Zootecnia Tropical > Sumario de la Colección > Volumen 17

Zootecnia Tropical, 17 (1):33-49. 1999 

EFECTO DE LA SUPLEMENTACIÓN CON HARINA DE PESCADO SOBRE LA GANANCIA DIARIA DE PESO Y FERMENTACIÓN RUMINAL EN NOVILLAS HOLSTEIN EN CRECIMIENTO

  Mireya E. López1, Julio C. Garmendia2 y Nestor E. Obispo H.3

1NANTA de Venezuela C.A. Av. Antón Phillipe, Zona Industrial 
San Vicente. Maracay-Aragua. Telf..(043)537287-537439 
2
Universidad Central de Venezuela. Facultad de Ciencias 
Veterinarias. Apdo. 4563. Maracay 2101. Venezuela 3FONAIAP-CENIAP.
Instituto de investigaciones Zootécnicas. Apdo. 
4653. Maracay 2101. Venezuela
Recibido:04-12-1998
Aceptado:27-01-1999


INTRODUCCIÓN 

Los animales en crecimiento necesitan de una adecuada proporción de proteína en la dieta que sea capaz de satisfacer las demandas de mantenimiento y de producción. Debido a que el aporte proteico microbiano es insuficiente para satisfacer un óptimo crecimiento de las novillas de reemplazo, un mayor aporte de proteína para el animal puede lograrse a través del uso de fuentes proteicas no degradables en el rumen.

En novillas en la etapa de desarrollo, se han observado mejoras en la tasa de crecimiento y en la eficiencia de la alimentación con suplementos conteniendo altas cantidades (30 a 55% de la PC) de proteína no degradable en el rumen (27, 28, 29).

La presente investigación tuvo como objetivo evaluar el efecto de la inclusión en un suplemento altamente fermentecible de una fuente proteica de baja degradabilidad ruminal, como la harina de pescado (HP), sobre la ganancia diaria de peso en novillas lecheras alimentadas con forraje de mediana a baja calidad. 

MATERIALES Y MÉTODOS

El experimento sobre los efectos de la HP sobre la ganancia diaria de peso y condición corporal en novillas Holstein, se efectuó en la Estación Experimental Santa María, perteneciente a la Facultad de Ciencias Veterinarias de. la Universidad Central de Venezuela, en el Distrito Zamora, Municipio Villa de Cura, Estado Aragua, Venezuela, mientras que el correspondiente a los parámetros fermentativos ruminales y ensayos de digestibilidad en la sala de metabolismo del Instituto de Producción Animal de la Facultad de Agronomía, El Limón, Maracay, Edo. Aragua.

Animales y manejo:

Para el primer ensayo veintisiete novillas Holstein de 320±65 dias de edad, 202±35 kg de peso vivo y condición corporal promedio de 4,0 ± 1 según la escala 1 al 9, modificada por Braun (3) se dividieron en tres grupos experimentales uniformes en cuanto a edad y peso para ser sometidas a los siguientes tratamientos experimentales:

T0: Concentrado base de harina de harina de ajonjolí y urea (Control).
T1: T0  + 250 g de harina de pescado.
T2 T0 + 500 g de harina de pescado.

Los animales del T0 recibieron 1.275 g del suplemento correspondiente por día, calculado para cubrir los requerimientos nutricionales, tanto de la flora microbiana como del animal. Los del T1 y T2 recibieron 1.525 y 1.775 q/d del suplemento correspondiente, respectivamente. Los suplementos se calcularon para que el aporte de nutrientes fuera similar. La composición relativa de los suplementos concentrados se presenta en el Cuadro 1.

La dieta basal estuvo constituida por forraje, pasto Bermuda (Cynodon dactylon), de mediana calidad, cortado y ofrecido en los comederos (Cuadro 2), y sal mineral a voluntad. Los animales se mantuvieron en estabulación durante la realización del ensayo, el cual tuvo una duración de 16 meses, de los cuales los primeros quince días correspondieron al período de adaptación a la dieta.

Cuadro 1. Composición (%) de los suplementos utilizados.


