Zootecnia Tropical > Sumario de la Colección > Volumen 10

Zootecnia Tropical, 10(1):5-35.  1992

PRIMER CELO POSTPARTO EN VACAS Bos indicus y Bos taurus PASTOREANDO PASTO YARAGUA (Hyparrhenia rufa) (Nees) (Stapt) EN LOS LLANOS DEL ESTADO GUARICO

Rafael A. Acosta G.1 y Ronald D. Randel2 

1FONAIAP-Estación Experimental Guárico. Apartado de Correos 14.
Calabozo 2312-A, Estado Guarico. .. 
2Texas A. & M. University. Research and Extension Center. Overton, 
Texas, USA.
Recibido: 06-11-1990


 INTRODUCCIÓN

El primer ciclo postparto (PCP) de la vaca se define con el celo que aparece inmediatamente después del parto, con el inicio de un nuevo ciclo estral y la aparición del folículo ovárico. Este período de tiempo en aparecer el primer celo después del parto se denomina intervalo del primer celo postparto (IPCP). La importancia del PCP fue reconocido como un factor que afecta la producción de bovinos de carne influenciado por varias interacciones ambientales, genéticas y endocrinas (4,12,43). Investigaciones más recientes han señalado que un prolongado anestro postparto es uno de los factores más limitantes en una eficiente producción de carne bovina (16). El período de anestro después del parto tiende a estar influenciado por el manejo nutricional de la vaca durante el período prenatal, reflejándose posteriormente en su condición cárnica y en el alargamiento del período para la aparición del primer celo postparto (41, 47). La aparición del PCP incremento por cada diez días de intervalo a partir de los 60 hasta 90 días después del parto, si la condición cárnica en la vaca va de flaca a moderadamente gorda y a gorda (47).  

La lactación y el continuo amamantamiento del becerro han sido señalados como efectos alargadores del intervalo entre el parto y el primer celo ovulatorio en la vaca de carne, en varios países del continente americano (8, 24, 25, 32, 39, 43). En Venezuela y otros países suramericanos tropicales varias publicaciones han referido el efecto de la lactación afectando los porcentajes de preñez en rebaños de vacas amamantando sus becerros con edades de destete entre siete y nueve meses. En nuestro país se reportó 89,2% de preñez en vacas no lactantes y sólo 54,3% en vacas con amamantamiento constante de sus becerros, durante siete años continuos de experimentación (1 9, 20). Otros trabajos revelaron que el efecto de lactación afectó más a la vaca de raza Criollo Río Limonero (CRL) que a la de raza Brahman (Br), con 39 y 70% de preñez, respectivamente (21). Los mismos autores señalaron que además de la lactación y amamantamiento, el parto Tardío durante la temporada de apareamiento afectó la preñez con un 72,53 y 37% para las vacas que parieron con más de 30 días antes de la temporada de monta, con menos de 30 días después de comenzada y durante el apareamiento en 120 días, respectivamente. 

También se ha reportado la edad de la vaca como un factor afectando la tasa de preñez, donde un gran número de vacas jóvenes ( < 7 años) especialmente de primer parto no concebían en la temporada de monta del año siguiente en comparación con las adultas (>7años), (18, 20). Considerando que las vacas jóvenes o novillas no han alcanzado totalmente el tamaño esquelético y la madurez fisiológica, algunos autores han propuesto el inicio de la temporada de servicio natural o bajo inseminación artificial con o !in la sincronización de celo; primero, con el grupo joven y luego con el resto del rebaño (30, 31, 46, 48, 49). Este problema ha sido estudiado continuamente en Venezuela por varios investigadores, reportándose recientemente los efectos de la edad y raza de as novillas en la tasa de preñez (3,15). Otros autores han sugerido como variable de manejo en ese grupo, el destete temprano antes de los siete meses y del inicio de la época de apareamiento y/o el amamantamiento restringido (7,16, 26, 27, 29, 33, 34,42, 45, 50). 

En el área reproductiva varios investigadores han dado importancia a las condiciones de manejo nutricional pre y postparto en los rebaños bajo estudio, publicando trabajos donde se reportan también los efectos de razas y condición cárnica sobre el PCP y otros parámetros, que en consecuencia, dan una inadecuada eficiencia reproductiva, al obtenerse bajos índices de preñez en vientres para producción de carne (1, 21 6,10,17,28,35,38,44,46,47).

Igualmente, en rebaños destinados a la producción de leche o leche y carne se han realizado varias revisiones de trabajos, los distintos intervalos e índices reproductivos e indicando las medidas de manejo para mejorar los índices de concepción y tasas de preñez lo cual reflejaría el inicio de un aumento en producción y mejora de la productividad en leche y carne (3, 1 1, ,36,40). Específicamente en relación con el PCP se ha reportado en ganado lechero y de doble propósito en las condiciones ecológicas del Estado Zulia (1 4,15, 22,23, 36,40). En relación con el ganado de carne sólo se ha estudiado el PCP en un rebaño Brahman en las condiciones montañosas del Estado Yaracuy, con pasto Panicum maximum y una alta precipitación lluviosa anual de 2042 mm, obteniéndose valores promedios para el PCP de 72 días con un mínimo de 28 días y un máximo de 192 días (5).

MATERIALES Y MÉTODOS

 Fueron seleccionadas 61 vacas preñadas en el tercio medio y último de Gestación, de la finca particular El Rincón de Guariquito, ubicada en El Sombrero, estado Guarico, durante la temporada de nacimientos. De ellas, 30 fueron clasificadas fenotípicamente de alto mestizaje Bos indicus y 31 clasificadas mestizas Bos taurus, con edades comprendidas entre cinco y nueve años. Para comparaciones biológica y estadística las vacas con edades de cinco a seis años se agruparon como jóvenes y las vacas de siete a nueve años se agruparon como adultas. Todas las vacas pastoreando el mismo potrero por un mes antes del parto. Después del parto, los grupos experimentales en parejas vaca-becerro fueron distribuidos en diferentes potreros, uniéndose a las vacas de parto temprano asignadas a los dos rebaños de cría de 159 vacas Bos indicus y de 146 vacas Bos taurus. Todas las vacas entraron a una temporada de apareamiento de 120 días el 11 de julio. 

