Zootecnia Tropical > Sumario de la Colección > Volumen 5

Vol. 5(1 y 2):41-57 Zotecnia Trop., 1987

PESO AL NACER DESTETE Y SEIS MESES DE EDAD EN CORDEROS
WEST AFRICAN EN LA MESA DE GUANIPA 

Navarro Díaz L1., M. Ramírez G1 . y A. Torres Díaz2  

 1Investigadores FONAIAP-Estación Experimental Anzoátegui.
2Perito Agropecuario. Asistente
Recibido:27-01-87


INTRODUCCIÓN

La raza West African es entre los ovinos tropicales, la que mayor aceptación tiene entre los criadores, por lo que actualmente es la más difundida en las diferentes regiones del país donde lleva a cabo la explotación de esta especie. De allí, la importancia de conocer su comportamiento reproductivo y productivo, lo cual permitirá establecer los valores de aquellos parámetros técnicos y económicos más importantes para la planificación de estas explotaciones.

El beneficio económico que puede generar un rebaño ovino, así como otras especies rumiantes está en relación con su producción, es decir, a mayor fertilidad corresponderá una mayor cosecha de corderos. Este beneficio también dependerá de su potencial gen ético, y de su capacidad para convertir los pastos y forrajes que consumen, en carne, que es el principal producto de la explotación ovina en las condiciones de Venezuela. 

Entre los parámetros indicadores de producción estudiados en el presente trabajo están: peso al nacer, al destete (90 días), ya los seis meses de edad; siendo los dos Últimos de gran importancia económica dado que estas edades el cordero tiene una mayor demanda para consumo.

MATERIALES Y MÉTODOS 

El presente estudio se realizó en la granja ovina de la Estación Experimental Anzoátegui, en la localidad de El Tigre, ubicada en la Mesa de Guanipa. 

Las observaciones se tomaron sobre un grupo de ovejas West African entre 2 y 7 años de edad, seleccionadas fenotípicamente en base al color amarillo a rojo, sin manchas, ausencia de lana, buen tamaño y peso corporal al servicio de 30 Kg. Las hembras de reemplazo fueron pasadas al rebaño de vientres aproximadamente a los 18 meses de edad. Igualmente, las ovejas fueron rechazadas del rebaño por: (A) edad avanzada (7 años); (8) infertilidad y (C) tendencia a partos difíciles y/o crías con defectos físicos. Los sementales se seleccionaron en base a las características fenotípicas anteriores, siendo más exigentes en cuanto a conformación corporal, y peso superior a 50 Kg. Se tomaron anotaciones sobre el peso al nacer, y semanales hasta los 6 meses de edad, siendo los pesos corregidos mediante la fórmula: 

 

 

   Pa Pn 

 

Px = 

------------------------

x Edad a ajustar en días + Pn

 

 Días actuales 

 

donde: 

Px =

Peso ajustado 

Pn =

Peso al nacer

Pa =

Peso actual 

 

Las observaciones se realizaron en corderos nacidos en tres épocas climáticas diferentes: junio-julio (comienzo de la época lluviosa); octubre-noviembre (final de la época lluviosa), y marzo-abril (época seca). En el primer caso, las madres estuvieron en gestación durante el lapso enero-julio, sometidas a estabulación y recibiendo una alimentación consistente en heno del pasto Digitaria swazilandensis, sales minerales ad libitum, y 300 gr./cabeza/día de un concentrado que contenía 16,49% de proteína cruda, 8,7% de grasa, 17,33% de fibra cruda y 38,45% de extracto no nitrogenado, el cual fue suministrado durante el período de servicio (45 días), los últimos 30 días de gestación, durante el cual estuvieron también acceso a potreros del mismo pasto y los primeros siete días después del parto. 