Ingredientes

Tratamiento

T0 T1 T2

Harina de maíz 71,17 59,51 51,12
Harina de ajonjolí 15,69 13,12 11,27
Melaza 10,00   8,36 7,18
Urea 3,14 2,62 2,25
Harina de pescado - 16,39 28,17

            

Cuadro 2. Composición química (% MS) del forraje ofrecido.


Componente Experimento
1 2

Proteina cruda 8,26 12,25
Extracto etéreo 2,00 2,01
FDN 77,17 78,60
Cenizas 8,99 10,34
Ca 0,49 0,51
p 0,20    0,27

Para las pruebas de digestibilidad se utilizaron tres novillas mestizas fistuladas en el rumen, con un 1 peso vivo de 348±30 kg y de aproximadamente dos años de edad, las cuales fueron alimentadas con el mismo heno y los mismos suplementos en las cantidades ya citadas. Las novillas se mantuvieron estabuladas durante la realización del ensayo, el cual tuvo una duración de 60 dias, cada período con 15 dias de adaptación a las dietas y 5 días para el muestreo ruminal y sanguíneo.

Mediciones:

Semanalmente se determinó la composición química de la ración basal (pasto de corte), materias primas y suplementos concentrados de la siguiente manera: las muestras fueron llevadas a estufa (65°C/24h) para obtener el contenido de materia seca. Posteriormente, fueron molidas (criba 0 imm) y enviadas al laboratorio para análisis de MS a 105°C, N y EE (1) , FDN (12) calcio (Ca) por espectrofotometría (9) y fósforo (P) por colorimetría (10).

Cinco bolsas de nylon de 12 x 6 cm, contentivas del suplemento correspondiente y diez bolsas de nylon con 2 g del heno, molido y pasado por una criba de Ø 2mm fueron introducidas en el rumen de cada uno de los animales fistulados para evaluar sus degradabilidades (17). Los tiempos de permanencia de dichas bolsas en el rumen fueron: tres bolsas de nylon (una de concentrado y dos de pasto) a las 3, 6, 12, 24, y 48 horas después de la primera ingestión del suplemento; después de ser lavadas con agua potable, se secaron en estufa a 70°C por 48 horas, determinándose por diferencia de peso la cantidad de materia seca degradada. Igualmente, a la fracción residual de cada una de las bolsas se le determinó el contenido de proteína cruda y de materia orgánica (1).

Al día siguiente del retiro de las bolsas se tomaron muestras de licor ruminal a las 0, 2, 4, 8 y 12 horas después de la ingestión del suplemento, para la determinación del pH ruminal, utilizando para ello un potenciómetro portátil. Diez (10,00) ml de licor ruminal fueron acidificados hasta pH 4 con H2SO4 y almacenados bajo refrigeración a -20°C para la determinación del contenido de N-NH3 (1).

Las novillas fueron pesadas al inicio del ensayo e igualmente fueron evaluadas por su condición corporal, utilizando la escala del 1 al 9 propuesta por Braun (3). Posteriormente, cada quince días se midieron estos mismos parámetros, determinándose la ganancia diaria de peso por regresión lineal (peso vivo/tiempo). Por diferencia de peso entre el pasto ofrecido y rechazado, se determinó el consumo del forraje en tres animales de cada grupo escogidos diariamente al azar, durante un período de veinticinco días. Paralelamente, se realizaron muestreos del forraje para los análisis correspondientes. Igualmente, se realizaron pruebas de consumo del forraje en los animales fistulados. Se asumió un consumo del 100% del suplemento suministrado, ya que las cantidades de concentrado rechazadas no fueron apreciables.

Estadística:

Los datos obtenidos fueron analizados usando el procedimiento GLM del programa SAS (23) para un diseño completamente aleatorizado y por pruebas de regresión y correlación, usandose la edad y el peso inicial de los animales como covariables.

Igualmente, en las pruebas de digestibilidad, los datos fueron analizadas a través de un disefto completamente aleatorizado donde los tres tratamientos fueron distribuidos al azar a tres animales, durante tres períodos experimentales.

Las diferencias entre tratamientos, en ambos experimentos, fueron declarados significativos a la probabilidad (P>F) de 0,05.

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

De los datos de la composición química del forraje (Cuadro 2), por los altos, bajos y medianos porcentajes de FDN, EE y PC, se desprende que el valor

to a los animales del T1, quienes superaron numéricamente al control, pero sin llegar a la significancia estadística (Cuadro 4). Ganancias de peso superiores a las producidas con proteínas fácilmente degradables han sido observadas con fuentes proteicas de baja degradación en el rumen (21,22).

