Zootecnia Tropical > Sumario de la Colección > Volumen 3

Zootecnia Tropical, 3(1-2):95-112. 1985

ESTUDIO FISIOCLIMATICO DE LA PRODUCCIÓN DE HUEVOS 
COMERCIALES EN VENEZUELA. 
II. Consumo de alimentos y eficiencia de conversión.

N. Pereira1 , A. González Delfino1 , C. de Portal2 , J. Pérez Buriel3 , R. Cardozo4 y L. Gabaldón1

1Instituto de Producción Animal. Facultad de Agronomía, 
Universidad Central de Venezuela, Maracay. Venezuela. 
2
Facultad de Agronomía, Universidad del Zulia, Maracaibo, Venezuela. 
3
Escuela de Zootecnia. Facultad de Agronomía, 
Universidad de Oriente, Jusepín, Venezuela. 
4
Vice-Rectorado Universidad Experimental de los 
Llanos Occidentales, Guanare, Venezuela.


La práctica de alimentar las gallinas ponedoras es ad libitum, donde el animal se autorregula, en cuanto a la cantidad de alimento que ingiere día a día, existe la tendencia a un consumo mayor al que requiere para su mantenimiento y producción de huevos. Este exceso de ingestión se refleja en los incrementos de peso corporal, como consecuencia de la deposición de grasa, producto de la acumulación de energía y puede llegar a ser del orden del 25% de la ingestión diaria (28). El consumo de las ponedoras dependerá finalmente, de los mecanismos de regulación de la ingestión de alimento. No se conoce lo suficiente sobre este tema, sin embargo, la hipótesis aceptada es que la ingestión viene a estar regulada por el hipotálamo y cuyo modo de acción es explicado por tres teorías diferentes. La teoría termostática de la regulación de la ingestión de alimentos (7) explica que la misma y su digestión producen un efecto conocido como "Acción Dinámica Específica", que consiste en la producción de una cantidad de calor que provoca el aumento de la temperatura de la sangre, la cual al irrigar el hipotálamo, produce unos ajustes en la ingestión por parte del animal. La teoría sostiene que las neuronas hipotalámicas, que son responsables del control termostático, una vez que le llega la información de hiperemia por vía sanguínea, ejercen una influencia inhibitoria sobre la parte anterior de la glándula pituitaria, reduciendo la tasa de secreción de la hormona tirotrópica y, consecuencialmente, de la hormona tiroxina que regula, finalmente, el nivel metabólico y de ingestión de alimento (10). Si esta teoría es correcta, nos ofrece una buena explicación al hecho de que la temperatura ambiental afecta la ingestión de alimentos, siendo ésta mayor a baja temperatura y va disminuyendo en la medida en que la temperatura aumenta (27). Lo que si es definitivo es que, de alguna manera, el hipotálamo regula la ingestión de alimentos dependiendo de la temperatura ambiente, ya que se ha comprobado que cuando se destruyen los centros hipotalámicos cesa esa relación (13). 

La teoría lipostática (13) sostiene que en el hipotálamo existen unos mecanismos lipostáticos que controlan la deposición de grasa corporal y que, en la medida en que su tasa aumenta, tiende a reducir la ingestión de alimentos. 

La teoría glucostática (15) sostiene que al nivel de hipotálamo existen unos glucoreceptores, los cuales son sensitivos a la tasa de utilización de la glucosa. Una tasa de baja utilización de glucosa provoca sensaciones de hambre y promueve la ingestión de alimentos y, por el contrario, altas tasas de utilización de glucosa tienden a reducir la ingestión. 

