Zootecnia Tropical > Sumario de la Colección > Volumen 10

Zootecnia Tropical, 10(2):131-155.  1992

EFECTO DE FERTILIZACIÓN NITROGENADA Y LA EDAD SOBRE LA PRODUCCIÓN,
 TASA DE ACUMULACIÓN y VALOR NUTRITIVO DE LA MATERIA SECA DEL PASTO
Digitaria swazilandensis

Luis Navarro1, Dionisio Vásquez2, Anibal Torres3

1Investigador FONAIAP -Estación Experimental Anzoátegui. Aptdo. 212 El Tigre. Estado Anzoátegui
2Profesor Jefe del Departamento de Nutrición y Forrajes de la Escuela de Ingeniería
 Zootécnica -UDO Jusepín Estado Monagas
3Perito Agropecuario Asistente


INTRODUCCIÓN

La especie Digitaria swazilandensis, conocida como pasto "swazi" en la región nororiental del país, fue introducida a principios de la década del 70 en la Mesa de Guanipa, De allí se ha venido propagando a otras zonas de las sabanas orientales, principalmente de los estados Anzoátegui y Monagas, cuyos suelos se caracterizan por ser de texturas arenosas y franco-arenosas, bien drenadas, de naturaleza ácidos y de baja fertilidad.

El pasto "swazi" es de porte bajo, de estolones delgados y de hojas finas y suaves, características que lo hacen muy apetecibles por el ganado y excelente para su conservación como heno. Además, por su fácil establecimiento y resistencia a plagas y enfermedades, a la sequía ya la quema, ha tenido gran aceptación entre los ganaderos (14). No obstante estas bondades, el pasto ha sido poco estudiado, desconociéndose su rendimiento de materia seca (MS), su contenido y fluctuación de la proteína cruda (PC) y de nutrimentos digestibles totales (% de NDT), bajo el efecto de la edad y de la fertilización, específicamente con nitrógeno.

MATERIALES Y MÉTODOS

El experimento se realizó en el campo del FONAIAP, Estación Experimental Anzoátegui, en un suelo de textura areno-francosa (86,8% de arena, 3,4% de limo y 9,8% de arcilla), un pH de 5,5 y valores de 7,0 ppm de fósforo; 19,0 ppm de potasio; 48 ppm de calcio y 36,0 de magnesio.

Se utilizó un diseño de bloques al azar en parcelas divididas con tres repeticiones, en el que las parcelas principales correspondieron a las dosis de nitrógeno (3715; 75,0 y 112,5 kg/ha) y las subparcelas a la edad del pasto: 7, 14, 21, 28, 35, 42, 56, 63 y 70 días. El período experimental comprendido desde el inicio de la estación lluviosa hasta su final o entrada de la estación seca, fue dividido en dos ciclos de corte de 70 días cada uno. El primer ciclo correspondió al período comprendido de inicios de julio hasta finales de septiembre, y el segundo desde finales de septiembre hasta inicios de diciembre. Una vez entradas las lluvias se dio al pasto un corte de uniformidad a 5 cm del suelo, aplicándose inmediatamente como fertilización base 70 kg/ha de P2O5 en la forma de superfosfato triple, y 40 kg/ha de K2O en la forma de sulfato de potasio, mientras que las dosis de nitrógeno se aplicaron en la forma de urea al inicio de cada ciclo de corte. Las parcelas tuvieron un área de 120 m2 y las subparcelas 12 m2, las cuales fueron muestreadas semanalmente, utilizando un marco de metal de 1 m2. El material verde cosechado se pesó e inmediatamente se tomó una sub muestra para la determinación de la materia seca en una estufa a 60°C durante 48 horas, hasta obtener peso constante. Las sub muestras fueron analizadas en el Laboratorio de Nutrición y Forrajes de la Escuela de Ingeniería Zootécnica de la Universidad de Oriente.

El porcentaje de proteína cruda (% PC) se obtuvo multiplicando el porcentaje de nitrógeno presente en cada sub muestra (determinado por el método de Kjeldahl) por 6,25 que es el factor de conversión de nitrógeno a proteína. El porcentaje de NDT se obtuvo por el método de Lofgreen (9). La tasa de acumulación de materia seca se obtuvo dividiendo el rendimiento de esta materia seca a 105°C entre la edad.

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

El muestreo del pasto para la valorización de los parámetros a estudiar se inició a los 14 días después del corte de uniformidad, debido a que a los siete días había muy poco material para cosechar, especialmente en el primer ciclo. A esta edad no se pudo visual izar una respuesta importante al efecto de la aplicación del fertilizante. La precipitación acumulada durante el primer ciclo fue de 492,8 m m y en el segundo 226,6 milímetros.

Rendimiento de la materia seca (MS)

Efecto del nitrógeno. El análisis de regresión de los datos recopilados durante los ciclos 1 y 2, mostró que existe una relación altamente significativa (P< 0,0001) entre el rendimiento de la materia seca y la dosis de nitrógeno, obteniéndose un efecto lineal y cuadrático de este factor sobre el rendimiento (Gráfico 1).