Cuadro 4. Efecto de la harina de pescado sobre el consumo del forraje, ganancia diaria de peso y condición corporal


Consumo

Tratamiento

EE

T0 T1 T2

Forraje (kg MS/día)
Experimento 1 7,11 7,62 7,27 0,31
Experimento 2 7,62 7,78 8,05 0,14
Ganancia peso (g/día) 33,54b 411,59ab 495,67a 0,06
Condición corporal 4,25b 4,75a 5,00a 0,03

Medias con distintas letras sobrescritas en la misma fila son diferentes (P<0,01)

Aunque la suplementación proteica en general induce a mejoras en la condición corporal (19), estas parecen no ser muy relevantes al compararlas con los cambios de peso corporal (7,21).

Veitía (31) consiguió mejores respuestas con menores cantidades de HP (200 g) en animales de 230 kg. Probablemente esto se debid a que la proteína no fue un nutriente restringido en ese experimento, ya que el forraje tenía alrededor de 8% de PC y el suplemento base contenía altas proporciones de harina de maíz, cuya fracción proteica sobrepasante pudo estar cubriendo, en parte, los requerimientos de estos animales. Esto ha sido señalado previamente por otras investigaciones (8,13), donde se ha observado que con la suplementación con HP se obtiene una respuesta marcada sobre el comportamiento animal, siempre y cuando proteína sea el nutriente limitante.

No se observaron diferencias significativas en el consumo.de la materia seca del forraje (Cuadro 4); sin embargo, el consumo fue ligeramente mayor en los animales que consumieron la HP. Aunque Mántyssari et al. (15) indican que los animales suplementados con HP tienden a disminuir el consumo de MS, observaciones similares a las encontradas en el presente experimento han sido señaladas por Gill y England (11).

Basados en estos resultados, se podría inferir que las mejoras en la ganancia diaria de peso pudieron deberse a una mayor eficiencia de uso de la EM, tal como ha sido reportado por Kay (14) y Cotrill et al. (G). Sin embargo, las ventajas de la proteínas sobrepasantes posiblemente se lleven a cabo a través de mejoras en la proporción de los aminoácidos absorbidos (32). La proteína sobrepasante puede traer consigo una mejora en el balance y disponibilidad de aminoácidos esenciales, e incrementar la disponibilidad de glucosa por la vía metabólica (6,11,19).

La concentración de N-NH3 ruminal (mg/1 de licor ruminal) no mostró diferencias significativas (P>0,05) entre los tratamientos (Cuadro 5), aunque se observó un incremento en los niveles de amonio ruminal proporcional a las cantidades de HP suministradas. Estos resultados coinciden con los obtenidos por Combellas (5), y Priore y Peralta (20). En el tiempo 0 los valores estuvieron alrededor de 105,6 mg/1, observándose un pico de producción dos horas después de la ingestión del alimento, manteniéndose por encima de 200 mg/1 hasta la hora 4 para mantenerse alrededor de los 150 mg/1 hasta la hora 12 declinando luego hacia los valores iniciales. Aunque existen considerables controversias en relación al nivel óptimo de NNH3 para el crecimiento bacteriano, Satter y Slyter (24) sugieren que una concentración de N-NH3 de 50 mg/1 es adecuada; aunque niveles superiores (hasta 250 mg/1) son requeridos para máxima fermentación y consumo de las dietas a base de forraje (2) . Los niveles de N-NH, en la presente investigación se mantuvieron dentro de límites de 80 y 200 mg/1, los cuales pudieran ser considerados como óptimos para una buena eficiencia ruminal (25).

El pH ruminal no presentó cambios con la inclusión de la HP. En los intervalos de tiempo post-ingestión, los valores variaron en forma similar a los del N-NH3 y se sitúan dentro del rango considerado como adecuado para las bacterias celulolíticas (18).

