Zootecnia Tropical > Sumario de la Colección > Volumen 11

Zootecnia Tropical, Vol. 11(1):13-26. 1993

CRECIMIENTO PONDERAL EN BECERROS DE DOBLE PROPÓSITO
SOMETIDOS A UN SISTEMA INTEGRAL DE CRIANZA 

Espartaco Sandoval*, Alberto Valle**, 
Ramón Flores* y Rosa Medina* 

*FONAIAP. Estación Experimental Falcón. Coro. Estado Falcón. 
**CENIAP. Departamento de Estadística e Informática. Maracay. Estado Aragua.


INTRODUCCIÓN 

En las explotaciones de bovinos de doble propósito se observa una marcada tendencia a la subestimación de la crianza y levante de becerros, obteniéndose de esta manera repercusiones negativas, tanto para el futuro reproductivo del animal como en los resultados económicos de la explotación (4). Para el caso del área del Bajo Tocuyo (estado Falcón), trabajos de caracterización realizados por el FONAIAP en el período 1983-1986, mostraron como resultado una baja eficiencia en los sistemas de crianza de becerros (17), traducida en bajas tasas de crecimiento (270 g/día) y elevada mortalidad (hasta 42%). 

En nuestro país existe escasa información sobre la alimentación y crianza de becerros, en particular con enfoques integrales; sin embargo, es conocido que suministrando al becerro dietas sólidas a temprana edad se produce un aumento sustancial en las actividades celulíticas del rumen y por lo tanto, una mayor eficiencia en la conversión alimenticia, abriendo la posibilidad de un destete precoz sin efectos detrimentales en su comportamiento futuro (5, 6). Por otro lado, el amamantamiento restringido representa un sistema de crianza económico y efectivo para las áreas tropicales (11, 14), pudiendo tener efectos diferentes sobre la producción de leche, consumo y ganancia diaria de peso, de acuerdo con la modalidad empleada de uno o dos amamantamientos por día. 

Al respecto, Ugarte y Preston (21);Veitía y Simón(24); Giraldez et al (7) y Velazco et al (25) observaron una tendencia favorable para la producción de leche e incremento de peso en becerros, para dos amamantamientos de 30 minutos postordeño, a la vez que Ugarte (20) y Teeluck et al (19) opinan que el doble amamantamiento permite a los becerros tener un mejor comienzo en el primer mes de vida, pero que, posteriormente a esta fecha es recomendable reducirlo a uno, con el propósito de favorecer el desarrollo ruminal. Castañeda et al (3), estudiando estas dos modalidades de amamantamiento, no observaron diferencias en relación con el incremento de peso de los becerros.

El inicio del pastoreo en los rumiantes jóvenes es una etapa de su vida delicada y compleja, particularmente por el desarrollo incompleto de su sistema digestivo ya la susceptibilidad a enfermedades parasitarias, por lo cual la cantidad y calidad del forraje reviste una vital importancia. Los pastos bajo un programa intensivo de uso requieren de niveles considerables de fertilizantes (15), siendo el nitrógeno según Herrera (9), el que más puede limitar la cantidad del forraje e Incrementar los niveles de proteína cruda en los pastos, proporcionalmente ala dosis aplicada. Estas prácticas conducirán indudablemente a un mejoramiento cuantitativo y cualitativo de la pastura, lo cual permitirá cubrir adecuadamente, junto con la suplementación, los altos requerimientos de mantenimiento de los animales en crecimiento (12), así como una mayor resistencia a las enfermedades, particularmente las de tipo parasitarias (16). 

El objetivo de) presente trabajo fue comparar el uso sistematizado de este referencial tecnológico versus la práctica tradicional de crianza en los productores de la región del estado Falcón, con relación al crecimiento y sobre vivencia de los becerros, con la finalidad de contribuir en la implantación de un modelo de crianza, capaz de ser implantado fácilmente en los distintos tipos de explotaciones pecuarias existentes. 