En el ciclo 1, el rendimiento de materia seca estimado a la edad promedio de 42 días fue de 1107' 18; 1615,93; 2083,3 y de 2509,4 kg/ha para las dosis de 0; 3715; 75,0 y 112,5 kg de N/ha, respectivamente. En en ciclo 2, el rendimiento para esas mismas dosis fue de 815,2; 1173,0; 1488,0 y de 1760,4 kg de MS/hectárea.

El rendimiento de materia seca tuvo una tendencia creciente a medida que la dosis de nitrógeno fue mayor, hasta alcanzar una producción máxima estimada de 4496,7 kg de MS/ha en el ciclo 1 , correspondiente a una dosis de 480,2 kg de N/ha, luego de la cual comienza a declinar. En el ciclo 2, la máxima producción se estimó en 2498,05 kg de MS/ha, correspondiente a una dosis de 332;9 kg de N/ha. Un efecto cuadrático del nitrógeno sobre el rendimiento de materia seca ha sido reportado también por Carrillo (2) y Haggar (8) en Andropogon gayanus, quienes encontraron que la máxima producción en esta especie se obtuvo con dosis de 435 y 500 kg de N/ha, respectivamente.

La proporción kilogramo de materia seca producida por kilogramo de nitrógeno aplicado, disminuyó a medida que la dosis de nitrógeno fue mayor, encontrándose a los 42 días valores de 13,57:1; 13,02:1 y de 12,46:1 para las dosis de 37,5; 75,0 y 112,5 kg/ha, respectivamente en el ciclo 1, y de 9,54:1; 8,97:1 y '8,40:1 para esas mismas dosis en el ciclo 2. Los mayores rendimientos de materia seca por kilogramo de nitrógeno aplicado, se obtuvieron con las dosis de 37,5 y 75 kg de N/hectárea.

La proporción kilogramo de materia seca/kilogramo de nitrógeno, no obstante, aumentó a medida que avanzó la edad del pasto, obteniéndose en el ciclo 1 valores de 7,73:1 a los 21 días de edad; 11,25:1 a los 35 días de edad; 13,02:1 a los 42 días; 16,54:1 a los 56 días y de 20,06kg de MS/kg de nitrógeno aplicado a los 70 días, respectivamente.

En el. ciclo 2 los valores estimados del rendimiento fueron menores, debido posiblemente a la menor precipitación acumulada (226,6 mm) ya la no aplicación de los elementos fósforo y potasio como al inicio del ciclo 1. En cuanto a la precipitación. AIarcón. y Lotero (1) indican que el crecimiento y por consiguiente, el rendimiento de forraje, depende no sólo de la fertilidad del suelo, sino también del tipo, edad, especie del pasto y de la cantidad y distribución de tas lluvias entre otros factores. También Medina (1968); Pérez Infante (1970) y Crespo (1974) citados por Paretas (15), encontraron que en Cuba el pasto pangola presenta una elevada producción durante la estación de abundante Lluvia y altas temperaturas y disminuye bruscamente durante los meses de pocas lluvias. Por otra parte, Shimshi (1969) citado por Mengel y Kirkly (13) ha señalado que la respuesta al nitrógeno depende, no solamente del contenido de éste en el suelo sino de otros factores de crecimiento. entre los cuales el agua es uno de los más importantes. En relación con el fósforo y el potasio, Gardener (6) encontró que sin la aplicación de estos elementos la respuesta a niveles altos de nitrógeno es menor, que cuando la aplicación de éstos es adecuada. En consecuencia, es posible que el bajo contenido de fósforo detectado en el análisis de suelo realizado al final del ciclo 2 ( 10 ppm), en comparación con el ciclo 1 (18 ppm) haya afectado el rendimiento en éste.

Efecto de la edad. en ambos ciclos se encontró diferencias altamente significativas (P< 0,001) en el rendimiento en relación con la edad del pasto, observándose un efecto lineal y cuadrático de la edad sobre esta variable (Gráfico 2).

Como puede observarse en el Gráfico 2, el rendimiento de materia seca a los 14 y 21 días del ciclo 1, fue menor al estimado para estas mismas edades en el ciclo 2, lo cual pudo estar asociado a la ocurrencia de un período seco de tres días consecutivos, siguiente a la aplicación de fertilizante en el ciclo 11 que posiblemente afectó su reacción con el suelo y su utilización eficiente por el pasto. En el ciclo 2, por el contrario, llovió inmediatamente después de aplicado el nitrógeno.

Gráfico 1. Efecto de la fertilización nitrogenada sobre el rendimiento de materia seca del pasto D. swazilandensis (Ciclos 1 y 2).

Gráfico 1. Efecto de la fertilización nitrogenada sobre el rendimiento de materia seca del pasto D. swazilandensis (Ciclos 1 y 2).

 

Gráfico 2. Efecto de la edad en el rendimiento de materia seca del pasto D. swazilandensis (Ciclos 1 y 2).

Gráfico 2. Efecto de la edad en el rendimiento de materia seca del pasto D. swazilandensis  
(Ciclos 1 y 2).