En la degradabilidad de la materia seca del heno a las 24 y 48 horas, no se encontraron diferencias significativas entre los tratamientos (Cuadro 5) . Algunos autores encontraron que la HP no mejora la tasa de degradabilidad de la materia seca; sin embargo, Donaldson et al. (8), y Tan y Bryant (26) reportan mejoras en este parámetro. Analizando la fracción residual del forraje contenida en las bolsas después de la degradación a las 24 y 48 horas, para proteína cruda y materia orgánica, no se observaron diferencias significativas entre los tratamientos, lo que indica que la degradabilidad del nitrógeno y de la materia orgánica fue similar entre los tratamientos.

El efecto de los tratamientos sobre la degradación de la materia seca del concentrado a las 24 horas no mostró diferencias importantes; no así a las 48 horas, donde se obtuvo una menor degradabilidad (P<0,01) para el alimento con mayor contenido de HP (Cuadro 5). Estos resultados pueden explicarse si se toma en cuenta la baja degradabilidad ruminal de la HP que según Clark et al. (4) está alrededor del 2O%, y que se evidencia al observar la mayor proporción (P<0,01) de proteína cruda de la fracción residual del concentrado después de la degradación a las 24 horas. A las 48 horas la tendencia fue similar. 

En general, no se consiguieron cambios sustancial es en el ambiente ruminal, lo que permite suponer que los cambios inducidos por la HP se sustentan principalmente en un mayor aporte de nutrientes sobrepasantes. Lo anterior ha sido indicado recientemente por Zinn y Shen (32), quienes encontraron incrementos lineales (P<0,01) en los niveles de los a medida que se elevaron aminoácidos metabolizables los nivels de la HP en la dieta de novillas Holstein en la etapa de crecimiento.

CONCLUSIONES

La inclusión en la dieta de la HP no modifica los parámetros de fermentación ruminal (digestibilidades de la fibra, nitrógeno y materia orgánica del forraje, pH, N-NH3) y aunque no induce mejoras en el consumo de materia seca, si afecta la ganancia diaria de peso y en la condición corporal, probablemente por mejorar la relación P/E de los productos absorbidos al proporcionarse por la vía de la proteína de sobrepaso un mayor aporte de aminoácidos indispensables para el hospedero.

RESUMEN

Para evaluar el efecto de la harina de pescado sobre la ganancia diaria de peso, condición corporal y parámetros fermentativos, 27 novillas de la raza Holstein, alimentadas con una dieta a base de pasto Bermuda (Cynodon dactylon) picado, fueron asignadas a tres tratamientos experimentales: Grupo 1 (control): 1275 g/día de un suplemento compuesto las harinas de maíz (71,17%), ajonjolí (15,69%), melaza (10%) y urea (3, 14%) . El Grupo 2 y 3, recibieran adicionalmente al control 250 y 500 g de harina de pescado (HP) , respectivamente. Los datos fueron analizados para un diseño completamente aleatorizado, usando la edad y peso inicial como covariables. El consumo del forraje no fue afectado por los tratamientos; sin embargo, se observaron respuestas de ganancia de peso (g/d) mayores(P<0,01)en los animales del grupo 3 (495,67) y 2 (411,59), los recibieron la suplementaci6n con la HP. No se observaron cambios en el pH, ni en la concentración del N-NH3 ruminal. La degradabilidad ruminal a las 48 h después de alimentación para MS, PC y MO del forraje, fueron similares entre los tratamientos; sin embargo, la degradación de la MS del suplemento a este mismo tiempo, fue más alta (P<0,05) para el grupo control, con valores de 95,91; 86,34 and 78,41 para los grupos 1, 2 y 3, respectivamente. En base a los resultados encontrados, se puede concluir que las mejoras en la ganancia diaria de peso observadas parecieran deberse a una mejor eficiencia en el uso de la energía metabolizable, al incluirse proteínas de baja degradabilidad ruminal en las dietas.

Palabras Clave: Novillas lecheras, proteína sobrepasante, fermentación ruminal, ganancia diaria de peso, harina de pezcado.

