1% de proteína cruda, 0,41% de calcio y 0,38% de fósforo. Se ofrecieron 2,5 kg/día de concentrado durante los primeros 120 días de la lactancia, la mitad en cada ordeño, y se realizó un amamantamiento restringido después del ordeño de la mañana durante 30 minutos. La producción de leche fue de 1.001 y 869 kg (P<0,10) en CS y CP en los primeros 120 días de la lactancia y no hubo efecto residual durante el resto de la lactancia ni diferencias en los intervalos entre partos. Las ganancias de peso y los consumos de leche de los becerros fueron similares entre los tratamientos. De los resultados obtenidos se puede concluir, que la sustitución en el suplemento de cascarilla de soya por cama de pollo en vacas pastoreando gramíneas de mediana calidad no afecta el intervalo entre partos, pero tiene un efecto negativo sobre la producción de leche que no justifica su uso en las condiciones actuales de precios.

Palabras Clave: Ganado lechero, Cama de pollos, Cascarilla de soya, Producción de leche.

SUBSTITUTION OF SOYBEAN HULLS BY POULTRY LITTER ON THE CONCENTRATE OF GRAZING DUAL PURPOSE COW DIETS

SUMMARY

In order to evaluate the substitution of soybean hulls by poultry litter in a concentrate for dual 15urpose cows grazing Dígitaría swasílandensís and Cynodon nlemfuensís, an experiment was carried out with 30 Brahman x Holstein cows. A completely randomized design was used to compare two supplements containing 46.5 or 47.5% maize meal, 1.5% salt, 2.0 or 1.0% mineral mixture and 49% soybean hulls plus 1 % urea in control treatment (CS) or 50 % poultry litter in the other treatment (CP) . Forage biomass was in average 3920 kg/ha and had 7.1% crude protein, 0.41% calcium and 0.38% phosphorous. The concentrate was of (2.5 kg/day) was offered in two equal portions at each milking period during the first 120 days of lactation and the calves suckled their dams for 30 min after the morning milking. Milk yields during the experimental period were 1001 and 869 kg/day in CS and CP (P<0.10) , without residual effects during the rest of lactation and without negative effects on the calving interval. Calves live weight gain and milk consumption were similar between treatments. It was concluded that the substitution of soybean hulls by poultry litter in the supplement of grazing dairy cows do not affect calving interval, but has a negative effect on milk yield and is not justified at the present price conditions. 

Key Word: Dairy cattle, Poultry litter, Soybean hulla, Milk production.

BIBLIOGRAFÍA

1. ANDRADE R., A. DE, G.M.DE CRUZ Y S.N. ESTEVES. Utilizagáo de cama-de-frango na alimentaqáo de bovinos. EMBRAPA, Centro de Pesquisa Pecuária do Sudeste. Circula técnica NOIO. 30 pp. 1997.

2. AOAC. Official Methods of Analysis (14th ed) . Association of Official Agricultural Chemists, Washington, D.C. 1984

3. FICK, K.R., C.B. AMMERMAN, C.H. MCGOWAN, P.E. LOGGINGS, y J.A. CORNELL. Influence of supplemental energy and biuret nitrogen on the utilization of low quality roughage by sheep. J. Anim. Sci., 36:137-147, 1973.

4. GOERING, H.K. y P.J. VAN SOEST. Porage fiber Analysis. Agricultural Research Service, USDA Agricultural Handbook NO 21. 1970.

5. HARRIS, W.D. 'y P. POPAT. Determination of the phosphorus content of lipids. J. Amer. Oil Chem. Soc., 32:124-127. 1954

6. MINSON, D.J. Porage in Ruminant Nutrition. Academic Press, San Diego. 1990.

7. N.R.C. The Nutrient Requirements of Dairy Cattle. National Reserach Council, National Academy of Science, Washington, D.C. 1989.

8. OJEDA, A. y A. ESCOBAR. manejo de vacas de doble propósito en potreros con asociación entre gramíneas y Gliricidia sepium. Rev. Pac. Agron. (LUZ), 14:641-648. 1997.

9. SILVA, L.A., H.H. VAN HORN, E.A. OLALOKU, C.J. WILCOX y B. HARRIS. Complete rations for dairy cattle. VII. Dried poultry waste for lactating cows. J.Dairy Sci., 59:2071-2076. 1976

10. SMITH, L.W. y G.F. FRIES. Dehydrated poultry manure as a crude protein supplement for lactating cows. J. Dairy Sci. 56:668-669. 1973.

11. THOMAS, J.W., P. YU YU, P. TINNIMITT y H.C, ZINDEL. Dehydrated poultry waste as feed for milking cows and growing sheep. J. Dairy Sci., 55:1261-1265. 1972.


^

Zootecnia Tropical > Sumario de la Colección > Volumen 17