Zootecnia Tropical > Sumario de la Colección > Volumen 16

Zootecnia Trop., 16(1):5-18. 1998

BIODISPONIBILIDAD DEL FÓSFORO DE FOSFATOS COMERCIALES EN LA ALIMENTACIÓN DE AVES

Susmira Godoy y C.F Chicco 

FONAIAP-CENIAP. Área Universitaria UCV, El Limón, Maracay, Venezuela.

Recibido:14-01-1997    Aceptado: 17-11-1997



  INTRODUCCIÓN 

A fin de evaluar fosfatos comerciales de diferentes estructuras químicas para la alimentación de aves, es importante determinar la biodisponibilidad del fósforo como elemento de referencia, para comparar estos productos en base a la eficiencia de uso por el animal. 

Actualmente en Venezuela, además de los fosfatos de yacimiento de Falcón y Táchira, que se comercializan a nivel de unas 15-20 mil Tm/año, se dispone de fosfatos de grado alimenticio para uso animal, provenientes de la importación directa o de sus ingredientes fundamentales (ácido fosforico) , que son comúnmente utilizados en la alimentación animal y que aparentemente tienen características que satisfacen los requerimientos normativos, particularmente en contenido de flúor. Entre estos se destacan los fosfatos tricálcico y diferentes combinaciones de fosfatos mono y dicálcicos.

Consecuentemente, a fin de poder hacer recomendaciones de uso, en el laboratorio de Nutrición del Instituto de Investigaciones Zootécnicas del Centro Nacional de Investigaciones Agropecuarias (CENIAP) , se procedió a la determinación de la biodisponibilidad del fósforo mediante pruebas de crecimiento en aves y mineralización del tejido óseo. 

MATERIALES Y MÉTODOS 

En las instalaciones de la Unidad Avícola del CENIAP, Maracay, ubicada a 420 msnm, 400 aves, del híbrido comercial CobbxCobb, de un día de edad, machos sexados, fueron utilizados para medir la biodisponibilidad del fósforo de los fosfatos tricálcico (TRICAL) , utilizando tres combinaciones de tono y dicálcicos (MONODI A, B y C) y un fosfato dicálcico (DICAL) de alta pureza (testigo) , según un arreglo factorial 5x2, a los cinco fosfatos, con dos niveles de adición de fósforo (0,15 y 0,25%) a la ración basal, conformando los diferentes tratamientos, 

La dieta basal (0,35% P total) , constituida por las harinas de maíz y soya, aceite vegetal, vitaminas y minerales, eran isoprotoicas (iniciación: 22% PCE; terminado: 19,5% PCE), isoenergeticas (iniciación: 3075 kcal EM/kg; terminado: 3150 kcal EM/kg) e isocálcicas (1 %) , tanto para la etapa de iniciación como para la de terminado (Cuadro 1) . 

Las aves, identificadas con bandas alares, fueron mantenidas en baterías metálicas con calefacción hasta los 14 días, con suministro de agua y alimento a voluntad, pesadas individualmente al  inicio del experimento y semanalmente, con registros de consumo de alimento para cada grupo a los mismos intervalos. La duración de la experimentación fue de 42 días. 

Los datos fueron sometidos a análisis de varianza y las medias comparadas por el método de amplitudes múltiples de Duncan. 

Cuadro 1. Composición de las dietas para la evaluación de  fosfatos comerciales.

Ingredientes  Amplitud (%)  Iniciación   Terminado  
O,15%P O,25%P O,15%P O,25%P
Maíz 56,5-61,5        
Soya/48 28,7-34,9        
Maíz aceite 5,1- 5,7        
Sal 0,3        
Metionina 0,33-0,34        
Carbonato 1,59-1,99        
Miner/Vitam 0,3-0,8        
DICAL   0,66 1,10 0,77 1,21 
MONODI A   0,72 1,20  0,83 1,31
MONODI B   0,81 1,34  0,95 1,4
MONODI C   0,72 1,20 0,83 1,31
TRICAL   0,79 1,33  0,92 1,45
PCE2 (%)   22,00 22,00 19,50 19,50  
EM (kcal/kg)   3075  3075 3150 3150
P TOTAL (%)   0,50  0,60 0,50  0,60 
1Niveles de fósforo adicionados a la dieta basal (0,35% p total)
2
PCE: proteína cruda estimada (N2 x 6,25)  

A la cuarta y sexta semana de edad se sacrificaron cuatro aves/tratamiento, para extracción de ambas tibias. En las tibias se determino densidad, por gravimetría, peso húmedo y seco a 105°C, durante 48 h, y peso seco desgrasado por reflujo en éter de petróleo en caliente. Los huesos fueron incinerados a 600°C durante 24 h y las cenizas resultantes fueron expresadas como porcentaje y en mg/cc del peso seco libre de grasa (2) .