El efecto que pueda tener la temperatura ambiente sobre la ingestión de alimento de las gallinas ponedoras va a depender, en última instancia, de la magnitud de la temperatura ambiente. Se ha podido comprobar que incrementos de temperatura en el rango de 11QC a 38QC provocan, inicialmente, una disminución de consumo voluntario del orden de 1,0 a 1,5% por cada 1QC de aumento de temperatura, en el rango que va desde 15°C hasta 24QC, lo cual se traduce en un aumento progresivo de la eficiencia de conversión de alimento, tanto en su relación de kilogramo alimento consumido por docenas de huevos producidos, en razón de que estos cambios no alteran ni la tasa de producción de huevos, ni el peso individual de los mismos. A partir de 24QC, se registra una caída en la producción de huevos y una significación económica importante entre los 329C y y los 38°C (9). 

Existe una relación curvilínea entre la ingestión de energía metabolizable por unidad de peso metabólico y la temperatura ambiente, dentro de los rangos de 7qC y 38°C, como consecuencia de que la reducción en la ingestión es mayor en el rango 21°C a 38°C, y sin que el contenido energético de la dieta, entre 2,5 a 3,8 Kcal de EM/g, afecte la ingestión (27). La ingestión es afectada por el contenido energético de la dieta sólo en casos deficitarios (22), debido, posiblemente, a la linealidad que se observa entre la producción de calor de la gallina y la temperatura ambiente, estando los requerimientos energéticos asociados tanto al peso como a la producción de huevos y la eficiencia de utilización del alimento a la temperatura ambiental. Este último efecto viene a ser de menor intensidad, si se combina con baja humedad del ambiente e incrementos en la intensidad de la ventilación (11).

MATERIALES Y MÉTODOS

En un trabajo anterior (21), se describe buena parte de los materiales y métodos. En este articulo se reseña el manejo del alimento. 

Cada lote de 24 gallinas tenía su depósito plástico con capacidad para 60 kg, coloreado con una banda ancha de rojo, azul, amarillo y verde según el caso. En ellos se depositaba el alimento comercial, que venia envasado en sacos de papel de 40 kg cada uno, y posteriormente, de ellos se tomaba para llenar a la mitad el comedero del lote respectivo, con el objeto de garantizar un consumo ad libitua. Cada saco vaciado era asentado en la planilla Registro de Gallinero. A1 finalizar cada periodo, se procedió a pesar cada pipote conteniendo el alimento residuo y desechado posteriormente. Pesado el pipote vacío, se le restaba el peso anterior. Posteriormente se llenaron los pipotes con nuevos sacos y de ellos se tomó para llenar los comederos a mitad de capacidad. 

El alimento dejado era etiquetado y guardado en el caso de la localidad Maracay. Del mismo se tomaron muestras para el análisis bromatol6gico y con 61 se hicieron ensayos de energía metabolizable (EM). 

Para determinar la EM del alimento, para cada uno de los diez periodos, se utilizó la técnica de la recolección total, siguiendo la metodología descrita por Scott et al. (26). 

De las gallinas adquiridas, sobraron 31 que se siguieron manteniendo en la localidad de Maracay y fueron utilizadas como animales experimentales. 

Con la producción de huevos y el consumo de alimento se calculó la eficiencia de conversión de alimento: kilogramo de alimento por kilogramo de huevos y kilogramo de alimento por docena de huevos.

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

El consumo diario de alimento para las cinco localidades se presenta en el Cuadro 1 y la Figura 1; el resumen del análisis de varianza en el Cuadro 2, y las características del alimento suministrado en cada período, para todas las localidades en el Cuadro 3. 

Hubo diferencias altamente significativas para repeticiones (dentro de localidades) (Loc), localidades (L), periodos (P) y la interacción (L x P). Sin embargo, al estudiar las medias por el método de mínima diferencia significativa, encontramos que Maracay (114,96 g/gallina/ día) y Maracaibo (115,97), fueron superiores y diferentes a San Nicolás (126,57), Jusepín (127,83) y E1 Laurel (133,58), que fue la localidad de mayor consumo. A1 analizar la Figura 1, podemos observar que El Laurel consumió más alimento durante todos los periodos y un poco parecido con ella, San Nicolás y Jusepín, mientras Maracay y Maracaibo presentan los menores consumos. El Cuadro 3 nos presenta el análisis bromatológico realizado a las muestras de cada uno de los diez suministros de alimento (uno para cada periodo), siguiendo las técnicas recomendadas según el Manual Oficial de la A. O.A.C. (2), así como también los valores de energía metabolizable (EM), los cuales permiten comprobar que el alimento suministrado para cada uno de los diez períodos contenía los nutrientes requeridos, según las recomendaciones del N.R.C. (19).