El rendimiento de materia seca tuvo una tendencia creciente en relación con la edad del pasto, alcanzando un máximo (2105,75 kg/ha) a los 57 días en el ciclo 1, luego del cual se obtuvo un rendimiento decreciente, probablemente como consecuencia del proceso de maduración del pasto y del posible agotamiento del nitrógeno aplicado. El rendimiento de materia seca, estimado en base a la ecuación Y1, que se indica en el Gráfico 2, fue de 10,97; 639,41 ; 1156,6; 1561;711854,8; 2035,9; 2105,0; 2062,1 y de 1907 ,2 kg de MS/ha a las edades de 14, 21, 28, 35, 42, 56, 63 y 70 días, respectivamente.

En el ciclo 2 el rendimiento de materia seca fue de 348,63; 702,08; 984,16; 1194,85; 1334, 16; 1402,07; 1398,61; 1323,75 y 1177,51 kg de MS/ha para las edades de 14, 21' 28, 35, 42, 49, 56, 63 y 70 días, respectivamente, alcanzando la máxima producción de 1409,33 kg de MS/ha a los 52 días de edad. El rendimiento obtenido a partir de los 28 días del ciclo 2,fue en promedio 29,33% inferior al obtenido a partir de esa misma edad en el ciclo 1. Esto indica que el rendimiento incrementó con la edad hasta donde la naturaleza misma del pasto (ciclo reproductivo) lo permitió y las condiciones ambientales fueron favorables para luego declinar. Estos resultados coinciden con los de Carrillo (2), quien encontró que el rendimiento de materia seca en Andropogon gayanus también aumentó con la edad del pasto hasta un máximo para luego decrecer. También Combellas y col. (4) encontraron un coeficiente de correlación igual a 0,90 entre el rendimiento de materia seca y la edad en el pasto Cynodon dactylon.

La interacción entre las dosis de nitrógeno y la edad del pasto tuvo un efecto significativo (P<0,001) creciente sobre el rendimiento en ambos ciclos, como se desprende de las ecuaciones Y1 y Y2 que se indican en el Gráfico 3.

En el primer ciclo la más alta producción de materia seca fue de 3014,03 kg/ha a la edad de 63 días para la dosis de 75 kg de N/ha; 1800,08 kg/ha a los 56 días para la dosis de 37 ,5 kg de N/ha, y de 1189, 19 kg de MS/ha a los 49 días cuando no se aplicó nitrógeno.

En el ciclo 2 los valores más altos, según la ecuación Y2, se obtuvieron a los 56 días para las dosis de 112,5 y 75 kg de N/ha, con producciones de 1855, 16 y 1571 ,80 kg de MS/ha, respectivamente, ya los 49 días cuando se aplicó 37 ,5 kg de N/ha y cuando no se aplicó este elemento, con producciones de 1231 ,66 y 904,05 MS/ ha, respectivamente.

Gráfico 3. Efecto de la dosis de nitrógeno y de la edad del pasto D. swazilandensis en el rendimiento de materia seca (Ciclos 1 y 2).

Gráfico 3. Efecto de la dosis de nitrógeno y de la edad del pasto D. swazilandensis en el rendimiento de materia seca (Ciclos 1 y 2).

En ambos ciclos se observó que la edad a la que el pasto logró el más alto rendimiento, fue mayor a medida que la dosis de nitrógeno aumentó.

Tasa de acumulación de materia seca

Efecto del nitrógeno. La dosis de nitrógeno mostró una relación altamente significativa (P<0,001) con la tasa de acumulación de materia seca del pasto, observándose un efecto lineal y cuadrático del nitrógeno sobre la variable, con una tendencia creciente hasta una dosis máxima estimada de 417 ,05 kg de N/ha en el ciclo 1, y de 387 ,93 kg de N/ha en el ciclo 2.

La tasa de acumulación a la edad promedio (42 días), estimada según las ecuaciones que se indican en el Gráfico 4, fue de 29,22; 41,23; 52, 10 y 61 ,84 kg de MS/ha/día para las dosis de 0; 37,5; 75,0 y 112,5 kg de N/ha, respectivamente, en el ciclo 1 y de 17,80; 26,72; 34,73 y de 41 ,83 kg de MS/ha/día para esas mismas dosis, en el ciclo 2.

La máxima tasa de acumulación de materia seca se estimó en 99, 14 kg/ha/día para una dosis de 417,05 kg de N/ha, en el ciclo 1 , y de 66, 16 kg/ha/día para una dosis de 37,93 kg de N/ha para el ciclo 2, lo que indica que aplicaciones de este elemento por encima de las dosis máximas señaladas, repercutirá en una disminución de la tasa de acumulación. No obstante, la aplicación de estas dosis de nitrógeno podrían considerarse inconvenientes ante el riesgo de quemado del pasto por fallas en la cantidad y distribución de las precipitaciones, tal como sucede en la zona donde se realizó el presente estudio.

Efecto de la edad. Cuando se analizó la tasa de acumulación en función de la edad del pasto se encontró que ambas variables están altamente relacionadas (P<0,001 ) , mostrando el análisis de regresión un efecto lineal y cuadrático de! factor edad en ambos ciclos (Gráfico 5).

La mayor tasa de acumulación de materia seca en el ciclo 1, se registró según la ecuación Y1 (Gráfico 5) a los 44 días de edad, alcanzando un valor de 47,02 kg de MS/ha/día, mientras que en el ciclo 2, la mayor tasa de acumulación se registró a los 29 días con un valor de 32,30 kg de MS/ha/día. Es decir, en el ciclo 1 la edad tuvo un efecto creciente hasta los 44 días y un efecto decreciente hasta los 70 días. En el ciclo 2, el efecto fue decreciente a partir de los 29 días de edad, debido posiblemente a la disminución de las precipitaciones, como se señaló anteriormente.