RESULTADOS Y DISCUSIÓN 

El contenido (%) de calcio, fósforo y flúor de las fuentes evaluadas fue de 29,0, 22,7 y 0; 21,0, 18,5 y 0,111; 17,0, 21,0 y 0,124; 22,0, 20,5 y 0,115 y 31,5, 18,3 y 0,024, para DICAL, MONODI A, B y C y TRICAL, respectivamente (Cuadro 2) .Estos valores corresponden con los señalados por la literatura para los fosfatos dicálcico, monodicálcico y tricálcico (4,9) . 

Cuadro 2. Contenido fosfatos  (%) de calcio, fósforo y flúor de los fosfatos1.

Fuente Calcio Fósforo Flúor 
DICAL 29,0 22,7 0
MONODI A 21,0 18,5 0,111
MONODI B  17,0 21,0 0,124 
MONODI C 22,0 20,5 0,115 
TRICAL 31,5 18,3 0,024

 1Análisis en laboratorio (n = 10 muestras de cada una) 

El peso (g) , a los 28 días de edad ya los dos niveles de 0,15 y 0,25% de adición de fósforo (Cuadro 3) , fueron de 999 y 1120, 1108 y 1176, 1017 y 1127, 999 y 1171 y 1040 y 1143, para DICAL, MONODI A, B y C y TRICAL, respectivamente, sin diferencias significativas entre las fuentes, pero si entre niveles de fósforo (P<0,05) . 

A la sexta semana de edad el comportamiento de las aves en respuesta a las diferentes fuentes de fósforo fue similar a la registrada a los 28 días de edad, sin diferencias significativas entre fuentes, pero si entre niveles (P<0,05) , siendo los pesos corporales (g) de 1841 y 2128, 1971 y 2132, 1907 y 2132, 1917 y 2113 y 1919 y 2085, respectivamente, para el mismo orden de las fuentes y niveles de incorporación de fósforo (Cuadro 4) . 

Cuadro 3. Peso, consumo y conversión alimenticia de aves a la cuarta semana. 

Niveles de p  PESO    CONSUMO   CONVERSIÓN  
0,15 0,25 0,15 0,25 0,15 0,25
DICAL 999b 1120a 1661b 1736a 1,66  1,55
MONODI A  1108b 1176a 1688b 1767a 1,52 1,51
MONODI B  1017b  1127b  1565b 1755a 1,54 1,50
MONODI C  999b 1171a 1661b 1773a 1,66 1,56
TRICAL 1040b 1143a 1635b  1738a  1,57 1,52

a,b Letras distintas en la misma columna son diferentes entre si (P<O. 05) 

Independientemente de las fuentes de fósforo los pesos alcanzados por las aves, tanto en la fase de iniciación como en la de terminado, están dentro de los valores normalmente registrados bajo condiciones de explotación comercial (10) y en experimentos previamente realizados (6,7) . 

El consumo (g/ave) , a los 28 días de edad, fue menor (P<0,05) en los animales alimentados con el nivel de 0,15% de adición de fósforo, siendo los valores para DICAL, MONODI A, B y C y TRICAL ya los niveles de 0,15 y 0,25% de adición de fósforo, de 1661 y 1736, 1688 y 1767, 1565 y 1755, 1661 y 1773 y 1635 y 1738, respectivamente (Cuadro 3) . 

A la sexta semana de edad tampoco se registraron diferencias entre fuentes, siendo los consumos (g/ave) superiores (P<0,05) para el nivel de 0,25% de adición de fósforo, con valores de 3475 y 3745; 3304 y 3619; 3446 y 3677; 3320 y 3539; 3348 y 3547, respectivamente para DICAL, MONODI A, MONODI B, MONODI C y TRICAL ya los niveles de adición de fósforo de 0,15 y 0,5% (Cuadro 4) . 

Cuadro 4. Peso, consumo y conversión alimenticia de aves a la sexta semana. 

