Zootecnia Tropical > Sumario de la Colección > Volumen 15

Zootecnia Tropical, 15(2):159-175. 1997 

USO DE FUENTE NACIONAL DE FÓSFORO EN LA SUPLEMENTACIÓN
DE NOVILLAS BRAHMAN

Héctor E. Soto1 y Julio C. Garmendia2

1Universidad Simón Rodríguez. Instituto de Estudios Tecnológicos (IDECYT).Centro de Estudios Biomédicos y veterinarios (CEBIV). Apdo Postal 1204. Caracas. Tlf. (02-6817455)
2Universidad Central de Venezuela. Facultad de Ciencias Veterinarias (FCV). Cátedra de Nutrición Animal. Maracay.



INTRODUCCIÓN

El fósforo fue aislado por primera vez en 1669, y reconocido como constituyente de los huesos en 1769. Constituye entre el 0,60 y 0,70% del peso vivo total de animales, distribuido en un 80% en los huesos y 20% en el resto de los tejidos. Los valores de fósforo sérico se consideran como elementos importantes de diagnósticos. En caso de bovinos, dicho valor oscila entre 4 y 8 mg% (9).

Desde el punto de vista rnetabólico es el nutriente de mayor versatilidad, ya que interviene en casi todas las reacciones que ocurren a nivel celular. Además de tener función fundamental (conjuntamente con el calcio) en la formación del hueso, el fósforo esta presente en todas las células e involucrado en todos los procesos metabólicos, incluyendo la capacidad tampón de los fluidos corporales. Prácticamente todos los procesos de transformación de energía en las células vivientes incluyen la formación o ruptura de uniones químicas de óxidos del fósforo con carbono, o compuestos de carbono-nitrógeno.  

Las funciones de este mineral se asocian con la formación y mantenimiento del tejido óseo y muscular, la producción de leche, la utilización de los alimentos, el mantenimiento de la ósmosis y el equilibrio ácido-básico, el metabolismo de los aminoácidos, la construcción dé proteínas y la activación de enzimas. Consecuentemente el fósforo juega un rol fisiológico vital en el metabolismo, tanto del animal como de la microflora del tracto digestivo, particularmente de los rumiantes (9) .

En los bovinos se han demostrado cuadros patológicos asociados a deficiencias de fósforo (4) . En los eventos reproductivos se han documentado trabajos que señalan su deficiencia, como causa de pobres eficiencias (13,15,20).

En el trópico se ha determinado la existencia de niveles deficientes de fósforo en la mayoría de suelos (23), en las plantas forrajeras (9) y en el suero sanguíneo de los animales (22).

Los bovinos que pastorean áreas deficientes en fósforo y minerales pueden presentar síntomas tales como: disminución del fósforo plasmático inorgánico por debajo de los niveles normales (4-6 mg% en adultos y 6-7 mg% en animales jóvenes) y empobrecimiento del contenido mineral del hueso, reducción del apetito (primer síntoma clínico de la deficiencia), asociado con pica y posteriormente con disminución de la ganancia de peso, producción de leche y fertilidad. Además se han presentado cuadros clínicos de etiologías pobremente definidas como: " Síndrome Parapléjico de los Bovinos" ó " Borracheras" en Venezuela, "Secadera" en Colombia y "Cara Hinchada" en Brasil (9).

En Venezuela las áreas de pastoreo presentan marcadas deficiencias de este mineral tanto en las sabanas bien drenadas de suelos ácidos como en los suelos pesados de pobre drenaje, sin cambios estacionases significativos (8) y a pesar de la existencia de cuantiosos recursos fosfóricos, la agricultura nacional presenta restricciones considerables de fuentes de fósforo. El país cuenta con importantes depósitos de fosfatos naturales (>2.000 millones de toneladas métricas), presentando los yacimientos de Riecito (Falcón) y Lizardo y San Pedro del Río. (Táchira) las mejores perspectivas para la agricultura animal. Esta utiliza unas 50.000 Tm de fosfatos lo que representa apenas el 50%, de los consumos deseables con respecto a los requerimientos (9).

