Zootecnia Tropical > Sumario de la Colección > Volumen 13

Vol.  13(1):77-86 Zootecnia Trop., 1995

NOTA TÉCNICA 

EFECTO DEL MANEJO APÍCOLA SOBRE LA PRODUCCIÓN DE MIEL Y CERA

Antonio J. Manrique

 

FONAIAP. Gerencia de valoración y comercialización
tecnológica. Vía El Limón, Maracay.


INTRODUCCIÓN

A partir de la llegada a Venezuela (1976) de las abejas híbridas africanizadas (mal llamadas asesinas) la apicultura sufrió un proceso de transformación, dado que el incipiente desarrollo se basaba en colmenas rústicas con abejas europeas, principalmente híbridos italianos (Apis mellifera ligustica Spin) que por su fecundidad, mansedumbre y productividad permitía un manejo más sencillo. Sin embargo debido a la adaptaciòn de diversos nichos ecológicos, hibridación y desplazamiento de todas las las poblaciones de abejas del género Apis, desde el Cono Sur hasta Centroamérica (1), aunado a su comportamiento elevadamente defensivo ante cualquier disturbio, se hace imperativo adaptarse a este insecto y adecuar las prácticas de manejo para mejorar la productividad, entre las cuales resalta el manejo de las alzas (colocación, retiro y números de cuadros por alza).

El mejoramiento de los índices de productividad de miel y cera en una colmena de abejas, está relacionado directamente con los siguientes factores: genotipo de las abejas, flora y manejo apícola. Si se considera que el genotipo de las abejas con las que se trabaja en Venezuela, son de un "pool" genético indefinido [Gómez, comunicación personal (1994)], que dan origen a una progenie muy inestable comercialmente, aunado al hecho de que la multiplicación de las mejores colonias a veces logra mejorar los caracteres hereditarios e incrementa el rendimiento, pero tras una ó dos generaciones el éxito obtenido se pierde y desaparece sin huellas (5) y como cada abeja tiene 20000 genes (4), sumado a la importación de reinas no probadas, obtener logros significativos en la producción apícola en base a mejoramiento genético es realizable sólo a largo plazo.

No obstante, la flora y manejo apícola son los factores que más afectan los rendimientos de miel y cera en nuestras condiciones, dado que el manejo realizado tradicionalmente con las abejas italianas difiere notoriamente al requerido por las africanizadas bien sea por su comportamiento defensivo, su elevada prolificidad, alta tasa de enjambrazón, así como por su mayor capacidad de colectar néctar que las europeas (1), con las cuales se puede obtener una elevada respuesta productiva adecuando el manejo. Al respecto Kerr (4) señala que entre las prácticas de manejo las más resaltantes son: usar colmenas adecuadas y colocar nueve o diez cuadros de cera fundada con lo cual también se mejora las condiciones para una apicultura migratoria.

El presente trabajo tuvo como objetivo evaluar el efecto del manejo apícola (número de cuadros por alza) sobre la producción de miel y cera.

MATERIALES Y MÉTODOS

El ensayo se condujo en la Estación Experimental "Jaime Henao Jaramillo" , ubicada en el Municipio Guaicaipuro, Estado Miranda . La región se encuentra enmarcada dentro de la zona de vida del bosque húmedo premontano , a 1410 msnm, con una precipitación anual de 1250 mm distribuída homogéneamente entre mayo - noviembre y precipitaciones aisladas en el período diciembre -abril . La temperatura promedio es de 18ºc y una humedad relativa media de 80%.

Se usaron veinte ( 20 ) colmenas compuestas de una cámara de cría tipo Langstroth y tres alzas , con abejas híbridas africanizadas , un diseño completamente aleatorizado con arreglo factorial , con dos tratamientos y diez repeticiones. Como factores se trabajaron : N1 = nueve cuadros/alza y N2 = diez cuadros/alza .