Niveles de p PESO   CONSUMO  CONVERSIÓN  
0,15 0,25 0,15  0,25 0,15 0,25
DICAL  1841b 2128a 3475b 3745a 1.88 1.76
MONODI A 1971b 2132a 3304b 3619a 1.68 1.71
MONODI B 1907b 2132a 3446b 3677a 1.75 1.72
MONODI C 1917b 2113a 3320b 3539a 1.74 1.66
TRICAL 1919b 2085a 3348b 3547a 1.74 1.70

a,b Letras distintas en la misma columnas son diferentes entre si (P<0,05)

La eficiencia de conversión de los suplementos (Cuadros 3 y 4) fue similar entre los tratamientos y niveles de fósforo, pero mayor a los 42 días (1,7-1,8) que a los 28 días (1,5-1,6) . 

El tenor de cenizas (%) en el tejido óseo de las aves, a la cuarta semana de vida, alimentadas con las diferentes fuentes de fósforo al nivel de 0.15% de adición de fósforo fue significativamente superior (P<0,05) para DICAL (42,4) y MONODI B (41,3) , en relación al TRICAL (39,8) y MONODI A (39,3) , no siendo significativa la diferencia con MONODI C (40,2) .Al nivel de 0,25% de fósforo adicional la mayor respuesta se registr6 en el MONODI B (45,1) , seguida por MONODI A (43,8) , siendo la diferencia significativa (P<0,05) únicamente con el TRICAL (42,2) . 

Entre niveles de adición de fósforo (0,15 v s 0,25%) se observaron diferencias significativas entre todos los fosfatos con excepción del DICAL (Cuadro 5) .

Cuadro 5. Mineralización del  tejido óseo de aves a la cuarta semana. 

Niveles de p CENIZAS(%")   DENSIDAD   CENIZA (mg/cc) 
0,15 0,25 0,15 0,25   0,15 0,25 
DICAL 42,4aA 43,8abA 1,12 1,17 184a  182b
MONODI A 39,3bB 44,5aA  1,10 1,14 156b  195a
MONODI B 41,3aB 45,laA 1,19 1,14 189a 187b
MONODI C 40,2abB 43,9abA 1,07 1,15  163b  179c
TRICAL 39,8bB 42,2aA 1,08 1,19 155b 191a 

a,b Letras distintas en la misma columna son diferentes entre sí (P<O, 05) 
A,BLetras distintas en la misma fila son diferentes entre sí (P<0,05) 

                            
Las tendencias a la sexta semana fueron similares a la cuarta semana de edad, en relación a la concentración de cenizas (%) en hueso, con excepción de MONODI C al nivel de 0,15% de adición de fósforo, que tuvo una respuesta similar al DICAL, MONODI A y MONODI B (Cuadro 6) . 

Cuadro 6. Mineralización del tejido óseo de aves a la sexta semana.

Niveles de p

CENIZAS(%) DENSIDAD CENIZA (mg/cc)
0,15  0,25 0,15 0,25 0,15 0,25 
DICAL 41,9a 42,2b  1,12 1,15 200a 198a
MONODI A 37,9b 43,5a 1,11 1,16 151c 219a 
MONODI B  40,6a 42, 3b 1,13 1,13 179b 189b
MONODI C 40,8a 42,1b  1,12 1,13  185a 180b 
TRICAL 39,6b  41,2c 1,13 1,14 173b  184b

a,b Letras distintas en la misma columna son diferentes entre (P<O,O5) A, B Letras distintas en la misma fila son diferentes entre sí (P<O,05)

                                  
La densidad del tejido óseo no presento diferencias entre fuentes, con una tendencia a valores numéricamente superiores cuando se incremento el nivel de fósforo de 0,15 a 0,25% (Cuadros 5 y 6) 

El contenido de cenizas expresado en mg/cc de hueso (Cuadro 5) , a la cuarta semana de edad y al nivel de 0,15% de fósforo adicionado, fue mayor (P<0,05) para DICAL (184) y MONODI B (189) , ambos superiores (P<0,05) a MONODI A (156) y TRICAL (155) , siendo los valores de MONODI C (163) intermedios entre los fosfatos indicados. Al nivel de 0,25% de adición de fósforo se observa un incremento significativo (P<0,05) en MONODI A (195) y en TRICAL (191) . 