Gran parte del fósforo utilizado para la elaboración de suplementos minerales de uso animal es importado. La evaluación de las fuentes nacionales para su uso en la alimentación animal debe ser objeto de investigación, sobretodo conociendo lo limitado del consumo en aquellos animales que pastorean las sabanas venezolanas pobres en fósforo, y las limitaciones para la consecución de divisas para importación.

Los objetivos de este trabajo fueron el estudiar los efectos de suplementación mineral en novillas Brahman y evaluar dos fuentes de fósforo en los suplementos minerales utilizados (Fosfato Dicálcico y Roca Fosfórica del Táchira).

MATERIALES Y MÉTODOS

El experimento tuvo lugar en la agropecuaria Pozo Azul en la zona de Aroa, Estado Yaracuy, región fronteriza con el estado Falcón. Ubicada a 60 metros sobre, el nivel del mar, en la latitud 10°35´55" y longitud 68°40´25". Es una zona de precipitaciones moderadas que permite mantener disponibilidad de pastos buena parte del año. La unidad es un centro de recria Brahman . 

Se dispuso de cuatro potreros adecuadamente divididos de un tamaño aproximado a las 10 ha cada uno y equipados con comederos techados y abundante agua.

El pasto que poseen estos potreros es pasto Estrella (Cynodon plectostachyus) . Este forraje no fue fertilizado durante el período experimental. Sin embargo, los mismos son fertilizados una vez anual con productos comerciales de N-P-K. Los animales fueron rotados en los potreros cada 15 días, siendo la carga animal de 1 UA/ha. La explotación cuenta además con personal e infraestructuras adecuadas para el desarrollo de este tipo de trabajo.

Se seleccionaron 40 novillas Brahman lo mas homogéneas posible para características tales como: peso, edad y estado del tracto reproductivo (por palpación transrectal). Se escogieron animales vacíos sometidos a planes sanitarios preventivos (vacunadas con triple, rabia y aftosa y desparasitadas) y libres de brucelosis y leptospirosis. Estos animales fueron asignados a los cuatro experimentales, cada uno en un potrero con rotación quincenal, donde se cambiaban los grupos hacia el potrero vecino de modo tal que los cuatro grupos pastorearon igual tiempo cada potrero.

Los grupos o tratamientos fueron: 1) Testigo, con suministro diario de melaza (175g), urea (25g) y Sal (35g); 2) Mineral Comercial (7,5% Ca y 6% P), con suministro diario de melaza (175g), urea (25 g) y Mineral + sal (50g) . El mineral utilizado en el tratamiento 2 fue preparado mezclando una parte del mismo en dos partes de sal (1-2 ) . La mezcla final contenia 7, 51 Ca y 61 de P (relaci5n Ca: P = 1, 2: 1) ; 3) Mineral Comercial (19% Ca y 6% P) , con suministro diario de melaza (175g), urea (25 g) y mineral + sal (50g) . El mineral utilizado en el tratamiento 3 fue mezclado 1:1 con sal y luego balanceado con carbonato de Ca para modificar la relación Ca:P que fue de 3,1:1. La mezcla final contiene 19% Ca y 6% P; 4) Mineral + roca fosfórica (19% Ca 6% P) , con suministro diario de melaza (175g), urea (25g) y mineral + sal (50g). La mezcla mineral utilizada en el tratamiento 4 contiene los mismos microelementos y macroelementos de los tratamientos anteriores, con la diferencia que en este caso se sustituyó la fuente de Ca y P (Fosfato Dicálcico) por Roca fosfórica del Táchira. La mezcla final contiene 19% Ca y 6% P, y la relación Ca:P es 3, 1: 1

Los tres grupos suplementados consumieron fórmulas minerales muy similares, que se diferenciaron solo por la fuente utilizada para el Ca y el P (Roca Fosfórica vs Fosfato Dicálcico) y la relación Ca:P de la mezcla final. El análisis químico efectuado a la roca utilizada en el grupo experimental 4 es de 43,38% de Ca, 11,50% de P y 2,78% de fluoruros. La composición mineral de las mezclas finales fueron de 7,93% de Ca y 6,14% de P 19,04% de Ca y 6,38% de P y 18,66% de Ca y 6,15% de P, para los tratamientos 2, 3 y 4, respectivamente.