Los toros seleccionados correspondieron: cinco de la raza Criollo Río Limonero (CRL) para aparearlos con las vacas Bos indicus, y cinco toros Brahman (Sr) para aparearlos con las vacas Bos taurus, adquiridos de la Estación Experimental Calabozo con buena evaluación microscópica del semen y externa de testículos. Todos los toros fueron equipados con bolas marcadores colocadas debajo de maxilar inferior, llenas con pintura no tóxica, para ayudara la detección del celo. Las vacas fueron observadas diariamente en las primeras horas de la mañana a potrero y otras veces en las horas de la tarde en el corral, para detectar los celos. La vaca montada por el toro o bien con la presencia de pintadas en la cabeza, cuello, espalda, costillas y ancas era considerada en celo. Todas las vacas con celo detectado fueron palpadas rectalmente entre siete y diez días después del celo registrado para confirmar la presencia de un cuerpo lúteo (CL). Con un celo registrado y presencia de un cuerpo lúteo palpado a la vaca se le anotaba su primer celo postparto. Todas las vacas fueron pesadas juzgadas su condición cárnica por la presencia visual de las costillas, clasificando a la vaca más gorda con 9, la vaca con una costilla con 8, con dos costillas con 7, etc. Esto se hizo una vez antes del parto y consecutivamente cada 36 días por cuatro meses y al destete cuando los becerros tenían 229 días de nacidos. Los dos grupos de vacas experimentales fueron palpados 45 días de terminada la temporada de monta, para el diagnóstico de preñez. Dos veces las vacas fueron diagnosticadas libres de brucelosis y vacunadas contra aftosa y estomatitis vesicular. Ambos rebaños estuvieron en potreros con pasto Yaraguá (Hyparrhenia rufa) (Nees) Stapf) dominantemente en un 90%, con suelos clasificados arenoso-limosos y arcillosos. 

Un sistema de pastoreo rotacional se estableció en los nueve potreros con tamaño promedio de 30 ha. Los dos rebaños fueron rotados de un potrero a otro cuando la utilización de pasto osciló entre 60 a un 80%. Exclusiones tipo jaulas fueron colocadas al inicio del pastoreo y el número de jaulas varió de cuatro a ocho, dependiendo del tamaño del potrero y topografía, mudándolas según el esquema de rotación de los dos rebaños. Estas jaulas se utilizaron para determinar producción, utilización, desaparición y disponibilidad de forraje. El pasto no recibió fertilización, ni los animales suplementación alimenticia ni sales minerales, con períodos de pastoreo que variaron de 14 a 28 días. La presión de pastoreo y carga animal fueron calculados por cada período de pastoreo, usando los pares experimentales vaca-becerro y los otros pares vaca-becerros no experimentales como adicionales o de ajuste. 

Los datos fueron analizados estadísticamente usando Chi cuadrado, para determinar diferencias de tratamiento dentro y entre grupos de rebaños por raza y edad, referido a la ocurrencia del celo postparto, intervalo y tasa de preñez. Los cambios de peso y condición cárnica de la vaca por mes fueron determinadas las diferencias entre y dentro de grupo, con análisis de varianza para submuestras desiguales. Las diferencias en la calidad y productividad forrajera, presión de pastoreo y carga animal por período de pastoreo se detectaron usando análisis de varianza con igual  y la prueba de Duncan, para detectar diferencias entre las (36). 

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Durante el desarrollo de la investigación los rebaños no fueron suplementados con alimento ni sales minerales, tampoco los pastos fueron fertilizados por lo tanto, los patrones de precipitación lluviosa, almacenamiento, exceso y déficit de agua en el suelo tuvieron los efectos mayores en las variaciones de peso y condición cárnica de los animales, reflejados en la calidad y cantidad de pasto en los potreros (Gráfico 1). Sin embargo, durante los 180 días del experimento, la cantidad y composición química de las muestras de pastos recogidas en los potreros pastoreados por los dos rebaños no se diferenciaron (P < 05), como se aprecia en el Gráfico 2 y Cuadro 9. Por consiguiente, cualquier diferencia en la eficiencia reproductiva entre los tratamientos no se debieron a las diferencias en los niveles nutritivos de los forrajes pastoreados.  

El primer celo postparto obtenido de las vacas jóvenes Bos indicus se demoró en 3 aparecer más que en las vacas adultas Bos indicus y que las vacas jóvenes y adultas Bos taurus (Cuadro l). En América Tropical se han encontrado PCP de 168 días para las vacas con amamantamiento de sus becerros hasta destetarlos a los seis meses (9). En Venezuela, los valores de PCP para la raza Brahman fueron encontrados en una zona de mayor precipitación lluviosa (2 024 mm), donde el PCP fue de 72 días con valores mínimos de 28 días y máximos de 192 días (5). El efecto de amamantamiento restringido por 30 a 45 días tiende a disminuir el IPCP para que aparezca el primer celo (5, 9, 33, 34). Las vacas observadas con celo fueron influenciadas por la raza y la edad; pero solamente se diferenciaron significativamente las jóvenes Bos taurus y las Bos indicus, resultando un 84,6% de vacas jóvenes Bos indicus contra un 61,5% de vacas Bos taurus manifestando celo (Cuadro 2). Agrupando todas las vacas por edad y tipo racial, durante el experimento el 72,1% de las vacas aparecieron en celo, mientras que un 27,9% no tuvieron celo aparente.

Grafico 1. Balance hídrico  El Sombrero

Grafico 1. Balance hídrico  El Sombrero

 

Grafico 2. Frecuencia acumulativa del primer celo postparto en vacas  Bos indicus y Bos taurus

Grafico 2. Frecuencia acumulativa del primer celo postparto en vacas 
Bos indicus y Bos taurus

 

Cuadro 1 Intervalo del primer celo postparto (IPCP) por grupo racial y edad de la vaca. 

VACA

n

INTERVALO CELO POSTPARTO Media E.Ta dias

Grupo Racial

Edad

Bos taurus

7 - 9

13

79,6 ± 7,7b

5 - 6

8

90,9 ±  7,9b

Bos indicus

7 - 9

12

81,4 ± b8,6b

5 - 6

11

114,2 ± 9,3c 

a Media error típico 
b Medias con diferentes letras difieren (P. < 05)

 

Cuadro 2. Porcentaje de vacas observadas en celo y sin celo aparente al final de los 120 días de la temporada de monta. 