A la sexta semana (Cuadro 6) , el contenido de cenizas (mg/cc de hueso) con 0,15% de adición de fósforo fue mas elevado para DICAL (200) y MONODI C (185) , seguido por MONODI B (179) y TRICAL (173) e inferior (P<0,05) para MONODI A (151) .A nivel de 0,25% de fósforo de los fosfatos MONODI A (219) y DICAL (198) fueron significativamente superiores (P<0,05) en relación a MONODI B (189) , C (180) y TRICAL (184) . 

En términos generales, en todos los parámetros medidos para determinar la mineralización del tejido óseo, hay tendencias similares para el nivel de 0,15% de adición de fósforo y cuando este se eleva a 0,25% también hay comportamientos similares en cuanto a que, los fosfatos que mostraron menor mineralización al nivel de 0,15%, presentaron niveles de cenizas 
(% y mg/cc de hueso) más elevados cuando el nivel de fósforo se increment6 a 0,25%. 

Al analizar los valores de cenizas (%) a la edad de sacrificio (sexta semana) se observa un incremento con el aumento del nivel de fósforo, que alcanzo diferencia significativa (P< 0,05) para MONODI A, MONODI C y TRICAL. No se observaron diferencias significativas entre fosfatos y niveles para la densidad del hueso, pero sí en el contenido de cenizas cuando fue expresado en mg/cc de hueso, siendo los valores significativamente mayores {P<0,05) para DICAL, al nivel de 0,15% de adición de fósforo, sin diferencias significativas cuando el nivel de fósforo se elev6 a 0,25%. 

Los diferentes parámetros estudiados para medir el grado de utilización de los fosfatos indican una ligera superioridad del DICAL en relación a las combinaciones de fosfatos mono y dicalcicos y estos superiores al tricalcico, lo que tiene amplio soporte en la literatura (1,3,8) . 

Los datos obtenidos sobre la mineralización del tejido óseo en función de la edad del animal (4ta y 6ta semana) , sugieren que a partir de la fase de iniciación no se registraron incrementos significativos en el contenido de cenizas en el hueso (Cuadro 7), lo que aparentemente contradice estudios anteriores que sugieren que a medida que aumenta la edad se incrementa la mineralización del hueso (5) . Sin embargo, la observación anterior se ha registrado en aves hasta la cuarta semana de edad únicamente (6) . 

En el experimento bajo análisis la explicación sobre el bajo incremento de la fracción mineral en la fase de terminado, en relación a la de iniciación, aparentemente se debe a una mayor demanda de fósforo para el rápido desarrollo de la masa muscular y de los tejidos blandos que se registra en la fase de terminado, lo que se hace a expensas de la mineralización del hueso. 

Por lo anterior, y porque el nivel de 0,15% de adición de fósforo fue el que alcanzo los valores mínimos para máxima producción, la biodisponibilidad relativa (%) del fósforo, se calcu16 a partir de la concentración de cenizas en hueso (%) , en aves de cuatro semanas de vida y alimentadas con el nivel de 0,15% de adición de fósforo, siendo de 100, 93, 97, 95 y 94, para DICAL, MONODI A, MONODI E, MONODI C y TRICAL, respectivamente, cuando al DICAL se le asigna el valor de 100. 

Cuadro 7. Peso y mineralización del tejido óseo de aves alimentadas con fosfatos comerciales. 

Variable Nivel P(%) E D A D (Semanas)
4 6
Peso (g)  0,15 1O32,6b 1911,Oa
0,25 1147,4b 2118,Oa 
Cenizas (%) 0,15 40,60a 40,16a
0,25 43,9a 42,26a 
Densidad (g/cc) 0,15 1,112a  1,122a 
0,25 1,158a 1,142a
Cenizas (mg/cc) 0,15 169,4a 177,6a
0,25 186,8a 194,0a

a,b Letras distintas en la misma fila son diferentes entre sí (P<O,O5)