En las ovejas cuya parición ocurrió entre octubre-noviembre, la gestación transcurrió durante la época lluviosa, por lo que su alimentación fue a base de pastoreo, y sales minerales ad libitum. En aquellas cuya parición correspondió a la época seca se mantuvieron a pastoreo directo desde noviembre hasta mediados de enero, cuando fueron estabuladas, recibiendo heno y la misma cantidad del concentrado antes señalado, 30 días antes del parto, y después de éste, hasta entrada la estación lluviosa. En este caso los corderos fueron suplementados mediante el uso de corrales de exclusión. 

RESULTADOS Y DISCUSIÓN 

Peso al nacer. El peso promedio al nacer para crías provenientes de ovejas con partos sencillos y dobles, sin discriminación entre sexos, fue 2,98 y 2,36 Kg. para corderos nacidos en la época junio-julio; 3,21 y 2,65 Kg. para los nacidos en la época octubre-noviembre, y 2,70 y 2,06 Kg. para los corderos nacidos entre marzo y abril (Cuadro 1). 

Se encontró una diferencia altamente significativa (P<0,01) en el peso al nacer en las diferentes épocas, tanto para las crías sencillas como dobles. 

En los corderos nacidos en la época octubre-noviembre, se registró un peso promedio al nacer, mayor que en los nacidos en junio-julio, y éstos a su vez mayor que los nacidos en marzo-abril, lo cual se debió posiblemente a las siguientes razones: (a) La gestación de las ovejas paridas en octubre-noviembre transcurrió en el lapso junio-octubre, que corresponde a la estación lluviosa en la zona, lo que permitió que las ovejas aprovecharan el pastizal en sus mejores condiciones de cantidad y calidad. Esto no sólo influyó en el peso de los corderos al nacer, sino también en las madres que lograron un incremento del 26% de su peso entre el servicio e inmediato después del parto. (b) El peso de los corderos nacidos en junio-julio fue mayor al de los nacidos en marzo-abril, debido a que las madres en el primer grupo tuvieron oportunidad de consumir pasto verde al final de la gestación, que coincidió con la entrada de las lluvias. (c) En las ovejas paridas en marzo-abril, la gestación transcurrió durante la estación seca lo que determinó una alimentación deficiente y por lo tanto un bajo peso al nacer en los corderos. 

 

Cuadro 1. Peso (Kg.) al nacer de corderos West African nacidos en tres diferentes épocas del año. Estación Experimental Anzoátegui. El Tigre.

 

Cuadro 2. Composición bromatológica del pasto Digitaria swazilandensis en plena floración durante la época lluviosa. Estación Experimental Anzoátegui. El Tigre.

Fracción 

Proteína cruda 

12,25 

Extracto no nitrogenado 

49,43 

Extracto etéreo

1,43

Fibra cruda

26,41

Cenizas 

7,55

En los corderos nacidos en marzo-abril, además del bajo peso promedio al nacer, se obtuvo un 8,46% de corderos con peso inferior a 2 Kg., 7,14% de natimortos, y una mortalidad acumulada hasta el destete de 23,21%. Igualmente se observó una pérdida de peso entre el servicio y el parto, de 5,8% en ovejas con partos sencillos, y de 13,40% en ovejas con partos dobles (Cuadro 3). 

El peso promedio al nacer de los corderos nacidos en marzo-abril es comparable al obtenido por Goicochea y colaboradores (2) en un rebaño West African, manejado bajo el sistema de explotación semi-extensivo en las condiciones de Maracaibo en el Estado Zulia. En los corderos nacidos en la época octubre-noviembre el peso al nacer fue superior al encontrado por Reverón y colaboradores (5) en Maracay, Estado Aragua, el cual fue de 3,12; 2,57 y 1,90 Kg. para crías sencillas, dobles y triples respectivamente.

 

Cuadro 3. Peso promedio de las ovejas al servicio y después del parto, y de los corderos al nacer en tres épocas del año.