EFFECT OF FISHMEAL SUPPLEMENT ON AVERAGE DAILY GAIN AND RUMEN FERMENTATION OF GROWING HOLSTEIN HEIFERS

SUMMARY

Average daily weight gains, feed intake, body condition score and ruminal fermentation parameters were evaluated in twenty seven Holstein heifers supplemented with fish meal. All animals were fed chopped Bermuda gúass (Cynodon dactylon) and randomly assigned to three supplementation groups. Group , 1 (Contro1) : 1.275 g/d of supplement based on: corn meal (71.17%), sesame meal (15.69%), molasses (10%) and urea (3.14%) ; Group 2: Control plus 250 g/d of f ish meal; Group 3. Control plus 500 g/d of fish meal. Data were analyzed using a complete randomized design with age and initial weight used as covariates. Feed intake did not show any signif.icant differences among treatments. However, average daily gains (gld) were significantly higher (P<0.01) for animals in group 3, with values of 495.67; 411.59 y 337.54 for groups 3, 2 and 1, respectively. Including fish meal in the diet, did not change N-NH3 nor pH levels. Forage DM, CP and Om degradabilities (%) at 48 h post feeding were similar among treatments; however, the supplements, DM degradabilities (%) at 48 h post feeding were higher (P<0.05) for those animals in the control group, with values of 95.91; 86.34 and 78.41 for groups 1, 2 and 3, respectively. Changes in live weight from these results seem to indicate an increase in the use of the metabolizable energy as undegradable protein is included in the diets.

Key Word: Dairy heifers, bypass protein, average daily gain, rumen fermentation, fish meal.

BIBLIOGRAFÍA

1. ASSOCIATION OF OFFICIAL ANALYTICAL CHEMISTS (AOAC). Official Methods of Analysis (14th ed.) . Association of Official Analytical Chemists. Arlington, VA. 1141 pp. 1984.

2. BONIFACE, A.N., R.M. MURRAY y J.P. HOGAN. Optimum level of ammonia in the rumen liquor of cattle fed tropical pasture hay. Proc. Aust. Soc. Anim. Prod., 16:151-154. 1986.

3. BRAUN, R. K. , G. A. DONOVAN, T. Q. TRAN, D. W. WEBB, D.K. BEEDE y B. HARRI. Body condition scoring dairy cows as a herd management tool. Compendium on Continuing Education for the Practicing veterinarian, 8(10):61. 1986.

4. CLARK, J.H., M.R. MURPHY y B.A. CROOKER. Symposium:alternate feed sources for dairy cattle. Supplying the protein needs of dairy cattle from by-product feeds. J.Dairy Sci., 70:1092-1109. 1987.

5. COMBELLAS, J. Suplementación protéica en bovinos de doble propósito. En: Ganadería mestiza de Doble Propósito. Ed. Carlos González Stagnaro. pp. 473-493. 1992.

6 . COTRILL, B.R., D.E. BEEVER, A.R. AUSTIN y D.F. OSBOURN. The effect of protein and non protein nitrogen supplements to maize silage on total amino acid supply in young cattle. Br. J. Nutr., 48:527-541. 1982.

7. DACCARETT, M.G., J.L. MORILL y A.M. PEYERHARM. Comparison of growth of Holstein heifers fed I00% or 115% of NRC requeriments. J. Dairy. Sci., 73 (Suppl 1):301. 1990.

8. DONALDSON, R.S., M.A. McCANN, H.E. AMOS y C.S. HOVELAND. Protein and fiber digestion by steers grazing winter annuals and supplemented with ruminal escape protein. J. Anim. Sci., 69:3067-3071. 1991.

9 . FICK, K., L. McDOWELL, P. MILES, N. WILKINSON, J. FUNK y J. CONRAD. Métodos de análisis de minerales para tejidos de plantas y animales. 2da Ed. Universidad de Florida, Gainesville, U.S.A. 1979. (Mimeo).

10. FISKE, C.H. y Y. SUBARROW. The colorimetric determination of phosphorus. J. of Biol. Chem., 66:375-383. 1925.

11. GILL, M. y P. ENGLAND. Effect of degradability of protein supplements on voluntary intake and nitrogen retention in young cattle fed grass silage. Anim. Prod., 39:31-36. 1984.

12. GOERING H. y P. VAN SOEST. Porage Fiber Analysis. (Apparatus,Reagents, Procedures, and Some Applications) . Agric. Handbook No 379. ARS-USDA. Washington, DC. Agriculture Handbook NO 21. 1970.

13. HUSSEIN, H.S. y R.M. JORDAN. Fish meal as a protein supplement in ruminant diets: a review. J. Anim. Sci., 69:2147-2156. 1991.