MATERIALES Y MÉTODOS 

El estudio se realizó en una finca del distrito Acosta del estado Falcón, utilizando 60 becerros del tipo mosaico con predominancia de la raza Holstein (30machos y 30 hembras ), asignados alternativamente al nacer a dos tratamientos: a) doble amamantamiento de 30 minutos hasta los 45 días, con posterior restricción a uno; suplementación con concentrado comercial granulado (18% PC y 10% fibra) a razón de 100 g/día hasta la segunda semana de vida, luego 250 g/día hasta la cuarta semana y finalmente 500 g/día hasta el destete (90 días). En esta etapa son enviados a pastoreo en módulos de cuatro potreros de pasto estrella (Cynodon nlemfuensis), sometido a control de malezas y fertilización, con siete días de ocupación y21 de descanso; separación por edades; ampliación y limpieza diaria de becerreras, desparasitación trimestral más vitaminas A, D y E; vacunados y desparasitados; sales minerales yagua a voluntad; b) grupo testigo con manejo tradicional de pastoreo conjunto de vacas y becerros durante medio día y posterior confinamiento en becerreras; suplementación irregular y escasa con fuentes energéticas (harina de arroz, afrecho, etc.). 

Los animales fueron pesados al nacer y posteriormente cada 30 días hasta la edad de 11 meses; evaluación de la toma de cal ostro por medio de la prueba de turbidez con ZnSO4; evaluación semanal de los potreros mediante marcos cuadrados (0,5 m2) para la determinación de proteína y materia seca; evaluación diaria de consumo de concentrado, sales minerales y consumo de leche x amamantamiento, pesando los becerros antes y después de éste. 

Los datos obtenidos fueron analizados mediante análisis de varianza, por el método de mínimos cuadrados y las comparaciones de media, por la técnica de Tukey (20).

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Los pesos promedios al nacer de los animales tratados y testigos fueron de 20,83 + 5,38 kg y 20,27 + 4,24 kg, respectivamente, sin diferencias entre grupo y sexo dentro del grupo. Los pesos correspondientes a los pesajes mensuales se presentan en el Cuadro 1, observándose que desde el inicio del tratamiento integral de crianza, los becerros tienden a ser más pesados que los testigos. Los animales tratados presentaron un promedio de consumo de leche de 3,701/día (testigos 0,721/día). El consumo lácteo, concentrado y minerales, bien como la evaluación del pasto se presenta en el Cuadro 2.

Los valores de pesajes mensuales indican que desde temprana edad los becerros responden al tratamiento, comenzando a ganar peso rápidamente cuando fueron comparados con los testigos. Ya a la edad de tres meses, la diferencia (8,07 kg) es estadísticamente significativa (P < 0,05), la cual continúa hasta los 330 días, con una diferencia de peso de 61 ,44 kg a favor de los becerros del grupo tratado. 

Con relación al sexo del becerro, los valores mostrados en el Cuadro 3 indican que mientras en el grupo testigo solamente se manifiesta en la última pesada (11 meses), en los becerros del grupo tratado empieza a ser estadísticamente diferente (P<0,05) a partir de los seis meses, coincidiendo con lo reportado por Valle (23) en Holstein. Analizando este efecto entre grupos, se observa en el grupo tratado que los becerros de ambos secos responden a la alimentación compensatoria, con diferencias estadísticas (P<0,05) entre machos a partir de los 60 días (41,7 vs. 34,4 kg), mientras que para las hembras se verifica a partir de los 120 días (58,7 vs. 43,9 kg). 

El Gráfico 1 muestra los incrementos de peso de los animales tratados y testigos, según el sexo del becerro, observándose que desde los primeros 30 días el crecimiento favoreció a los animales tratados (355 vs. 297 g) y que esta diferencia fue aumentando considerablemente en la medida que transcurre el experimento. Las mayores ganancias diarias de peso se observaron entre los 150 y 210 días para los machos y hembras tratados (517 y 473 g, respectivamente), mientras que en los testigos el incremento de peso fue bastante irregular no sobrepasando los 300 g/día.