Los datos de peso al nacer correspondientes a la época junio-julio, recopilados durante los años 1978, 1979, 1980 y 1981, fueron analizados estadísticamente por comparación de medias, encontrándose diferencias significativas (P<0,05), siendo mayor en los dos primeros años. Igualmente cuando se analizó el peso al nacer según el sexo de la cría, se verificó que los machos tuvieron un peso significativamente superior a las hembras (P<0,05), excepto en las crías dobles de la época marzo-abril, donde se registr6 una pequeña diferencia de 8 g a favor de las hembras, lo cual se debió probablemente al menor número de observaciones en este grupo. 

El peso al nacer en otras razas tropicales en las condiciones de Maracay en el Estado Aragua, según Reverón y colaboradores (6) fue de 2,87; 2,44 y 1,58 Kg. para corderos Criollos provenientes de partos sencillos dobles y triples, 2,73; 2,49 y 1,99 Kg. para corderos Barbados Barriga Negra, y 2,50; 2,08 y 2,49 Kg. en corderos de la raza Persa Cabeza Negra. 

En otros países y en razas mejoradas como Rambouillet, Hampshire y en mestizos Southwestern x Rambouillet, Scriniwasan (6) encontró un peso al nacer de 8,16 + 0,06 lb. (3,75 Kg.). En corderos de las razas Polwarth, Merino y Corriedale el peso promedio al nacer según Mullaney (4) fue de 7,3 lb. (3,31 Kg.), 7,9 lb. (3,38 Kg.), y 8,8 lb. (3,95 Kg.) respectivamente, siendo los machos 1,60 lb. más pesados que las hembras en Polwarth; 0,46-0,64 lb. en Merinos y de 0,67-1,18 lb. en Corriedale. 

A fin de conocer si el peso al nacer del cordero está relacionado con el peso de la madre al servicio, se hizo el análisis correspondiente, encontrándose un bajo coeficiente de correlación (r = 0,004). Esta observación es coincidente con Minev y colaboradores (3), quienes en ovejas Merino tipo carne, encontraron una baja correlación entre el peso corporal de la madre, y el peso al nacer de los corderos. 

Igualmente se analizó el peso de los corderos al nacer en relación con la edad de la madre, no encontrándose diferencia significativa entre los diferentes grupos de edades (2,3,4,5,6 y 7 años). Sin embargo, se observó un ligero aumento en los Gorderos productos de partos sencillos, provenientes de madres con edad comprendida entre 4 y 6 años, que corresponde al 3°, 4° y 5° parto de la oveja (Cuadro 4).

 

Cuadro 4. Pesos promedios por edades, de ovejas al servicio y de crías al nacer. Estación Experimental Anzoátegui. El Tigre.

Peso al destete. Según Turner y Young (7) la capacidad de un cordero para crecer está dada por su potencial genético, lo cual, combinado con la producción láctea y el instinto maternal de la oveja, asegura la sobre vivencia y el crecimiento del mismo hasta destete. 

El peso promedio al destete observado para corderos West African a los 90 días sin discriminar entre sexos, fue de 17,16 y 11,59 Kg. para corderos sencillos y dobles nacidos en el lapso junio-julio; 15,77 y 11,93 Kg. para los nacidos en octubre-noviembre; y 16,42 y 11,71 Kg. para los nacidos en el lapso marzo-abril, respectivamente. En el Cuadro 5, se observa el peso de corderos clasificados según sexo, tipo de parto y época de nacimiento. 

El mayor peso al destete en el caso de las crías sencillas, correspondió a los corderos nacidos en la época junio-julio, comienzo de la estación lluviosa en la zona, lo que permitió consumir pastos en excelentes condiciones durante la lactancia, lo cual también favoreció a las madres. 

 

Cuadro 5. Peso (kg) al destete (90 días) de corderos nacidos en tres diferentes épocas del año. Estación Experimental Anzoátegui. El Tigre

Tipo de cría 

Sexo 

Época de nacimiento 

junio-julio 

oct.-nov. 

marzo-abril 

Sencillos 

17,50 (57) 

16,45 (28) 

17,19 ( 9) 

16,83 (60) 

14,68 (15) 

15,66 ( 9) 

Dobles 

11,79 (29) 

12,41 (13) 

11,59 (21) 

11,23 (16) 

11,55 (21) 

11,96 (8) 

Sencillos 

M-H

17,16(117) 

15,83 (43) 

16,42 (18) 

Dobles 

M-H 

11,59 (45) 

11,83 (34) 

11,71 (30)

( ) Numero de observaciones. 