14. KAY, M. Meeting the energy and protein requirements of the growing animal. Principles of Cattle Production. Ed. H. Swan & W. Broster. pp. 255-269. 1976.

15. MÄNTYSSARI, P.E, C.J. SNIFFEN, T.V. MUSCATO y M.L. THONNEY. Performance of growing dairy heifers fed diets containing soy bean meal or animal by products meals. J. Dairy Sci., 72:2107-2114. 1989.

16. MINSON, D. Nutritional differences between tropical and temperate pastures. En: Grazing Animals. Ed. Morley F. Amsterdam. Elsevier. pp. 143-157. 1981.

17. ORSKOV, E.R , F. HOVELL y F. MOULD. Uso de la técnica de la bolsa de nylon para la evaluacion de los alimentos. Rev. Prod. Animal Tropical, 5:213-233. 1980.

18. ORSKOV, E. R y M. RYLE. Energy Nutrition in Ruminants. Elsevier Applied Sci. London and New York. 149 pp. 1990.

19. ORTIGUES, I., T. SMITH, J.D. OLDHAM, A.B. McALLAN y J.W. SIVITER. Nutrient supply and growth of cattle offered straw-based diets. Br. J. Nutr., 62:601-619. 1989.

20. PRIORE, F. y J. PERALTA. Influencia de la suplementación con harina de pescado y/o concentrado sobre el consumo, la ganancia diaria de peso y la digestión ruminal de bovinos en crecimiento consumiendo forraje de corte como dieta base. UCV, Facultad de Agronomía, Maracay. 1992. (Trabajo de grado).

21. RUSCHE, W.C., R.C. COCHRAN, L.R. CORAH, J.S. STEVENSON, D.L. HARMON, R.T. BRANDT, Jr. y J.C. MINTON. Influence of source and amount of dietary protein on performance, blood metabolites and reproductive function of primiparous beef cows. J. Anim. Sci., 71:557-563. 1993.

22. SANDERSON, R., C. THOMAS y A.B. McALLAN. Fish meal supplementation of grass silage given to young growing steers: effect on intake, apparent digestibility and live weight gains. Anim. Prod., 55.389-396. 1992.

23. SAS® User's Guide Version 6, Release 6.07. SAS Inst. Inc. Cary, NC. 1993.

24. SATTER, L.D. y L.L. SLYTER. Effect of ammonia concentration on rumen microbial protein production ín vítro. Br. J. Nutr. 32:194-208. 1974.

25. STOCK, R., N. MERCHEN, T. KLOPPENSTEIN y M. POOS. Feeding value of slowly degraded proteins. J. Anim. Sci., 53.1109-1119. 1981.

26. TAN, P.V. y M.J. BRYANT. A note on the response of store lambs to isonitrogenous diets containing rapeseed meal or fish meal. Anim. Prod., 52:395-399. 1991.

27. THONNEY, M.L. y D.2. HOGUE. Fish meal or cottonseed meal as supplemental protein for gorwing Holstein steers. J. Dairy Sci., 69:1648-1651. 1986.

28. TOMLINSON, D.J., R.E. JAMES, G.L. BETHARD y M.L. McGILLIARD. Influence of undegradability of protein in the diet on intake, daily gain, feed efficiency, and body composition of Holstein heifers. J. Dairy Sci., 80:943-948. 1997.

29. TOMLINSON, D.J., R.E. JAMES y M.L. McGILLIARD. Effect of varying levels of neutral detergent fiber and total digestible nutrients on intake and growth of Holstein Heifers. J. Dairy Sci., 74:537- 545. 1991.

30. VAN SOEST, P.J. Nutritional ecology of the Ruminant. O&B Books. Corvallis, OR. 374 pp. 1983.

31. VEITIA J.L. Harina de pescado como suplemento proteico para la ceba de toros con miellurea. Rev. Cubana Cienc. Agric., 7:311-315. 1973.

32. ZINN R.A. y Y. SHEN. An evaluation of ruminally degradable intake protein and metabolizable amino acid requirements of feedlot calves. J. Anim. Sci., 76:1280-1289. 1998.


^

Zootecnia Tropical > Sumario de la Colección > Volumen 17