Agronomía Tropical  >  Colección  >  Sumario > Volumen 49  >  Articulo

Agronomía Tropical 49(3):275-296. 1999

EFECTO DE TRES FRECUENCIAS DE RIEGO SOBRE 
EL RENDIMIENTO Y SUS COMPONENTES EN 
CUATRO CULTIVARES DE MANÍ

Jesús Rafael Méndez-Natera*, Juan Brito*, 
Jesús R. Cedeño*, José Gil** y Luis Khan**

*Profesores. Universidad de Oriente. Departamento de Agronomía y 
** Departamento de Ingeniería Agrícola, respectivamente. 
Escuela de Ingeniería Agronómica. Núcleo de Monagas. Maturín, 6201. 

RECIBIDO: mayo 22, 1998


RESUMEN

El riego juega un papel importante en la consecución de incrementos en los rendimientos del maní, Arachis hypogaea, es por ello que se realizó un ensayo en el Sistema de Riego Santa Elena de las Piñas del Valle del río Guarapiche, Maturín, estado Monagas, para probar cuatro frecuencias de riego (FR). El diseño estadístico utilizado fue el de parcelas divididas con tres repeticiones, siendo las parcelas principales las FR (6, 9 y 12 días) y las subparcelas, los cultivares (C) India-39, India-41, Rosado y Rojo. Cada unidad experimental estuvo constituida por tres hileras de 5 m, con una separación de 0,70 m entre sí y 0,20 m entre plantas. El riego se aplicó mediante sifones de 2". Las diferencias entre tratamientos se determinaron mediante la prueba de rangos múltiples de Duncan (α= 0,05). Se encontraron diferencias significativas para C en todos los parámetros bajo estudio, no asi para FR ni para FR *C, excepto para el peso de 10 semillas en FR. El mayor rendimiento de almendras (RA) de frutos por hectárea (RF) y frutos por planta (NF P) fue para el India-39 con 2813,5 kg./ha; 4345,7 kg./ha y 47,5 NF/P, respectivamente, mientras que el mayor número de semillas por planta (NS/P) fue para India-39 de 81,6 y para India-41 67,3. Las FR no afectaron los RA y RF. El India-39 tuvo las semillas más pesadas con un peso de 10 semillas de 4,11 g. La FR de 6 d produjo un peso de 10 semillas estadísticamente similar a aquel de la FR de 9 d (3,68 y 3,37 g, respectivamente), pero superior al de la FR de 12 d (3,12 g). Rojo presentó el mayor número de semillas por fruto (NS/F) con 2,03. La evapotranspiración real varió entre 1,38 y 5,68;1,72 y4,12; 0,95 y4,26 mm/d para las FR de 6, 9 y 12 d, respectivamente, mientras que el coeficiente K del cultivo varió entre 0,27 y 1,20; 0,34 y 0,82 y 0,20 y 0,85 para las FR de 6, 9 y 12 d, respectivamente. Se concluye que la siembra de India-39 y FR de 12 d permiten incrementar los rendimientos del cultivo de maní. 

Palabras Clave: Arachis hypogaea; frecuencias de riego; cultivares; coeficiente K.

SUMMARY

The use watering can play an important role to obtain an increment of the profitability in the peanut cultivation. The present work was carried out in the Sistema de Riego Santa Elena de las Pineapples of Guarapiche river, Maturín, Monagas State. The purpose of this study was to determine the effect of three irrigation intervals (II) on yield and other agronomic characters of four peanut cultivars (C). The statistical design used consisted of split plots with three replications, II were the main plots (6, 9 and 12 days) and cultivars, viz., India -39, India -41, Rosado, and Rojo were subplots. Each experimental unit consisted of three 5 m row (0.7 m between rows and 0.2 m between plants. Irrigation was applied by 2'' siphons. Differences among treatments were determined by Duncan's multiple range test (p < 0.05). Results were: there were significant differences for C in all parameters under study, there were not significant differences for II and II * C except for 10 seed weight in II. The biggest kernel yield (KY) and pod yield (PY) per ha and number of pods/plant were for India -39 with 2813.5 kg./ha; 4345.7 kg./ha and 47.5 pods/plant resp., while the biggest number of seeds/plant was for India -39 and India-41' with 81.6 and 67.3 seeds resp. The II didn't affect KY and PY. Cultivar India -39 had the heaviest seeds with a 10 seed of 4.11 g. 6 days II produced a 10 seeds statistically similar to that of 9 days II (3.68 and 3.37 g resp.,) but superior to that of 12 days II (3.12 g). Cultivar Rojo presented the biggest number of seeds/pod with 2.03. The actual evapotranspiration varied between 1.38 and 5.68 for 6 days II; 1.72 and 4.12 for 9 days II; and 0.95 and 4.26 mm/day for 12 days II. The K coefficient of crop varied between 0.27 and 1.20 for 6 days II; 0.34 and 0.82 for 9 days II; and 0.20 and 0.85 for 12 days II. Cultivar India -39 and 12 days II are recommended in order to increase economic yields of peanut cultivation. 