Gráfico 4. Efecto de la fertilización nitrogenada sobre la tasa de acumulación del pasto D. swazilandensis en la Mesa de la Guanipa (Ciclos 1 y 2).

Gráfico 4. Efecto de la fertilización nitrogenada sobre la tasa de acumulación del pasto D. swazilandensis en la Mesa de la Guanipa
(Ciclos 1 y 2).

 

Gráfico 5. Curva de la tasa de acumulación de materia seca (Kg/ha/día) del pasto Digitaria swazilandensis y fluctuaciones de la precipitación (mm) durante los ciclos 1 y 2.

Gráfico 5. Curva de la tasa de acumulación de materia seca (Kg/ha/día) del pasto Digitaria swazilandensis y fluctuaciones de la precipitación (mm) durante los ciclos 
1 y 2.

La tasa de acumulación en ambos ciclos respondió a una ecuación polinomial múltiple, observándose un efecto altamente significativo (P<0,001 ) , tanto de las dosis de nitrógeno y la edad como de la interacción entre estas variables, siendo las ecuaciones las  siguientes:

CICLO 1: Y1= -43,71024 + 0,226696N + 3,37888E - 0,0004N - 0,03911E2 + 0,00163NE R2 1= 0,84

CICLO 2: Y2= 5,70324 + 0,34782N + 0,34782N + 0,67811E - 0,00032N2 - 0,00929E2 + 0,00233 NE R21= 0,91

En los Cuadros 1 y 2 se indica la tasa de acumulación por edad y dosis de nitrógeno, en los ciclos 1 y 2.

Proteína cruda (%)

Efecto del nitrógeno. El análisis de regresión mostró una respuesta lineal con tendencia creciente del contenido de proteína cruda respecto a la dosis de nitrógeno en ambos ciclos (Gráfico 6).

Cuadro 1. Tasa de acumulación de materia seca (kg/ha/día) del pasto Digitaria swazilandensis, en la Mesa de Guanipa (Ciclo 1).

Dosis de nitrógeno (kg/ha)

EDAD DEL PASTO EN DIAS

14

21

28

35

42

49

56

63

70

0

-4,07

10,00

20,24

26,65

29,22

29,96

22,88

13,95

1,20

37,5

6,23

20,73

31,39

38,23

41,23

40,40

35,73

27,24

14,91

75,0

15,40

30,32

41,41

48,67

52,10

51,70

47,46

39,39

27,49

112,5

23,43

38,78

50,30

57,99

61,84

61,86

58,05

50,41

38,94

TOTALES

11,26

24,95

35,84

42,89

46,10

45,98

41,03

32,75

20,64

        

Cuadro 2. Dosis de nitrógeno (kg/ha) Tasa de acumulación de materia seca (kg/ha/día) de pasto Digitaria swazilandensis en la Mesa de Guanipa (Ciclo 2).

Dosis de nitrógeno (kg/ha)

EDAD DEL PASTO EN DIAS

14

21

28

35

42

49

56

63

70

0

13,38

15,84

17,41

18,06

17,80

16,63

14,55

11,56

7,66

37,5

24,74

26,60

27,55

27,59

26,72

24,94

22,24

18,64

14,13

75,0

35,20

36,45

36,79

36,21

34,73

32,33

29,03

24,82

19,69

112,5

44,76

45,39

45,11

43,93

41,83

38,83

34,91

30,08

24,35

TOTALES

29,52

31,07

31,71

31,45

30,17

28,18

25,18

21,28

16,46

En el ciclo 1, el contenido de proteína cruda estimado, según la ecuación Y1 a la edad promedio de 42 días, fue de 6,02% cuando no se aplicó nitrógeno e incrementó a 6,55; 7,09 y 7,62% cuando se aplicó 37,5; 75,0 y 112,5 kg de nitrógeno/ha, respectivamente (Cuadro 3).

En el ciclo 2, el contenido de proteína fue de 5,0% cuando no se aplicó nitrógeno e incrementó a 5,39; 5,78 y 6,17% cuando se aplicaron las dosis indicadas anteriormente. Una respuesta similar ha sido reportada por Chicco (3) , Mata ( 11) y González (7) en Digitaria decumbens; por Longart  y Monforte (10) en Andropogon gayanus. quienes encontraron que la adición de nitrógeno al suelo incrementó el contenido de proteína cruda en esas especies (Cuadro 4).

El bajo contenido de proteína observada en el ciclo 2 respecto al ciclo 1, posiblemente se debió a la menor precipitación acumulada durante el segundo ciclo que afectó el aprovechamiento del nitrógeno por el pasto.

El ligero incremento del contenido de proteína observado después de los 56 días de edad en ambos ciclos, posiblemente es debido a factores intrínsecos de movilización del nitrógeno y probablemente de otros elementos hacia aquellos tallos que no

Gráfico 6. Efecto de la fertilización nitrogenada sobre el contenido porcentual de proteína cruda del pasto D. swazilandensis (Ciclos 1 y 2).

