Agronomía Tropical  >  Colección  >  Sumario Volumen 50  >  Articulo


Agronomía Tropical 50(3): 347-360. 2000

COMPORTAMIENTO DE LOS BROTES DE MANGO EN PLANTAS TRATADAS CON DIFERENTES INTENSIDADES DE PODA, PACLOBUTRAZOL Y NITRATO DE POTASIO

 Luis Avilán*,  Carlos Marín R.**, Margot Rodríguez** y José Ruíz**  

*Investigador V y **Técnicos Asociados a la Investigación, respectivamente. FONAIAP.
Centro Nacional de Investigaciones Agropecuarias Apdo. 4653.
Maracay 2101. Estado Aragua. Venezuela.

RECIBIDO: marzo 11, 1999.


RESUMEN

Se realizaron observaciones de los períodos de actividad y reposo vegetativo de 48 brotes, de 12 árboles Haden injertados sobre patrón "Criollo", de seis años de edad. Las plantas fueron sometidas a los tratamientos de: poda a 2,5 m de altura, con y sin aplicación de Paclobutrazol (PBZ) al suelo; poda a 2,5 m de altura más entresaque de 1-2 ramas principales; poda a 2,5 m de altura más corte lateral de las ramas en un radio de 2 m; testigo sin poda y testigo sin poda más PBZ. Fueron observados 4 brotes/plantas, dos podados y dos sin podar. Todos los árboles fueron tratados con KNO3 al 6% después de los 4 meses de efectuada la poda. El incremento de volumen de copa se estimó empleando la ecuación (4/3).π r2.(1/2)h, al inicio y final del lapso de las observaciones. Los resultados indicaron que el 10,4% de los brotes no presentó actividad de crecimiento vegetativo. Seis brotes florecieron (12,5%) de los cuales uno permaneció en reposo durante el tiempo de observación. En general, los podados en relación con los no podados, presentaron diferencias significativas en mayor número de flujos, días de crecimiento, longitud, número de hojas y número de brotes por flujo; así como, un mayor número de períodos de reposo, pero de menor tiempo de duración, lo cual evidencia la alternativa del empleo de altas densidades de población en mango, a través del uso de patrones que inducen bajo porte y el manejo del cultivo mediante la poda, aplicación de reguladores de crecimiento e inductores de floración, para mejorar la productividad. 

Palabras Clave: Mango; Mangifera indica L.; poda; reguladores de crecimiento; inductores de floración; comportamiento de brotes.

SUMMARY

During actuve and quiescent vegetative periods, observations were taken on 48 new shoots (4 shoots/tree) of 12 six-year-old `Haden' mango trees grafted on `Criollo' rootstock. This combination induces a certain amount of dwarfness. Distance between plants was 6 m (278 trees/ha). Fifty percent of new shoots were subjected to the following treatments: pruned at 2,5 m height, with and without Paclobutrazol (PBZ) soil applications; pruned at 2,5 m plus height thinning of two main branches; pruned at 2,5 m height plus lateral pruning in a 2 m radius; check without pruning and check without pruning plus PBZ. All trees were treated with KNO3 at 6% after four months of pruning. Increase in canopy volumen (CV) was estimated using the equation (4/3)πr2 (1/2)h. Measures were taken at the beginning and end of the observation period. Results indicated that 10,42% of the new shoots did not present vegetative growth activity. Six new shoots flowered (12,5%), and one of them remained quiescent during the period of the study. A general comparison of pruned and non-pruned shoots showed significant differences in number of fluxes, days of growth, length, leaves numbers and bud numbers per flux. Also, a larger number of quiescent periods, but of shorter duration was observed. These preliminary results indicate the advantages of planting mango at high densities to improve productivity, using dwarfness inductive stocks, management through pruning, application of growth regulators and flowering promoters. 

Key Words: Mangifera indica L.; pruning; growth regulators; flowering promoters; budding behavior.

INTRODUCCION

El empleo de altas densidades de población, como una alternativa para incrementar la producción y productividad del mango, exige la utilización de materiales, técnicas de propagación y/o prácticas culturales como la poda; o bien químicos empleados como reguladores de crecimiento e inductores de floración, que permitan controlar el excesivo desarrollo vegetativo que caracteriza a los árboles (Kulkarni, 1991). 