El menor peso al destete se registró en los corderos nacidos en la época octubre-noviembre, a pesar de haber tenido el mayor peso al nacer, lo que se debió a que su lactancia correspondió a los meses octubre-enero, cuando los pastos han desmejorado notablemente su calidad nutritiva, por efecto de la disminución o culminación de las lluvias en la zona. Por el contrario los corderos nacidos en plena época seca (marzo-abril), no obstante haber registrado el menor peso al nacer, tuvieron un peso al destete superior a los de la época octubre-noviembre, lo cual se explica por el hecho de que éstos últimos además de recibir suplementación se mantuvieron estabulados junto con las madres durante toda la lactancia, lo cual evitó en ellos el gasto de energías que lógicamente ocurre en los animales en pastoreo. 

El peso al destete para corderos de esta misma raza en las condiciones de Maracay, Estado Aragua, fue de 13,97 y 11,38 Kg. para corderos sencillos y dobles respectivamente (5), mientras que en una finca de explotación semi-extensiva en la Cuenca del Lago de Maracaibo, Estado Zulia, se obtuvieron pesos promedios al destete de 15,87 y 13,70 Kg. para corderos machos y hembras provenientes de partos sencillos y de 11,03 y 8,12 Kg., para corderos machos y hembras provenientes de partos dobles (2). 

En estudios realizados en Maracay, Estado Aragua por Reverón y colaboradores (6) en otras razas tropicales de ovinos se encontró que el peso al destete fue de 12,54; 10,27 y 11,07 Kg. para corderos provenientes de partos sencillos, dobles y triples en la raza Criolla; de 12.93; 11.75 y 10,50 Kg. para corderos Barbados Barriga Negra, y de 10,30 y 9,09 para corderos sencillos y dobles en la raza Persa Cabeza Negra. 

En ovinos del tipo Junín (doble propósito lana-carne), que se explota en Perú, el cual es proveniente del cruzamiento de las razas Corriedale, Columbia y Romney March el peso al destete es de 23 Kg. (1). En otros grupos raciales incluyendo Southwestern Grade, Hampshire, Native Grande Hampshire y Southwestern Hampshire x Rambouillet, el peso al destete es de 75,96+ 0,63 lb. (6), el cual es muy superior al peso observado para la raza West African en las condiciones de El Tigre, Estado Anzoátegui, y en otras regiones del país. No obstante este peso puede ser mejorado mediante la implementación de prácticas adecuadas de alimentación y selección. 

Los pesos al nacer y al destete de los corderos nacidos en la época junio-julio, fueron analizados estadísticamente encontrándose que éstos guardan una relación de tipo lineal y correlación significativa (P <0,05), siendo el coeficiente de correlación 0,563 para machos, 0,343 para hembras y 0,404 para corderos en general sin discriminación de sexo. 

A objeto de conocer la influencia de otros factores sobre el peso al destete, se efectuó un análisis de regresión entre éste y el peso de la oveja al servicio y después del parto, no obteniéndose ninguna relación entre ambos parámetros. Sin embargo, se encontró diferencias significativas en el peso al destete de corderos provenientes de ovejas de distintas edades (Cuadro 6). Al realizar la prueba t, se verificó que a la edad de 4 años la oveja es capaz de destetar corderos con mejor peso, siendo este grupo significativamente superior (P<0,01) a los grupos de 2,3,6 y 7 años, no así con el de 5 años. El peso al destete de corderos provenientes de ovejas entre 4 y 5 años fue significativamente diferentes entre sí (P<0,05) y con los grupos de 2,3,6 y 7 años. A este nivel no se encontró diferencias entre los grupos de 3 y 6 años, 3 y 5 años y 6 y 7 años. 