      RESUMEN 

Para evaluar fosfatos comerciales de diferentes estructura químicas en la alimentación, 400 aves del híbrido comercial CobbxCobb, machos, fueron asignadas, según un arreglo factorial 5x2, a los cinco fosfatos (tricálcico: TRICAL; tres combinaciones de mono y dicálcico: MONODI A, B y C, y un dicálcico de alta pureza: DICAL) , con dos niveles de adición de fósforo (0,15 y 0,25%) a la ración basal, conformando los tratamientos. La dieta basal (0,35% P total) estaba constituida por las harinas de maíz y soya, aceite vegetal, vitaminas y minerales. Se llevaron registros de peso, consumo y conversión alimenticia. A la cuarta y sexta semana de ,edad se sacrificaron cuatro aves/tratamiento para la extracción de ambas tibias y análisis de densidad (g/cc) y cenizas (%' mg/cc). El contenido (%) de calcio, fósforo y flúor de las fuentes fue de 29,0; 22,7 y 0; 21,0; 18,5 y 0,111; 7,0; 21,0 y 0,124; 22,0; 20,5 y 0,115; 31,5, 18,3 y 010241 para DICAL, MONODI A, E, C y TRICAL, respectivamente. El peso (g) a la cuarta semana de edad fue similar en. las fuentes y diferentes (P<0,05) en relación al nivel de fósforo adicionado, con valores de 999 y 1120. 1108 y 1176, 1017 y 1127, 999 y 1171 y, 1040 y 1143, para DICAL, MONODI A, E, C y TRICAL, respectivamente. A la sexta semana la respuesta de las aves fue similar a la registrada a los 28 días de edad, sin diferencias significativas entre fuentes, pero si entre niveles (P<0,05) ' siendo los pesos (g) de 1841 y 2128, 1971 y 2132, 1907 y 2132, 1917 y 2113 y, 1919 y 2085, respectivamente para el mismo 6rden de las fuentes y niveles de fósforo. El consumo (g/ave) a la cuarta y sexta semana de edad, fue menor (P<0,05) en las alimentadas con el nivel de 0,15% de adición de fósforo, en relación al nivel de 0,25%. El tenor de cenizas (%) en hueso, a la cuarta semana, al nivel de 0,15% de fósforo fue superior (P<0,05) para DICAL (42,4) y MONODI E (41,3)  en relación a TRICAL (39,8) y MONODI A (39,3) ' no siendo la diferencia significativa con MONODI C {40.2) .Al nivel de 0,25%, la mayor respuesta se registr6 en MONODI A (39,3) ' no siendo la diferencia significativa con MONODI C (40,2) .Al nivel de 0,25% la mayor respuesta se registro en MONODI E (45,1) ' seguida por MONODI A (43,8) siendo la diferencia significativa (P<0,05) únicamente con TRICAL (42,2) .Las tendencias fueron similares, a la sexta semana, con excepción de MONODI C, al nivel de 0,15%, que tuvo respuesta similar al DICAL, MONODI A y E. El contenido de cenizas expresado en mg/cc de hueso, a la cuarta semana, al nivel de 0,15% fue mayor (P<O,05) para DICAL (184) y MONODI E (189) .ambos superiores (P<0,05) a MONODI A (156) y TRICAL (155) ' con valores intermedios para MONODI C (163) .Al nivel de 0,25% se observ6 un incremento (P<0,05) en MONODI A (195) y en TRICAL (191) .A la sexta semana, con el nivel de 0,15%, el contenido de cenizas (mg/cc) fue más elevado para DICAL (200) y MONODI C (185) , seguido por MONODI B (179) y TRICAL (173) , e inferior (P<0,05) para MONODI A (151) .Al nivel de 0,25% de los fosfatos MONODI A (219) y DICAL (198) fueron superiores (P<0,05) en contenido de cenizas del hueso (mg/cc) .El valor de biodisponibilidad (%) , en base a contenido de cenizas con adición de 0,15% de fósforo, fue de 93, 97, 95 y 94, para MONODI A, B y C, y TRICAL en relación a DICAL (100) .

