Agronomía Tropical  > Colección  >  Sumario Volumen 51  >  Articulo


Agronomía Tropical 51(2): 203-219. 2001

CARACTERIZACIÓN FÍSICA DE LA SEMILLA DE CACAO CRIOLLO, 
FORASTERO AMAZÓNICO Y TRINITARIO DE LA LOCALIDAD 
DE CUMBOTO, ESTADO ARAGUA

Johanna Angulo*, Lucía Graziani de Fariñas*,
Ligia Ortiz de Bertorelli* y Pablo Parra**




* Profesores. Universidad Central de Venezuela. Facultad de Agronomía. Instituto
de Química e ** Instituto de Botánica, respectivamente.
Apdo. 4579. Maracay 2101, estado Aragua. Venezuela. FAX:243-2465360

RECIBIDO: noviembre 20, 2000


RESUMEN

La caracterización física de la semilla de los cacaos criollos, forasteros amazónicos y trinitarios de la localidad de Cumboto, estado Aragua, fue realizada mediante la evaluación de las variables peso de las semillas y los cotiledones, dimensiones, forma e índice de semilla y color de los cotiledones. Los resultados revelaron una gran variabilidad de las características físicas de las semillas entre los tipos y entre las parcelas estudiadas, destacándose el tipo criollo por presentar semillas más pesadas, largas, anchas, gruesas y cotiledones con más peso, así como un índice de semilla superior al de los cacaos forasteros y trinitarios. Igualmente, una de las parcelas se distinguió por producir cacaos con semillas más largas y con mayor peso de¡ cotiledón, demostrando la conveniencia de practicar un buen manejo agronómico de¡ cultivo. " Forma de las semillas y el color de los cotiledones fueron diversas, predominando la forma ovalada-aplanada, en los extremos de¡ fruto de los tres tipos de cacao; la ovalada-globosa en el centro de los cacaos criollos y la ovalada plana en los forasteros. Los cotiledones de los cacaos criollos y trinitarios, en su mayoría, mostraron color violeta claro y los forasteros color violeta oscuro.

Palabras Clave: Theobroma cacao L.; semilla; características.

INTRODUCCIÓN

La semilla de cacao está recubierta por una pulpa mucilaginoso de color blanco, sabor azucarado y acídulo. Al eliminar el mucílago o pulpa aparece una envoltura delgada de color rosado que constituye el tegumento o cáscara de la semilla. Las dimensiones de ésta son variables, oscilando el largo entre 20 y 30 mm, el ancho entre 10 y 17 mm y el espesor entre 7 y 12 mm. La forma también es variable y puede ser triangular, ovoide, alargada, redondeada, aplanada, dependiendo de las condiciones ambientales y de¡ número de semillas por fruto (Braudeau, 1970; Enríquez, 1985).

Estas características, al igual que el color de los cotiledones, están relacionadas con los factores genéticos y han sido ampliamente utilizadas para tipificar los cultivares de cacao y para catalogar comercialmente los diferentes tipos. El cacao ha sido clasificado en tres grupos: criollo, forastero amazónico y trinitaria, cuyas diferencias morfológicas no son suficientes para constituir especies o variedades.

El tipo criollo presenta semillas grandes y carnosas con cotiledones blancos o ligeramente pigmentados, de sabor dulce o levemente amargo. En el forastero, las semillas son pequeñas y algo aplanadas con cotiledones de color violeta oscuro, algunas veces casi negro, de forma triangular y sabor astringente. El grupo trinitaria está constituido por poblaciones híbridas de cruzamientos espontáneos de criollos y forasteros, presentando las semillas características intermedias entre los dos tipos que le dieron origen (Braudeau, 1970; Enríquez, 1985).

Algunos especialistas incluyen como cuarto grupo el nacional, cacao de granos medianos a grandes con un cotiledón castaño claro y un aroma conocido como "arriba" (Cartay, 1997). El peso de la semilla es uno de los caracteres más importantes y de mayor variabilidad, presentando la semilla fresca, tras la eliminación de la pulpa y el tegumento, un peso medio comprendido entre 1,3 y 2,3 g, en tanto que el peso seco se ubica entre 0,9 y 1,5 g (Braudeau, 1970; Enríquez y Soria, 1968).

En Venezuela, el cultivo del cacao tiene una significación importante; en 1998 la superficie cosechada fue de 61 648 ha, cuya producción fue de 17 203 t y el rendimiento de 279 kg/ha, correspondiéndole 815 ha al estado Aragua, en el cual la producción fue de 182 t con un rendimiento de 223 kg/ha (Venezuela,1998).

El cacao venezolano fue considerado durante mucho tiempo como el mejor del mundo, sin embargo, debido a la susceptibilidad a enfermedades y baja producción que presenta el tipo criollo, fueron introducidos  materiales forasteros más resistentes y productivos, pero que han venido desmejorando la calidad del cacao (Cartay, 1997), sobre todo en la Región Centro Norte Costera del estado Aragua, donde predominaban los cacaos criollos de alta calidad.