 

Cuadro 6. Resultados de la prueba comparativa entre el peso al destete de corderos según la edad de la madre. Raza West African

Edad de la oveja

N° de observ.

Peso promedio al tete de corderos (Kg.)

(P <0,01) 

(P<0,05)

37 

14,72 

36 

16,91 

c,e

23 

18,22 

25 

17,28 

a,b

c,d

15 

16,26 

e,f 

24 

16,20 

Letras distintas indican que son estadísticamente diferentes. Fc = 7,39;
Ft = 2,80 (P<0,01)

Peso a los 6 meses. El peso a los 6 meses de edad fue estudiado sólo para corderos en el lapso junio-julio, durante los años 1978, 1979 y 1980, encontrándose valores promedios de 22,45 y 16,63 Kg. para crías sencillas y dobles sin discriminar entre sexos (Cuadro 7). En esta misma raza Reverón y colaboradores (5) en Maracay, Estado Aragua verificaron un peso promedio de 19,53; 16,91 y 14,27 Kg. para crías provenientes de partos sencillos, dobles y triples respectivamente. 

Como puede apreciarse en el Cuadro 7, la diferencia del peso promedio entre el destete y 6 meses de edad, fue de 4,85 Kg., para las crías sencillas y 5,04 Kg. para las crías dobles, lo que indica una ganancia de peso diario de 53,88 y 56,0 g respectivamente. Esta baja ganancia se debió a que esta fase de crecimiento correspondió al lapso septiembre-diciembre, periodo durante el cual la cantidad y calidad de los pastos se reduce notablemente, como consecuencia de la normal disminución o retirada de la precipitación en la zona. 

 

Cuadro 7. Peso promedio a los 6 meses de corderos West African nacidos en la época junio-julio

Tipo de crías

Sexo 

Peso (Kg.) a los 6 meses 

Sencillas 

23,49 (48) 

21,28 (43)

Dobles 

16,54 (19) 

16,89 (7) 

Sencillas 

M-H

22,45 (91) 

Dobles 

M-H 

16,63 (26)

( ) Número de observaciones

El valor para el peso de los corderos a los seis meses de edad, puede ser incrementado significativamente, mediante una suplementación alimenticia tendente a llenar los requerimientos de mantenimiento y producción de los corderos durante la fase de crecimiento destete-meses (Navarro, L. Datos inéditos, 1987). 

El análisis de regresión demostró que existe relación lineal entre el peso al destete y el peso a los 6 meses, y una correlación significativa (P < 0,01), siendo el coeficiente de correlación de 0,780 para corderos sin discriminación entre sexos. 

En otras razas tropicales el peso a los 6 meses de edad, según observaciones de Reverón y colaboradores (5) realizadas en Maracay, Estado Aragua, fue de 16,73; 19,96 y 13,99 Kg. para corderos Criollos provenientes de madres con partos sencillos, dobles y triples; de 22,17; 19,96 y 13,99 Kg. para corderos Barbados Barriga Negra, y de 15,21 y 14,92 Kg. para corderos sencillos y dobles en la raza Persa Cabeza Negra. 

CONCLUSIONES 

El mayor promedio de peso al nacer, se observó en la época octubre-noviembre, que resultó también en un incremento del 26% en el peso de las madres al parto, con relación a su peso al servicio. En este caso la gestación de las ovejas transcurrió durante el lapso junio-octubre, que coincide con la estación lluviosa en la lona. No obstante, que el peso al destete de los corderos nacidos en esta época fue inferior al de las otras épocas, es posible su mejoramiento mediante suplementación alimenticia durante la fase nacimiento-destete que correspondió al lapso octubre-enero, cuando la calidad del pasto desmejora notablemente. 