Gráfico 6. Efecto de la fertilización nitrogenada sobre el contenido porcentual de proteína cruda del pasto D. swazilandensis (Ciclos 1 y 2).

 

Cuadro 3. Contenido porcentual de proteína cruda del pasto Digitaria swazilandensis (Ciclo 1).

Dosis de nitrógeno (kg/ha)

EDAD DEL PASTO EN DIAS

14

21

28

35

42

49

56

63

70

0

15,99

12,46

9,62

7,48

6,02

5,25

5,17

5,79

7,09

37,5

17,30

13,58

10,54

8,20

6,55

5,59

5,32

5,74

6,84

75,0

18,62

14,70

11,47

8,94

7,09

5,93

5,47

5,69

6,60

112,5

19,92

15,82

12,40

9,66

7,62

6,27

5,61

5,64

6,36

TOTALES

17,96

14,14

11,01

8,57

6,82

5,76

5,39

5,72

6,72

 

Cuadro 4. Contenido porcentual de proteína cruda del pasto Digitaria swazilandensis (Ciclo 2).

Dosis de nitrógeno (kg/ha)

EDAD DEL PASTO EN DIAS

14

21

28

35

42

49

56

63

70

0

11,14

8,98

7,24

5,91

5,00

4,49

4,39

4,71

5,44

37,5

11,85

9,62

7,79

6,38

5,39

4,80

4,63

6,06

5,51

75,0

12,56

10,24

8,34

6,86

5,78

5,11

4,86

5,01

5,58

112,5

13,27

10,88

8,89

7,33

6,17

5,42

5,09

5,16

5,65

TOTALES

12,20

9,93

8,07

6,62

5,59

4,96

4,74

4,74

5,55


Contenido de nutrimentos digestibles totales (% NDT)

Efecto del nitrógeno: el contenido porcentual de NDT en Digitaria swazilandensis mostró una re1aclón lineal creciente (P ( 0,06) con la dosis de nitrógeno, con un coeficiente de determinación R2 = 0,49 en el primer ciclo. Esta misma relación se obtuvo en el segundo ciclo, significativa al P( 0,05:y ton un coeficiente R2 = 0,60; lo cual indica que existe una dependencia tal, entre ambas variables que a pesar del bajo grado de asociación manifiestan significancia.

Efecto de la edad. La edad del pasto tuvo un efecto lineal y cuadrático sobre el contenido de proteína cruda. con una tendencia decreciente hasta los 56 días de edad en ambos-ciclos (Gráfico 7), luego se obtuvo un ligero incremento hasta los 70 días aunque este no fue estadísticamente diferente de los valores observados a los 56 días.

Según las ecuaciones de regresión que se indican en el gráfico 7, el contenido de proteína más alto fue de 17,96 y de 12,20% a la edad de 14 días, en los ciclos 1 y 2 respectivamente. Los cuales decrecieron con la edad hasta alcanzar a los 56 días valores mínimos de 5,39% en el ciclo 1 y de 4,74% en cel ciclo 2. Resultados similares encontró Chicco (3) en Digitaria decumbs, observando que a medida que la edad del pasto avanzó, disminuyó paulatinamente el contenido de proteína, pero la disminución fue insignificante a partir de los 56 días de edad.

En general, el contenido de proteína fue afectado significativamente (P<0,001) por la dosis de nitrógeno, por la edad del pasto y por la interacción de ambas variables tal como se observa en las ecuaciones de regresión Y1 y Y2 obtenidas para los ciclos 1 y 2 que se Indican a continuación.

CICLO 1: Y1= 25,11389 + 0,0454N - 0,75035E + 0,000704E2 - 0,00074NE

CICLO 2: Y2= 16,67448 + 0,02319N - 0,45433E + 0,004197E2 - 0,000304NE

    (R22 = 0,90)  Obs. 108

                            

Gráfico 7. Efecto de la edad sobre el contenido de proteína cruda del pasto D. swazilandensis (Ciclos 1 y 2)

Gráfico 7. Efecto de la edad sobre el contenido de proteína cruda del pasto D. swazilandensis
(Ciclos 1 y 2)

 

Gráfico 8. Efecto de la dosis de nitrógeno sobre el contenido porcentual de nutrientes digestibles totales (Ciclos 1 y 2).

Gráfico 8. Efecto de la dosis de nitrógeno sobre el contenido porcentual de nutrientes digestibles totales (Ciclos 1 y 2).

En ambos ciclos el efecto de la interacción del nitrógeno por la edad tendió a disminuir el contenido de proteína cruda del pasto. En los Cuadros 2 y 3 se presentan los valores de la proteína estimados en base a las ecuaciones anteriores.

En el ciclo 1 el contenido de NDT fue menor (42,8%) cuando no se aplicó nitrógeno y tendió a aumentar a medida que se Incrementó la dosis de este elemento, como lo demuestran los valores de 44, 1; 45,5 y 46,9% de NDT, logrados con aplicaciones de 37,5; 75,0 y 112,5 kg de N/ha, respectivamente.

En el ciclo 2 el contenido de NDT fue de 38,03% y también fue observado en las muestras provenientes de los tratamientos donde no se aplicó nitrógeno, aumentando a 39,4; 40,8 y 42,2% cuando se aplicaron las mismas dosis de nitrógeno señaladas en el ciclo 1.