Por lo antes expuesto se hace necesario mejorar la situación del cultivo, para incentivar su producción e incrementar su productividad, así como para recuperar la calidad. De allí, la necesidad del desarrollo de programas dirigidos a preservar dichos cacaos, identificando y caracterizando las poblaciones de cacao existentes en la región, siendo el objetivo de esta investigación el estudio de las características físicas de las semillas de los diferentes tipos de cacao presentes en localidad de Cumboto, para así contribuir con los programas de mejoramiento del cultivo que actualmente se están llevando a cabo en el país

MATERIALES Y MÉTODOS

Fueron seleccionadas las parcelas La Isleta (A), Vega de Santa Cruz (B) y El Paraíso (C), ubicadas en la localidad de Cumboto del estado Aragua, las cuales son representativas de las condiciones agroclimáticas de la región (800 mm de precipitación anual, 25,65 °C y 66% de humedad relativa) así como de la edad de las plantaciones; sin embargo, difieren entre sí en el manejo agronómico.

En la parcela B se aplican algunas prácticas agronómicas como podas, eliminación de malezas y resiembras con cierta periodicidad; en la C estas prácticas se efectúan con menor frecuencia y en la A no se realiza manejo alguno.

Se escogieron los cacaos criollos, forasteros amazónicos y trinitarios por estar ampliamente distribuidos en la zona y representar la producción regional. Los árboles de cada tipo de cacao fueron identificados mediante algunos descriptores taxonórnicos sugeridos por Bekele et al. (1994) y clasificados según Cheesman (1944). En cada parcela se delimitó una extensión de 1 ha y conforme a Canavos (1988) fue establecida una unidad experimenta¡ de 3 frutos/árbol, realizándose tres cosechas al azar en 5 árboles de cacao criollo, 5 de forastero amazónico y sólo en 3 del trinitaria debido a la escasez de este material en la zona. Para cosechar los frutos se tomó como criterio de madurez el señalado por González et al (1999) y en el muestreo fue usado un diseño completamente aleatorizado.

Para determinar el peso de las semillas + placenta, el peso de la pulpa + testa y el peso de los cotiledones, se usó una balanza analítica con precisión de 0,1 mg y una granataria con precisión de 0,1 g, considerando la semilla como el cotiledón cubierto por el tegumento o testa y la pulpa. Los resultados se expresaron en gramos.

Usando un vernier se midió el largo (L), ancho (A) y espesor (E) de la semilla, tomando la mitad de¡ total de las semillas del fruto, después de eliminar aproximadamente 2 cm de cada extremo. Los resultados se expresaron en centímetros.

El índice de semilla (18) se calculó según la siguiente ecuación (Enríquez, 1985):

IS = Peso de una semilla (g) x Factor de conversión (0,4)

El color de la semilla fue evaluado por comparación visual haciendo uso de la tabla de color Methuen Handbook of Colour de Korneup y Wonscher (1981).

Se observó visualmente la silueta de las semillas, ubicándolas en las categorías de: ovalada-globosa, ovaladas-planas, redondas y triangulares, según Enríquez y Soria (1981). Los resultados se expresaron en porcentaje.

A los resultados se les aplicó un análisis de varianza seguido por una prueba de medias de Duncan (Duncan, 1955; Steel y Torrie, 1985).

     RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Peso de semillas + placenta y de semillas por mazorca

En los. Cuadros 1, 2 y 3 se observa que el peso de semillas + placenta fue distinto para cada tipo de cacao, correspondiéndole los mayores valores al cacao trinitaria en las parcelas A y C, y al criollo en la B, el cual, además, presentó pesos más altos, que el forastero en las parcelas A y B. Sin embargo, la prueba de medias de Duncan (Cuadro 4) no detectó diferencias entre los tipos de cacaos, cuyos valores se ubicaron en un rango de 113,06 g (forastero) a 122,06 g (criollo); en cambio, reveló diferencias entre las parcelas (Cuadro 4), de manera que en la parcela A se obtuvo el valor más bajo (106,65 g) y en la parcela B el más alto (126,90 g). Las diferencias reflejadas entre las parcelas pueden deberse a los diversos manejos agronómicos practicados en cada una.

 

CUADRO 1. Características físicas de semillas de cacao criollo, forastero amazónico y trinitaria de la parcela La Isleta (A), en Cumboto. Aragua-Venezuela.