Ca

Grupo Racial

Edad

n

Con Celo

Sin Celo

I

Bos taurus

7 - 9

18

72,2 b 

27,8 d 

 

Bos indicus

7 - 9

17

70,6 b

29,4 d

II

Bos taurus

5 - 6 

13

61,5 b

38,5 d

 

Bos indicus

5 - 6 

13

84,6 c

15,4 e 

III

Los 2 grupos

7 - 9

35

71,4 b

28,6 d

 

los 2 grupos

5 - 6 

26

73,1 b

26,9 d

IV

Bos taurus 

Todas edades

31

67,7 b

32,2 d

 

Bos indicus

Todas edades

30

76,6 b

23,4 d

V

Los 2 grupos

Todas edades

61

72,1

27,9

b,c,d,e. Comparaciones (Ca) con diferentes letras difieren P(X<1,759)=21

  

 La frecuencia acumulativa de los PCP de las vacas en las comparaciones grupo racial-edad indican que las vacas adultas estuvieron apareciendo en celo en mayor porcentaje que las jóvenes en cualquier grupo racial (Gráfico 3). El día cero del Gráfico 2 fue escogido como una estimación de 24 días antes de que la primera vaca adulta Bos taurus viniera en celo después del parto y el día 170 porque hubo alargamiento en 26 días de la temporada de monta por desajustes en la finca. Allí se aprecia un incremento en la aparición de celos en las vacas jóvenes Bos indicus entre los días 140 y 170; al contrario, los otros tres grupos y de edad no exhibieron celo. En las condiciones de manejo nutricional del rebaño lactante, cualquier medida destinada a reducir la temporada de monta a menos días; por ejemplo, 80 días sería detrimental para la eficiencia reproductiva, porque a esa fecha sólo el 41,2 y 7,6% de vacas adultas y jóvenes Bos indicus, respectivamente habían alcanzado el PCP, mientras que las vacas adultas y jóvenes Bos taurus presentaron el PCP en un 38 y 23%, respectivamente (Cuadro 3). Igualmente, se detectaron diferencias significativas al unir los grupos raciales por edad, con 40% del PCP en las adultas y sólo 15,4% en las jóvenes, manteniéndose esa tendencia en las vacas Bos indicus, con 41,2% de celos en las adultas y sólo 7,6% en las jóvenes. 

El diagnóstico de gestación al final de la temporada de monta indicó una baja tasa de concepción en los grupos raciales, observándose sólo diferencias significativas al unir grupo racial y comparar edades, resultando un 45,5% de preñez en las adultas y 26,9% en las jóvenes. En las otras comparaciones no hubo diferencias estadísticas y en todo el rebaño agrupado por edad y raza resultó una baja de 37,3% (Cuadro 4). Esta baja tasa de preñez coincide con otros resultados en condiciones ecológicas de llano, afectando principalmente a las vacas lactantes (1, 3, 6,10,19, 21, 29) con porcentajes de preñez oscilando entre 2 a 37 como las más bajas, con 50 a 54 como las intermedias y 73 a 75 como las más altas; influyendo en esas diferencias la fecha de parto, edad y raza de la vaca. Dos de esos autores dieron tasa de preñez alta de 750% en vacas adultas de siete años del cruce Criollo x Cebú y 50% en vacas del mismo cruce con tres años y con un porcentaje de preñez de 65 en las vacas lactantes y en las vacas secas de 83 (6, 29). El peso y la condición cárnica de las vacas antes del parto no tuvieron diferencias significativas entre grupos raciales y por edades (Cuadro 5), pero sí entre el peso y condición preparto, y el primer peso y condición postparto, obteniéndose pérdidas de peso hasta 36 Kg. y la condición cárnica desmejoró hasta 0,8 puntos.

Grafico 3. Porcentaje de proteína cruda disponible del pasto Yaragua en los potreros antes del pastoreo por las vacas Bos taurus y  Bos indicus

Grafico 3. Porcentaje de proteína cruda disponible del pasto Yaragua en los potreros antes del pastoreo por las vacas Bos taurus y 
Bos indicus

 

Cuadro 3. Porcentaje de vacas observadas en celo antes de los 80 días de la temporada de monta. 

Ca

Edad

n

Celos (%)

I

7 - 9 

18

38,8 b

 

7 - 9

17

41,2 b 

II

5 - 6

13

23,1 b

 

5 - 6

13

1,6 b 

III

7 - 9

35

40,0 c

 

5 - 6

26

15,4 d

IV

Todas edades 

31

32,3 b

 

Todas edades

30

26,7 b

V

7 - 9

18

38,9 b 

 

5 - 6

17

23,1 b

VI

7 - 9

17

41,2 c

 

5 - 6

13

7,6 d

b, c, d. Comparaciones (Ca) con diferentes letras difieren 
P(X < 4,345) =,05 

            

 

Cuadro 4. Porcentaje de preñez por grupo racial y edad de la vaca al final de la temporada de monta. 

Ca

Grupo Racial

Edad

n

Preñadas (%)

Vacías (%)

I

Bos taurus

7 - 9 

16

43,8 b

56,2

 

Bos indicus 

7 - 9 

17

47,1 b

54,9

II

Bos taurus

5 - 6

13

23,1 b

76,9

 

Bos indicus

5 - 6

13

30,8 b

69,2 

III

Bos taurus

Todas edades

29

34,5 b

65,5

 

Bos indicus

Todas edades

30

40,0 b 

60,0

IV

Los 2 grupos

7 - 9

33

45,5 b

54,5

 

Los 2 grupos

5 - 6

26

26,9 c

73,1

V

Los 2 grupos

Todas edades 

59

37,3

62,7

b,c. Comparaciones (Ca) con diferentes letras difieren P(X<2,166)=,16

                    

Cuadro 5. Peso (P) y condición cárnica (CC) en el preparto (PRE) y en el postparto (POS), con pérdidas de peso y condición cárnica entre períodos, por grupo racial y edad de la vaca. 