Los animales fueron suplementados por un periodo de seis meses aproximadamente. La evaluación de algunos parámetros se inició antes de la suplementación y se prolongaron hasta dos meses luego de concluida, por lo cual el periodo experimental total se estimó en ocho meses. El inicio de la suplementación fue el 07/07/89 y finalizó el 20/12/89. Las fuentes de fósforo que se compararon fueron el fosfato dicálcico y la roca fosfórica del Táchira.

El peso de los animales fue determinado quincenalmente durante todo el periodo, utilizándose para ello una romana ganadera disponible en la finca. Se tomaron muestras mensuales de sangre y procesadas en el laboratorio para determinar niveles de P por fotocolorimetria (11) . Se estudiaron forma y tamaño de los ovarios y de estructuras ováricas por palpación transrectal cada 7 a 10 dias durante el periodo experimental. La palpación transrectal es un método simple y práctico de aplicación precoz y económico, y representa un diagnóstico clínico de gestación seguro en vacas y la yeguas (21).

A partir del mes 5 (4 meses después de iniciada la suplementación) los animales fueron sometidos a un programa de inseminación artificial. A los 60 y 90 días se hicieron chequeos (palpaciones) para conocer las tasas de preñez y número de servicios por concepción . Se utilizó un experimentado inseminador cedido por la Estación Experimental "La Antonia" de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UCV para los fines de este experimento, el cual se encargó de realizar todas inseminaciones necesarias.

Se tomaron muestras mensuales del forraje de los 4 potreros y analizadas en el Laboratorio de Nutrición Animal de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UCV, determinándose MS, PC, EE, FC, Cenizas, ELN, Ca y P. En el Cuadro 1 se muestran los resultados promedios de éstos análisis.

Cuadro 1. Análisis bromatológico y determinación de P (%) en forrajes de potreros de pasto estrella (Cynodon plectostachyus).

MS Humedad PC EE FC Cenizas ELN P
88,51 6,54 10,84 1,68 40,9 7,24 40,94 0,25

Una estimación del consumo de P a través del forraje arrojó que para el peso promedio ponderado calculado por regresión lineal de 360 kg, un animal que consume cerca del 2,5% de su peso en MS estaría ingiriendo alrededor de los 9 kg/día. De ésta, el 0,25% sería P, por lo que se asume que el animal ingiere diariamente alrededor de 23 g de P/día. Esta cifra cubre, en teoría, los requerimientos para este tipo de animal.

El semen utilizado para la inseminación de las novillas fue de un toro (0412) al que se le ha congelado semen en varias oportunidades. Este semen fue evaluado microscópicamente, mostrando excelentes condiciones de motilidad individual para semen congelado. El uso de éste semen ha producido una buena cantidad de descendientes del toro en anos anteriores.

Para los análisis se utilizó un diseño completamente aleatorizado (24), cuyo modelo matemático fue:

Yij : µ + ti + Eij

Donde: µ=media; ti=efecto de tratamiento i; Eij=efecto propio de la observación j en el nivel i.

A las variables en estudio se le aplicó la prueba de Wilk-Shapiro para comprobar normalidad. De este modo. se utilizó un análisis de varianza paramétrico o no paramétrico (Kruskal-Wallis) de acuerdo al caso. En los casos donde el análisis de varianza indicó significancia entre dos o más tratamientos, se utilizaron pruebas de comparación de medias (prueba de rangos en las no paramétricas y prueba de Tukey a las paramétricas).

El promedio ajustado de peso para los tratamientos fue calculado por regresión lineal en el tiempo.

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Un resumen de los resultados son presentados en el Cuadro 2.

Los datos de 12 pesajes de los animales de cada uno de los tratamientos se distribuyeron en forma normal. Las 456 observaciones promediaron 361 kg. El promedio de pesos para cada uno de los tratamientos, calculados por regresión lineal, se muestran en el Cuadro 2. El análisis de covarianza demostró un efecto significativo para peso por tratamiento. Las comparaciones de medias demostró que los tratamientos 2 y 3 fueron superiores numéricamente al tratamiento 4 y estadísticamente al tratamiento 1. Los tres grupos suplementados con minerales ganaron más peso numéricamente que el grupo control sin suplemento. El tratamiento 4 (mineral con roca fosfórica) tuvo un comportamiento estadístico similar a los grupos 2 y 3 y al grupo 1. Sin embargo, cabe destacar que el promedio numérico presenta una clara tendencia a la superioridad de este tratamiento cuando se le compara con el grupo control (361,53 kg vs 350,17 kg) . El hecho de que este grupo se haya comportado en forma similar a los grupos de suplementación mineral con fuente de Ca y P importada (grupos 2 y 3) plantea la potencialidad de uso de la roca fosfórica nacional.

