Agronomía Tropical  >  Colección  >  Sumario Volumen 54  >  Articulo

Agronomía Trop. 54(4): 359-370. 2004 

RÉGIMEN DE PRECIPITACIÓN EN MONTALBÁN
ESTADO CARABOBO, VENEZUELA

Mercedes Pérez de Askue y Enio Soto

* Investigadores. INIA. Centro Nacional de Investigaciones
 Agropecuarias. Agroclimatología y Recursos Fitogenétícos Frutales,
 respectivamente. Apdo. 4653.Av. Universídad, vía El Limón.
Maracay 2101, estado Aragua. Venezuela.

RECIBIDO: agosto 08, 2003.  


RESUMEN

Se analizaron las precipitaciones anuales (PA) y mensuales (PM) de 40 años de registros, de la zona agrícola de Montalbán, estado Carabobo. Se clasificó la lámina de agua caída definiendo seis categorías: desde muy seco (año 2001) hasta muy húmedo (no hubo ningún año) con la elaboración de los respectivos histogramas de frecuencia. La simetría de los datos de PM se realizó mediante el cálculo del índice de Simetría Yule. Las precipitaciones variaron entre 624 mm (2001) y 1 268 mm (1969), con una amplitud de 644 mm. El valor medio de las PA totales fue de 964,3 ± 159,5 mm., con un coeficiente de variación de 16,5%. De acuerdo al menor número de meses lluviosos y a la magnitud de la lámina media anual se clasificó la localidad como régimen estacional unimodal con categoría intermedia. Según el índice de Yule los meses con asimetría negativa fueron marzo-abril-mayo y octubre. La mayoría de los valores extremos de sequía se presentaron en los últimos cinco años. La distribución y magnitud de las precipitaciones en la zona de Montalbán no permiten conseguir rendimientos óptimos en naranja y café sin un riego complementario.

Palabras Clave: Régimen de lluvia; lámina de agua; índice de Yule.  

INTRODUCCIÓN

La precipitación en la zona tropical constituye el fenómeno físico de mayor influencia en la agricultura. En el caso de Venezuela, por su situación geográfica, la circulación general de la atmósfera se encuentra regulada por la ubicación y el desplazamiento de la llamada "zona de convergencia intertropical" (ZCI). De manera que el movimiento de este cinturón de bajas presiones en dirección norte-sur determina la ocurrencia de las estaciones "seca" y "lluviosa" sobre la mayor parte del territorio venezolano (Sánchez, 1999).

La estación lluviosa generalmente comienza en abril y continúa hasta finales de octubre. Sin embargo, hay gran variabilidad en la fecha real del inicio de esta estación. Dependiendo de la formación de la ZCI a través del territorio nacional, frecuentemente puede comenzar antes en las zonas orientales y occidentales del país, y luego en la zona central (Benacchio, 1983).

Desde el punto de vista climático, los cambios en la cantidad de lluvia de un año a otro se define como variabilidad interanual de la lámina de precipitación. Esta variabilidad de las precipitaciones es la fuente primaria de las variaciones en la disponibilidad de humedad, importante tanto para la realización de labores mecanizadas como para asegurar la satisfacción de los requerimiento hídricos de los cultivos (Benacchio, 1983; Oliveira et al., 2003).  

El objetivo de este trabajo es conocer el comportamiento de la variabilidad interanual de las precipitaciones en Montalbán, estado Carabobo zona de producción agropecuaria. Esta infonnación podrá ser utilizada por productores de la zona e investigadores, en la planificación de sus actividades de producción o investigación, dependientes en muchos casos de dicha variable climática. 

MATERIALES Y MÉTODOS 

El trabajo se realizó en la Finca Montero, Montalbán, estado Carabobo (10ºLN 68°LO) región centro-norte de Venezuela, situada a 600 m.s.n.m., con temperatura media anual de 23,4 °C. Los datos utilizados provienen de las lecturas diarias de un pluviómetro de tipo B. Se analizaron las precipitaciones del período comprendido entre enero de 1962 y diciembre de 2001, totalizando 40 años.  

Se analizó por separado a) las precipitaciones anuales (PA), considerando el ciclo de enero a diciembre y b) precipitaciones mensuales (PM). Los análisis estadísticos realizados fueron a través de la prueba de normalidad de Wilk-Shapiro, con una probabilidad del 95%, tanto para los totales de las PA como para cada mes por separado. Se calculó la media, mediana, e intervalos de confianza por mes al 95%, coeficiente de variación. Se realizó el cálculo de probabilidad de ocurrencia de lluvia mínima esperada a partir de los valores obtenidos en los 40 años según Pereira et al. (2002). 