Los valores promedios de ganancia diaria de peso para los animales tratados (391 g) son bastante semejante a los reportados por Giraldez et al (7) en mestizos Holstein x Cebú y en mosaico perijanero por Capriles (2) y superiores a los indicados por Teeluck (19) en animales criollos, reportando una ganancia de peso de 220 g/día, muy parecida a la obtenida en el presente trabajo para los animales testigos (209 g/día). Entretanto, muchas otras investigaciones (1, 2, 14, 21' 22, 23, 24) indican incrementos superiores en becerros de razas puras (Holstein), así como en mestizos diversos, en su mayoría del tipo lechero. 

Cuadro 1 Peso de becerros (kg) tratados y testigos, desde el nacer hasta los 330 días.

 

Cuadro 2. Consumo de leche, concentrado, minerales y evaluación del forrajero ofrecido.

 

Cuadro 3. Peso (Kg.) de los becerros tratados y testigos, desde el nacimiento hasta los 330 días, según sexo.

 

Gráfico 1. Promedio de incremento de peso (Kg.) de becerros tratados y testigos, según sexo.

Gráfico 1. Promedio de incremento de peso (Kg.) de becerros tratados y testigos, según sexo.

El Cuadro 4 muestra el análisis de la varianza para los efectos contemplados en el modelo, indicando diferencias altamente significativas (P<0,01) para tratamiento, sexo del becerro., mes de pesada y la interacción tratamiento x mes. 

Con la finalidad de verificar si la aplicación del tratamiento alimenticio compensatorio es rentable, se estimó una serie de valores económicos, basados en los controles de consumo, precio actual de los mismos, ganancia promedio de peso, precio de la carne y otros que se encuentran relacionados en el Cuadro 5. 

Del análisis del cuadro se desprende que existe una ganancial económica con la implantación de un sistema alimenticio integral de crianza para los becerros, además de otras ventajas como lo es que los animales suplementados alcanzan la madurez sexual a una edad más temprana y por ende, comienzan a producir mucho antes que los animales criados en la forma tradicional. 

Cuadro 4. Resultados del análisis de la varianza.

 

Cuadro 5. Factibilidad económica de la aplicación de un sistema integral de crianza en becerros de doble propósito.

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES 

De los resultados obtenidos en el estudio comparativo de becerros tratados o no con un sistema integral de crianza, podemos concluir que: 

-El sistema de alimentación diseñado para los becerros es satisfactorio en cuanto a la ganancia de peso. 

-Se benefician los aspectos reproductivos, al alcanzar estos becerros la etapa de producción a una edad más temprana. 

-Existe una marcada ganancia económica que indica la factibilidad de la suplementación. 

Por consiguiente, es recomendable que los ganaderos de la región del Bajo Tocuyo del estado Falcón implanten un sistema integral de crianza de sus becerros, con la seguridad de obtener un mayor beneficio económico en sus explotaciones. 

RESUMEN 

El estudio se realizó en una finca del distrito Acosta del estado Falcón. Se utilizaron 60 becerros del tipo mosaico (30 machos y 30 hembras) asignados alternativamente a dos tratamientos: 1) doble amamantamiento hasta los 45 días de nacidos, con posterior restricción a uno, concentrado comercial granulado (18% PC y 10% fibra) a razón promedio de 300 g/día/animal, sales minerales a voluntad y en las tardes estaban a potrero de pasto estrella abonado; 2) grupo testigo, con manejo tradicional de pastoreo conjunto de vacas y becerros, con solamente suplementación energética (harina de arroz, afrecho, etc.). Todos los animales fueron pesados al nacer y luego cada 30 días hasta la edad de 11 meses, cuyos resultados se analizaron por varianza y las comparaciones de medias por la técnica de Tukey. Existen diferencias altamente significativas (P < 0,01) entre tratamientos y sexo del becerro, con promedios al nacer de 2,83 + 5,38 y 20,27+ 4,24 kg para tratados y testigos, respectivamente, sin diferencias significativas entre sexo dentro del grupo, la cual perdura hasta los 180 días en el grupo tratado, mientras que en los testigos llega hasta los 300 días. Posterior a estas fechas, los becerros machos son más pesados que las hembras, con 154,21 + 30,0 y 147,10 + 25,0 kg para el grupo tratado y 93,9+ 19, 1 y 84,6 + 16,6 kg para los testigos, para machos y hembras respectivamente. La mortalidad fue mayor en el grupo testigo (16%) que entre los tratados,(3%). Se concluye que existe un efecto positivo al someter a los becerros a un sistema integral de crianza, favoreciendo el destete y una temprana incorporación de los animales a las actividades productivas. 