Key words: Peanut, Arachis hypogaea, Irrigation Intervals, Cultivars, K Coefficient.

INTRODUCCIÓN

El maní es un cultivo de suma importancia en la agricultura venezolana, el cual a pesar de estar ampliamente adaptado a las condiciones agroecológicas de las sabanas del Edo. Monagas, la superficie de siembra del mismo ha venido disminuyendo, prueba de ello es que para 1980, la superficie cosechada fue de 9013 ha y para 1990 fue de 2717 ha. En el Edo. Monagas para 1993, se cosecharon 800 Ha, reduciéndose a unas 559 para 1994. 

Por otra parte, a pesar de que sus semillas poseen alrededor de 50 % de aceite, este rubro tiene un mejor precio cuando su producción se destina a la industria confitera. La reducción en la superficie de siembra se debe principalmente a los altos costos de producción derivados principalmente de la aplicación de alrededor de unas ocho aspersiones de fungicidas durante el ciclo del cultivo para el control de la cercosporiosis, la cual reduce notablemente los rendimientos del cultivo, el uso de variedades resistentes y/o tolerantes a esta enfermedad ayudaría a reducir los costos de producción, lamentablemente en el país no se tienen variedades comerciales resistentes, de allí que se hace necesario la búsqueda de otras alternativas agronómicas con el objeto de incrementar la productividad del cultivo, dentro de estas practicas, la utilización del riego puede jugar un papel importante para conseguir un incremento de la rentabilidad de este rubro, debido a que la aplicación del riego por surcos en la Época de sequía reduciría las condiciones favorables para la diseminación de la enfermedad como es la alta humedad relativa ocasionada por las altas precipitaciones en la Época de lluvias.

La cantidad de agua requerida por el maní es menor en la Época temprana del crecimiento de las plantas, aumenta hasta su valor máximo hacia la mitad del ciclo y disminuye en la Época de maduración, el máximo de agua requerida por el maní es de 5 a 7,5 mm por día (Mazzani 1983). Doorenbos y Kassam (1979) indicaron que el periodo de crecimiento sensible al estrés hídrico en el maní ocurre durante la floración y formación del grano, particularmente durante la producción de las vainas.

Según Mazzani (1961), en la práctica unos 400 mm de lluvia bien distribuidos durante mas o menos 14 semanas que es la duración aproximada del cultivo, son el mínimo suficiente para obtener buenos rendimientos, este requerimiento es, sin embargo, muy variable en diferentes suelos, climas, variedades, etc. De acuerdo a las condiciones edáficas y ecológicas en cada región, de establecerse número de riegos y láminas optimas (Robles 1980). El objetivo del presente trabajo fue determinar el efecto de intervalos de riego de 6, 9 y 12 días sobre el rendimiento de almendras y los componentes del rendimiento en los cultivares de maní 'Rojo', 'Rosado', 'India-39 e India-41.

MATERIALES Y MÉTODOS

El presente trabajo se realizó en el Sistema de Riego del Río Guarapiche, Sector Las Piñas ubicado a 2 Km. de la ciudad de Maturín, Edo. Monagas localizado a 9| 45' 36'' Latitud Norte y 63| 11' 23'' Longitud Oeste y a 40 m.s.n.m. Se utilizaron los cultivares de maní 'Rojo', 'Rosado', India-39 e India-41. La distancia entre plantas fue de 0,20 m y entre hileras de 0,70 m, con tres hileras de 5 m por tratamiento.