Cuadro 2. Resumen de promedios de las variables estudiadas.

Variable

Tratamiento

1
Testigo

2
Min.Comerc. (1)

3
Min.Comerc. (2)

4
Roca Fosfórica

Peso (kg) 350,17+43,05B 368,93+43,51A 367,13+39,69A 361,53+53,20AB
P Sangre(%) 5,38+0,99 5,66+0,76 6,06+0,98 5,49+0,86
ovarios + 66,66b 88,88a 100a 77,77ab
S./concep. 3,17b 2,13a 2,71ab 2,72ab
A,BLetras distintas en la misma fila son estadísticamente diferentes (P<0,05).
a,b Letras distintas en la misma fila son estadísticamente diferentes (P<0,01).
Tratamiento 2: Ca-P=1,2:1
Tratamiento 3: Ca-P=3,1:1

Los suplementos comerciales (grupos 2 y 3) tuvieron igual comportamiento, independientemente de la relación Ca:P (1,2:1 ys 3,1:1), ambos claramente superiores al tratamiento 1 (P<0,01).

Los presentes resultados coinciden, con un importante número de autores (3,5,12,13,17,18,26), quienes encontraron pesos superiores en grupos de animales suplementados con minerales cuando se comparan con grupos control sin suplementos, sobretodo en regiones donde se han diagnosticado carencias de uno o más elementos minerales en los suelos, plantas y/o animales. Igualmente estos datos contradicen diferentes hallazgos (2,7,25) que no reportan diferencias significativas en las ganancias de peso de animales suplementados y no suplementados.

Los requerimientos del mineral en los animales varían según el peso corporal, edad, tasa de crecimiento, cantidad de leche producida y estado reproductivo. Además, hay que hacer notar que las diferentes referencias no coinciden en los valores de requerimientos para un determinado tipo animal. Esto se debe, fundamentalmente en variaciones de requerimientos para mantenimiento, cuyas diferencias se acentúan más en animales de baja producción láctea donde el mantenimiento es un componente proporcionalmente mayor en los requerimientos totales (10).

Los becerros requieren 0,3% de P en la dieta, mientras que las novillas necesitan 0,2% y las vacas 0,4% de P para mantenimiento y 2-3 g de P por cada kilogramo de leche producida (20). Las tablas de la NRC (1984) indican que son necesarios 0,95 g de P por litro de leche y 0,76 g de P por kilogramo de crecimiento fetal. En novillas se estiman necesidades de 22 g de P/ día.

La relación Ca:P dietario ideal se encuentra entre valores de 1:1 hasta 2:1. Los requerimientos del ganado vacuno indican que 0,18 a 1,04% de Ca y 0,18 a 0,70% de P son adecuados para vacas lactantes (19).

Las muestras de plasma sanguíneo fueron analizadas para determinación de niveles de fósforo inorgánico por el método de Fiske y Subbarrow (11), tomadas a cada grupo mensualmente. Los datos para cada tratamiento se muestran en el Cuadro 2, y reflejan el nivel plasmático de P hacia el final del período, cuando ya los animales tenían más de 5 meses recibiendo las raciones experimentales. El análisis de varianza mostró que no hubo diferencias estadísticas significativas (P<0,05). Estos resultados coinciden con Lamothe et al. (16), quienes señalaron no haber encontrado diferencias de P inorgánico en plasma por acción de la dieta.

Los presentes resultados contradicen diversos hallazgos (7,17,20,22) que reportan disminución de los niveles por acción de carencias del mineral o modificación por efecto de dietas experimentales, pero coinciden con los de Arispe (1) quién en Venezuela trabajando con ovinos, evaluó dietas que contenían fosfato dicálcico 100%, roca fosfórica 20% y roca fosfórica 40%, verificando que el P plasmático fue de 4,9; 4,7 y 5,3 mg%, respectivamente, sin diferencias estadísticas entre ellos. Así, en las condiciones de este experimento, el P plasmático tuvo limitada utilidad para comparar las fuentes de P estudiadas.