Whiley et al. (1991) señalaron que los cultivares monoembriónicos, como el cultivar Haden, de origen subtropical, crecen moderadamente a regímenes diurnos y nocturnos de 20-15 oC, respectivamente, pero expresan gran vigor vegetativo a altas temperaturas (30-25 oC) como las que ocurren en el trópico, consistente con la adaptación ecofisiológica de la especie. Añadiendo que producen dos a tres veces más flujos y de mayor peso de materia seca, que las sometidas a regímenes de temperatura menores. 

Cumare y Avilán (1994) observaron que el cultivar Haden injertado sobre el patrón Turpentine, en la región centro norte de Venezuela, se caracteriza por presentar tres flujos vegetativos y que la diferencia entre el primero y el segundo depende del grado de fructificación del ciclo de producción anterior. La primera brotación se solapa o sobrepone con el final de la fase de fructificación; mientras la segunda se sucede luego de un período de reposo de aproximadamente dos meses a partir del primer fujo.

 En Australia, Chacko y Turnbull (1992) señalaron que el brote y la expansión foliar en un flujo individual ocurre rápidamente durante un período de dos semanas. En la India, Chowdhuri y Rudra, citados por Ferrari y Sergent (1996), y Simao (1960) en Sao Paulo (Brasil), indican que cada período vegetativo dura de 30 a 45 días; los 15 ó 20 primeros días son utilizados para el desarrollo del brote en longitud y diámetro, y los restantes para completar la maduración, cerrando así el período activo. 

En el Haden sobre patrón "Criollo", sometido a diferentes intensidades de poda y asperjado con nitrato de potasio, la floración fue inhibida en función a la intensidad de la poda; así mismo, la aplicación del nitrato de potasio compensó el efecto adverso de la poda sobre la floración (Rojas y Leal, 1997).

 Charnvichit et al. (1991) observaron en el cultivar Nam Dok Mai Twai No. 4, de porte bajo, plantado en alta densidad (2,5 m x 2,5 m), sometido a poda fuerte y aplicaciones de Paclobutrazol (PBZ). Apreciaron 5 flujos vegetativos en los árboles no tratados y en los tratados entre 3 y 4, pero de menor longitud. El alto de la copa, en un año, fue reducido significativamente en 19,33%, y el ancho en 15,81%. Los árboles tratados florecieron más temprano y en mayor cuantía que el control.

En árboles del cv., Tommy Atkins de 4 años, plantados a 4 m x 4 m sometidos a poda y PBZ, Medina-Urrutia (1994) determinó que el número de brotes por rama en los podados se triplicaron, acresentándose en función de la intensidad de la poda. La aplicación de PBZ no afectó el número de brotes por rama, ni el porcentaje de brotación en el primer flujo vegetativo. La longitud de los brotes para el primer flujo se redujo entre 20% y 30% y en 50 y 70% para el segundo. Tome y Bondad (1991) señalaron que el efecto combinado de PBZ y nitrato de potasio mejoran la floración del mango cv. Carabao en más de 80% cuando se compara con la sola aplicación del segundo. 

El presente trabajo tuvo como objetivo evaluar el comportamiento de los brotes en plantas de Haden, sometidas a diferentes intensidades de poda, y tratadas con reguladores de crecimiento e inductores de floración durante un ciclo anual de producción.

MATERIALES Y METODOS

Fueron seleccionados 12 árboles de mango, cv. Haden sobre patrón "Criollo", por inducir este último porte bajo. 

Los árboles, distanciados a 6 m entre sí fueron sometidos a los siguientes tratamientos: 

1. Poda de la parte superior de la copa a 2,5 m del suelo (poda). 2. Poda a 2,5 m del suelo y entresaque de 1-2 ramas primarias (Poda + Ent). 3. Poda a 2,5 m del suelo y corte a 2m del radio a partir del tronco de las ramas laterales (Poda + Lat). 4. Poda a 2,5 m del suelo y la aplicación al suelo del regulador de crecimiento PBZ a razón de 2,5 cc del i.a por planta (poda + PBZ). 5. Testigo sin poda (Testigo) y 6. Testigo sin poda más regulador de crecimiento (Testigo + PBZ). Se observaron 4 brotes por planta, 2 podados y 2 sin podar, para un total de 48 brotes. Todas las plantas fueron tratadas con KNO3 al 6%, cuatro meses después de realizada la poda.