La clasificación de la lámina de agua caída fue realizada según Prohaska (1961), definiendo seis categorías: muy seco [(X - 3s) a (X - 2s)], seco [(X - 2s) a (X - s)], normal a seco [(X - s) a (X)], normal húmedo [(X) a (X - s)], húmedo [(X - s) a (X -2s)] y muy húmedo [(X - 2s) a (X - 3s)] donde x: es la media aritmética y s: desviación estándar de la muestra, se elaboraron los respectivos histogramas de frecuencia para cada categoría. La simetría de los datos fue verificada a través del Índice de Simetría de Yule (H) calculado según la siguiente ecuación:    

         Q1 + Q3 (2 Md)

    H1 = 


                       2Md

Donde:

Q1 = cuartil 0,25; Q3= cuartil 0,75; Md= mediana

  RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Precipitaciones Anuales

En el Cuadro 1 se resumen los datos de promedios de PM y PA, desviación estándar y coeficiente de variación. Se observó que las PA varían dentro de un rango comprendido entre un mínimo de 624 mm para el año 2001 y un máximo de 1 268 mm en 1969 con una amplitud de 644 mm. Según el índice de Wilk-Shapiro, los datos de PA siguen el patrón de distribución normal con un valor de 0,988.  

La distribución mensual de las precipitaciones como promedio de un período de 30 años, puede ajustarse a una curva de distribución normal y el valor promedio es cercano a la mediana si estas son abundantes en una localidad. En este caso el valor de la mediana anual es 954 mm, similar al promedio anual y coincide con lo expresado por Sánchez (1966, 1999) y Sacchi (2000). El valor medio de las precipitaciones en los 40 años analizados es de 964,3 mm, con una desviación estándar de 159,5 mm y un coeficiente de variación de 16,5 %.

CUADRO 1. Promedios de la precipitación mensual en mm de 39 años (1962-2001) de la zona de Montalbán estado Carabobo.


Ene. Feb. Mar. Abr. May. Jun. Jul. Ago. Sep. Oct. Nov. Dic. Anual.

Promedio 6 17 20 84 128 140 147 124 122 94 62 24 964,3
Desviación estándar 7,0 23,5 24,8 58,4 68,2 56,4 48,9 49,4 52,4 40,9 37,2 25,3 159,5
Coeficiente
 de variación
118,4 141,8 125,5 69,8 53,5 40,2 33,2 39,8 43,0 43,6 60,2 104,1 16,5
Máxima 32,5 101,5 118,5 248,5 359,0 272,0 272,8 229,0 228,0 182,5 190,0 116,5 1 267,7
Mínima 0,0 0,0 0,0 0,0 24,5 21,0 80,1 11,6 45,5 8,5 15,0 0,7 624,0

En Venezuela los valores más bajos de precipitación se encuentran en el norte del país, los más altos ocurren en las zonas sur y oeste, isoyetas entre 400 y 4000 mm (Sánchez, 1983), para el caso de Montalbán este valor se ubica entre la categoría intermedia, con media de 954 mm anual. Entre 1955-1960 se registraron en la zona de Montalbán, 928 mm de PA concentrada entre abril y noviembre (Ministerio de la Defensa, 1965). Al analizar desde 1962-2001 se mantiene la concentración de las precitaciones en ese mismo período (abril-noviembre). Sobre la base de la normalidad de las observaciones se afirma con 95% de confianza que el valor promedio de las precipitaciones se encuentra entre 914,2 mm y 1014,4 mm.  

El Cuadro 2 presenta la clasificación de las PA según Prohaska (1961), donde se establecen los rangos desde muy secos con lámina mínima caída de 485,8 mm para un solo año, hasta muy húmedo con una lámina mayor de 1283,3 mm.  

Esta clasificación establece diferencia entre años, cuyos valores son importantes para posterior formulación de calendarios de riego.  

CUADRO 2. Clasificación de las precipitaciones anuales según Prohaska (1961) en Montalbán, estado Carabobo, desde los años 1962 a 2001.


Límites Rango N° de años Clasificación

(x - 3s) a (x- 2s) 485,8 a 645,3  1 Muy seco
(x - 2s) a (x- s) 645,3 a 804,8 3 Seco
(x - s) a (x) 804,8 a 964,3 16 Normal seco
(x) a (x + s) 964,3 a 1 123,8 14 Normal húmedo
(x+ s) a (x+ 2s) 1 123,8 a 1 283,3  5 Húmedo
(x-2s) a (x+3s) mayor a 1 283,3 0 Muy húmedo

En la Figura 1 se muestra el histograma de frecuencia de las precipitaciones según la clasificación anterior. El año 2001 se clasificó como muy seco representando el 2,5%, mientras que los años 1971, 1980 y 2000 como secos. El 41 % de los años evaluados corresponde a la denominación normal seco, y 35,8% normal húmedo, no se presenta ningún año dentro de la denominación muy húmedo. 