El diseño estadístico utilizado fue el de parcelas divididas con tres repeticiones, siendo las parcelas principales las frecuencias de riego de 6, 9 y 12 días y las subparcelas los cultivares de maní. La siembra se realizó el 9 de marzo para todos los cultivares, el número de días a 50 % de floración ocurrió el 5, 7, 10 y 11 de abril para los cultivares Rojo, Rosado, India-39 e India-41, respectivamente y la cosecha se realizó el 9, 9 y 28 de junio y 5 de julio para los cultivares Rojo, Rosado, India-39 e India-41, respectivamente.

El cuadro 1 muestra el análisis de las características químicas y físicas del suelo donde se llevo a cabo el experimento, realizado en el Laboratorio de Análisis de Suelos y Aguas (LABSAS) de la Universidad de Oriente en Maturín, Edo. Monagas. La preparación del terreno consistió en un pase de arado, tres pases de rastra y un pase de surcado. La fertilización se realizó en bandas enterradas a razón de 600 kg. de 12-24-12 CP/ha, cinco días después de la siembra y el reabono se realizó en bandas enterradas a razón de 150 kg. de urea/ha a los 24 días después de la siembra. El control de malezas se realizó en forma pre-emergente a las malezas y al cultivo con Dual a razón de 2 l/ha y Afalon a razón de 0,5 kg./ha.

El coeficiente K del cultivo se determinó mediante la ecuación K = ETA/ETP, donde: ETA: evapotranspiración real y ETP : evapotranspiración potencial, la ETA se calculó mediante la fórmula ETA = dc/Hf donde dc: láminas consumidas y Hf : número de días entre un muestreo y otro (antes del riego y 48 horas después del riego anterior). La dc se calculó mediante la fórmula dc = (Hf2 - Hf1)/100 * Da * Pr, donde Hf2 : Contenido de humedad 48 horas después del riego anterior; Hf1 : contenido de humedad antes del riego; Da : densidad aparente del estrato y Pr : profundidad radical en cada estrato.

La humedad del suelo se determinó por el método gravimétrico, recolectando muestras sucesivas antes del riego y 48 horas después de este, la humedad del suelo se calculó en cada frecuencia de riego para cada repetición, es decir, tres repeticiones por frecuencia de riego. El Hf se calculó mediante la fórmula Hf = [(PSH - PSS)/PSS] * 100, donde PSH : Peso (g) de suelo húmedo, PSS : Peso (g) de suelo seco.

Los estratos estuvieron comprendidos entre 0-20 cm; 20-40 cm y 40-60 cm de profundidad. La ETP se calculó promediando los métodos de García y López, Thorhwaite y Blaney-Criddle (cuadro 2). El cuadro 3 muestra las temperaturas medias (ºC), la precipitación (mm) y la humedad relativa (%) registradas durante el desarrollo del ensayo.

 

CUADRO 1. Algunas características químicas y físicas donde se realizó el experimento con cuatro cultivares de maní probados en parcelas del Sistema de Riego "Santa Elena de las Piñas", del Río Guarapiche, Maturín, Edo. Monagas.


 

Características

Estratos (cm)

 

Metodología 1/


0-20

20-40

40-60


pH

5,9

6,0

6,0

Potenciómetro (1:1)

Materia Orgánica (%)

1,03

0,86

0,61

Walkley-Black, colorímetro

P (ppm)

28,0

12,3

7,8

Bray N| 1, Azul, Mol Ac. Asc.

Al (meq/100 g suelo)

Trazas

Trazas

Trazas

KCl, 1 N Titulación

Ca (meq/100 g suelo)

2,61

2,20

1,24

KCl, 1 N. Absorc. Atómica

Mg (meq/100 g suelo)

0,51

0,31

0,10

KCl, 1 N. Absorc. Atómica

K (meq/100 g suelo)

0,01

0,01

0,01

Bray N| 1, Absorc. Atómica

CICE (meq/100 g suelo)

3,13

2,52

1,35

Σ de Cationes (Ca, Al, Mg, K)

Saturación de AL (%)

-

-

-

(Al/CICE)*100

Saturación de Ca (%)

83,39

87,30

91,85

(Ca/CICE)*100

Saturación de Mg (%)

16,29

12,30

7,41

(Mg/CICE)*100

Saturación de K (%)

0,32

0,40

0,74

(K/CICE)*100

Textura

aF

a

A

Bouyoucos

Contenido de arcilla (%)

10,2

6,2

3,2

Bouyoucos


1/ Realizado en el Laboratorio de Análisis de Suelos y Aguas (LABSAS) de la Universidad de Oriente en Maturín, Edo. Monagas.
 