CUADRO 1. Valores promedios de kg de alimento/docena de huevos: kg de alimento/kg de huevos, se tomó para llenar los consumo diario/gallina/dia y porcentaje de viabilidad de las gallinas para las cinco localidades, estudiadas. 

Localidades  kg alimento/kg alimento/ Consumo diario (g) gallina/d  Viabilidad %
doc.huevos kg huevo
San Nicolás  1.98 2.65 126.57 99.05
El Laurel 2.06 2.75 133.58 100.00
Maracaibo 1.79 2.38 115.97 99.57
Jusepín 1.89 2.51 127.83 98.41
Maracay 1.61 2.26 114.96 98.41
mds (0,01)* 0.26 0.26 15.82 2.17

Se utilizo la prueba de mds para separar las medidas de las localidades para todas las variables de producción.

 

Figura 1. Valores promedios del consumo diario de alimento (g/gallina/día) para cada una de las cinco localidades.

Figura 1. Valores promedios del consumo diario de alimento (g/gallina/día) para cada una de las cinco localidades.

 

CUADRO 2. Cuadrados medios del análisis de varianza de las variables kg de alimentación/docena de huevos; kg de alimentación/kg de huevo; consumo diario por gallina/día, y porcentaje de viabilidad de las gallinas para las cinco localidades.

Fuentes de variación  Grados de libertad Cuadrados medios
kg alimento/doc. huevos kg alimento/kg huevo Consumo diario gallina por día
Total 199      
Repetición (Loc.) 15 0.03* 0.09* 81.22**
Localidades  4 1.20** 1.53** 4374.01**
Periodos 9 0.36** 0.22** 1282.61**
L x P 36 0.10** 0.18** 409.23**
Error 135 0.02 0.04 65.10
* P < 0,05 ** P < 0,01 6

    
 La eficiencia de utilización del alimento, expresada como kilogramos de alimento por docena de huevos, para las cinco localidades, se presenta en el Cuadro 1 y en la Figura 2. El resumen de análisis de varianza se tabula en el Cuadro 2. El  Cuadro 1 muestra que la localidad de Maracay (1,61) tuvo la mejor eficiencia de conversión de alimento, expresada como kilogramos de alimento por docena de huevos, aún cuando no fue diferente significativamente de Maracaibo (1,79), pero si lo fue de Jusepín (1,89), San Nicolás (1,98) y E1 Laurel (2,06). En la Figura 2 notaremos una tendencia a disminuir la eficiencia con el avanzar de los periodos, debido al aumento del tamaño de los huevos que experimenta la gallina al avanzar en la puesta. 

La eficiencia de utilización del alimento, expresada como kilogramos de alimento por kilogramos de huevos para las cinco localidades, se presentan también en el Cuadro 1 y Figura 3, y el resumen del análisis de varianza en el Cuadro 2. 

Hubo diferencias altamente significativas para localidades (L) , periodos (P) y para la interacción ( L x P). A1 separar las medias por el método de mínima diferencia significativa encontramos que Maracay (2,26), Maracaibo (2,35) y Jusepín (2,51), tuvieron las mejores eficiencias, expresadas como kg de alimento/kg de huevos, y fueron superiores estadísticamente a San Nicolás (2,65) y El Laurel (2,75), que fue la localidad que consumió más alimento por kg de huevo. Al analizar la Figura 2, para observar como se comportan los periodos dentro de cada localidad, podemos notar que Maracay y Maracaibo tienden a tener la mejor eficiencia en todos los periodos, mientras que Jusepín tiene una eficiencia menor en los periodos 4°, 5° y 6°, con una tendencia general a ser menos eficiente en la medida en que avanzan los períodos, posiblemente por ser gallinas algo pesadas e ir disminuyendo la producción con el avance de la puesta. 