Conociendo la variabilidad intranual de las condiciones de humedad (Figura 1), es necesario conocer la magnitud de las láminas de agua asociadas a las distintas condiciones de humedad, en la Figura 3 se presenta la distribución acumulativa de la magnitud de la lámina de agua caída para cada año, permitiendo obtener la probabilidad de lluvia para esta zona.  

Para una producción satisfactoria del cultivo es necesario cubrir los requerimientos hídricos en su totalidad, sin embargo, para algunos cultivos importantes de la zona, como es el caso de la naranja, resulta insuficiente la lámina de agua caída anualmente (Benacchio, 1982), este cultivo tiene un requerimiento entre 1 100 y 1 200 mm, siendo indispensable el uso de riego complementario, como se deduce en la Figura 2 donde solo aproximadamente 2 de cada 10 años se recibieron 1 100 mm de lluvia y 1 de cada 10 años excedió los 1 200 mm de lámina caída.

FIGURA 1. Histograma de frecuencia según Prohaska (1961) de las precipitaciones en Montalbán Carabobo.

FIGURA 1. Histograma de frecuencia según Prohaska (1961) de las precipitaciones en Montalbán Carabobo.

Se observó igualmente que los valores de precipitación más bajos de todo el período se ubicaron en años relativamente recientes, mientras que valores más altos se consiguieron en años entre las décadas de los sesenta y ochenta, esto pudiera indicar una disminución de los totales de PA.  

Precipitaciones Mensuales

En el Cuadro 3 se indican los valores promedios, mediana, desviación estándar, coeficiente de variación y límites de confiancia mensual. Para la zona de Carabobo, el mes de inicio de lluvias corresponde al mes donde la precipitación media mensual es mayor a 50 mm, y la duración en meses de la temporada lluviosa es de 7 meses (Goldbrunner, 1963), en el caso de la localidad de Montalbán el mes de inicio de lluvias corresponde a abril con una duración de 8 meses, clasificando la zona como régimen estacional unimodal.  

En esta serie de datos se probó la normalidad para todos los meses mediante Wilk-Shapiro, en el cual no hubo rechazo al nivel de 99%. Los meses secos (diciembre-marzo) presentaron los valores más altos de coeficiente de variabilidad, indicando el comportamiento típico de la precipitación en zonas tropicales (Askue y Soto, 2004).

FIGURA 2. Distribución acumulativa de lluvia para el período 1962-2001 en Montalbán estado Carabobo.

FIGURA 2. Distribución acumulativa de lluvia para el período 1962-2001 en Montalbán estado Carabobo.

 

CUADRO 3. Estadísticos de las precipitaciones mensuales de Montalbán, Carabobo.


Meses Promedio Mediana Desviación Estándar Coeficiente de Variación Límite superior +0,95 Límite inferior -0,95

Enero 6,7 4 8,6 128 8,1 3,7
Febrero 16,6 8 23,3 141 23,9 9,2
Marzo 19,8 14 24,7 125 27,5 12,0
Abril 83,6 85 58,2 70 101,9 65,3
Mayo 127,5 119 68,5 54 149,0 106,0
Junio 140,1 137 55,7 40 157,5 122,6
Julio 147,1 141 48,9 33 162,5 131,8
Agosto 124,3 113 49,6 40 139,9 108,8
Septiembre 122,1 111 52,1 43 138,4 105,7
Octubre 93,7 96 40,4 43 106,4 81,1
Noviembre 61,8 54 36,8 60 73,3 50,2
Diciembre 24,3 17 25,0 103 32,1 16,4
......
Anual 964,3 953 159,5 17 1 014,4 914,2

Los requerimientos de agua del cultivo de naranja varían según la fase de crecimiento y desarrollo, alcanzando el máximo de exigencia en el período inmediato que precede la floración y el período de reproducción (Benacchio, 1982 ). Para la zona de Montalbán este período se consideró entre los meses de enero-mayo. De acuerdo a lo señalado en el Cuadro 3 es necesario el riego complementario ya que son meses que presentaron alto déficit hídrico (Boletín Agroclimatológico Miranda, estado Carabobo, Vol 3, N° 1), en particular febrero y marzo, siendo necesario suplir una lámina de agua por encima de los 50-60 mm/mes.

Como complemento de la caracterización de la distribución de los datos de precipitación por mes se usa el Índice de Simetría de Yule (H), observándose asimetría positiva en meses como enero y febrero, a pesar que los valores se ubican por encima de la mediana, son tan bajos que sigue siendo un mes seco con déficit hídrico para los cultivos (Cuadro 4).  

CUADRO 4. Índices de Simetría de Yule (H1) en valores de 40 años de precipitación en la localidad de Montalbán, estado Carabobo, Venezuela.