 El diseño estadístico consistió en un arreglo factorial en parcelas divididas de (6 x 2), con 12 tratamientos. Las parcelas principales la contitu-yeron los tipos de brotes por plantas (podados y no podados) y las subparcelas los 6 tratamientos.

El estudio se realizó desde el 21-07-97 hasta el 6-04-98 (255 d) tomando observaciones semanales, inicialmente a cada brote y posteriormente a uno seleccionado entre los del siguiente flujo de crecimiento. Se registraron los períodos de actividad; número de flujos; número de brotes por flujo; longitud (m) y número de hojas. 

Para el establecimiento del período de crecimiento se consideró el tiempo transcurrido desde su brotación hasta alcanzar su máxima longitud. El período de reposo, desde el momento de máximo alargamiento hasta el inicio de un nuevo flujo. Ambos períodos fueron expresados en días.

Las dimensiones de los árboles, altura (h) y radio de copa (r), expresadas en metros, se determinaron una vez aplicados los tratamientos y al final del período de observación. El volumen de la copa (VC) se estimó empleando la ecuación (4/3)π r2 (1/2)h. Los resultados de las evaluaciones fueron analizados por el paquete estadístico SAS (Steel y Torrie, 1989).

RESULTADOS Y DISCUSION

Durante los 255 d (8,5 meses) de observación de los 48 brotes marcados, solamente el 10,4% no presentó actividad de crecimiento vegetativo. Seis brotes florecieron (12,5%), de los cuales sólo uno permaneció en reposo o sin actividad durante el tiempo de observación (Cuadros 1 y 2; Figura). 

El número de flujos por brote (Cuadro 1 ) varió entre uno y cuatro, presentando los podados, en relación con los no podados, diferencias altamente significativas (Cuadro 3), lo cual concuerda con los resultados obte-nidos por Charnvichit et al. (1991) y Medina-Urrutia (1994). 

Los brotes podados presentaron un mayor número de flujos, indepen-dientemente del tratamiento. La comparación entre las medias de los tratamientos (Cuadro 4) presentó diferencias significativas así como el establecimiento de grupos; el primero conformado por los brotes podados del tratamiento Poda+Ent; el segundo por los tratamientos Poda+PBZ y Poda y el último por Poda+Lat, Testigo y Testigo + PBZ.

CUADRO 1. Tratamientos, tipo de brotes, numero promedio de brotes por flujo, longitud promedio y número promedio de hojas por brote, de plantas de mango cv.



Tratamientos



Brotes

No. Promedio Brotes por Flujo

Longitud Promedio de los Brotes

No Promedio de hojas por Brotes


F1

F2

F3

F4

F1

F2

F3

F4

F1

F2

F3

F4


 

P

4,20

3.20

2.00

6.00

18,0

17,1

13,3

26,0

9,20

13,20

11,60

12,00

Testigo

NP

3,00

0,00

0,00

0,00

9,0

-

-

-

6,00

0,00

0,00

0,00

 

P

2,00

1,50

1,00

0,00

10,6

11,5

-

-

8.50

10.50

15.00

0.00

Testigo + PBZ

NP

2,60

1,00

0,00

0,00

13,6

17,0

-

-

11.0

13.00

0.00

0.00

 

P

3,70

2,70

2,30

13,0

15,6

26,0

-

-

11,20

12,50

15,60

0,00

Poda

NP

1,75

0,00

0,00

8,8

-

-

-

-

9,50

0,00

0,00

0,00

 

P

4,50

3,70

4,20

11,5

19,1

19,1

15,0

-

9,50

13,70

14,20

0,00

Poda + PBZ

NP

1,70

1,00

1,50

6,6

6,5

6,5

5,0

-

5,00

8,30

10,50

0,00

 