En la época junio-julio, el peso al nacer fue inferior a la época octubre-noviembre. Sin embargo, el peso al destete de los corderos, fue superior a los nacidos en las otras épocas, debido a que la lactancia transcurrió durante la época lluviosa {junio-septiembre), que aseguró el aprovechamiento del pasto en excelentes condiciones. La época de parición planificada para junio-julio, tiene la ventaja que las ovejas deben ser estabuladas durante la mayor parte del período de servicio-gestación, que corresponde a la estación seca y comienzo de las lluvias, lo que facilita el manejo del rebaño, y los corderos cumplen su etapa de lactación durante la estación lluviosa. En esta época, los costos de alimentación se incrementan por efecto de la suplementación. 

En la época marzo-abril, se observó un menor peso al nacer, registrándose además un 8,46% de corderos sencillos con peso inferior a 2 Kg., no incluido para el cálculo del peso promedio al nacer, un 7,14% de natimortos, y una mortalidad acumulada de 23,21% hasta el destete. Esto posiblemente fue debido, a una baja producción láctea de las madres, cuya alimentación desde mediados, hasta el final de la gestación y después de ésta, fue deficiente, por lo que hubo que suplementar los corderos hasta el destete. 

En los casos en que la fase de nacimiento-destete y destete-seis meses, coincide con la estación seca, es necesario suplementar a objeto de asegurar una buena ganancia de peso en los corderos. 

RESUMEN 

Para conocer los valores del peso al nacer, al destete ya los 6 meses de edad en ovinos de la raza West African en la Mesa de Guanipa, Estado Anzoátegui, se realizaron observaciones en corderos nacidos en tres períodos climáticos: junio-julio (comienzo de la época lluviosa), octubre-noviembre (final de la época lluviosa), y marzo-abril (mediados de la época seca). El peso promedio al nacer para corderos provenientes de partos sencillos y dobles, sin discriminar entre sexos fue de 2,98 y 2,36 Kg.; 3,21 y 2,65 Kg.; y 2,70 y 2,06 Kg. para los nacidos en las épocas junio-julio, octubre-noviembre y marzo-abril, respectivamente. El peso promedio al nacer de los corderos, nacidos en el período octubre-noviembre, fue mayor al registrado en las otras épocas, y las madres incrementaron un 26% de su peso entre el servicio e inmediato después del parto. En los corderos nacidos en la época seca, además del bajo peso al nacer se encontró un 8,46% de crías con peso inferior a 2 Kg., (no considerados para el cálculo del peso promedio al nacer), 7,14% de natimortos y una mortalidad acumulada hasta el destete, de 23,21%. Igualmente el peso de las madres desmejoró notablemente entre el servicio y el parto, en 5,8% para las ovejas con partos sencillos yen 13,4 para las ovejas con partos dobles. El peso promedio al nacer para el período junio-julio fue intermedio entre las otras épocas, y el peso de las madres no varió significativamente entre el servicio y el parto; sin embargo, se observó una disminución en la prolificidad. No se encontró relación entre el peso y la edad de la madre al servicio, y el peso de la cría al nacer, no obstante el mayor peso al nacer, se observó para los corderos sencillos en los grupos con edades entre 4,5 y 6 años, que correspondió al 3°, 4° y 5°. El peso promedio al destete (90 días), sin discriminar entre sexos fue de 17,16 y 11,59 Kg. para los corderos sencillos y dobles nacidos en el período junio-julio; 15,77 y 11,93 Kg. para los nacidos en octubre-noviembre, y 16,42 y 11,71 Kg. para los nacidos en marzo-abril respectivamente. Se encontró una correlación significativa (P < 0,05), entre el peso al nacer y el peso al destete, siendo el coeficiente r = 0,404 para el caso de las crías sencillas. Igualmente se encontró diferencia significativa (P < 0,01) en el peso al destete de corderos, según la edad de la madre al parto, siendo mayor en aquellos provenientes de ovejas con edad comprendida entre 4 y 5 años. El peso a los seis meses se estudió sólo en corderos nacidos en el período junio-julio, siendo sus valores de 22,45 y 16,63 Kg. para crías provenientes de partos sencillos y dobles respectivamente, sin discriminar entre sexos. El análisis de regresión mostró que existe relación lineal entre el peso al destete y el peso a los 6 meses, y una correlación (r = 0,780) altamente significativa. 