 

CUADRO 2. Evapotranspiración potencial (mm/día) promedio mensual correspondiente al periodo de riego con cuatro cultivares de maní probados en parcelas del Sistema de Riego "Santa Elena de las Piñas", del Río Guarapiche, Maturín, Edo. Monagas.


 

Mes

Métodos

 

Promedio


Thorwaite

García y 
López

Blaney - Criddle


Abril

4,75

5,95

4,35

5,02

Mayo

4,92

5,80

3,53

4,75

Total

9,67

11,45

7,88

9,77


 

Se realizaron cinco riegos de asentamiento (hasta los 19 días después de la siembra), de manera de establecer la población de los diferentes cultivares, luego se aplicaron las frecuencias de riego (20 días después de la siembra). La lámina de riego promedio aplicada fue de 366 mm, contando a partir del establecimiento del ensayo y en los cinco riegos de establecimiento se aplicaron 80 mm de agua aproximadamente, para un total de 440 mm de agua. En cada riego se aplicó una lámina promedio de 6 mm/día, tomando en consideración las condiciones de la zona. 

Como fueron tres frecuencias de riego, por lo tanto, las láminas aplicadas (Dn = FR * ETP, donde Dn = Lámina neta aplicada, Fr = Frecuencia de riego y ETP = Evapotranspiración potencial) fueron en cada caso: Para la frecuencia de 6 días: Dn = 6 * 6 mm = 36 mm; para la frecuencia de 9 días: Dn = 9 * 6 mm = 54 mm y para la frecuencia de 12 días: Dn = 12 * 6 mm = 72 mm. El riego se realizó mediante sifones de 2" y las cargas hidráulicas de trabajo de las mismas fueron calibradas a nivel de campo con un Ballofet, como se conoce el caudal Q y como Q = V/T, donde V = Volumen de agua aplicada y T = Tiempo de riego; el V se puede calcular mediante la ecuación: V = A * Dn, de allí que T = V/Q, obteniéndose así el tiempo de aplicación para cada frecuencia.

Se realizó el análisis de varianza convencional (datos no mostrados) y las diferencias entre tratamientos se detectaron mediante la prueba de rangos múltiples de Duncan. El nivel de significación fue 5 %.

 

CUADRO 3. Temperaturas medias (ºC), precipitación (mm) y humedad relativa (%) registradas en el experimento con cuatro cultivares de maní probados en parcelas del Sistema de Riego "Santa Elena de las Piñas", del Río Guarapiche, Maturín, Edo. Monagas.