P

4,50

4,50

3,00

22,2

24,2

24,2

31,0

-

12,00

16,00

20,50

0,00

Poda + Lateral

NP

2,00

1,00

0,00

9,0

25,0

25,0

-

-

10,00

16,00

0,00

0,00

 

P

3,50

2,20

2,20

13,8

11,3

11,3

19,5

11,5

9,70

12,00

12,70

0,00

Poda + Entr

NP

2,00

2,00

2,00

10,0

9,5

9,5

18,0

21,0

9,00

9,70

17,00

0,00


F1, F2, F3 Y F4 = Actividad de Crecimiento o Flujo; P = Brote Podado; NP= Brote no Podado; 
PBZ= Paclobutrazol; Lateral= Corte de las ramas laterales; Entr= Entresaque de ramas primarias.

 
FIGURA. Comportamiento de brotes podados y sin podar, de cultivares de mango Haden sobre patrón Criollo, con diferentes trataminetos.
FIGURA. Comportamiento de brotes podados y sin podar, de cultivares de mango Haden sobre patrón Criollo, con diferentes trataminetos.

 

Cuadro 2. Períodos de crecimiento (No)., longitud total y promedio del brote, período de reposo total (No.) y número promedio de días, floración y tiempo entre reposo y floración, de cultivares de mango Haden sobre patrón criollo.



Tratamientos


Brotes

Crecimiento Reposo Floración

No Prom/día long.(cm) Prom(cm) No Total/días Prom./día No Floración/días
  

P

3 42,25 13,90 51,75 3,50 210,50 61,25 0 -

Testigo

NP

1 15,00 15,00 9,00 1,25 222,70 192,75 1 141
  

P

1,5 22,00 14,75 16,30 2,25 196,00 108,05 1 122

Testigo + PBZ

NP

1,3 19,30 14,00 19,30 2,00 217,75 131,30 1 117
 

P

2,7 41,75 15,00 48,00 3,75 213,25 58,20 0 -

Poda

NP

1,0 14,00 14,00 8,80 2,00 236,00 118,12 1 208
 

P

3,0 41,50 13,80 45,60 3,75 213,50 57,80 0 -

Poda + PBZ

NP

2,3 31,70 14,45 13,80 3,25 223,25 75,35 1 151
 

P

2,5 35,50 14,00 60,00 3,50 219,50 64,25 0 -

Poda + Lateral

NP

1,3 19,00 14,00 17,30 2,30 234,00 104,66 1 199
 

P

3,3 42,25 13,82 47,62 4,00 209,75 52,50 0 -

Poda + Entr

NP

2,5 33,50 13,75 29,20 3,50 221,50 67,00 0 -


Promedios
P 2,65 37,54 14,21 44,87 3,45 210,41 67,00 1 122
NP 1,55 22,08 14,2 16,23 2,38 225,86 114,86 5 163,2

PBZ= Paclobutrazol; Lateral = Corte de ramas laterales; Entr = Entresaque de ramas primarias; P = Podado; NP = No podado.

 

CUADRO 3. Cuadrados medios obtenidos en las variables: longitud total (LTOTT1); número de brotes (NFLUJOS); número de hojas (NHTOTT1) del ensayo comparativo de seis tipos de poda en mango 1997-98.


Fuente de Variación Grados de Libertad LTOTT (cm), NFLUJOS NHTOTT Brotes por Flujos

Poda  1 125,89***  2,16  *** 70,62  *** 19,78  ** 
Patrón,           
Error (a) 6  0,96 0,02 0,67  0,32
Trat 5 4,47     N.S  0,27  **  5,50 * 1,01 *
Poda x Trat 5 6,01  N.S  0,14 * 3,15   N.S 1,00 *
 Error (b) 30 2,51 0,05 1,73 0,29
Total, 47           
cv   31% 13% 29%  22%

1=Valores transformados según ecuación: Yt= Y+1.
 ***= Altamente significativo al nivel P<<0,0001. 
 **= Altamente significativo al nivel P<<0,01. 
 N.S.= No significativo.