Variables Criollo Forastero
Amazónico
Trinitario

Peso semilla+ placenta/mazorca (g) 140,60 ±33,28 120,64 ± 32,35 129,42 ± 40,73
Peso semilla/mazorca (g) 124,67 ±35,26 108,73 ± 30,72 115,01 ± 37,66
Peso Pulpa + testa (g) 57,97 ± 16,84 48,32± 15,03 54,48 ± 20,98
peso cotidelones/ mazorca (g) 66,01 ± 19,99 59,58 ± 16,87 60,02 ± 18,28
Peso de una semilla (g) 4,34 ± 0,59 3,02 ± 0,48 3,18 ± 0,45
Peso de un cotidelon (g) 2,28 ± 0,32 1,72 ± 0,27 21,68 ± 0,21
Indice de semilla (IS) 1,74 ± 0,24 1,21 ± 0,19 1,27 ± 0,18
Largo (cm) 2,56 ± 0,19 2,28 ± 0,13 2,22 ± 0,22
Ancho (cm) 1,42 ± 0,08 1,30 ± 0,09 1,22 ± 0,09
Espesor (cm) 1,04 ± 0,06 0,89 ± 0,09 0,87 ± 0,11

 

CUADRO 2. Características físicas de semillas de cacao criollo, forastero amazónico y trinitario de la parcela Vega de Santa Cruz (B), en Cumboto. Aragua-Venezuela.

Variables Criollo Forastero
Amazónico
Trinitario

Peso semilla+ placenta/mazorca(g) 108,24 ± 34,97 100,50 ± 28,88 98,98 ± 20,60
Peso semilla/mazorca (g) 95,13 ± 34,61 90,97 ± 26,42 87,23 ± 21,46
Peso Pulpa + testa (g) 43,86 ± 17,73 42,81 ± 14,65 39,91 ± 9,65
peso cotidelones/ mazorca (g) 51,14 ± 18,43 47,68 ± 14,29 46,88 ± 12,90
Peso de una semilla (g) 3,55 ± 0,72 2,64 ± 0,68 2,86 ± 0,54
Peso de un cotidelon (g) 1,90 ± 0,39 1,42 ± 0,38 1,59 ± 0,2
Indice de semilla (IS) 1,43 ± 0,28 1,07 ± 0,25 1,17 ± 0,19
Largo (cm) 2,32 ± 0,19 2,11 ± 0,26 2,26 ± 0,11
Ancho (cm) 1,31 ± 0,14 1,21 ± 0,19 1,27 ± 0,08
Espesor (cm) 1,00 ± 0,05 0,81 ± 0,08 0,81 ± 0,10

 

 

CUADR0 3. Características físicas de semillas de cacao criollo, forastero amazónico y trinitaria de la parcela El Paraíso (C), en Cumboto. Aragua-Venezuela.

Variables Criollo Forastero
Amazónico
Trinitario

Peso semilla+ placenta/mazorca(g) 117,33 ± 35,56 118,06 ± 23,17 124,02 ± 31,41
Peso semilla/mazorca (g) 105,32 ± 32,10 102,50 ± 24,13 112,63 ± 32,18
Peso Pulpa + testa (g) 52,08 ± 16,63 47,37 ± 12,86 52,97 ± 14,63
peso cotidelones/ mazorca (g) 52,70 ± 16,94 54,54 ± 12,99 59,24 ± 20,07
Peso de una semilla (g) 3,97 ± 0,63 3,11 ± 0,46 3,46 ± 0,35
Peso de un cotidelon (g) 1,99 ± 0,35 1,65 ± 0,23 1,81 ± 0,22
Indice de semilla (IS) 1,59 ± 0,25 1,22 ± 0,18 1,39 ± 0,14
Largo (cm) 2,39 ± 0,22 2,25 ± 0,17 2,21 ± 0,17
Ancho (cm) 1,34 ± 0,12 1,29 ± 0,12 1,34 ± 0,08
Espesor (cm) 1,03 ± 0,05 0,85 ± 0,06 0,90 ± 0,10

 

 

CUADRO 4. Características físicas de las semillas de cacao en función de las parcelas y los tipos de cacao existentes, en Cumboto. Aragua-Venezuela.


Variables

Parcelas                                                 Tipos


       A               B              C              1                2                 3

Peso semilla+ placenta 106,65 b 126,90 a 118,33 ab 122,06 a 113,06 a 115,90 a
Peso semilla/mazorca (g) 95,05 b 113,23 a 104,78 ab 108,37 a 100,74 a 103,49 a
Peso Pulpa + testa (g) 44,35 b 51,59 a 50,05 ab 51,30 a 46,17 a 48,35 a
peso cotidelones/ mazorca (g) 50,37 b 60,92 a 54,18 b 56,31 a 53,93 a 54,68 a
Peso de una semilla (g) 3,10 b 3,58 a 3,53 a 3,95 a 2,92 b 3,15 b
Peso de un cotidelon (g) 1,66 c 1,95 a 1,82 b 2,06 a 1,60 b 1,69 b
Indice de semilla (IS) 1,25 b 1,44 a 1,40 a 1,58 a 1,17 c 1,27 b
Largo (cm) 2,21 c 2,40 a 2,31 b 2,42 a 2,21 b 2,24 b
Ancho (cm) 1,26 b 1,35 a 1,32 a 1,36 a 1,27 b 1,29 b
Espesor (cm) 0,90 b 0,95 a 0,93 a 1,02 a 0,85 b 0,86 b

A: " Isleta; B: Vega de Santa Cruz; C: El Paraíso; 1: Criollo; 2: Forastero amazónico;
3: Trinitario
Letras distintas dentro de la misma fila, indican diferencias a un nivel de significación del 5% segú Duncan entre las parcelas y entre los tipos de cacao.