El ensayo se realizó desde mayo de 1990 hasta abril de 1992, dividiéndose en dos períodos : L1 = mayo-noviembre ( lluvioso ) y L2 = diciembre - abril ( menos lluvioso ) , procesando los datos mediante el análisis de varianza.

Una vez delimitadas las unidades experimentales se cosechaba la miel , cuando al menos estuviese medio cuadro operculado , retirando las alzas , siguiendo la metodología descrita por Gómez ( 1 ) . Posteriormente , se transportaban al centro donde se procesaba la miel , de la siguiente forma : se eliminaba el opérculo con el cual las abejas sellan los alvéolos de miel , ( con cuchillos de sierra para cortar la cera ) y luego los cuadros fueron introducidos en extractores de miel que mediante fuerza centrífuga las remueven . La miel fue colocada en envases de metal ( acondicionados con pintura sanitaria ) para limpiarla de partículas extrañas en suspensión decantación por diferencia de densidad ).

Igualmente los opérculos se colocaron en recipientes provistos de tamices de mallas muy finas para escurrir los residuos de miel presente , y finalmente se pesaba la miel producida por cada colmena y se procedía a envasarla . Respecto a la cera esta se sometía a la acción del agua caliente hasta su completa fundición , pasándola a un molde a través de un liencillo para eliminarle las impurezas .Al solidificarse se retiraba de los moldes y se pesaba.

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

En el Cuadro 1 , se muestran los valores promedios de producción de miel ( kg/colm/año ) sin diferencias significativas , aunque existe una mayor producción ,cuando se trabaja con alzas de nueve cuadros respecto a las de diez . Este tendencia productiva concuerda con lo reseñado por Gómez (1 ) quien señala que la producción de miel es mayor cuando se utilizan nueve cuadros, dado que deja mayor espacio de almacenamiento ( principalmente los cuadros extremos ) pudiendo las abejas aumentar la productividad de miel y cera , sugiriendo además que los cuadros uno y diez no son completamente llenados por dejar poco espacio para que las abejas trabajen con holgura .

Este comportamiento productivo se va a presentar en situaciones en donde hay flujo nectarífero constante no concentrado , dado que bajo condiciones de flujos nectaríferos muy concentrados como el del girasol ( Helianthus annus ) no se observaron diferencias estadísticas ni biológicas, al comparar alzas de nueve y diez cuadros ,encontrando como unica dificultad en el manejo el rompimiento de los cuadros uno y diez al momento de retirarlos del alza. Por otra parte a pesar de que estas producciones están por encima del promedio nacional , 25 kg/colm/año , distan mucho de valores reportados por Núñez ( 7 ) en Brasil con cifras cercanas a los 120 kg/colm/año.

 

Cuadro 1: Producción de miel ( kg ) y cera ( gr ) por colmena.


Variable Periodo de Produccción Nº de Cuadros / Alza Promedio
N1=9 N2=10

MIEL P1 38,00 35,00   36,55 a
P2 15,80 10,20 13,00 b

Total

  53,80 45,20 49,50
CERA P1 1156,30 696,10 926,20 a
P2 442,00 153,00 297,50 b
Total   1598,30 a 849,10 b 1.223,70

a,b Valores de la misma variable con distintas letras son estadísticamente diferentes (P<0,01).
a,b Valores de la misma fila con distintas letras son estadísticamente diferentes (P<0,01).

 

Respecto a la producción de cera los valores de producción ( gr/colm/año) mostrados en el Cuadro 1, presentan diferencias altamente significativas ( P < 0,01) a favor de las alzas con nueve cuadros respecto a las de diez . Esta respuesta es corroborada por diversos autores, teniendo como asidero que las abejas tienen mayor espacio para estirar la cera , generando por lo tanto una mayor producción y ha servido como incentivo para que diversos productores ensayen con alzas de de ocho cuadros sin obtener resultados favorables hasta el momento , debido a que las abejas tienden a construir panales en los espacios libres.