Días

Marzo

Abril

Mayo

Junio

Julio


TM

P

HR

TM

P

HR

TM

P

HR

TM

P

HR

TM

P

HR


1

26,6

--

61

27,9

--

59

26,7

--

75

26,0

4,1

86

2

26,5

--

55

26,7

--

71

25,2

23,0

83

25,3

6,6

91

3

26,7

--

55

27,6

--

66

23,8

34,8

90

25,4

11,4

84

4

26,1

--

60

28,0

--

61

24,8

16,3

80

25,7

0,8

81

5

24,6

--

74

27,6

--

61

25,0

0,3

82

25,9

1,9

82

6

25,8

--

59

27,2

--

59

25,0

28,5

88

7

26,0

--

57

27,5

--

60

26,1

--

79

8

26,7

--

64

26,8

--

61

25,0

43,3

87

9

25,6

--

63

26,8

--

63

27,3

--

60

27,2

1,4

75

10

26,5

--

65

26,5

--

61

27,0

--

68

27,0

9,1

79

11

26,5

--

64

26,9

--

60

27,8

--

59

27,4

7,9

75

12

26,2

--

65

27,8

--

60

26,5

--

60

27,4

4,1

77

13

25,9

--

58

27,4

--

54

27,4

--

64

27,7

--

72

14

25,5

--

64

26,9

--

62

27,3

--

65

28,1

--

69

15

26,9

--

55

27,4

--

62

27,9

--

67

26,1

3,4

83

16

26,7

--

55

27,6

--

65

27,0

--

60

25,6

10,0

90

17

26,8

--

62

27,6

--

64

27,7

--

67

24,9

13,3

92

18

26,9

0,3

63

27,1

--

62

27,3

--

64

25,6

3,1

92

19

26,8

--

68

27,4

--

61

26,2

--

64

25,1

12,0

92

20

27,5

--

69

27,1

--

66

27,6

--

63

25,7

10,0

85

21

27,9

--

69

26,9

--

68

27,8

--

62

27,2

0,1

77

22

27,0

--

68

26,6

--

69

27,8

--

65

25,8

0,8

88

23

27,5

--

63

26,9

--

67

28,1

--

67

27,4

0,4

76

24

27,6

--

59

27,3

--

62

27,1

--

66

27,4

--

74

25

27,3

--

63

27,4

--

62

27,4

--

65

27,9

--

69

26

27,2

--

59

27,3

--

61

27,5

--

66

27,4

0,5

72

27

26,8

--

60

27,6

--

61

28,2

--

61

27,1

1,0

77

28

26,6

--

66

27,5

--

64

25,0

7,8

83

26,2

0,2

77

29

26,9

--

61

27,9

--

62

24,0

0,5

89

25,5

0,4

90

30

27,4

--

61

27,7

--

60

26,4

2,5

77

25,4

6,8

80

31

26,9

--

58

25,5

--

84

Total

616,9

0,3

1418

808,6

0,0

1961

841,1

10,8

2045

786,7

230,7

2425

128,3

24,8

424

Prom

26,8

--

61,6

27,0

62

27,1

66,0

26,2

80,8

25,7

84,8

ADCC

616,9

0,3

1425,5

0,3

2266,6

11,1

3053,3

241,8

3181,6

266,6


TM: Temperatura Media (º C); P: Precipitación (mm); HR: Humedad Relativa (%)
ADCC: Acumulado durante el ciclo del cultivo
Fuente : Estación Meteorológica de la Fuerza Aérea Venezolana, Maturín, Edo. Monagas

 

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Número de Frutos por Planta (NF/P) y Número de Semillas por Planta (NS/P)

De acuerdo a la prueba de Duncan (figura 1), los cultivares India-39 e India-41 presentaron el mayor número de frutos/planta y de semillas/planta con 47,5 y 40,1 frutos y 81,6 y 67,3 semillas, respectivamente. Las frecuencias de riego no afectaron estos caracteres. Resultados diferentes fueron reportados por Ishag (1982) quien en un estudio de dos años en Sudan con tres cultivares de maní encontró que el número de frutos/planta fue el componente del rendimiento mas afectado por los intervalos de riego y Matthew et al (1983) quienes suministraron 3, 5 u 8 riegos al maní, cada uno con 50 mm de agua y encontraron que el número de frutos maduros/planta se incrementó con incrementos en las frecuencias de riego.

 

Figura 1. Promedios del número de frutos por planta y n× mero de semillas por planta en el cultivo de maní. Letras iguales indican promedios estadísticamente iguales.

Figura 1. Promedios del número de frutos por planta y n× mero de semillas por planta en el cultivo de maní. Letras iguales indican promedios estadísticamente iguales.

 

En ensayo realizado en Época de lluvias, Méndez-Natera et al (1996b) trabajaron con 15 cultivares de maní, 13 de los cuales procedían de la India y encontraron que el número de frutos por planta estuvo comprendido entre 25,7 y 58,1 frutos y el número de semillas/planta varió entre 27,7 y 98,0 semillas. En otro ensayo, bajo condiciones de secano, y cultivares de la India, los mismos autores observaron que el número de frutos y de semilla por planta oscilaron entre 13,5 y 29,0 frutos y 19,88 y 59,80 semillas respectivamente. Méndez -Natera et al (1996c)

Los resultados obtenidos en este Trabajo están dentro de los rangos antes mencionados lo que sugieren que el riego no incrementa el rendimiento de semillas/ha y de frutos/ha con este tipo de materiales.

Número de Semillas por Fruto

En la figura 2 se muestra la prueba de Duncan para este carácter. El cultivar Rojo presentó el mayor número de semillas por fruto con 2,03 semillas, mientras que el cultivar 'Rosado' tuvo sólo 1,66 semillas.

 

Figura 2. Promedios del número de semillas por fruto en el cultivo de maní. Letras iguales indican promedios estadísticamente iguales.

Figura 2. Promedios del número de semillas por fruto en el cultivo de maní. Letras iguales indican promedios estadísticamente iguales.