     

En Cumboto, el cacao no es manejado adecuadamente ya que no se realizan labores culturales o no son hechas con la debida frecuencia (Monagas, 1995). Otra explicación a estos resultados podría ser la edad de las plantas de dicha región, las cuales datan de 80 a 100 años (Cañongo, 1993; Monagas, 1995), trayendo esto como consecuencia una disminución de la productividad, y dejando en evidencia la importancia de practicar la resiembra.

El peso de las semillas + placenta para cada tipo de cacao mostró una alta variabilidad entre las muestras (Cuadros 1, 2 y 3), con valores de la desviación estándar entre 33,28 y 35,56 en el criollo; entre 23,17 y 32,35 en el forastero y entre 20,60 y 40,73 en el trinitaria. El comportamiento observado en el peso de semillas por mazorca fue similar al de las semillas + placenta, como era de esperarse por estar ambos correlacionados, y varió apreciablemente entre las muestras de un mismo tipo de cacao, oscilando la desviación estándar de¡ criollo de 32,10 a 35,26; en el forastero de 24,13 a 30,72 y en el trinitaria de 21,46 a 37,66.

Los mayores pesos de semillas totales le correspondieron al cacao trinitaria en las parcelas A y C. El cacao criollo presentó un peso total más alto de semillas que el forastero en todas las parcelas. El peso de las semillas representó el 19,60% en el fruto del cacao criollo; en el forastero amazónico, el 21,02% y en el trinitaria el 19,55%. La prueba de medias sólo detectó diferencias de este parámetro entre las parcelas, difiriendo la A de la B (Cuadro 4). En esta última parcela, el peso de semillas fue mayor (113,2.3 g) y en la A menor (95,05 g). Estos resultados coinciden con los obtenidos por Flower (1952), quien encontró un peso de semillas de 110,0 g en cacao criollo de Colombia, de 120,0 g en cacao nacional en Ecuador y de 115,2 g en cacao trinitaria en Trinidad.

Igualmente son parecidos al peso promedio de 118,60 g señalado por Bekele et al. (1994) para semillas de clones de los cacaos forastero y trinitaria estudiados en Trinidad. Por otra parte, Sánchez y Jaffé (1989), trabajando con forastero del Amazonas, encontraron pesos de semillas entre 46 y 124 g, según la zona de origen de las muestras, en tanto que Enríquez y Soria (1966) señalaron pesos más altos para clones de cacao criollo (141,38g) y forastero (179,42) de Costa Rica.

Peso de pulpa + testa y de cotiledones por mazorca.

La fracción pulpa + testa fue semejante en los tres tipos de cacao, abarcando en el grano criollo un rango entre 46,17 y 49,70%, en el forastero amazónico entre 44,78 - 47,31% y en el trinitaria entre 45,98 y 47,58% (Cuadros 1, 2 y 3), así mismo, los cotiledones comprendieron entre 50,30 y 53,83% en el cacao criollo, entre 52,69 y 55,22% en el forastero amazónico y entre 52,12 y 54,02% (, en el trinitaria. Los valores más altos de] peso de pulpa + testa fueron para el cacao trinitaria en la parcela A y para el criollo en la B, en tanto que el menor correspondió al trinitaria en la B.

El peso de los cotiledones por mazorca de los tipos de cacao fue muy variable entre las muestras, presentando el criollo valores de desviación estándard en un rango entre 16,94 y 19,99; el forastero entre 12,99 y 16,87 y el trinitaria entre 12,90 y 20,07. Además, se observó que el peso más alto lo presento el criollo y el más bajo el trinitaria de la parcela B. En estudios realizados con clones de cacao criollo venezolano (Testa, 1996), se encontró para los cotiledones del cacao Ocumare 77 un peso de 61,87 g, parecido al de esta investigación y un valor mayor para el Chuao 120 (120,70 g).

El análisis estadístico (Cuadro 4) reflejó que los tipos de cacao no se diferenciaron en el peso de pulpa + testa, ni en él de los cotiledones, no así las parcelas donde hubo disparidad en el peso de la fracción pulpa + testa entre la A (44,35g) y B (51,59g) en el peso de los cotiledones entre la B (60,92g) y las otras dos parcelas. Los pesos más altos encontrados en la parcela B pudiesen tener su explicación en el mejor manejo que le es dado a esta parcela.

Peso de semillas y cotiledones individuales.