 

Los podados y no podados del tratamiento Poda + Ent presentaron 2,9 flujos por brote; mientras que en los no podados del tratamiento Poda+Lat, Testigo y Testigo+PBZ, solamente se observaron 1,8;1,6 y 1,4 flujos por brote, respectivamente. Los tratamientos restantes variaron entre 1,9 y 2,6 flujos por brote. 

El mayor número de períodos activos de crecimiento o flujos se correspondió con el tratamiento de mayor remoción de follaje, es decir, Poda+Ent, que consistió en la eliminación de la parte superior y de algunas ramas internas de la copa. Mika (1986) señaló que los árboles podados tratan de restituir el balance previamente existente entre el sistema radical y la parte aérea. En el Cuadro 4, donde se muestran las interacciones, se aprecia que el mayor número de flujos se corresponde con los tratamientos de poda y de acuerdo a su intensidad. A mayor intensidad de la poda, mayor número de períodos activos de crecimiento. 

CUADRO 4. Separación de medias (*) en las variables: longitud total (LT); número de flujos; número de hojas por brote (NHB) y número de brotes por flujo (NBF), del ensayo comparativo de seis tipos de poda en mango 1997-98.


Tipos de Brote LT No. Flujos NHB NBF

Podado 45,9 a 2,7 a 34,0 a 8,9 a
No podado 13,6 b 1,3 b 12,8 b 2,5 b

Tratamientos

Poda + Entresaque 38,4 2,9 a 34,3 a 7,9 a
Poda + Laeral 37,5 1,8 c 24,9 ab 7,0 a
Poda + PBZ 29,8 2,6 ab 27,0 ab 6,1 a
Poda 28,5 1,9 bc 22,4 ab 5,6 ab
Testigo 27,0 1,6 c 17,9 b 5,0 ab
Testigo + PBZ 17,4 1,4 c 14,5 b 2,6 b
.
Interacción Tipo Broter x Tratamiento

BP Testigo 51,8 3,0 34,3 10,5
BP Testigo + PBZ 20,4 1,8 17,5 3,0
BP Poda  48,1 2,8 35,5 8,3
BP Poda + PBZ 45,6 3,0 37,5 12,5
BP Poda + Lateral 62,0 2,5 38,5 10,5
BP Poda + Entr 47,6 3,3 41,5 8,5
BNP  Poda Testigo  2,3 0,3 1,5 0,8
BNP Testigo + PBZ 14,5 1,0 11,5 2,3
BNP Poda  8,9 1,0 9,3 1,8
BNP Poda + PBZ 14,0 2,3 16,5 3,3
BNP Poda + Lateral 13,0 1,0 11,5 1,8
BNP Poda + Entr 29,3 2,5 27,0 5,5

* Según método mínima diferencia (MDS). BP = Brote podado; BNP = Brote no Podado. Diferencia entre las letras son significativas a un nivel de P<0,05. 

La longitud total alcanzada por los brotes (Cuadro 1 y 2) presentó diferencias significativas entre los brotes podados y no podados (Cuadro 3). Mientras en los brotes no podados del Testigo, Poda y Poda + PBZ la longitud promedio fue de 9 cm, 8,8 cm y 6,5 cm respectivamente; en los podados para los mismos tratamientos, alcanzaron 51,75 cm, 48 cm y 45,6 cm, respectivamente. La escasa reducción en la longitud de los brotes podados del tratamiento donde se aplicó el regulador de crecimiento, puede estar asociada a la dosis utilizada y al momento de aplicación. Charnvichit et al. (1991) destacan que debido a que PBZ se trasloca muy lentamente dentro del árbol, su aplicación debería realizarse después de la poda fuerte, pero luego de que hayan ocurrido uno o dos flujos de crecimiento, pues estarían presente para ese momento un mayor número de hojas. 

Las mayores longitudes de los brotes se correspondieron con los mayores incrementos del volumen de copa (VC) determinados (Cuadro 5), y están asociados, con los tratamientos de poda y con su intensidad. El tratamiento Poda + Lat presentó un incremento de copa de 422,34% (67,5 m3), en el resto de los tratamientos con poda varió entre 202,97% (Poda+PBZ), 207,48% (Poda) y 226,89% (Poda + Ent). Los testigos presentaron los menores incrementos (128,9%), correspondiéndole al tratado con PBZ (Testigo +PBZ) el más bajo (116,7%). 