De igual forma se observó que la producción de cera en N1, mejoró la relación miel-cera a un 2,97% respecto al índice sugerido por Gómez (3) conocido a nivel mundial , que es de 2%, lo cual es indicativo de un buen manejo.

En el Cuadro 1 se observa además que hubo diferencias altamente significativas ( P < 0,01 ) en cuanto a los períodos de producción , resultando L1 superior en un 281% respecto a L2 . Esta respuesta concuerda con lo reportado con diversos autores dado que en casi todas las formaciones vegetales en Venezuela, la mayor parte de la flora apícola tiende a florecer en el período seco ó menos lluvioso , excepto en el bosque muy seco tropical , bosque muy húmedo tropical y en ciertas regiones costeras en donde la vegetación florece mayormente entre mayo y agosto. Sin embargo la producción en el período lluvioso tiene la ventaja que evita la alimentación de subsistencia , mantiene las colonias fuertes y genera una miel multifloral en condiciones de bosque húmedo premontano. No obstante en la regiòn del ensayo se observò (6) que existe un flujo nectarífero constante durante todo el año, siendo afectada la producción por las precipitaciones durante el período lluvioso ( mayo-octubre ) , aunque entre noviembre y diciembre ocurren lluvias de "norte " con precipitaciones muy similares a las del período lluvioso.

La producción de cera ( gr/colmena ) por período, revela diferencias altamente significativas ( P < 0,01 ) encontrándose valores de 926,20 y 297,50 gr de cera/colmena para L1 y L2 , respectivamente , concordando con lo señalado por Gómez ( 1 ) debido a que existe una relación directa entre producción de miel y producción de cera y además a que la mayor producción de miel ocurrida en L1 era de esperarse , obteniéndose en ambos períodos relaciones miel-cera superior al 2% .

Respecto a la utilización de una cámara de cría con tres alzas, contrario a lo señalado por Gómez (2) quien recomienda en la época de preflujo, colocar dos cámaras de cría Langstroth con diez cuadros para obtener mayores rendimientos, diversos productores difieren de este criterio y sugieren que es más adecuado y cómodo trabajar con cuatro ó cinco alzas dado que permite uniformizar el apiario. Trabajos preliminares del autor señalan la inconveniencia de trabajar con puras alzas en híbridos africanizados , siendo más práctico trabajar con una cámara de cría tipo Lansgstroth , concordando con Kerr ( 4 ) quien señala que este tipo de colmena mejora la productividad de miel y cera , propiciando mejores condiciones para una apicultura migratoria.

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES.

- El uso de alzas con nueve cuadros presenta una mayor tendencia productiva , acentuándose esta, durante el período seco.

- Las alzas con nueve cuadros aumentan la producción de cera en mayor proporción durante el período seco , lo cual se debe fundamentalmente al mayor espacio disponible entre cada cuadro , sirviendo esto de estímulo a las abejas para que expandan los cuadros, aumentando por ende la cera producida.

- Se recomienda utilizar alzas con nueve cuadros, debido a la mayor producción de miel y cera e igualmente a la menor dificultad de manejo.

- Se sugiere continuar evaluando diferentes aspectos de manejo, dado que en el trópico el mejoramiento de estas prácticas pueden mejorar sensiblemente los índices productivos.