 

Estos resultados no concuerdan a los reportados por Méndez-Natera et al (1996c) quienes reportaron que el cultivar Rosado presentó el mayor n× mero de semillas por fruto con 2,46 semillas. Según León (1963) y Prietarelli (1980) describiendo el tipo agronómico Español, opinan en cuanto al número de semillas por fruto que forman 1 a 2, raras veces 3 semillas, confirmando los datos obtenidos en este ensayo.

Peso (g) de 10 Semillas

La figura 3 muestra la prueba de Duncan para este parámetro. El cultivar India -39 presentó las semillas mas pesadas con un peso de 4,11 g para 10 semillas. Méndez-Natera et al (1996b) indicaron que el peso de 100 semillas varió entre 18,5 y 58,1 g en un ensayo donde se evaluaron 15 cultivares de maní bajo condiciones de lluvia. Mientras que en otro ensayo, Méndez-Natera et al (1996c) reportaron un rango de 44,1 y 127,2 g para el peso de 100 semillas en la evaluación de 23 cultivares confiteros provenientes de la India y 3 nativos. Méndez-Natera et al (1996a) señalaron un rango de 32,4 y 67,6 g para el peso de 100 semillas en un ensayo bajo condiciones de secano con 15 cultivares de maní. Los valores encontrados en este ensayo están dentro de los rangos citados anteriormente de estos tres ensayos.

 

Figura 3. Promedios del peso (g) de 10 semillas en el cultivo de maní Letras iguales indican promedios estadísticamente iguales.

Figura 3. Promedios del peso (g) de 10 semillas en el cultivo de maní Letras iguales indican promedios estadísticamente iguales.

 

Por otra parte, la figura 4 muestra la prueba de Duncan para el efecto de las frecuencias de riego sobre el peso de la semilla, la frecuencia de riego de 6 días produjo semillas más pesadas que la de 12 días sin importar el cultivar. Resultados similares han sido reportados en numerosos experimentos. Rasve et al (1983) señalaron que un incremento en la frecuencia de riego de intervalos de 18 días hasta intervalos de 13 y 10 días incrementaron el peso de 100 semillas en el cultivo de maní. Feldman y Hartzook (1976) en un ensayo de riego por goteo en el cultivo de maní encontraron valores significativamente mas altos en cuanto al peso de 1000 semillas para la aplicación de 50 m3/ha/día en comparación con la aplicación de 35 m3/ha/día. Khan y Datta (1982) en un ensayo de campo con el maní SB XI desarrollado en un suelo francoarenoso y Matthew et al (1983) suministrando 3, 5 u 8 riegos al maní, cada uno con 50 mm de agua, reportaron que el peso de 100 semillas se incrementó con incrementos en las frecuencias de riego.

 

Figura 4. Promedios del peso (g) de 10 semillas en el cultivo de maní. Letras iguales indican promedios estadísticamente iguales.

Figura 4. Promedios del peso (g) de 10 semillas en el cultivo de maní. Letras iguales indican promedios estadísticamente iguales.

 

Rendimiento (kg/ha) de Frutos y Rendimiento (kg/ha) de Semillas

En la figura 5 se muestra la prueba de Duncan para el rendimiento de frutos y de semillas por ha. El cultivar más rendidor fue India-39 con 4345,7 y 2813,5 kg. de frutos y semillas/ha respectivamente, superando significativamente al resto de los cultivares.

Méndez-Natera et al (1996b) indicaron que el rendimiento de frutos varió entre 634,8 y 2684,9 kg./ha y el de semilla entre 216,2 y 1944,6 kg./ha en un ensayo bajo condiciones de lluvia donde se evaluaron 15 cultivares de maní de los cuales 13 procedían de la India. En otro ensayo, Méndez -Natera et al (1996c) reportan rangos de 538,0 y 2103,1 kg. de frutos/ha y 210,1 y 701,0 kg. de semillas/ha con 25 cultivares de maní, de los cuales 22 eran procedentes de la India y de tipo confitero evaluados bajo condiciones de secano. En otro estudio con 15 cultivares de maní (12 procedentes de la India) bajo condiciones de lluvia, Méndez -Natera et al (1996a) encontraron que el rendimiento varió entre 1037,8 y 2375,4 kg. de frutos/ha y 176,0 y 1711,5 kg. de semillas/ha. En estos tres ensayo de Méndez-Natera et al se probaron los cultivares nativos Rojo y Rosado.