Grupo Racial

Edad 

n

CCPREa Puntos 

CCPOS Puntos

Pérdida CC

PRE (kg)

POS (kg)

Pérdida Peso

Bos taurus

7 - 9

1 8

7,9b

7,3c

- 0,6

394,1 b

364,3c

- 29,8

5 - 6

1 3

8,3b

7,5c

- 0,8

381,2b

345,2c

- 36,0

Bos indicus 

7 - 9 

17

8,1 b 

7,4c

0,7

373,7b

340,8c

32,9 

5 - 6

13

8,2b

7,7c

0,5

375,4b

340,6c

34,8

a Puntos =9: gorda sin costillas visibles; 8: una costilla visible; 7: dos costillas visibles; 6: tres costillas visibles; 5: cuatro costillas visibles; 4: cinco costillas visibles, etc.
b, c Promedios no difieren en la columna (p< 0,05), sí difieren en la fila 
(P < 0,05) 

                  

Todas las vacas estuvieron en buen estado de carne antes del parto, ocurriendo los cambios hasta el día del parto en un período de 60 días promedio. Sin embargo, los mayores efectos en cambios de peso y pérdida de condición cárnica en las, vacas ocurrieron después del parto (M1), durante el período de lactación hasta el destete de los becerros, como se observa en los tres pesos y juzgamientos de condición realizados (M2, M3, M4) hasta cuando se destetaron sus becerros (M5 Y M6), con pérdida de peso y estado de carne de las vacas (Cuadros 6 y 7). Los períodos de pesaje y juzgamiento de las vacas durante la lactación se realizaron cada 36 días y se compararon los cambios ocurridos hasta el destete de los becerros, haciendo las comparaciones respectivas (M2, M3, M4) para determinar la ganancia o pérdida entre períodos. Se observó que todas las vacas adultas Bos indicus perdieron peso y condición cárnica desde agosto hasta septiembre (M2, M3), pero ganaron peso para octubre (M4) para luego perder peso y desmejorar el estado de carnes desde noviembre (M4) hasta enero (M5) y febrero (M6), fechas cuando se destetaron los becerros (P < 0,05). Las vacas Bos taurus lograron ganar algo de peso entre M2 Y M3, pero comenzaron a perder peso para el M4 hasta M5 Y M6, cuando se destetaron sus becerros. Igualmente sucedió con la pérdida de condición cárnica de esos meses. Comparando el peso y condición cárnica del primer mes de lactación (M2) con los encontrados en la época de destete (M5 Y M6) o 229 días después del parto las pérdidas en las vacas Bos indicus fueron de 45 y 38 kg para las adultas y jóvenes, respectivamente, y para las vacas Bos taurus las pérdidas fueron de 45 y 34 kg para las adultas y jóvenes, respectivamente (Cuadro 6). 

En referencia con la condición de carne de los grupos raciales, el juzgamiento indicó un enflaquecimiento de las vacas con pérdidas en la puntuación de -1,5 y -1,9 en las vacas adultas y jóvenes Bos indicus y de -1,1 y -1,7 en las vacas Bos taurus adultas y jóvenes, respectivamente (Cuadro 7). En general, las vacas jóvenes perdieron más condición cárnica en ambos grupos raciales (-1,9 y -1,7) que las vacas adultas (-1,5 y -1,1), como no se encontraron diferencias significativas entre grupos raciales y dentro de la edad por grupo racial en los pesos y condición cárnica de las vacas antes del parto y el primer mes postparto ni al destete, se infiere que las diferencias detectadas durante la lactación fueron debido a cambios en la calidad y digestibilidad del forraje en los potreros para ese momento (Cuadros 5 y 8).

Cuadro 6. Cambios de peso en las vacas por grupo racial, edad y mes postparto hasta el destete

 

Cuadro 7, Cambios en la condición cárnica por grupo racial, edad y mes postparto de la vaca hasta el destete

Grupo Racial
(vacas) 

Edad (años)

CONDICIÓN CARNICA/MES POSTPARTO (a) 

CAMBIO CONDICIÓN CARNICA POSTPARTO

J.A
M-1

A.S.
M-2

S.O.
M-3

O.N
M-4

E
M-5


M-6

(M-2-M-3)

(M-3-M-4)

M2(M5+M6)/2

Puntos

Puntos

Bos indicus

7 - 9

7,3

7,4b

6,9c

6,8c

6,4c

5,4e

- 0,6

- 0,1 

- 1,5

 

5 - 6

8,0

7,7b

6,9c 

7,0c 

6,0d

5,5d

- 0,8

- 0,1

- 1,9

Bos taurus

7 - 9

7,7

6,8b

 6,9c 

6,6b

5,7c

5,3d

+ 0,1

- 0,3

- 1,1

 

5 - 6

7,9

7,3b

7,4b

6,7c

5,3d 

5,8d

+ 0,1

 - 0,6

- 1,7

(a) M-l=julio-agosto; M-2=agosto-septiembre,-M-3=septiembre-octubre; M-4=octubre-noviembre; M-5=enero; M-6=febrero
b, c, d: Medias con letras diferentes en la misma fila difieren a (P <,05) 

   

Cuadro 8. Peso y condición cárnica (CC) por grupo racial y edad de la vaca al destete. 

VACA

MEDIA E.Ta

Grupo Racial

Edad

Peso (kg)

C C (puntos)

Bos taurus

7 - 9

317,1

 7,5b

5,5

2b

 

5 - 6

305,5

11,8b

5,7

2b

Bos indicus

7 - 9

304,8

1O,9b 

5,8

3b

 

5 - 6

300,1 

11,3b 

5,8

3b

 a Media error típico b Medias sin diferencias (P < 0, 05) 

En los porcentajes de proteína disponible, se observó en un potrero 7% como el valor más alto en julio, decreciendo ese valor hasta 2,7% en diciembre (Gráfico 3), manteniéndose valores, promedios en cinco meses de 4,4 y 3,6% en los potreros con los dos rebaños (Cuadro g). En términos de digestibilidad los valores encontrados para los componentes no estructurales del pasto (DIVFND/OM y DIVFND/MS) son muy bajos, manteniéndose un promedio entre 32,3; 36,5% y 4516; 48,4%, respectivamente, antes de pastorear por ambos rebaños (Cuadro 9). En cuanto a la disponibilidad de forraje para ambos rebaños, no se encontraron diferencias significativas en los potreros durante la rotación, aunque incremento en junio, descendió en agosto (4460 kg/ha), pero luego continuó un ascenso hasta el mes de noviembre con la máxima disponibilidad (12749 Kg./ha), demostrando que siempre hubo pasto para consumo (Cuadro 10). En la utilización del pasto se encontraron diferencias significativas (P<0,10) entre ambos rebaños, con el rebaño Bos indicus utilizando el pasto Yaraguá más intensamente que el rebaño Bos taurus. Estos resultados han podido ser por un ligero aumento en la carga animal por potrero, en noviembre en aquellos potreros pastoreados por el rebaño Bos indicus. Sin embargo, la presión de pastoreo fue menos restrictiva para el rebaño Bos taurus que para Bos indicus (Cuadro 10).     