CUADRO 5. Volumen de copa promedio inicial y final de los árboles del cultivar Haden. Ciclo 1997-98.


Tratamientos Lectura Final Lectura Inicial Diferencia

Altura (m) Radio (m) VC (m3) Altura (m) Radio (m, VC (m3) Altura (m) Radio (m) VC (m3) VC (%)

Testigo  7,25 3,00  136,65 5,55 3,02 106,00 1,70 0,02 30,65  128,90
Testigo+PBZ 6,50 3,27  145,55  6,25 3,09 124,67  0,25  0,18 20,88  116,70
Poda 4,65 2,97 85,71  2,50  2,81 41,31 2,15 0,16 44,40  207,48 
Poda+PBZ 4,15  2,89 72,38  2,50  2,61  35,66 1,65 0,28  36,72 202,97 
Poda+Lat. 4,60  3,03 88,44 2,50 2,00 20,94 2,10 1,03 67,50  422,34
Poda+Entr 4,35 2,81 71,88 2,50 2,46 31,68 1,85 0,35 40,20 226,89

Volumen de Copa = 4/3 (3, 1416)r2 (1/2 h).

El número de días necesarios para alcanzar el máximo alargamiento en cada flujo (Cuadro 2) fue de 14,2 días/flujo; siendo similar en los prove-nientes de brotes podados y no podados, e independientemente del tratamiento que se trate. Estos resultados concuerdan con los de Chacko y Turnbull (1992).

El número de hojas y el número de brotes por flujo (Cuadro 1) presenta diferencias significativas entre los brotes podados y no podados, presentándose mayor el número en los primeros (Cuadro 3 y 4 ). El menor número de hojas correspondió al Testigo + PBZ, lo cual no concuerda con los resultados obtenidos por Ferrari y Sergent (1996), quienes no encon-traron diferencias estadísticamente significativas entre las plantas tratadas y no tratadas con este regulador.

 Los períodos de reposo presentaron una amplia variación; desde los que permanecieron en este estado durante todo el lapso de las observación (255 d o 8,5 meses) hasta los que se caracterizaron por una gran actividad de crecimiento (Cuadro 2). El número promedio de períodos de reposo varió de 1,25 a 2,0 en los brotes no podados del Testigo, Testigo + PBZ y Poda; hasta 4 en el Poda + Ent. 

De los 5 brotes no podados que permanecieron en reposo, solamente uno del Testigo floreció. El promedio de días de reposo para los podados fue de 67 d; mientras para los no podados, de 114,86 d. El tiempo transcurrido entre el período de reposo y la aparición de la panícula floral entre los brotes podados (Cuadro 2) fue de 122 d (4,06 meses); mientras que para los no podados varió entre 141 y 208 d, para un promedio de 163,2 d o 5,43 meses.

Los resultados obtenidos en este trabajo con respecto al lapso requerido para que los brotes puedan ser inducidos a la floración, concuerda con los señalados por investigadores (Astudillo y Bondad, 1978; Bondad y Linsangan, 1979; Mosqueda Vásquez y Santos La Rosa, 1978; Tome y Bondad, 1991) con brotes de Carabao, Puhutan y Haden, de hasta 7,5 meses de edad, tratados con KNO3  y  NH4NO3. Sin embargo, difieren lo señalado por Sergent (1986) en el país, donde indica que los brotes deben tener 10-11 meses de edad, para inducir la floración. 

Los resultados evidencian que el control del tamaño de los árboles, mediante la aplicación de la poda y el uso de reguladores de crecimiento, así como el empleo de inductores de floración, permiten el manejo de las plantaciones en alta densidad, sin afectar el proceso reproductivo. 

CONCLUSIONES

  •  Los brotes podados en relación con los no podados se caracterizaron por presentar diferencias significativas en cuanto a mayor número de flujos, longitud total, número de hojas y número de brotes por flujo, independientemente del tratamiento de que se trate. 