CUADRO 3. Valores porcentuales del análisis bromatológico y contenido de energía metabolizable del alimento ofrecido en cada período en las cinco localidades.

Período N° Contenido Materia seca Proteína Grasa Fibra ELN  Ceniza  Ca  P Energía metabol.
Kcal/.g
1 89.2 15.9 2.0 5.0 54.4 11.9 2.96 0.56 3.13
2 89.2 16.0 3.7 5.5 49.8 14.2 4.63 0.67 3.21
3 87.9 15.8 3.4 4.1 53.6 11.0 3.22 0.59 3.21
4 89.1 15.8 2.6 4.8 51.7 14.2 4.02 0.81 3.25
5 88.7 16.7 3.4 4.6 52.2 11.8 3.30 0.70 3.18
6 88.5 16.0 3.0 3.4 52.3 13.8 3.74 0.70 3.00
7 88.9 16.2 2.8 4.4 54.7 10.8 3.14 0.59 3.32
8 88.9 15.9 2.5 4.4 51.7 15.4 4.70 0.78 3.55
9 89.1 16.6 2.5 4.7 50.7 14.6 4.32 0.73 3.48
10 89.2 16.2 2.2 5.4 50.6 14.8 4.36 0.70 3.27

          

Figura 2. Valores promedios de la eficiencia alimenticia kg alimento/docena de huevos para las cinco localidades estudiadas.

Figura 2. Valores promedios de la eficiencia alimenticia kg alimento/docena de huevos para las cinco localidades estudiadas.

 

Figura 3. Valores promedios de la eficiencia alimenticia de las gallinas (kg de alimento/kg de huevos) para las cinco localidades estudiadas.

Figura 3. Valores promedios de la eficiencia alimenticia de las gallinas (kg de alimento/kg de huevos) para las cinco localidades estudiadas.

 Los resultados del consumo diario de alimento y la eficiencia de conversión de alimento, expresada como kg de alimento/docena de huevos y como kg de alimento/kg de huevos, nos presentan como mejores localidades a Maracay, Maracaibo y Jusepín, aún cuando esta última difiere de las otras en kg alimento/docena de huevos. San Nicolás y El Laurel son las de mayor consumo diario de alimento y las menos eficientes. Es difícil precisar el posible efecto climático sobre el consumo de alimento y su eficiencia de conversión quizás se podría justificar, en parte, al mayor consumo en El Laurel como consecuencia de que allí fue donde se dieron las menores temperaturas, tal como lo reportan algunos investigadores (8,23,25, 27,29) y quizás, en parte, a que fue en El Laurel donde las gallinas fueron más pesadas y se dieron los huevos más pequeños, como sucede con San Nicolás, que es la otra localidad menos eficiente, probablemente debido a tener gallinas más pesadas. También es posible que al hablar de consumo y de eficiencia de conversión de alimento, Maracay, Maracaibo, Jusepín y San Nicolás, estén en el rango óptimo en lo que se refiere a la temperatura seca del aire (1,9,12,16,17,20,21,27). En cuanto a la influencia que pudiesen haber tenido para la ingestión de alimento, su contenido de energía y proteína, diremos que los resultados de los análisis bromatológicos y del contenido de energía metabolizable que se presentan en el Cuadro 3 no dejan duda alguna de que no constituyó un factor limitante, de acuerdo a lo que la literatura señala (3,4,5,6, 14,27).