Como era de esperarse, independientemente de la parcela, el cacao criollo presentó los valores más altos de estas dos variables (Cuadros 1, 2 y 3), obteniéndose los mejores valores en la parcela B (4,34 g peso de semillas y 2,28 g cotiledón), lo que nuevamente destaca la importancia del manejo agronómico. El peso más alto del cotiledón del forastero amazónico (1,72 g) también se encontró en esta misma parcela, en la cual se obtuvo entre 9,31 y 22, 25% de semillas más pesadas y entre 14,57 y 20% de cotiledones, lo cual influye sobre el rendimiento. Cabe destacar que el trinitaria ha sido relegado en todas las parcelas estudiadas y que los agricultores están dirigiendo sus esfuerzos hacia el cacao criollo.

El análisis estadístico (Cuadro 4) detectó diferencias para peso de semilla y cotiledones, entre los tipos y parcelas señalando al tipo criollo como el cacao con los mayores pesos de semilla (3,95 g) y cotiledón (2,06 g). En cuanto a las parcelas, la B y C presentaron pesos de semillas semejantes (3,58 y 3,53 g, respectivamente) y superiores a los de la A (3,10 g), diferenciándose en el peso de¡ cotiledón, el cual fue más alto en la B (1,95 g) y más bajo en la A (1,66 g).

En general, se puede considerar que los valores de los tres tipos de cacao en las parcelas analizadas son similares a los reseñados en la bibliografía. Flower (1952) encontró pesos de 4,0 g para la semilla fresca de cacaos criollos colombianos, 3,lg para la del cacao nacional de Ecuador y 3,2 g para el trinitaria de Trinidad. Por su parte, Ortiz y Graziani (1995) obtuvieron un valor promedio de 2,98 g para cacaos criollos venezolanos.

Con respecto al cotiledón, Braudeau (1970), encontró un rango entre 1,3 y 2,3 g para clones de origen trinitaria y Ortiz y Graziani (1995) de 1,93 g, para el criollo de Venezuela. Por otro lado es importante señalar que dichas variables son de suma importancia desde el punto de vista de la calidad, y los países productores de este rubro las utilizan para establecer comparaciones con los requisitos exigidos por los diferentes organismos internacionales, siendo considerados ambos como un índice de calidad en el exterior (Vivas, 1979). Además, es importante destacar que el peso de una semilla está relacionado con los índices de productividad, específicamente con IS que es utilizado como patrón de selección para la venta de¡ cacao.

índice de semilla

El IS mostró la misma tendencia que el peso del cotiledón (Cuadros 1, 2 y 3), es decir, el cacao criollo presentó el mayor índice independientemente de la parcela, resaltando el de la parcela B con un valor de 1,74. La prueba de medias (Cuadro 4) demostró que el IS fue diferente en todos los tipos de cacao y en todas las parcelas estudiadas, correspondiendo el valor más alto al cacao criollo (1,58) y él más bajo al forastero amazónico (1,17).

En las parcelas se observó que este índice fue similar en B (1,44) y C (1,40) y mayor en A (1,25). El IS, definido como el peso promedio de una semilla fermentada y seca, tiene gran importancia comercial por ser utilizado para fijar el precio en el mercado, el cual será más alto cuanto mayor sea el IS correspondiente.

Dimensiones de la semilla: largo (L), ancho (A) y espesor (E).

Las dimensiones de las semillas variaron entre los tipos de cacao estudiados (Cuadros 1, 2 y 3), presentando el cacao criollo los valores más altos para las tres dimensiones. Entre las parcelas también se observó heterogeneidad encontrándose en la B los mayores valores, mientras que la A se caracterizó por presentar las menores dimensiones. El análisis estadístico (Cuadro 4) reveló que las diferencias de las dimensiones de las semillas entre los tipos de cacao y entre las parcelas eran significativas (P < 0,05), correspondiéndole al criollo las más largas (2,42 cm), más anchas (1,36 cm) y de mayor espesor (1,02 cm), en tanto que los otros dos tipos de cacao presentaron valores menores y similares. Así mismo, los cacaos de la parcela B mostraron las semillas con las dimensiones más altas; los de la C fueron semejantes a los de la B, en cuanto al ancho (1,32 cm) y espesor (0,93 cm).

Los resultados de este estudio son similares a los obtenidos por otros investigadores, quienes señalan para las semillas de cultivares de cacaos forasteros y trinitarios un largo de 2,2 a 3,2 cm, ancho de 1,1 a 3,6 cm y espesor de 0,6 a 1,3 cm (Enríquez y Soria, 1968; Bekele et al., 1994), y para el cacao criollo un largo entre 2,36 y 2,65 cm, ancho de 1,40 cm y espesor entre 1,01 y 1,15 cm (Ortiz y Graziani, 1995; Sánchez y Tortolero, 1996.

El tamaño de la semilla es un carácter genético y por lo tanto heredable, que podría afectarse por su posición dentro de¡ fruto; se ha observado que las de los extremos son generalmente más pequeñas que las que se encuentran en el centro de la mazorca, debido posiblemente a características intrínsecas de¡ fruto o a que la estrechez usual en los extremos afecta físicamente su desarrollo (Phillips-Mora, 1989). Por otra parte, las dimensiones de las semillas son consideradas como caracteres útiles para la descripción clonal (Enríquez y Soria, 1968), aunque pueden mostrar una alta variabilidad entre variedades y clones, la cual se acentúa por causa de factores externos como las condiciones cismáticas (Braudeau, 1970).