De acuerdo con la palpación de ovarios, los animales fueron clasificados en positivos y negativos, siendo los primeros aquellos animales con al menos un ovario funcional y los negativos aquellos con ambos ovarios no funcionales. Los datos analizados corresponden a palpaciones al final del período experimental (luego de 5 a 6 meses de suplementación) y se muestran en el Cuadro 2. El análisis de varianza mostró diferencias altamente significativas entre tratamiento para la variable ovarios positivos. Los grupos 2 y 3 se comportaron igual entre sí e iguales al tratamiento 4. Ambos (2 y 3) fueron estadísticamente superiores al 1. El tratamiento 4 se comportó de una manera similar a los suplementos comerciales (2 y 3) y al tratamiento control, aunque con la tendencia a ser mejor en éste último. Podemos señalar que bajo las condicionas de este tratamiento el mineral de la roca fosfórica promovió la actividad ovárica en términos aceptables. Estos resultados coinciden con resultados anteriores (6) quienes, palpando ovarios cada dos semanas en hembras de carne, encontraron un mayor número de ovarios positivos en grupos suplementados y contrarios a otros hallazgos (7) quienes no encontraron diferencias significativas en el número de estructuras palpadas (cuerpos lúteos) entre animales suplementados y los no suplementados.

El promedio de servicios por concepción para el programa de inseminación completo fue de 2,68 lo cual es aceptable para un programa de esta naturaleza. El número de servicios por concepción para cada tratamiento se muestra en el cuadro 2. El análisis de varianza no paramétrico mostró que hay diferencias altamente significativas entre tratamientos (P< 0,01) . La prueba de comparación de tangos usada para comparar los promedios de cada tratamiento señala que el tratamiento 2 es significativamente superior al tratamiento 1. Este último fue similar a los grupos 3 y 4. Los tratamientos 3 y 4 no se diferenciaron de los otros tratamientos. Sin embargo, es de hacer notar la mayor tendencia numérica hacia los grupos con suplementación mineral al compararse con el grupo control.

Estos resultados coinciden con otros investigadores (15,20) quienes señalan un menor número de servicios por concepción en los grupos suplementados. A su vez, difieren de Hecht et al. (14) quienes no encontraron diferencias en el porcentaje de concepción al primero, segundo, y tercer servicio, entre animales suplementados y no suplementados.

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

  • De los parámetros estudiados, hubo diferencias estadísticas significativas en favor de los grupos suplementados con minerales para las variables peso y funcionalidad ovárica.

  • Para la variable número de servicios por concepción se observaron tendencias numéricas a favor de los grupos suplementados pero sin llegar a ser estadísticamente significativas.

  • Estos hallazgos coinciden con algunos autores y difieren de otros, lo que evidencia la necesidad de llevar a cabo un mayor numero de estudios.

  • La roca fosfórica mostró potencial para su uso directo en la alimentación de bovinos. El grupo experimental, cuyo mineral fue formulado con roca fosfórica del estado Táchira, se comportó en algunos parámetros superior al grupo control y similar a los grupos con mineral comercial.

  • Ninguno de los animales mostró signos negativos por la ingestión de roca fosfórica durante seis meses

AGRADECIMIENTO

Nuestro agradecimiento a:

  • Bayer C.A. por suministrar la mezclas minerales utilizadas en este trabajo.
  • Fosfasuroeste C.A. por suministrar la roca fosfórica calcinada agregada al tratamiento 4.
  • A todo el personal de los laboratorios de Nutrición Animal de las Facultades de Ciencias Veterinarias y de Agronomía de la UCV.
  • A la M.V. Susmira Gadoy del FONAIAP por los análisis de fósforo sanguíneo.