Efecto de la edad. El factor edad también influyó significativamente (P 0,001) sobre el contenido porcentual de NDT, encontrándose en el primer ciclo un efecto lineal y cuadrático de ésta, con una tendencia decreciente entre los 14 y los 42 días de edad, cuyos valores fueron de 54,26 y 44,84% respectivamente y luego creciente hasta los 70 días, cuando alcanzó un valor de 53, 75% de NDT. No obstante, este incremento es contradictorio con las observaciones de Chicco (3) y Combellas (4), quienes señalan que el envejecimiento de la planta ocasiona un crecimiento mayor de las paredes celulares, dificultando la digestión de las mismas y disminuyendo notablemente el valor nutritivo del pasto.

En el ciclo 2 se encontró sólo un efecto cuadrático significativo de la edad de corte sobre el contenido de NDT del pasto, el cual mostró una tendencia decreciente a medida que avanzó la edad. Dicho efecto pudo ser debido a la disminución de las precipitaciones a mediados del ciclo 2, lo que posiblemente trajo como consecuencia una rápida significación del pasto, entre otras posibles causas. Las ecuaciones de regresión fueron las siguientes:

Ciclo 1: Y1= 63,812246 +   0,0362348N - 0,991397E + 0,0116933E2

(R12 0,49)

 

Ciclo 2: Y2 = 45,276846 + 0,037149N - 0,003524E2

(R22 = 0,60)

De acuerdo con las ecuaciones Y1 y Y2 se estima, el contenido de NDT, según la dosis de nitrógeno y la edad en ambos ciclos, tal como se presentan en los Cuadros 5 y 6.

Cuadro 5. Contenido porcentual de NDT en el pasto Digitaria swazilandensis (Ciclo 1).

Dosis de nitrógeno (kg/ha)

EDAD DEL PASTO EN DIAS

14

21

28

35

42

49

56

63

70

0

55,22

48,15

45,22

43,44

42,80

43,31

44,96

47,76

51,71

37,5

53,58

49,51

46,58

44,80

44,16

44,67

46,32

49,12

53,07

75,0

54,94

50,87

47,94

46,16

45,52

46,03

47,68

50,48

54,43

112,5

56,30

52,23

49,30

47,51

46,88

47,39

49,04

51,84

55,79

TOTALES

54,26

50,19

47,26

45,48

44,84

45,35

47,00

49,80

53,75

 

Cuadro 6. Dosis de nitrógeno (kg/ha) Contenido porcentual de NDT en el pasto Digitaria swazilandensis (Ciclo 2).

Dosis de nitrógeno (kg/ha)

EDAD DEL PASTO EN DIAS

14

21

28

35

42

49

56

63

70

0

44,59

43,72

42,51

40,96

39,06

36,82

34,23

31,29

28,01

37,5

45,98

45,12

43,91

42,35

40,45

38,51

35,62

32,68

29,40

75,0

47,37

46,51

45,30

43,74

41,84

39,60

37,01

34,07

30,79

112,5

48,77

47,91

46,70

45,14

43,24

41,00

38,41

35,47

32,18

TOTALES

46,68

45,81

44,60

43,05

41,15

38,98

36,32

33,38

30,10

Como puede observarse en el cuadro 5, el contenido de NDT decreció de 54,26% a los 14 días hasta 44,84% a los 42 días, luego incrementó hasta 70 días en el ciclo 1; mientras que en el ciclo 2 (Cuadro 6) el valor energético decreció paulatinamente con la edad, alcanzando el valor más alto a los 14 días con 46,68% y el más bajo a los 70 días con 30,10 por ciento.

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

La dosis de nitrógeno mostró un efectó lineal y cuadrático significativo (P<0,001) sobre el rendimiento, con una tendencia creciente hasta alcanzar valores de 1 189, 19; 1 800,08; 2399,62 y 3014,03 kg de MS/ha cuando se aplicaron las dosis de 0;37,5; 75 y 112,5 kg de N/ha en el ciclo 1, luego de tos cuales la tendencia fue decreciente. En el ciclo 2 los valores más altos obtenidos fueron de 904,05; 1231,66;1571,8 y de 1866,16kg de MS/ha cuando se aplicaron las mismas dosis de nitrógeno, respectivamente.

Los mayores rendimientos de materia seca por kilogramo de nitrógeno aplicado, se obtuvieron con la dosis de 37,5 y 75 Kg de N/ha. La edad del pasto tuvo un efecto lineal y cuadrático (P<0,001) sobre el rendimiento, alcanzado un máximo de 2105,75 Kg de MS/ha a los 52 días en el ciclo 2, para luego decrecer.