Forma de la semilla y color de los cotiledones

En el Cuadro 5 se observa que las semillas que se encuentran en los extremos del fruto generalmente son de forma ovalada-plana, representando en el criollo entre 80% y 100%, en el forastero amazónico de 50 a 100% y en el trinitaria entre 52% y 100%. También se encontraron semillas de forma ovalada-globosa, pero en menor proporción: 14-20% en el criollo, 22-50% en el forastero y 40-48% en el trinitaria. La forma triangular sólo la presentaron las semillas de¡ cacao forastero en un 6%.

CUADRO 5. Forma y color de cotiledones de cacao criollo, forastero amazónico y trinitaria de la localidad de Cumboto. Aragua- Venezuela

Parcela Tipo                  Forma *
                   Color**
Extremos Centro

A 1 OP (100%) OG (85%)
OP (15%)
VC (80%)
VC (88%)
Ro /12%)
Ro (10%)
B (8%)
B (2%)
2 OP (50%)
0G (50%)
OP (71&)
OG (14%)
T (15%)
VO (100%)
VO (100%)
VO (100%)

B 3 OP (100%) OP (79%)
OG (21%)
VC (70%)
VC(60%)
VO (30%)
VO (40%)
1 OP (86%)
OG (14%)
OG (88%)
OP (10%)
R (2%)
VC (80%)
VC (72%)
VC (80%)
Ro (12%)
Ro (20%)
Ro (20%)
B (8&)
B (8%)
2 OP (100%) OP (73%)
T (2%)
VO (75%)
VO (100%)
VC (23%) Ro (2%)
3 OP (60%)
OG (40%)
OG (51%)
OP (49%)
VO (70%)
VC (60%)
VC (30%)
VC (30%)
Ro (10%)
1 OP (80%)
OG (20%)
OG (90%)
OP (10%)
VC (70%)
VC (89%)
VO (15%)
VO (8%)
Ro (15%)
Ro (10%)

C 2 OP (72%)
OG (22%)
T (6%)
OP (74%)
T (15%)
OG (11%)
VO  (75%)
VO (100%)
VC (25%)
3 OP (52%)
OG (48%)
OG (64%)
OP (36%)
VC (60%)
VC (70%)
VO (40%)
VO (30%)

* OG: Ovalada Globosa; OP: Ovalada Plana; R: Redonda; T: Triangular
** VC: Violeta Claro; VO: Violeta Oscuro; Ro: Rosado; B: Blanco
A: Isleta R: Vega de Santa Cruz C: El Paraíso 1: Criollo 2: Forastero Amazónico 3: Trinitario.

  Las semillas ubicadas en el centro de la mazorca tienen básicamente la forma ovalada-globosa en el caso del cacao criollo en las tres parcelas estudiadas (85-90%) así como en el trinitario de las parcelas B (51%) y C (64%), mientras que en el forastero predominó la forma ovalada-plana (71-74%), coincidiendo con la bibliografía consultada, que señala para cultivares del criollo semillas grandes y carnosas y para el forastero aplanadas y pequeñas (Urquhart, 1963; Braudeau, 1970). Además, se encontraron 15 a 27% de semillas con forma triangular en el forastero y 2% de redondas en el criollo.

Los cacaos criollo y forastero amazónico presentaron una gran variabilidad en la forma, encontrándose semillas de forastero ovaladas- planas y triangulares en las tres parcelas y ovaladas-globosas en las parcelas C y A. Igualmente se encontraron semillas de cacao criollo de forma ovalada-plana y globosa en las tres parcelas y redonda en la parcela B. Esta Variabilidad podría atribuirse a la gran cantidad de cruces que se han realizado entre los criollos y forasteros, ocasionando que en la actualidad no existan probablemente cacaos puros (Acosta, 1999.

En el trinitario la tendencia fue más homogénea, distribuyéndose la forma entre ovalada-globosa y plana en todas las parcelas. La forma de la semilla, al igual que las dimensiones, dependen de factores genéticos y de factores externos como los cismáticos. Además, está influenciada por el número de semillas y el tamaño de la mazorca (Braudeau, 1970; Enríquez y Soria, 1968.

En cuanto al color de los cotiledones (Cuadro 5) se aprecia la diversidad y segregación genética de los grupos de cacao evaluados, sobre todo en el tipo criollo de las tres parcelas, donde se notó un alto porcentaje de color violeta claro (70-89%), seguido de tonalidades rosadas (10- 20%) y blancas (2-15%), colores señalados por otros autores para este cacao (Cheesman, 1944; Urquhart, 1963, Enríquez y Soria, 1966; Braudeau, 1970). En la parcela C no se encontraron cotiledones de cacao criollo de color blanco, observándose un pequeño porcentaje violeta oscuro (8-1.5%) producto de la segregación. Los cacaos criollos, cuando no son auto fecundados, generan granos con cotiledones violeta al ser polinizados por un trinitaria o un forastero (Ciferri y Ciferri, 1949; Braudeau, 1970.