RESUMEN

Con el fin de determinar el efecto de la suplementación mineral sobre. las características productivas y reproductivas de novillas Brahman y evaluar el uso de la roca fosfórica nacional proveniente del Táchira, 40 novillas fueron divididas en cuatro tratamientos: T1: control; T2: suplementadas con mineral comercial, con fuente tradicional de Ca y P y relación Ca.P de 1,2:1; T3: suplementadas con mineral comercial, con fuente tradicional de Ca y P, y relación Ca:P de 3,1-1 y T4: suplementadas con mineral cuya fuente de Ca y P era roca del estado Táchira y con una relación Ca:P de 3,1: 1. Las variables estudiadas fueron: Peso (P), Fósforo sanguíneo (PS), funcionalidad ovárica (FO) y número de servicios por concepción (NSP). Las novillas fueron suplementadas por seis meses y sometidas a un programa de inseminación artificial. Se encontraron diferencias significativas entre tratamientos para P (P<0,05) y funcionalidad ovárica (FO) determinada por palpación transrectal (P<0,01) . El NSC mostró tendencias en los grupos suplementados a ser mejores, pero sin significación estadística. La roca fosfórica nacional mostró potencial para su uso directo en la suplementación de bovinos, quienes no vieron afectado su comportamiento productivo y reproductivo.

Palabras Clave: suplementación mineral, fósforo, roca fosfórica, peso, funcionalidad ovárica, servicios por concepción, Brahman, Cynodon plectostachyus.

SUMMARY

THE USE OF NATIONAL SOURCE OF P IN THE MINERAL SUPPLEMENTATION OF BRAUMAN HEIFERS

In order to determine the effects of mineral supplementation on reproductive performance of beef heifers and to evaluate the national rock phosphate, from Táchira state 40 heifers were allocated to four treatments with 10 animals per treatment (T1: Control; T2: commercial mineral supplement with tradicional sources of Ca and P, and Ca:P relationship of 1.2:1; T3: commercial mineral supplement with tradicional sources of Ca and P, and Ca:P relationship of 3.1:1. and T4: commercial mineral supplementation with Ca and P obtained from rock phosphate, and Ca:P relationship of 3,1:1). The parameters studied were: weight, phosphorus in blood, ovarian function and number of services per conception. The heifers were supplemented during six months and subjected to an artificial insemination program. in the parameters studied were found significant differences among treatments for weight (P<0.05) and ovarian function (P<0.01) as determined throughout transrectal palpation. In relation to number of services per conception there was a trend toward the animals supplemented, although there were no differences. The rock phosphate showed to be a potential source of P for ruminants because did not affect animal performance. It is recommended to study this P source with different types of animals.

Key Word: mineral suplementation, phosphorus, rock phosphate, weight, ovarian function, services per conception, Brahman, Cynodon plectostachyus.

BIBLIOGRAFÍA

1. ARISPE, E. Estudio del efecto de la ingestión de malezas minerales con diferentes niveles de roca fosfórica (monte   Fresco)    sobre ovinos en crecimiento. UCV-FCV, Maracay, Venezuela. 95 pp. 1995. (Trabajo de Ascenso).

2.  AZAGE, T., K. ENTWISTLE y E. MUKASA-MUGERWA. Effects of supplementary feeding and suckling intensity on postpartum reproductive performance of small East African Cebu cows. Theriogenology. 38:97-106. 1992.

3. BLACK, W. y L. TASH.       Effects of phosphorus supplements on cattle grazing on range deficient in this mineral. Technical Bull. NO 856. United States Department of Agriculture. Washington, D.C. 67 pp. 1943.

4. BLOOD, D.C. Y J.A. HENDERSON. Veterinarian Medicine. 3rd. Ed., Willians & Wilkins Co., Baltimore. 1092 pp. 1968.

5. BOTACIO, R. Efecto de la suplementación mineral completa sobre parámetros productivos y reproductivos en bovinos a pastoreo. UCV-FAGRO-FCV. Maracay, Venezuela. 88pp. 1995. (Tesis M. Sci.) .

6. CALL, J.W., J.E. BUTCHER, J.T. BLAKE, R.A. SMART y J.L. SHUPE. Phosphorus influence on growth and reproduction of beef cattle. J. Animal Sc., 47(1):216-225. 1978.

7. CARTAIRS, J., D. MORROW y R. EMERY. Postpartum reproductive function of dairy cows as influenced by energy and phosphorus status. J. Animal SC., 51(5).1122-1130.. 1980.

8. CHICCO, C.F. Y S. GODOY de LEON. Suplementación mineral de bovinos de carne a pastoreo. III Cursillo de Ganado de Carne. FCV-UCV (Maracay). p. 47. 1987.