La tasa de acumulación respondió a un efecto lineal y cuadrático (P<0,001) de la dosis de nitrógeno, con tendencia creciente hasta alcanzar valores en el ciclo 1 de: 29,96; 41,23; 52,10; y de 61,84 Kg de MS/ha/día, cuando se aplicaron las dosis de 0; 37,5; 75 y 112,5 Kg de NS/ha/día en el ciclo 1, para luego decrecer. En el ciclo 2 los valores más altos para esas mismas dosis fueron de: 18,06; 27,59; 36,79 y 45,39 Kg de MS/ha/día, respectivamente

La edad tuvo un efecto lineal y cuadrático significativo (P<0,001) sobre la tasa de acumulación con tendencia creciente, hasta alcanzar un valor de 47,02 kg de MS/ha/día a la edad de 44 días en el ciclo 1, y de 30,32 kg de MS/ha/día a los 29 días del ciclo 2, para luego decrecer.

El contenido de proteína cruda incrementó significativamente con la dosis de nitrógeno y decreció con la edad del pasto hasta los 56 días de edad. El valor más alto se registró a los 14 días con 5,39% en ciclo 1; mientras que en el ciclo 2, el valor decreció de 12,20 a 4,74% a esas mismas edades.

Las dosis de nitrógeno mostraron un efecto lineal significativo (P<0,06) y (P<0,05) sobre el porcentaje de NDT en los ciclos 1 y 2, respectivamente, con una tendencia creciente a medida que aumentó la dosis de nitrógeno. La edad tuvo un efecto lineal y cuadrático (P<0,01) sobre el porcentaje de NDT en el ciclo 1, con una tendencia decreciente de los 14 a los 42 días de edad, cuando bajó de 54,26 a 44,84%. Luego se observó una tendencia a incrementar nuevamente hasta los 70 días. En el ciclo 2, la edad tuvo un efecto sólo cuadrático con una tendencia decreciente de los 14 hasta los 70 días cuando varió de 46,68 a 30, 10% de NDT.

En base a la tasa de acumulación se recomienda utilizar el pasto entre los 28 y 35 días de edad, cuando se producen los mayores incrementos de MS/ha/día. A estas edades el rendimiento no es el más alto; sin embargo, ello es compensado con los valores adecuados de proteína cruda y energía suficiente para garantizar un consumo apropiado a estas fracciones.

RESUMEN

Para determinar el efecto de la fertilización nitrogenada y la edad sobre el rendimiento, así como la tasa de acumulación de materia seca, el contenido porcentual de proteína cruda y nutrientes digestibles totales (NDT) en el pasto Digitaria swazilandensis, se realizó un experimento en la Mesa de Guanipa, durante la estación lluviosa, la cual se dividió en dos ciclos de 70 días cada uno. Se utilizó un diseño de bloques al azar en parcelas divididas. Los análisis de regresión mostraron que el nitrógeno tuvo un efecto lineal y cuadrático significativo (P<0,001) sobre el rendimiento de materia seca, siendo el coeficiente R2 = 0,95 para el primer ciclo y R2 = 0,92 para el segundo ciclo. La edad también tuvo un efecto lineal y cuadrático altamente significativo (P<0,001) sobre el rendimiento, al igual que la interacción nitrógeno x edad en ambos ciclos, siendo las ecuaciones Y1 = 1736,9448 + 3,5463 N + 115,7192 E - 0,0147 N2 1,1429 E2 + 0,2517 NE, y Y2 = 922,6837 + 7,0803 N + 719332 E- 0,0152 N2 -0,7284 E2 + 0,0721 NE. La precipitación acumulada fue de 492,8 m m para el ciclo 1, y de 226,6 mm para el ciclo 2. El nitrógeno y la edad mostraron una relación altamente significativa (P<0,001) con la tasa de acumulación de materia seca. siendo la máxima 47,02 kg de MS/ha/día a los 44 días en el ciclo 1, y de 32,3 kg de MS/ha/día a los 92 d1as en el ciclo 2. Se encontró un efecto lineal del nitrógeno; lineal y cuadrático de la edad, así como la interacción de ambas variables (P 0,01) sobre el contenido de proteína cruda del pasto, siendo R2 = 0,93 y la ecuación Y1 = 25, 11389 + 0,04540 N. 0,75035 E + 0,00704 E2 - 0,00074 NE para el ciclo 1 y R2= 0;90 y Y2 = 16,67448 + 0,02319 N -0,45433 E + 0,00419 E2 -0,0003 NE, para el ciclo 2. La dosis de nitrógeno tuvo un efecto lineal significativo (P<0,06) sobre el porcentaje de NDT, siendo R2"= 0,49 para el ciclo 1, y R2= 0,60 para el ciclo 2; mientras que la edad tuvo un efecto lineal y cuadrático significativo (P ::5:0,001) en el primer ciclo, y sólo cuadrático (P<0,009) en el segundo ciclo, siendo las ecuaciones Y1 = 63,81225 + 0,03623 N -0,99139 E2+ 0,01169 E, y Y2=47,27684 + 0,03715 N -0,00352 E2, respectivamente.