RESUMEN 

Se efectuó un estudio con gallinas de postura (Gallus domesticas L.), en cinco localidades del país: Maracay, El Laurel, Maracaibo, Jusepín y San Nicolás, según se reporta en un trabajo previo (Pereira et al., 1983). E1 consumo de alimento y la eficiencia conversión de alimento fue como sigue: Maracay 114,96, Maracaibo 115,97, Jusepín 127,83, E1 Laurel 133,58 y San Nicolás 126 g/gallinas/día, siendo Maracay y Maracaibo significativamente mayores. La mejor eficiencia de conversión de alimentos, expresada ésta como kg de alimento/docena de huevos, correspondió a Maracay (1,61) y Maracaibo (1,79) y expresada la eficiencia como kg de alimento/kg de huevos, las mejores localidades fueron Maracay (2,26), Maracaibo (2,38) y Jusepín (2,51).

SUMMARY

A study was carried out to measure feed consumption and feed efficiency in laying hens (Gaus domesticus L.) in five regions of Venezuela, Maracay, El Laurel, Maracaibo, Jusepin and San Nicolás, as has ben reported earlier (Pereira et al., 1983). Feed intake was as follow: Maracay 114.96, Maracaibo 115.97, Jusepin 127.83, E1 Laurel 133.58 and San Nicolás 126 g/hen/day, being the locations of Maracay and Maracaibo significantly lawer. The best feed efficiency as kg Peed/dozen eggs was also recorded in Maracay (1.61) and Maracaibo (1.79) and when the efficiency was measured as kg feed/kg eggs the best locations were Maracay (2.26), Maracaibo (2.38) and Juse;in (2.51).

BIBLIOGRAFÍA

1. ANDRADE, A.N., J.C. ROGLER, W.R. FEATHERSTON y C.W. ALLISTON. Efeitos da alta temperatura ambiente, constante ou flutuante, e alimentacao na cualidade da casca e productividade de poedeiras leves. IV Congreso Latinoamericano de Avicultura, Caracas, Venezuela. 1975. 13 p (mimeog.)

2. A.O.A.C. Official methods of analysis. 10th ed. Assoc. of Official Agricultural Chemist, Washington D.C. 1965.

3. BABATUNDE, G.M. y B. L. FE TUGA. Effects of protein levels in the diets of layers on the egg production rate and the chemical composition of poultry eggs in the tropics. J.Sci.Fd.Agric. Nigeria. 27:454-462. 1976.

4. BABATUNDE, G.M. y B. L. FETUGA. Effects of protein levels and methionine supplementation on the diets of layers on egg production rate, fertility and hatchability of eggs in the tropics. J.Sci. Fd. Agric. Nigeria 27:463-470. 1976.

5. BRAY, D.J. Photoperiodism and age as factors af fecting the protein requirements of laying pullets. Poultry Sci. 47:1005-1013. 1968.

6. BRAY, D.J. y J.A. GESSELL. Studies on corn soya laying diets. 4. Environmental temperature. Poultry Sci. 40:1328-1335. 1961.

7. BROBECK, J.R. Endrocrinologialaspects of exposure to high environmental temperatures. Physiol. Review 48:785. 1968. (Citado por K.J. Collins y J.S. Weiner).

8. CAMPOS, A. C., P.H. WILCOX y C.S. SHAFFNER. The Iinfluence of foast and slow rises temperature on production traits and mortality of laying pullets. Poultry Sci. 39:119-129. 1960.

9. CHARLES, D.R. y P. DUN. The effect of temperature and Peed regulation on the energy requirements of layérs. Gleadthorpe Experimental Station, Internal Report PL/3/4. ADAS, Ministry of Agriculture, Fisheries and Food (Gran Bretaña). 1975. 1 3 p. (mimen).

10. COLLINS, K.J. y J.S. WAINER. Endocrinological as pects of exposure to high environmental temperatures. Physiol. Review 48:785. 1968.