  •  Los mayores incrementos en el volumen de copa están asociados a los tratamientos de poda y su intensidad.

  • El máximo alargamiento en cada flujo fue similar para los brotes podados y no podados, independientemente del tratamiento.

  • La poda y la aplicación de reguladores del crecimiento y de inductores de la floración no afectan el proceso reproductivo de las plantas de mango.

BIBLIOGRAFIA

ASTUDILLO, E. and N. BONDAD. 1978. Potassium nitrate induce flowering of `Carabao' mangos shoots at different stages of maturity. Philippine Journal of Crops Science 3(3):147-152.

AVILAN, L., M. RODRIGUEZ, J. RUIZ y C. MARIN. 1997. Selección de patrones de bajo porte en mango. Agronomía Tropical 47(3):259-270.

BONDAD, N. and E. LISANGAN. 1979. Flowering in mango, induced with Potassium Nitrate. Hort Science 14 (4):527-528.

CHACKO, E. and C. TURNBULL. 1992. The role of inmature leaves in shoot growth of mango (Mangifera indica L.) In: Abstracts IV International Mango Symposium. July 5-10. Miami. Florida. University of Florida-International Society for Horticultural Science. pp 33.

CHARNVICHIT, S., P. TONGUMPAI, C. SAGUANSUPYAKORN, L. PHAVAPHUTANON and S. SUBHARDRABANDHU. 1991.Effect of Paclobutrazol on canopy size control and florewering of mango cv. Nam Dok Mai Twai No. 4 after hard pruning. Acta Horticulturae 291:60-66.

CUMARE, J. y L. AVILAN. 1994. Descripción y caracterización de nueve variedades de mango a ser usados como patrones. III. Estudio fenológico. Agronomía Tropical 44(3):417-439.

FERRARI, D. y E. SERGENT. 1996. Control químico del crecimiento vegetativo del mango (Mangifera indica L.) cv. Haden, mediante aplicaciones de Paclobutrazol. Revista Facultad de Agronomía. Alcance 50:81-88.

MEDINA-URRUTIA, V. 1994. Poda y Paclobutrazol afectan el creci-miento y producción de árboles jóvenes de mango `Tommy Atkins'. Proc. Interamer. Soc. Trop. Hort. 38:50-55.

MIKA, A. 1986. Physiological responses of fruit trees to pruning. Horticultural Reviews 8:337-378

MOSQUEDA VASQUEZ R. y F. SANTOS DE LA ROSA. 1981. Aspersiones de nitrato de potasio para adelantar e inducir la floración del mango cv. Manila en México. Proceedings Tropical Region American Society Horticultural Science. 25:311-316.

KULKARNI, V. 1991. Tree vigour cntrol in mango. Acta Horticulturae 291:229-234.

ROJAS, E. and F. LEAL. 1997. Effects of pruning and potassium nitrate spray on floral and vegetative bud breack of mango cv. Haden. Acta Horticulturae 455:522-529.

SERGENT, E. 1986. Efecto del nitrato de potasio sobre la floración, fructificación y rendimiento del mango (Mangifera indica L.). Trabajo de Ascenso. Maracay, Ven. Universidad Central de Venezuela. Facultad de Agronomía. 86 p.

SIMAO, S. 1960. Estudos da planta e do fruto da mangueira (Mangifera indica L.). Tese. Escuela Superior de Agricultura À _ÀLuiz de QueirozÀ-_À. Universidade de Sao Paulo, Brasil. 167 p.

STEEL, J. and G. TORRIE. 1989. Bioestadística. Mac Graw Hill. 330 p.

TOME, Ma. and N. BONDAD. 1991. Growth and flowering of `Carabao' mango with Paclobutrazol and potassium nitrate. The Philippine Agriculturist 74(3):367-374.

WHILEY, A., T. RASMUSSEN, J. SARANH and B. WOLSTENHOLME. 1991. Effect of temperature on growth, dry matter production and starch accumulation in ten mango (Mangifera indica L.) cultivars. Journal of Horticultural Science 64(6):753-765.


^

Agronomía Tropical  >  Colección  >  Sumario Volumen 50  >  Articulo