Consecuentemente, una desventaja en un aspecto fue contrarrestado por la ventaja en el otro aspecto para cada uno de los rebaños. En la desaparición del pasto, los estimados demostraron que no hubo diferencia significativa en el consumo por cada rebaño. Obtuvieron valores de 5111 kg/ha para el rebaño Bos taurus y kg/ha para el rebaño Bos indicus. Las proporciones de ganancia de peso por forraje consumido, calculado en base al peso vivo total del ganado de 99,9 y 138,5 kg/ha, fueron 71:1 y 46:1 para los rebaños Bos indicus y Bos taurus, respectivamente, en el período de julio 7 a septiembre 27, fecha cercana a la unión de los dos rebaños en uno solo. Sin embargo, el rebaño Bos indicus disminuyó esa proporción a 30:1 cuando se calcularon las ganancias desde septiembre 27 a noviembre 1, en base a un peso vivo total ganado de 240,6 kg/ha (Cuadro 11). 

Cuadro 9. Proteína cruda (PC) disponible, digestibilidad in vitro de la fibra neutra detergente (DIVFND) en base de la materia orgánica (M0) o materia seca (MS) promedio en los potreros, por grupo racial antes de pastorear. 

POTRERO/GRUPO RACIAL

PC 
(%)

DIVFND/MO (%)

DIVFND/MS (%)

Bos taurus

4,4a 

36,5a

48,4a 

Bos indicus

3,6a 

32,3a

45,6a

a Promedios con la misma letra no difieren a (P < 0, 05)

 

 

Cuadro 11  Estimados del pasto Yaraguá desaparecido en los potreros pastoreados por los rebaños Bos taurus y Bos indicus, por período

Fecha

Períodos

Bos indicus (kg/ha)

Bos taurus (kg/ha)

Junio 1

3160

3160

Junio 16

B

6410

6410

Julio 7

1

6360

8299

Agosto 8

2

8000

3000

Septiembre 27

4

7160

7960

Octubre 1 1

5

5880

5200

Noviembre 1

6

8800

1094

PROMEDIO 

 

7240

5111

Noviembre 21

C

2793

2793

A, B, C = los rebaños pastorearon juntos 

           

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES 

De una forma significativa, el bajo contenido proteico y la disminuida, digestibilidad in vitro del pasto Yaraguá, durante la época de partos y temporada de monta fueron los factores determinantes en los intervalos postpartos, conseguidos desde el parto al primer celo en ambos grupos raciales y grupos etarios, obteniéndose un promedio de 91,5 días. Estos factores afectaron significativamente más al grupo de vacas jóvenes Bos indicus al obtenerse u n IPCP de 1 1 4,2 días. En resultados promedios durante el estudio, 72% de las vacas agrupadas todas por edad y raza aparecieron con el primer celo postparto, mientras que el 28% restante se mantuvo en la fase de anestro. Los factores de lactación y baja calidad nutritiva del forraje se reflejaron significativamente en la pérdida de peso y condición cárnica de las vacas Bos indicus adultas, especialmente entre el segundo y tercer mes de lactación (M2 Y M3), continuando en esa tendencia hasta el destete de sus becerros. Para las vacas jóvenes Bos indicus, la pérdida de peso se inició desde el mes cuatro (M4) y la condición cárnica desmejoró desde el M3 hasta el destete de sus becerros. En las vacas Bos taurus, la tendencia de pérdida de peso corporal fue igual en las jóvenes y adultas desde el M4; sin embargo, en referencia con la condición cárnica, la pérdida se evidenció primero en las jóvenes, a partir del M3.Al destete, las pérdidas de peso acumuladas desde el comienzo del M2 de lactación fue mayor de 45 kg en las vacas adultas de los dos grupos raciales, mientras que en las vacas jóvenes Bos indicus fue de 38 kg y en las vacas jóvenes Bos taurus fue de 34 kg. Las Pérdidas de peso y el desmejoramiento del estado de carne por juzgamiento en vacas lactantes y pastoreando o alimentadas con forrajes de baja calidad, han sido reportadas por algunos autores (36, 40, 42, 47). 

Debido al bajo contenido proteico y la baja conversión del forraje desaparecido, la disminución de la eficiencia reproductiva se produjo en ambos grupos raciales. Estos factores colocaron a las vacas lactantes en condición de baja productividad con sólo un 35%, alcanzando el primer celo postparto a los 80 días después del parto y sólo 37% resultaron preñadas en 120 días de la temporada de monta, quedando un 63% vacías hasta el próximo año o período de apareamiento. Menores tasas de preñez se consiguieron en las vacas jóvenes Bos taurus y Bos indicus, con 23 y 31 % respectivamente, que en las vacas adultas de cualquier grupo racial con un 46 por ciento. 

Otras prácticas de manejo deberán implantarse para incrementar la productividad por vaca con el fin de mejorar la tasa de preñez. Mejorando el manejo de las especies forrajeras con programas de mínima fertilización o asociación de gramíneas con leguminosas adaptadas y/o con alimentación a base de nitrógeno no proteico o raciones basadas en residuos fibrosos de cultivos de la zona y sales minerales de calidad, se podrán aumentar los niveles de consumo proteico y energético en las vacas durante la temporada de lluvias hasta el destete de sus becerros, en la época de aparea miento. Igualmente, disminuyendo el efecto del amamantamiento del becerro en los primeros 30 días postparto se ha encontrado como efectivo en mejorar la eficiencia en los parámetros reproductivos junto a una adecuada alimentación postparto (1 6,18, 34,40, 44,50). 