SUMMARY 

To know values of weights at birth, weaning and six month old, in West African sheep, in the Mesa de Guanipa, Anzoátegui State, it was carried out observations on lambs, born in three different climatic periods: june-july (begining of the rainy season), october-november (end of the rainy season), and march-april (middle of dry season). Average birth weights for single and twin lambs without sex discrimination, were 2,98 and 2,36 Kg.; 3,21 and 2,65; and 2,70 and 2,06 Kg. for those born in June-July, October-November and March-April period, respectively. The highest average birth weight was observed in lambs born on October-November, and ewes got a 26% of body wéight increase, between service and parturition. In lambs born in the MarchApril period, besides of getting the lowest average birth weight, it was found 8,46% with weight less than 2 kg (no computed to average birth weight of single lambs), 7,14% of mortality at birth, and an accumulative mortality of 23,11% through birth to weaning (90 days). Also, body weight of ewes, between service and parturition, decreased 5,8% in those with single, and 13,4% those with twin lambs. Average birth weight for lambs born on June-July was intermediate, and weight of dams did not vary significantly between service and parturition, however, it was observed a decrease in prolificness. It was found no relationship between body weight or age of ewes at service, and after parturition, and birth weight of lambs. However, the greatest average birth weights were observed in ewes 4, 5 and 6 years old, that corresponded to 3th, 4th and 5th parturition. Average weaning weight (90 days), without sex discrimination were 17,16 and 11,59 Kg. for single and twin lambs born on June-July; 15,77 and 11,93 kg for those born on October-November; and 16,42 and 11,71 kg for lambs born on March-April. It was found a significative correlation (P <0,05),between birth and weaning weights, with a coefficient r = 0,404 for single lambs. Also, it was found a significative difference (P <0,01) in the weaning weight of lambs coming from ewes with different ages, being it higher in ewes between 4 and 5 years old. Weights at six months were observed only for lambs born in the June-July period getting values of 22,45 and 16,63 Kg. for single and twin, without sex discrimination. It was found a lineal and statistical relationship (r = 0,780) between weaning and six month old weights.

BIBLIOGRAFÍA 

1. GAMARRA, M. y J. VILLAROEL. El ovino tipo Junín. Sociedad Agrícola de Interés Social "Tupac Amaru". Ltda. N°1, Pachacayo, Perú. 1970. 

2. GOICOCHEA, LL. J., C. GONZÁLEZ, F. PEROZO y E. RINCÓN. Peso al nacimiento, y crecimiento en corderos West African. Trabajos sobre reproducción y crecimiento de ovinos y caprinos. VI. Seminario Nacional de Ovinos y Caprinos. San Cristóbal, Venezuela. 1980. 

3. MINEV, P., Y. KATSAROV and I. BOSHNAKOV. Variation of body weight and its relationship with different characters in German mutton Merino and Caucassian ewes, Anim. Breed. Abst., 40(1) 9. 1970. 

4. MULLANEY, P.D. Birth weight and survival of Merino, Corriedale and Polwarth lambs. Austr. J. Exp. Agri. Anim. Husb. 9:157-163. 1970. 

5. REVERÓN, A., G. MAZARRI y C. FUENMAYOR. Ovejas tropicales productoras de carne. CENIAP-FONAIAP. Maracay. 18 p. 1976. c

6.SCRINIWASAN, G. Factors affecting the performance of lambs. Indian Vet. J. 46:56-60. 1969.

7. TURNER, H.N. and S. YOUNG. Quantitative genetic in sheep breeding. Cornell University Press. Ithaca. New York. 322 p. 1969.


^

Zootecnia Tropical > Sumario de la Colección > Volumen 5