11. EMMANS, C.L. y D.R. CHARLES. Climatic, environment and poultry feeding in practice. Proc. X Nutr. Con f. Fd.Mfrs., Univ. of Nottingham. 1976. 7 p.

12. HOWES, J. R., W. GRUB y C.A. ROLLO. The effect of high constant environmentel temperatures upon caged White Leghorn pullets. Poultry Sci. 40: 1416. 1961.

13. KENNEDY, G.C. The role of depot fat in the hypotalamic control of food intake in the rat. Proc. of the Royal Society, Gran Bretaña. 140:578-592. 1953.

14. KH00, T.H. Dietary protein and energy requirements of the laying hen in the tropics. Kajian Veterinar (Malasia) 2:63-66. 1974.

15. MAYER, J. Regulations of energy intake and the body weight. The glucostatic theory and lipostatic hypothesis. Annals New York Academy of Sci. 63:15-43. 1955.

16. MILLER, P.C. y M.L. SUNDE. The effects of precial constant and cyclic environments on shell quality and other lay performance factors with Leghorn pullets. Poultry Sci. 54:36-46. 1975.

17. MUELLER, W.J. The effects of environmental temperature and humidity on the calcium balance and serum calcium of laying pullets. Poultry Sci. 38:1296-1301. 1959.

18. NATIONAL ACADEMY OF SCIENCES. National research council nutrient requirements of domestic animals I. Nutrient requierements of poultry. Publ. NAS-NRC, Washington D.C. 1971. 54 p.

19. NATIONAL RESEARCH COUNCIL (NRC). Nutrient requirements of dairy cattle. National Academy of Science, Washington D.C. 1978.

20. O'ROWRKE, W. F. Temperature and nutrition. Wld. Poultry Se. 16:339-344. 1960.

21. PARKER, J. T., M.A. BOONE y J. F. KNECHTGES. The effects of ambient temperature upon body temperatu re, feed consumption and water consumption, using two varieties of turkeys. Poultry Sci. 51:659-664.

22. PATERSEN, C. F., E.A. SAUTER, D.H. CONRAD y C.E. LAMPMAN. Effect of energy level and lating house temperature on the performance of White Leghorn pullets. Poultry Se. 3:1010-1018. 1960.

23. PAYNE, C.G. The influence of environmental temperature on poultry performance. World's Poultry Se., Assen.Report on the 2nd European Conf. National Agricultural Academy, Bologna (Italia). 1964. pp. 117-120.

24. PEREIRA, N., A. GONZALEZ DELFINO, C. DE PORTAL, J. PEREZ BURIEL, R. CARDOZO y L. GALBALDON. Estudio fisioclimático de la producción de huevos en Venezuela. I. Producción de huevos. Zootecnia Tropical 1(1-2):65-81. 1983.

25. ROLLO, C. A., W. GRUB y J. R. HOWES. The effects of high constant environmental temperature upon caged White Leghorn pullets and hens. American Soc.Agric. Engineering. Paper N° 63:401-405. 1963.

26. SCOTT, M. L., M. C. NE SHEIM y R.J. YOUNG. Nutrition of the chicken. W.F. Humphrey Press va, N.Y. 1971.pp. 476-499. Inc., 

27. SMITH, A.J. y J. OLIVER. of high environmental hen. Poultry Se. 50'. 28. SYKES, A.H. Short day in the fowl. J.Agric 29. WILSON, W.O. Some effec tal temperatures in p -817. 1948.

28. SMITH, A.J. y J. OLIVER. Some physiological effects of high environmental temperatures on the laying hen. Poultry Sci. 50:912-925. 1971.

29. SYKES, A.H. Short day-lenght and eggproduction in the fowl. J.Agric.Sci. 47:429-434. 1956. 29. WILSON, W.0. Some effects of increasing environmental temperatures in pullets. Poultry Sci. 27:813 -817. 1948.


^

Zootecnia Tropical > Sumario de la Colección > Volumen 3