Finalmente, la recomendación para mejorar la productividad y evitar efectos detrimentales en los parámetros reproductivos y tasas de sobrevivencia estará en diseñar programas de suplementación alimenticia entre noviembre y febrero, porque las perdidas de peso y condición cárnica se acumularon con un 50 y 1 00% en ese período, coincidiendo con la salida de las lluvias y el período de sequía. 

AGRADECIMIENTO

El autor principal agradece el esfuerzo, dedicación y amistad del investigador en Postgrado, Martín Rodríguez Maestre, por el apoyo brindado en el laboratorio, así como a los Técnicos Asociados a la Investigación Mauro Palencia y Ramón Díaz, por la ayuda prestada en el campo para la recolección de la información en el rebaño y potreros. Igualmente, al profesor Rodrigo Parra (t) y a su esposa Ornella de Parra, cuya colaboración fue decisiva en los análisis de laboratorio de nutrición animal en las pruebas ín vitro. A la familia Viada De Bellard, por permitir que en su finca se llevara a cabo el desarrollo del experimento, dando inicio a un proyecto de investigación en fincas de ganaderos en el Estado Guarico. 

RESUMEN

Para determinar el primer celo postparto (PCP) y el intervalo en aparecer ese celo (IPCP) expresado en días, se utilizaron 61 vacas preñadas en el tercio medio y último de gestación en la finca particular El Rincón de Guariquito, ubicada en El Sombrero, Estado Guarico, durante la temporada de nacimiento y de monta. Ellas fueron clasificadas así: 30 como de alto mestizaje Bos indicus (Bi) y 31 como mestizas Bos taurus (Bt), clasificadas para comparaciones biológicas y estadísticas en grupos etarios como jóvenes (j) entre cinco y seis años, y adultas (a) entre siete a nueve años. Los dos rebaños pastorearon pasto Yaraguá Hyparrhenia rufa (Nees) Stapf durante los 229 días del experimento. Las vacas fueron juzgadas en su condición cárnica y pesadas en los meses pre y postparto hasta el destete de sus becerros. Toros fértiles fueron usados con marcadores con pintura para detectar los celos y medir la fertilidad de las vacas. El intervalo postparto fue el mismo (P< .05) en las vacas aBi, aBt y jBt con 81,4±8,6; 79,6±7,7 y 90 ±7,9 días, respectivamente, pero difirieron (P < 0,05) en el IPP de las vacas jBi con 114,2± 9,3 días. Las vacas jBi y jBt se diferenciaron (P< 0,05) en el porcentaje de celos (84,6 vs. 61,5) aparecidos desde el parto hasta el final de la temporada de monta. También más vacas adultas (P < 0,05) agrupadas por raza se preñaron más que las jóvenes (45,5 vs. 26,9%). Todas las vacas tuvieron pérdidas en peso y condición cárnica desde el parto al destete (P < 0,05). Las vacas aBi y jBí perdieron peso y condición en 45 kg; 1,5 puntos; 38 kg y 1,9 puntos, respectivamente, mientras que las aBt y jBt perdieron 45 kg; 1,1 puntos; 34 kg y 1,7 puntos, respectivamente. El valor nutritivo del pasto y Yaraguá fue el mismo de los potreros bajo tratamiento antes y después del pastoreo, con la proteína cruda más baja después del pastoreo en cada mes con 3,9 y 2,9% en potreros pastoreados por los rebaños Bos taurus y Bos indicus, respectivamente. La fibra detergente (FND) y la digestibilidad in vitro de la FND no cambiaron antes y después de los períodos de pastoreo. El forraje disponible, producción total de forraje y forraje desaparecido no tuvieron diferenciasen los tratamientos (P> 0,05), pero sí en la utilización (P < 0,1 0) y presión de pastoreo (P< 0,05) por ambos rebaños. 

SUMMARY

To determine the first postpartum estrus and the interval from caivirlg to first estrus (IFPE) expressed in days, sixty one intermediateand late pregnant cows were selected át the Rincon de Guariquito ranch, El Sombrero, Guarico State, during the birth and breeding season. Thirty grade Zebu type cows were ciassified as Bos indicus and 31 grade European type cows as Bos taurus with ages ranging from 5 to 9 years. For biological and statistical comparisons, 5 and 6 years old cows were pooled as young cows, and 17 to 9 years old cows pooled as mature cows. Both herds grazed Yaraguagrass Hyparrhenia rufa (Nees) Stapf, during 229 days of trial. Cows were weighed and scored for body condition before and after calving until weaning their calves. Fertile bulas wereplaced in pastureswithchin buil rnarkerstoaid inheatdetec tion and measure cow fertiiity. The postpartum interval was the same (P>.05) in mature Bos índicus (mBi), mature Bos taurus (mBt) and young Bos taurus (yBt) cows with 81.4 ± 8.6; 79.6t 7.7 and 90.0 7.9 days; but differed (P< 0.05) from PPI of young Bos indícus (yBí) cows (1 14.2±9.3 days). The yBí and yBt differed (P <.05) and exhibited estrus In 84.6% and 61.5% respectivelyfrom calvin'g to the end of the breeding season. Also, mature cows (P <.05) pooled by breed were pregnant more than young cows (1 5.5 vs. 26.90/o). All cows had weight and body condition seore changes frorn calving to weaning (P <.05). The mBi and yBi lost weight and condition in 45 kg, 1.5 units; 38 kg; 1.9 units, respectively. The nutritiva value of Yaraguagrass was similar to both pasture treatments betore and alter grazing, oniy for crude protein which was lower after grazing with 3.9 and 2.90/o in pastures grazed by Bos taurus herd and Bos índícus respectively. Neutral detergent fiber (NDF) and in vitro digestibility of NDF did not change before and alter grazing periods. Forageavailability and total forage pro duction and forage disappearance di,d not differ (P < 05) between the two pasture treatments; but forage utilization (P < .1 0) and 1 grazing pressure differ (P < .05) by both herds.

BIBLIOGRAFÍA 

1.ACOSTA G.. R. A. Resultados del proyecto cooperativo FONAIAP - OEA en fincas particulares de ganado de carne. En: Informe Anual 1978. Centro de investigaciones agropecuarias. Región Llanos Centrales. Calabozo, Estado Guarico. p. 54. 1978.