SUMMARY 

In a farm in the Acosta district of the Falcon state, Venezuela, sixty (60) calves of the mosaic type breed (30 female and 30 male) were alternatively grouped into 2 treatments: 1) Suckling twice a day until 45 days after birth followed bya restriction to one suckling a day plus 300 g/d/animal of a commercial granulated concentrate (18% CP and 10% CF), mlneral salt ad libitum and grazing every afternoon on a recently fertilized field of pasto estrella (Cynodon dactylon). 2) Control group under atraditional grazing system (cows and calves all together) plus a energetic supplementation (rice flour, bran, etc.). The wéight af birth and each 30 days until the age of 11 months were recorded. Significant differences were observed between treatments and calf sex with means and standard desviation of 20.83+ 5.38 and 20;17+ 4.14 kg for the treated group and control, respectively. No differences were observed within group until the age for 180 and 300 days for the treated and control group respectively, when the male were heavier than the female with average and SD 154.21 30 and 147.10 25 kg in the treated group, and 93.9 19 and 84.6 17 kg in the control for male and female, respectively. It was observed a lower mortality in the treated group (3 and 16% for treated and control respectively). In sum an integral system which take advantage of the early weaning of the calves and a quick entrance to production. 

BIBLIOGRAFÍA 

1. ALVAREZ, F.; S. SAUCEDO; A. ARRIAGA y T. PRESTON. Efectos sobre la producción de leche y e.1 comportamiento de los becerros al ordeñar las vacas cebú/europeo con o sin apoyo del becerro y amamantamiento restringido. Prod. Anim. Trop., 5: 27 -39. 1980. 

2. CAPRILES, M. Crecimiento de becerros mestizos en la cuenca del Lago de Maracaibo. Rev. Agr. LUZ, 32: 18-26. 1 981 .

3. CASTAÑEDA, H.; F. RODRÍGUEZ y R. FLORES. Efecto de dos modalidades de lactación controlada sobre la fertilidad de vacas cebú. Téc. Pec., México, 52: 114-118. 1986. 

4. CHACON, E.; M. CAPRILES; L. ARRIO y E. CAPELLA. Modalidades alimenticias para la crianza y levantamiento de becerros en explotaciones lecheras especializadas y de doble propósito. II Ciclo de Conferencias sobre Producción de Leche (Memorias). UCV. Fac. Ciencias Veterinarias: 169-216. 1990. 

5. CHICCO, C.; E. SHUL TZ; E. CESALLOS; J. SIGALA y T. SHUL TZ. Efecto de sustitutos lácteos y tiempos de destete sobre la ganancia de peso y procesos fermentativos en el rumen de becerros. Agr. Trop., 21 (6) : 539549. 1971. 

6. FERNÁNDEZ, A.; J. GIRALDEZ y N. Mc LEOD. Fermentación ruminal en becerros criados con amamantamiento restringido: caña de azúcar y miel'/urea. Prod. Anim. Trop., 1: 144-149. 1976.

7. GIRALDEZ, J.; S. MORALES; N. McLEOD y T. PRESTON. Estudio sobre el crecimiento de terneros criados con amamantamiento restringido: caña de azúcar y miel/urea. Prod. Anim. Trop., 1: 150-155. 1976. 

8. HEAD, H.; K. SACHMAN y S. HARRIS. El crecimiento de la glándula mamaria en novillas. Rev. Holstein (Venezuela), 1(1): 31-39.1989. 