9. CHICCO, C.F  y S. GODOY de LEON. El fósforo en la nutrición Animal. Requerimientos nacionales, formas de utilización y alternativas futuras. Primer Seminario sobre el fósforo en la Agricultura Venezolana. Caracas. 23 pp. 1989. (Mimeo).

10. COMBELLAS, J. Alimentación de vacas lecheras en el trópica. Lunaprint de Venezuela S.R.L. 1a Ed. 160 PP. 1986.

11.FISKE, H. y J. SUBBARROW. The colorimetric determination of phosphorus. J. Biology Chemistry, 66:375. 1925.

12. GHOSH, A. y M. AKBAR. Effect of urea-molasses mineral block suplementation on pospaturm ovarian activity in zebu cows. Anim. Reproduc. Sc., 31:61-67. 1993.

13. HART, B. y G. MICHELL. Effect of phosphate suplementation on the fertility on an open range beef cattle herd on the Barkly Tableland. Australian Vet. J., 41:305-309. 1965.

14. HECHT, D., M. WELLS, L. BUSCH y G. ADAMS. Effects of dietary phosphorus levels on reproductive efficiency in dairy heifers. Anim. Sc. Research Report, 47:128. 1977.

15. HIGNETT, S. y P. HIGNETT. The influence of nutrition on reproductive efficiency in cattle: The effect of calcium and phosphorus intake on the fertility of cows and heifers. Veterinary Record, 63(2).603-609. 1951.

16. LAMOTHE, P., D. BOUSQUET y P. GUAY. Influence of exogenous phosphorus on uterine fluids composition. Theriogenology, 6 (4) .353-359. 1976.

17. LITTLE, D. Effects of dry season supplements of protein and phosphorus to pregnant cows on the incidence of first post-partum oestrusi Australian J. Experimental Agric. Anim. Husb., 15:25-31. 1975.

18. LITTLEJOHN, A. y G. LEWIS. Experimental Studies of the relationship betwen the calcium-phosphorus ratio of the diet and fertility in heifers: A preliminary report. Veterinary Record, 72(50):1137-1144. 1960.

19. McDOWELL, L., J. CONRAD y P.G. HEMBRY. Minerales para rumiantes en pastoreo en regiones tropicales. 2a Ed. 76 pp. 1993.

20. MORROW, D. Phosphorus deficiency and infertility in dairy heifers. J. Am. Veterinary Medical Ass., 154(7):761-767. 1969.

21. OSTROWSKY, J., E. LEFEBVRE, R. BALGÚN, B. RUTTER, A. GLÚDICE, G. CATALÁ, R. SARA, A. AGUERO de MICHELUZZI, S. SUCHYME, J. AUZMENDI, M. LAFFAYE, M. MONGIARDINO y R. GARCÍA. Teriogenología. Orientaciones para trabajos prácticos de obstetricia y patología de la reproducción de los animales domésticos. Ed. Hemisferio Sur. Buenos Aires. 10 Ed. 126 pp. 1979.

22. RIOS, J.E. Una nota sobre el consumo de sales minerales en bovinos de carne a pastoreo. Agronomía Trop., 4(2):227-234. 1974.

23. ROCHE, P., L. GRIERE, D. BABRE, H. CALBA y P. FALLAVIER. El fósforo en los suelos tropicales. Evaluación de los grados de deficiencia y de las necesidades de fósforo. Institut Mondial du Phosphate. Publicación Científica N° 2. 325 pp. 1980.

24. STEEL, R.G. y J.H. TORRIE. Bioestadística: Principios y Procedimientos. Ed. McGraw-Hill. Bogotá. 692 pp. 1985.

25. TELENI, J.D. Effects of supplements of phosphorus and protein on the ovarian activity of cows fed native pasture hay. Australian J. Exp. Agric. Anim. Husb., 17:207-213. 1977.

26. TOKARNIA, C. y J. DOBEREINER. Diseases caused by mineral deficiencias in cattle raised under range conditions in Brazil. (A review). Pesquisa Agrop. Brasileira, Ser. Vet. 8 (Sup.1). 6 pp. 1973.


^

Zootecnia Tropical > Sumario de la Colección > Volumen 15