2. ACOSTA G., R. A.; G. LÓPEZ; R. MONAGAS; M PALENCIA; R. DÍAZ; J. LUGO; E. GARRIDO y L. MENDOZA. Mejoramiento de la eficiencia reproductiva en hatos bovinos de Venezuela. IV Congreso Venezolano de Zootecnia. Universidad Rafael Urdaneta. Maracaibo, Estado Zulia. p. 19.1985. 

3. ACOSTA G., R. A. Investigación y asistencia técnica en fincas ganaderas particulares del Estado Guarico. En, III Cursillo sobre Bovinos de carne. Facultad de Ciencias Veterinarias - UCV Maracay, Estado Aragua p. 169-195. 1987. 

4. BAKER, A. L. and J. R. QUFSENBERRY. Fettility in range beef cattle. J. Anim. Sci. 3: 78. 1944. 

5. BASTIDAS, P. Comportamiento reproductivo postpartum en. ganado Brahman. Mimeograf. Trabajo de Ascenso. Universidad: Central de Venezuela. Facultad de Ciencias Veterinarias. Instituto de Reproducción Animal. Maracay, Estado Aragua. p. 31. 1982. 

6. BAUER, S. Problemas de la cría de ganado vacuno de carne en el trópico latinoamericano (Bolivia) y medidas que hemos adoptado para solucionarlos. VII, Conf. Anual de Ganado de Carne en América Latina. Gainesville, Fla. USA. Mem. p. 36.1968.  

7. BELLOWS, R. A.; R. E. SHORT; J. J. URICK and 0. F. PAHNISH. Effects of early weaning on postpartum reproduction of the dam and growth of calves born as multiples or singles. J. Anim. Sel. 39: 589. 1974. 

8. BELLOWS R. A.; R. E. SHORT and R. S. STAIGMILLER. Research areas in beef cattle reproduction. p. 277-289. En: Animal Reproduction. Beitsville Syump. inagricultural Research (3) May 14-17.1978. Beltsville, Maryland. John Wiley & Sons. New York. USA. 1979. 

9. BRITO, R. Estudio de los efectos de la reducción del tiempo de permanencia del ternero junto a la vaca Cebú, sobre su actividad sexual y el desarrollo de sus crías. Revista Cub. Ciencias Vet. 5: 23. 1974. 

10. CENTRO INTERNACIONAL DE AGRICULTURA TROPICAL (CIAT). Reporte Anual. Call, Col. 1978. 

11. CHICCO, C. D.; D. PLASSE y V. BODISCO. Reproducción del ganado bovino en Venezuela. FAO. Consulta de expertos para el mejoramiento de la eficiencia reproductiva del ganado vacuno en América Latina. Agropecuaria de Hoy. 1: 4. 

12. CAPP, H. A factor in breeding efficency in cattie. Am. Soc. of An. Prod. p. 259. 1937. 

13. GONZÁLEZ, S. C. y R. GONZÁLEZ. Estimación de las pérdidas en producción y economías debidas al largo intervalo postparto o días vacíos en vacunos. Bol. Téc. Univ, del Zulia. Maracaibo, Ven. PR - 5: 13.1977.  

14. GONZÁLEZ, S. C. Comportamiento reproductivo de las razas locales de rumiantes en el trópico americano. En: Reproduction des Ruminants en Zone Tropicale, Symposium. Pointe a Pitre (FWI). Ed. INRA - 20: 1-83. 1983. 

15. GONZÁLEZ, S. C.; E. SOTO-BELLOSO; R. GONZÁLEZ y G. SOTO. Reproducción en vacas mestizas de doble propósito. XI Jornadas Agronómicas, Seminario sobre Ganadería de Doble Propósito, 23 al 28 de septiembre 1984. Trabajos. 30 p. Maracaibo, Ven. 1984.

16. GONZÁLEZ, S. C. Mejoramiento de la eficiencia reproductiva en hatos bovinos de Venezuela. IV Congreso Venezolano de Zootecnia. Universidad Rafael Urdaneta. Maracaibo, Ven. 1985. 

17. INSKEEP, E. K. and A. W. LISHMAN. Factors affecting post- partum anestrus in beef cattie. p. 277-289. En: Anima .1 Reproduction Symp. in Agricultural Research (3). May 14-17-1978. Beitsville, Maryland. John Wiley & Sons. New York, USA. 1979. 

18. KAIN, M.; Y. FOLMAN; H. NEWMARK and W. KANFMAN. The effect of protein intake and lactation number on post- partum body weight loss and reproductive performance of dairy cows animal production. 37: 229:1983. 

19. LINARES, T.; D. PLASSE; B. MÜLLER-HAYE y M. BUTTER- WORTH, Observaciones preliminares sobre la actividad ovárica y preñez en vacas Criollas y Brahman, sometidas a una estación de monta limitada. Agr.Trop. 20:413. Maracay, Ven. 1970. 

20. LINARES, T.; D. PLASSE; M. SURGUERA-, J.ORDOÑEZ; J. RIOS; 0. VERDE y M. GONZALEZ. Comportamiento productivo de Bos taurus y Bos indicus y sus cruces en el llano venezolano. 1. Eficiencia reproductiva. ALPA. Mem. 9: 289. (Abstr.). 1974. 

21 LINARES, T; D. PLASSE y O, VERDE. Influencia del estado de lactancia sobre la preñez en vacas Brahman. ALPA. Mem. 11: 58. (Abstr.). 1975. 

22. MARTINEZ, N.; S. LÓPEZ; D. PEROSO y R. MENDOZA. Comportamiento productivo, reproductivo y variación del peso corporal en vacas Hoistein y Pardo Suizo en condiciones tropicales. V Congreso Venezolano de Zootecnia. Compendio P.F.1 7. Maracay, Ven. AVPA-UCV. 1988. 

23. MEJIAS, E.; L. PAREDES; L. FERNÁNDEZ; M. TAGLIAFERRO y A. RIVERO. Evaluación del semen refrigerado y la monta natural controlada en un rebaño doble propósito. Compendios. P.F.l 4. V Congreso Venezolano de Zootecnia. AVPA-UCV. Maracay, Ven. 1988.

24. NEIDHART, R.; D. PLASSE; J. H. WENIGER; 0. VERDE, J. BELTRAN and A. BENAVIDES. Miik yield of Brahman cows in a tropical beef production system. J. Anim. Sci. 48: 1. 1979. 