9. HERRERA, R. S. Algunos factores que afectan la calidad de los pastos. Rev. Cub. Ciencias Agric., 19: 231-236. 1985. 

10. LABBE, S.; R. URDANETA; T. PEROZO; R. OLIVARES y A. AVENDAÑO. Utilización de la suplementación con melaza, urea y yuca en el crecimiento de becerros Criollos Limoneros. Agron. Trop., 25 (3): 201-205. 1975. 

11.LEÓN, L. Efectos del amamantamiento restringido sobre el crecimiento del becerro, la producción lechera y la fertilidad de la madre. UCV. Fac. Agronomía, 130 p. (Tesis de Grado). s. f. 

12. PACHECO, O.; L. MENDOZA; J. RODRÍGUEZ y A. AVILA. Influencia de la fertilización N-P-K sobre el rendimiento y contenido mineral del pasto estrella jamaicano. Agrotecnia de Cuba, 21 (1 ): 65-70. 1988. 

13. PAREDES, L.; M. CAPRILES; P. RODRIGO y N. MÁRQUEZ. Amamantamiento restringido con vacas de alto potencial gen ético. III Congreso Ven. Zoot. (Resúmenes). 1983. 

14. PAREDES, L. Efectos del amamantamiento restringido sobre el crecimiento de becerros, producción de leche y comportamiento reproductivo. UCV. Fac. Agron., 30 p. (Mimeo). 1981. 

15. RAMOS, N.; R. HERRERA y F. CUBELO. Frecuencia de corte y niveles de nitrógeno en king grass (Pennisetum purpureum y P. thyphoides). II Reunión ACPA. La Habana. p. 142. 1979. 

16. SAAVEDRA, L.; J. RODRIGUEZ y J. UGARTE. Relación entre la edad de entrada al pasto, los nematodos gastrointestinales y el crecimiento en terneros Holsteín. Rev. Cub. Ciencias Agric., 14: 29-36. 1980.

17. SANDOVAL, E.; E. SOTO; P. BEAUOOVIN y S. ALFONZO. Caracterización de los sistemas de crianza de becerros en el area del Balo Tocuyo, estado Falcón. 38 p. (Mimeo). 1988. 

18. STELWAGEN, A. yO. GRIEVE. Effect of plane of nutrition on growth and mamary gland development in Holstein heifers. J. Oairy Sci., 73 (9): 2333-2341. 1990. 

19. TEELUCK, J.; B. HULMAN y T. PRESTON. Efecto de la frecuencia del ordeño en combinación con amamantamiento restringido sobre rendimiento de leche y comportamiento de becerros. Prod. Anim. Trop., 6: 154-162. 1981. 

20. TUKEY, J. W. Comparing individual means in the analysis of variance. Biometrics, 5: 99-102. 1949. 

21. UGARTE, J. Amamantamiento restringido. Comportamiento de terneros criados en amamantamiento restringido o con vacas nodrizas suplementadas con miel/urea o concentrados desde la primera semana de edad hasta los 159 kg de peso. Rev. Cub. Ciencias Agric., 12: 1925. 1978. 

22. UGARTE, J. y T. PRESTON. Amamantamiento restringido. I. Efectos del amamantamiento una o dos veces al día sobre la producción de leche y el desarrollo de los terneros. Rev. Cub. Ciencias Agric., 6: 185-194. 1972. 

23. VALLE, A. Importancia del porcentaje de pelaje negro en animales Holstein sobre el proceso adaptativo.l. Crecimiento ponderal hasta 18 meses. Agron. Trop., 30 (16) : 159-179. 

24. VEITIA, J. y L. SIMÓN. Efecto de dos sistemas de amamantamiento restringido sobre la producción de leche y el crecimiento de los terneros. Rev. Cub. Ciencias Agri9., 6: 201-206. 1972. 

25. VELAZCO, J.; S. GUEVARA; M. CAPRILES y L. PAREDES. Efectos del amamantamiento restringido y la crianza artificial sobre la producción de leche y crecimiento de los becerros en vacas Holstein y Pardo Suizo. III Congreso Venez. Zootec. (Resúmenes). 1983.


^

Zootecnia Tropical > Sumario de la Colección > Volumen 11