En el cacao forastero predominó el color violeta oscuro (75-100%), presentando algunos cotiledones violeta claro (23-25%) y otros rosado (2%. En la parcela A este cacao presentó un 100% de cotiledones violeta oscuro, Lo que no ocurrió en las otras dos parcelas, donde se notó variabilidad, violeta oscuro (75-100%) y violeta claro (23-25%). Además en la B, un 2% mostró tonalidades rosadas.

Se apreció en el trinitario diversidad en los colores, encontrándose un alto porcentaje de cotiledones color violeta claro (60-70%) y violeta oscuro (30 y 40%) en las tres parcelas; además, un 10% de rosados en la B, siendo lógico en dicho grupo por ser intermedio entre el cacao criollo y forastero. El color de los cotiledones está estrechamente influenciado por factores genéticos, trayendo como consecuencia la gran heterogeneidad que se puede presentar en un mismo cultivar o clon. El color de los cotiledones es el único carácter que no es afectado por las condiciones externas, ya que aparentemente es controlado por un simple par de genes, más modificadores, donde la dominancia es para el color púrpura y la recesividad para el blanco; además, tiende a ser controlado por la constitución genética de¡ polen que ocasiona la fecundación, de forma que los granos de polen de genotipos pigmentados producen semillas coloreadas cuando polinizan clones de semillas blancas o ligeramente coloreadas (Enríquez y Soria, 1968; Braudeau, 1970), siendo considerado de mayor utilidad que otros descriptores cualitativos para la diferenciación clonal (Bekele el al., 1994).

En conclusión, las características físicas de las semillas de cacao presentaron una gran variabilidad entre los tipos y entre las parcelas, destacándose el tipo criollo por mayor peso de semillas totales, semillas más largas, anchas y gruesas, así como un índice de semilla superior al de los cacaos forasteros y trinitarios.

La parcela B se distinguió por producir los frutos con mayor peso de semillas y cotiledones, al igual que semillas más largas, anchas y gruesas y el 18 más alto, demostrando la conveniencia de practicar un buen manejo agronómico del cultivo. Así mismo, la forma de las semillas y el color de los cotiledones fueron muy diversas, por lo que sugiere la necesidad de incorporar marcadores moleculares para clasificar adecuadamente el material de cacao que actualmente existe en la localidad de Cumboto. Se concuerda con Acosta (1999) en que la cercanía de las plantas en las parcelas, probable- mente pudo haber ocasionado una polinización cruzada, de manera que en la zona no haya un material puro de cacao criollo, forastero amazónico o trinitaria, sino poblaciones hibridizadas naturalmente.

AGRADECIMIENTO

Los autores agradecen al CONICIT el financiamiento de esta investigación así como al técnico Sebastián Concepción y los señores José Medina, José Gotto y Rafael Osorio por la colaboración prestada

SUMMARY

A physical characterization of seed from criollo, forastero amazónico and trinitario cocoas was carried out by the evaluation of 6 variables: seed weight, dimensions, shape and index as well as cotyledon weight and color. Results revealed a high variation of physical seed characteristics between the types of cocoas and plots studied, with the criollo type having the most heavy, long, wide, and thick seeds and developing the heaviest cotyledons as well as a greater seed index than the seeds from forastero and trinitario cocoas. In the same manner, one of the plots, the Vega de Santa Cruz stood out by producing longest seeds and heaviest cotyledons, demostrating the adventages of practicing an adequate agronomic management of the crop. Also, seed shapes and cotyledon colors varied with a predominance of the form oval and flattened at the extremes of the fruits for the three types of cocoas. for the criollo type, seed from the center of the fruit were oval and globe shaped. For forastero type, predominant seed from was oval and flattened. Cotyledon color was light violet for most of the criollo and trinitario cocoa types and dark violet for the forastero type.

Keys Words: Theobroma cacao L.; seed; physical characteristics.

BIBLIOGRAFÍA

ACOSTA, R. 1999. Estudio de algunas características físicas y químicas de la grasa de tres tipos de cacao (Theobroma cacao L.) de la localidad de Cumboto. Trabajo especial de grado. Maracay, Ven. Universidad Central. Facultad de Agronomía. 88 p

BEKELE, F. L., A. J. KFNNEDY, C. Me DAVID, F. B. LAUCKENER and 1. BEKELE. 1994. Numerical taxonomie studies on cacao (Theobroma cacao L.) in Trinidad. Euphytica 75(39):231-240.

BRAUDEAU, J. 1970. El cacao. Técnicas agrícolas y producciones tropicales. Barcelona, España. Editorial Blumé. 297 p.