25. OXENREIDER, S. L. Effects of suckling and ovarian function on postpártum reproductive activity in beef cows. Amer. J. Vet. Res. 29: 2099. 1968. 

26. OXENREIDER, S. L. and W. C. WAGNER. Effect of lactation and energy intake on postpartum ovarian,activity in the cow. J. Anim. Sci. 33: 1026. 1971. 

27. PIMENTEL, C. A.; J. C. DESCHAMPS; J. A. F. DE-OLIVEIRA; R. CANDELINO and M 'A. PIMENTEL. Effects of early weaning on reproductive efficiency in beef cows. Theriogenology 11: 421. 1979. 

28. PLASSE, D.; N. PEÑA; 0. VERDE; M. KOGER y LINARES. Influencias ambientales sobre la variancia de intervalos entre partos en Brahrnan registrados. ALPA Mem. 7:47. 1972. 

29. PLASSE, D.; B. BAUER; 0. VERDE y M. ARAGUNDE. influencias genéticas y ambientales sobre la eficiencia reproductiva de vacas Criolla, Cebú y sus cruces. ALPA Mem. 10: 57. 1975. 

30. PLASSE, D. Manejo de un rebaño comercial en un hato llanero de ganado de carne. En: II Cursillo sobre Bovinos de Carne. UCV-Facultad de Ciencias Veterinarias. Maracay, Ven. p. 1-1 8. 1986. 

31 PLASSE, D. Uso estratégico de la inseminación artificial en programas genéticos en bovinos de carne en Venezuela. En: III Cursillo sobre Bovinos de Carne, UCV-Facultad de Ciencias Veterinarias. Maracay, Ven. p. 229-253. 1987. 

32. PLASSE, D. Factores que afectan la eficiencia reproductiva de bovinos de carne. En: IV Cursillo sobre Bovinos de Carne. UCV-Facultad de Ciencias Veterinarias. Maracay, Ven. p. 1-51. 1988. 

33. RANDEL, R. ID. Once-daily suckiing. A practical management tool for rebreeding first calf heifers. J. Anim. Sel. 49. 
(Suppl. 1): 44. (Abstr.). 1979. 

34. RANDEL, R. D. Effect of once-daily suckling on postpartum interval and cow-calf performance of first calf Brahman x Hereford heifers. J. Anim. Sci. 53: 755. 1981. 

35. RANDEL, R. D. and G. A. WELKER. Effectof once-daiiysukiing on postpartum interval and cow-calf performance. P. 1 9- 22. En: Beef Cattie Research in Texas. PR 3594-3644. Texas Agr. Exp. Sta., College Station., USA. TX. 1980. 

36. SOTO-BELLOSO, E.; G. SOTO-CASTILLO y R. GONZÁLEZ. Factores que afectan el primer celo postparto en bovinos mestizos de un medio tropical. IX Congreso internacional de Reproducción Animal e Inseminación Artificial. 16-20 junio. Madrid, España, 1980. 

37. STEEL,R.G.D. and J.H.TORRIE. Principles and procedures of statistics. Mc Graw - Hi Book, Co. lnc. New York, USA. 1960. 

38. TOPPS, J. H. The relationship beetween reproduction and undernutrition in beef cattie. Worid Rev. Anim. Prod. 13: 43. 1977. 

39. VASQUEZ, L. Eficiencia reproductiva, su influencia sobre la producción lechera del rebaño. En: 1 Ciclo de Conferencias en Producción de Leche. 3 - 4 mayo/89. UCV-Facultad de Ciencias Veterinarias. Maracay, Ven. 1989. 

40. VENTURA, M. Alimentación pre y postparto en bovinos. En: Seminario sobre ganadería de doble propósito. XI Jornadas-Agronómicas 23 al 28 septiembre/80.35 p. Maracaibo, Ven. 1984. 

41 WAGNER, W. C. and W. HANSEL. Reproductive physiology of the postpartum cow. 1. Clinical and histological findings. J. Reprod. Fertil 18: 493. 1969. 

42. WETTEMANN, R. P.; E. J. TURMAN; R. D. WYATT and R. TOTUSEK. lnfluence of suckiing intenso on reproductive performance of range cows. J. Anim. Sci. 47: 342. 1978. 

43. WHITMAN, R. W.; E. E. REMMANGA and J. N. WILTBANK. Weight change condition and beef cow production. J. Anim. Sci. 41: 389. (Abstr.). 1975.

44. WILLIAMS, R. J.; C.A. RUDER; D. G. FALK; R. C. BULLand R. G. SASSER. Effect of pre and postpartum protein restriction on postpartum reproductive performance. 72nd. Ann. Meet. Am. Soc. Anim. Sci. p. 337. (Abstr.). 1980. 

45. WILTBANK, J.N. and A. C. COCK. The comparativa reproductive performance of nursed cowsand milked cows.J. Anim. Sei. 17:640. 1958. 

46. WILTBANK, J. N.; W. W. ROWDEN; J. E. INGALLS; K. E. GREGORY and R. M. KOCH. Effect of energy level on reproductive phenomena of mature Hereford cow. J. Anim. Sei. 21: 219.1962. 

47. WILTBANK, J. N.; W. W. ROWDEN; J. E. INGALLS and D. R. ZIMMERMAN. lnfluence of postpartum energy leves on reproductive performance of Hereford cows restricted in energy intake prior to calving. J. Anim. Sei.- 23: 1049. 1964. 

48. WILTBANK, J. N. Management programs to increase reproductive efficieney of beef herds. J. Anim: Sei. 38 (Suppl. 1): 58. 1974. 

49. WILTBANK, J. N. and S. E. MARES. Breeding ata predetermined time following sinchromate-B-treatment. Proc. 11 th Conf. A. 1. Beef Cattie. Denver, Col., USA. p. 57-65.1977. 46. 47. 48. 49. 50. 

50. WILTBANK, J. N. Management of heifer replacements and the brood cow, herd throungh the calving and breeding periods. p. 156-208. En:C.C. O'Maryand I.A. Dyer (Eds.). Commercial Beef Cattie Production. Lea & Febiger. Philadeiphia, USA. 1978.


^

Zootecnia Tropical > Sumario de la Colección > Volumen 10