BIOAVAILABILITY OF PHOSPHORUS OF COMMERCIAL PHOSPHATES IN THE CHICK'S DIETS 

SUMMARY 

To evaluate the effects of the chemical structure of differents commercial phosphates in chick's diets, 400 Cobb x Cobb commercial hybrid chickens were assigned according to a 5 x 2 factorial arrangement to the five phosphates (tricalcium: TRICAL; three combinations of mono and dicalcium: MONODI A, B, and C, and a dicalcium of high purity: DICAL) , with the addition of two phosphorus level (0.15 and 0.25%) to the basal diet. The basal diet (0.35% P) consisted of corn flour and soy, vegetable oil, vitamins and minerals. The weight, intake and feed conversion were registered. At the fourth and sixth week of age four birds/treatment were sacrifice and both tibias were removed to evaluate density (g/c) and ash content (%, mg/cc) .The calcium, phosphorus and fluorine content of the source was 29.0,22.7 and 0; 21.0,18.5 and 0.111; 17.0,21.0 and 0.124; 22.0, 20.5 and 0.115; and 31.5, 18.3 and 0.024 for DICAL, MONODI A, B and C, and TRICAL, respectively. The weight at fourth week of age was similar with respect to sources and different (P<0.05) in relation to levels of phosphorus added, with values of 999 and 1120; 1108 and 1176; 1017 and 1127; 999 and 1171; 1040 and 1143 for DICAL, MONODI A, B and C, and TRICAL, respectively. At the sixth weeks of age the chickens behavior in relation to differents phosphorus sources was similar to that registered al 28 days of age, without significant differences among sources but there were differences between levels (P<0.05) , being the weigh (g) of 1841 and 2128, 1971 and 2132, 1907 and 2132, 1917 and 2113, and, 1919 and 2085, respectively for the same order of sources and phosphorus levels. The bone ash content (%) at the fourth weeks of age at the level of 0.15% of phosphorus was higher (P<0.05) for DICAL (42.4) and MONODI B (41.3) in relation to TRICAL (39.8) and MONODI A (39.3) , with no significative differences with MONODI C (40.2) .At the level of 0.25% the higher response was registered in MONODI A (39.3) with not significative differences with MONODI B (45.1) , followed by MONODI A (43.8) with significative differences (P<0.05) with DICAL (42.2) .The tendency were similar at the sixth weeks of age with the exception of MONODI C at the level of 0.15% that had a similar response, to DICAL, MONODI A and B. The bone ash content (mg/cc) at the fourth weeks at a level of 0.15% was higher (P<0.05) for DICAL ( 184) and MONODI B (189) , being both superior (P<0.05) to MONODI A (156) and TRICAL (155) , with intermediate value for MONODI C (163) .At the level of 0.25% it was observed a significative increment in MONODI A (195) and TRICAL (191) .At the sixth week with a level of 0.15% the bone ash content (mg/cc) was higher for DICAL (220) and MONODI C (185} followed by MONODI B (179) and TRICAL (183) and lower for MONODI A (151) .At the level of 0.25% the phosphate MONODI A (219) and DICAL (198) increase (P<0.05) the bone ash content. The relative availability (%) , based upon ash content at 0.15% phosphorus addition of phosphorus was of 93,97, 95 and 94 for MONODI A, B, and C and TRICAL in relation to DICAL (100%) .

BIBLIOGRAFÍA 

1. AMMERMAN, C.B. , L.R. ARRINGTON, J.T. McCALL, J.P. FEASTER, G.E. COMBS y G.K. DAVIS. Inorganic phosphorus utilization by swine as measured by isotopic technique. J. Animal. Sci., 22:890-897. 1963. 

2. ASSOCIATION OF  OFFICIAL ANALYTICAL CHEMISTS (AOAC) Official methods of analysis 15th ed washington, D.C OFFICIAL 1 .1081 pp. 1984.

3. FUTRELL, V. C., C. H. CHANEY y A. SCOTT. Various sources of phosphorus for swine. J. Animal Sci., 28:142-149. 1969. 

4. GILLIS, M.B., H.M. EDWARDS y R.J. YOUNG. Studies on the availability of calcium orthophosphates to chickens and turkeys. J. Nutrition, 78:155- 161. 1962. 

5. GEORGYIEVSKII, V.I., B.N. ANNENKOV y V.T. SAMOKHIN. Mineral nutrition of animals. Butterworths Londres, 271 pp. 1982. 

6. GODOY, S., C.F. CHICCO y A. LEON. Fosfatos de yacimientos para la alimentación de aves Revista FENAVI. N°SO:22-33. 1993.  

7. GODOY, S., C.F. CHICCO y A. LEON. Biodisponibilidad del fosforo de la urea fosfato en la nutrición animal. Zootecnia Trop., 13(1):49-62. 1995. 

8. HARMON, B.G., J. SIMON, D.E. BECKER, A.H. JENSEN y D.H. BAKER. Effect on source and level of dietary phosphorus on structure and composition of turbinate and long bone. J. Animal. Sci., 30:742-753. 1970. 

9. MOTZOK, L., D. ARTHUR y H.D. BRANTON. Utilization of phosphorus from various phosphate supplements by chicks. Poultry Sci., 35:627-649. 1956. 

10. NORTH, M.O. y D. D. BELL. Comercial chicken production manual. 4th ed Chapman y Hall, Londres. 913 pp. 1990.


^

Zootecnia Tropical > Sumario de la Colección > Volumen 16