SUMMARY

To determine the effect of nitrogen and ageof cutting effect, on yield and in the accumulative rate of dry matter percentage of crude protein and TND, in Digitaria swazilandensis, in the Mesa de Guanipa, Anzoátegui State; it was carried out an experiment during the rainy season, which was divided into two cycles of 70 days each one. The correlation and regression analysis indicated a significative (P.s0.001) linear and cuadratic relationship, as well as in the interaction between these two factors on dry matter yield, being R2 = 0.95 and equation Y1 = 1736.9448 + 3.5463N + 115.719 A 0.0147 N2 1.1429 A2 + 0.2517 NA, for cycle 2. The accumulative precipitation was 492.8 mm for cycle 1, and 226.6 mm for cycle 2. Nitrogen and age also demostrated a significative relationship (P< 0.001) with accumulative rate of dry matter, being the greatest 47.08 kg DM/ha/day at day 44 of the cycle one, and 32.3 kg of DMI h/day 29 cycle two.lt was found a linear and quadratjc effect of age of cutting as well as in the interactions nitrogen by age, on the percentage of crude protein present in the grass, being R2 = 0.93 and the equation Y1 = 25.11389 + 0.0454 N 0.75035 A + 0.007()4 A2 0.00074 NA for the first cycle and R2 = 0.90 and equation Y2 = 16.67448 + 0.02319 N 0.454433 A + 0.000419 A2 0.0003 NA for the second cycle. Nitrogen also, had a significative(P.S. 0.06) linear effect on percentage of total digestible nutrients (% TND) , present in the grass, being R =0.49and R2=0.60forcycles 1 and 2, respectively. Age had a linear and quadratic effect in cycle 1, but only quadratic in cycle 2, being equations Y1 = 63.81225 + 0.03623 N 0.99139 A + 0.01169 A2 and Y2 = 47.36648 + 0.03715 N 0.00352 A2, respectively.

BIBLIOGRAFÍA

1. ALARCON, E. y J. LOTERO. Establecimiento, fertilización y manejo de las principales gramíneas y leguminosas forrajeras en dos pisos térmicos de Colombia. Instituto Colombiano Agropecuario (ICA). Bogotá, Col., Boletín Técnico No.5. 31 p. 1966. (Mimeo)

2. CARRILLO, V. Crecimiento y valor nutritivo del pasto Andrapagon gayanus Kunt, bajo efectos de fertilización nitrogenada y edad de corte en condiciones de sabana. Trabajo de Grado. Escuela de Zootecnia -UDO. 167 p. 1987. (Mimeo)

3. CHICCO R., C. Estudio de la digestibilidad de los pastos en Venezuela, valor nutritivo del pasto Pangola en varios estados de crecimiento. Agronomía Tropical, 12 (2) : 57 -58.1962.

4. COMBELLAS J.; E. GONZALEZ y A. TRUJILLO. Rendimiento y valor nutritivo de forrajes tropicales. I. Bermuda, Cynadan dactylan (coastal). Agronomía Tropical, 22 (3): 231-238. 1972.

5. COOPER, J. P. Herb. Abstract. 40-1. 1970.

6. GARDENER, J. A. Effect of fertilizer hitrogen on a dense sward of kikuyo. Paspalum and carpet grass. Introduction with phosphorus and potassium. Queensl. J. of Agric. and Anim. Sci. 26, 365-372. 1969.

7. GONZALEZ, M. Efecto de la altura de corte y la fertilización nitrogenada sobre el rendimiento y composición química del pasto Pangola, Digitaria decumbens Stent. Trabajo de Ascenso. Escuela de Zootecnia -UDO. 27 p. 1975. (Mimeo)

8. HAGGAR, R. J. The effect of quantity; source and time of application of nitrogen fertilizers on the yield and quantity of Andrapagan gayanus. J. Agric. Sci. U K 84 (3) : 529-535. 1975.

9. LOFGREEN, G. P. The stimation of total digestible organic matter. J. Anim. Sci., 12: 359. 1953.

10. LONGART, M. y J. MONFORTE. Efecto de la fertilización nitrogenada y la edad de corte sobre el crecimiento, producción y valor nutritivo de Brachiaria decumbens. Tesis de Grado. Escuela de Zootecnia -UDO. Jusepín, Ven. 115 p. 1986. (Mimeo)

11. MATA, R. A. Respuesta del pasto Digitaria decumbens Stent a las aplicaciones de nitrógeno, fósforo y potasio en un suelo franco arenoso de sabana del Estado Monagas. Trabajo de Ascenso. Escuela de Ingeniería Agronómica -UDO. Jusepín, Ven. 36 p. 1972. (Mimeo)

12. MATA, D. Rendimiento y composición química de seis gramíneas introducidas en una sabana del sureste del Estado Guárico. Zootecnia Tropical. Vol. VII. (1 -2): 69-92. 1989.

13. MENGEL, K. y E. A. KIRKL Y. PrincipIes of plant nutrition.lnternational Potash Institute. Sern, Switzerland. 1978.

14. LAREZ, O. R.; E. VELASQUEZ; 0. PARRA y w. S. SRYAN. Pasture and livestock investigation in the humid tropics. Orinoco Delta, Venezuela.l. Observations on forrage grasses and legumes. IRI. Research Institute Inc. No.42. 1975.

15. PARETAS,J. J. Uso de pastos tropicales. Revisión Bibliográfica. Cien., Tec., Agric. Pastos y Forrajes. Vol. 1 No.3. 1978.

16. VASQUEZ, D. Valor nutritivo del pasto Digitaria umfolozi a tres edades de cortes. Trabajo de Ascenso. Escuela de Zootecnia -UDO. Jusepín, Ven. 32 p. (Mimeo)


^

Zootecnia Tropical > Sumario de la Colección > Volumen 10