CANAVOS, G. 1988. Probalidad y estadística. Aplicaciones y métodos. México. Mc Graw Hill. 651p.

CARTAY, R. 1997. La economía del cacao en Venezuela. Memorias de¡ Primer Congreso Venezolano de Cacao y su Industria. Maracay, Venezuela. pp. 129-146.

CAÑONGO, G. E. 1993. El estudio del cacao (Teobroma cacao L.) en la zona Norte Costera del estado Aragua. Causas de su deterioro, enmarcado dentro del período 1958 - 1989. Tesis de Postgrado. Maracay, V en. Universidad Central. Facultad de Agronomía. 250 p

CIFERRI, R. y F. CIFERRI. 1949. Reconocimiento de la explotación cacaotera de los valles de riego del sector central. Maracay. Estado Aragua. Venezuela. pp 77-105.(Mimeo).

CHEESMAN, E. E. 1944. Notes on the nomenclatura, classification and possible relationships of cacao populations. Tropical Agriculture
21(8): 144-159.

DUNCAN, D.B 1955. Múltiple range and múltiple F test. Biometrics
11:1-6.

ENRÍQUEZ, G. A. 1985. Curso sobre el cultivo del cacao. Turrialba, Costa Rica. Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza. Serie Materiales de Enseñanza No. 22. 240 p.

ENRÍQUEZ, G. A. y J. SORIA. 1966. Estudio de la variabilidad de varias características de las mazorcas de cacao (Theobroma cacao L.). Fitotécnia Latinoamericana 12(3): 99-117.

ENRÍQUEZ, G. A. y J. SORIA. 1968. The variability of certain bean characteristics of cacao (Teobroma cacao L.). Euphytica 17(4):114-120

ENRÍQUEZ, G. A. y J. SORIA. 1981. Internacional cacao cultivar catalogue. Turrialba, Costa Rica. Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza, Technical Bulletin No. 6. 156 p.

FLOWER, R. 1952. Característica del cacao nacional. Notas técnicas. Turrialba 2(4): 161-165.

GONZALEZ, F., L. ORTIZ de BERTORELLI, L. GRAZIANI de FARIÑA,S y E. MONTEVERDE-PENSO. 1999. Influencia del índice de cosecha de la mazorca sobre algunas características de la grasa de dos cultivares de cacao (Theobroma cacao L.) Rev. Fac. Agron. (Maracay, Ven.)
25(2): 159-171.

KORNEUP, A. and S. WONSCHER. 1981. Methuen Handbonk of Colour. 2nd Edition. England. 250 p.

MONAGAS, 0. M. 1995. Estudio socioeconómico y agronómico de los productores y las parcelas agrícolas de la población de Cumboto, estado Aragua. Trabajo especial de grado. Maracay, Ven. Facultad de Agronomía. Universidad Central. 65 p.

ORTIZ de BERTORELLI, L. y L. GRAZIANI de FARIÑAS. 1995, Caracterización física y química de genotipos de cacao de¡ estado Aragua, Maracay, Ven. Instituto de Ouímica y Tecnología. Universidad Central Facultad de Agronomía.15 p. (Mimeo).

PHILLIPS-MORA, W. 1989. Relación entre la posición de la semilla en frutos de cacao (Theobroma cacao), su longitud y el diámetro y altura de las plántulas. Turrialba 39(4):530-533.

SÁNCHEZ, P. A. y K. JAFFE. 1989. El género Theobroma en el Territorio Federal Amazonas (Venezuela).II. Distribución geográfica. Turrialba. 39(4): 440-454.

SÁNCHEZ, A. y L. TORTOLERO. 1996. Caracterización y establecimien- to de un banco de germoplasma de cacao criollo en el litoral aragueño. Caucagua, Ven. Fondo Nacional de Investigaciones Agropecuarias (FONAIAP) - Estación Experimental del Estado Miranda. Informe Final. 25 P.

STEEL, R. y J. TORRIE. 1985. Bioestadística. Principios y procedimientos. 2a ed. México. Editorial Me Graw Hill Latinoamericana 622 p.

TESTA, G. 1996. Efecto del tiempo transcurrido entre la cosecha y el desgrane sobre algunas características físicas y químicas del fruto de dos clases de cacao (Theobroma cacao L.). Trabajo especial de grado. Maracay, Ven. Universidad Central. Facultad de Agronomía. 125 p.

URQUHART, D. H. 1963. Cacao. Instituto Interamericano de Ciencias Agrícolas de la 0. E. A. Turrialba, Costa Rica."Editorial SIC. 322 p

VENEZUELA. MINISTERIO DE AGRICULTURA Y CRIA. 1988. Armario Estadístico. Caracas. Dirección de Estadística e Informática.

VIVAS, J. 1979. Estudio de algunas características químico - físicas en almendras de cacao de Venezuela. In: 7a Conferencia Internacional en Cacao. Doula, Camerún. pp. 611-615.


^

Agronomía Tropical  > Colección  >  Sumario Volumen 51  >  Articulo