RESUMEN

Se realizó un ensayo en la Estación Experimental " Jaime Henao Jaramillo " de la Universidad Central de Venezuela , con la finalidad de evaluar el efecto del manejo del número de alzas , sobre la producción de miel y cera por colmena. Dicha evaluación se realizó desde mayo 1990 hasta abril 1992, se utilizaron veinte (20) colmenas compuestas de una cámara de cría Langstroth y tres alzas , en un diseño completamente aleatorizado con arreglo factorial, distribuyendo las colmenas en dos tratamientos y diez repeticiones. El ensayo se dividió en dos períodos : L1 = mayo-octubre (lluvioso) y L2 = noviembre-abril (menos lluvioso) con alzas de nueve (N1) y diez (N2) cuadros cada uno. Los datos se procesaron mediante el análisis de varianza. Los resultados obtenidos indican que no hubo diferencia significativa en la producción de miel cuando se utilizaron alzas de nueve ó diez cuadros , obteniéndose valores promedios de 53,80 y 45,20 kg/colmena/año, respectivamente . Sin embargo se encontraron diferencias altamente significativas ( P < 0,01 ) para la producción de miel por período , con medias para L1 y L2 de 36,55 y 13,00 kg/colmena. Similarmente se encontró respuesta altamente significativa para la producción de cera en todas las variables estudiadas, obteniéndose valores de 1598,30 y 849,10 gr/colmena/año para alzas con nueve y diez cuadros , respectivamente y L1 = 926,20 y 297,50 gr/colmena para L2. Se sugiere continuar evaluando diferentes aspectos de manejo para mejorar los índices productivos de miel y cera.

EFFECT OF APICULTURE MANAGEMENT ON THE HONEY AND BEE WAX PRODUCTION

SUMMARY

A trial realized in the station experimental " Jaime Henao Jaramillo " of the Central University of Venezuela , in order to study the effect mangement on honey and bee wax production per hive. The evaluation was realized since may of 1990 until april 1992 , was used twenty (20) hive , one chamber of and trhee alzas , was utilized a design randomized fully with factorial arrangement , the hive was sorted in two treatements and ten repetitions. The trial was dividied in two periods : L1 = may-october (raining) and L2 = november-april (less raining) with nine (N1) and ten (N2) square. The data were analized for variance.The results got, no showed significant difference in the honey production , when was utilized N1 or N2 getting average of 53,80 and 45,20 kg/hive/year , each one , but if were significant difference highly ( P < 0,01 ) in the honey production for period , with average values for L1 = 36,55 and L2 = 13,00 kg/hive . Like were significant difference highly for the bee wax production , for every characters studied , with values of 1598,30 and 849,10 gr/hive/year for N1 and N2 , respectively , and 926,00 for L1 and 297,50 gr/hive for L2.

BIBLIOGRAFÍA

1- Gómez , R. .Manejo de alzas. Técnicas y prácticas apícolas Nº 9. Dirección General de Desarrollo Ganadero. Ministerio de Agricultura y Cría. Caracas, Venezuela. 12 p. 1982.

2- Gómez , R. . Manejo estacional. En : Manejo de la abeja africanizada. Caracas , Venezuela . pp. 179-202. ( ed. Luis H. Anzola ). 1986.

3- Gómez , R. Manejo de poblaciones de abejas en condiciones de africanización. Técnicas y prácticas apícolas Nº 6. Dirección General de Desarrollo Ganadero. Ministerio de Agricultura y Cría. Caracas , Venezuela. 9 p. 1982.

4- Kerr , W. . Melhoramento em abelhas. En: Manual de apicultura. ( ed. Joao M.F. Camargo ) Sao Paulo , Brasil . pp. 97-115. 1974.

5- Koptev, V., Harcenko , G. y Afinoghenov , A. . Mejora de las abejas. Apiacta 26 (2): 45-51. 1991.

6- Manrique , A. . Algunas obsevaciones sobre la producción apícola en bosque húmedo premontano. VII Congreso Venezolano de Zootecnia , 5-9 de octubre de 1992. Maturín , Venezuela. Programa y resúmenes NT- 8   . 1992.( Resúmen ).

7- Nuñez , J. Quantitative investigation of behavior of Apis mellifera ligustica Spinola and Apis mellifera adansoii L : Conditioning food and informational factors and foraging activity. Apiacta 8 (4): 151-154 . 1973.


^

Zootecnia Tropical > Sumario de la Colección > Volumen 13