Meses H1 Simetría

....... Enero 0,01 Asimetría positiva
Febrero  0,17 Asimetría positiva
Marzo -0,05 Asimetría negativa
Abril  -0,07 Asimetría negativa
Mayo -0,06 Asimetría negativa
Junio 0,04 Asimetría positiva
Julio 0,04 Asimetría positiva
Agosto 0,05 Asimetría positiva
Septiembre 0,08 Asimetría positiva
Octubre -0,02 Asimetría negativa
Noviembre 0,01 Asimetría positiva
Diciembre 0,32 Asimetría positiva

CONCLUSIONES

- De acuerdo a la distribución y lámina de lluvia caída, la zona de Montalbán, se clasifica como: régimen estacional unimodal con categoría intermedia.  

- Los valores extremos de sequía se han presentado en los últimos cinco años.  

- La distribución y magnitud de las precipitaciones en la localidad de Montalbán no permiten conseguir rendimientos óptimos en naranja sin un riego complementario en los meses de enero a abril.  

- Los meses de noviembre y abril se consideran meses de transición de salida y entrada del período de lluvias, respectivamente, influyendo en la duración del período lluvioso, en este caso de ocho meses.  

AGRADECIMIENTO  

Los autores agradecen la colaboración del Lic. Ricardo Bello y al personal administrativo de la finca Montero por su dedicada labor a través de los años en la toma de los datos.

SUMMARY

Forty years of rainfall data registered in the Montero farm, planted with orange and coffee trees, located in Montalbán, Carabobo State, were analyzed annually and monthly. Analyses of descriptive statistics and the probability of the expected rainfall in relation to an indicated value were carried out. The precipitation in this area was also classified into six categories from very dry to very wet conditions, and histograms of frequency were made. The month-rainfall trend was established by using the asymmetry index of Yule. The rainfall data ranged from 624 mm to 1 268 rnm for the years 2001 and 1969, respectively. The mean value of total annual rainfall was 964.3 ± 159.5 mm, with 16.5% of coefficient of variation. Taken into account the number of wet months and the mean annual precipitation, Montalbán was classified as unimodal stational regime with intermediate category. According to the Yule index the months with negative asymmetry were March, April, May, and October. The majority of the extreme values of drought were found in the last five years. The magnitude and distribution of the rainfall in Montalban do not allow the farmers to get optimal yields for orange or coffee without complementary irrigations. 

Key Words: Rainfall regime; water laminae; yule index.  

BIBLIOGRAFÍA

BENACCHIO, S. 1982. Algunas exigencias agro eco lógicas en 58 especies de cultivos con potencial de producción en el trópico americano. Fondo Nacional de Investigaciones Agropecuarias. p. 117- 171. 

BENACCHIO, S. 1983. Parte II: La Ecología Agrícola de Venezuela. In: Información agroclimática para el desarrollo. Reviviendo la revolución verde. FONAIAP. 578 p.  

AZKUE, M. y E. SOTO. 2004. Boletín Agrometeorológico Miranda, estado Carabobo. 1er Semestre año 2003. INIA, CENIAP. 3(1):04 

GOLDBRUNNER, A. W. 1963. Las causas meteorológicas de las lluvias de extraordinaria magnitud en Venezuela. Servicio de meteorología y comunicaciones. FA V. Venezuela. Publicación especial N° 2, 2a edición. 230p.

PEREIRA, A. R., L. R. ANGELOCCI e Y. SENTELHAS. 2002. Agrometeorología, fundamentos e aplicações prácticas. Editora agropecuaria. 476p.  

PROHASKA, F. 1961. Las características de las precipitaciones en la región semiárida Pampeana. Revista de investigación agrícola (RIA), Bs. As. Tomo XV, N° 2. p.199 a 232. (Serie Clima y Suelo). 

MINISTERIO DE LA DEFENSA. 1965. Promedios climáticos de Venezuela. Período 1951-60. Publicación especial N° 3. FAV.100 p.  

OLIVEIRA, P., G. FISCH, C. RANDOW, B. KRUJT y A. MANZI. 2003. XIII Congreso Brasilero de Agrometeorologia. Santa Catalina., Brasil. pp. 263-254.  

SACCHI, O., M. DALLLA y M. COZTAZO. 2000. Régimen de precipitación en Zavalla. In: Anales de VIII Reunión Argentina de Agrometeología. Mendoza, Argentina Septiembre 2000. pp 115-119.  

SÁNCHEZ CARRILLO, J. 1966. Interpretación y uso de los datos climatológicos. MAC-FONAIAP. Sección de Meteorología Agrícola. 32 p.  

SÁNCHEZ CARRILLO, J. 1999. Agroclimatología. Consejo de Desarrollo Científico y Humanístico. UCV. Edit-Editorial Innovación Tecnológica. 477 p.


^

Agronomía Tropical  >  Colección  >  Sumario Volumen 54  >  Articulo