 

Figura 5. Promedios del rendimiento (kg./ha) de frutos y rendimiento (kg./ha) de semillas en el cultivo de maní. Letras iguales indican promedios estadísticamente iguales.

Figura 5. Promedios del rendimiento (kg/ha) de frutos y rendimiento (kg/ha) de semillas en el cultivo de maní. Letras iguales indican promedios estadísticamente iguales.

 

Cabe destacar que en este ensayo no se presentó el ataque de los hongos que producen la cercosporiosis, lo que sí ocurrió en las pruebas de Méndez-Natera et al (1996 a, b, c) lo que pudo haber contribuido con una reducción de los rendimientos.

Los componentes principales del rendimiento de frutos y de semillas/ha como los son el número de semillas y de frutos por planta así como el peso de la semilla estuvieron comprendidos entre los rangos encontrados en los tres ensayos de Méndez-Natera et al. Pero el rendimiento del cultivar India-39 fue superior a los reportados en estos tres ensayos. De allí que una posible ventaja de la utilización del riego en el cultivo del maní es el escape a la enfermedad conocida como cercosporiosis debido a que no se presentan las condiciones ideales para la diseminación del patógeno por la falta de humedad en el microambiente de las plantas, como se observa en el cuadro 3 donde la humedad relativa tuvo un promedio de 61,6; 62,0 y 66,0 % para los meses de marzo, abril y mayo respectivamente, cuando la precipitación acumulada fue de sólo 11,1 mm (mayo), mientras que en los meses de junio y julio, la humedad relativa fue 80,8 y 84,8 % respectivamente, cuando la precipitación acumulada fue de 241,8 y 266,6 mm, respectivamente.

Las frecuencias de riego no afectaron los rendimientos de semilla y de frutos por hectárea a pesar de que el suelo tuvo una textura francoarenosa en el primer estrato y arenosa en el segundo y tercer estrato, con contenidos relativamente bajos de arcilla en los diferentes estratos: 10,2 % entre 0-20 cm; 6,2 % entre 20-40 cm y 3,2 % entre 40-60 cm (cuadro 1). A pesar de que las precipitaciones comenzaron a principios de Junio y esto pudiera enmascarar el efecto de las frecuencias de riego, parece poco probable que esto ocurriera debido a que el inicio de floración ocurrió en la segunda semana de abril, por lo que el periodo de llenado de grano ocurrió entre abril y mayo, meses donde no hubo precipitación.

Woldemariam et al (1987) encontraron que el periodo mas crítico para el riego en 16 cultivares de maní cultivados en Etiopía durante tres años, ocurrió entre máxima floración y desarrollo del fruto, mientras que Tayel y Wahba (1989) encontraron que los déficit de agua en el cultivo de maní desarrollado en un suelo arenoso de Egipto, ocurrieron durante el periodo de floración y el periodo inicial de formación del grano y que estos déficit redujeron en un 21 % el rendimiento.

En este ensayo no se encontraron diferencias significativas para las frecuencias de riego, resultados idénticos fueron reportados por Shinde y Lomte (1979) quienes no encontraron diferencias significativas en el rendimiento (2,87 û 2,93 t/ha) de almendras descascaradas de maní del cv. L-33 cuando fue regado a intervalos de 6, 9 y 12 días,

Siguiendo con este tipo de investigación Mishra (1997) en un ensayo de campo en la India con de maní Jyoti, regado en las etapas críticas del crecimiento o a intervalos de 5, 10 o 15 días, encontró que el rendimiento de frutos varió de 930 kg./ha cuando se regó en las etapas críticas del cultivo a 1650 kg./ha con el riego a intervalos de 10 días.

Otros investigadores han probado frecuencias menores a las evaluadas en este ensayo y han encontrado respuesta al riego. Tayel et al (1993) en un experimento de campo en un suelo arenoso en Egipto con maní regado cada 4 o 6 días a través de la Época de crecimiento, o cada 4 días durante la etapa de floración y cada 6 días en las otras etapas, indicaron que el riego cada 4 días durante floración e intervalos de 6 días para las otras etapas del crecimiento ahorraría agua de riego e incrementaría los rendimientos.

Por otra parte Patel et al. (1993) observaron que los rendimientos de frutos similares para las FR de 8 y12 d, todo lo cual indica que las FR pudiera ser incrementadas a más de 12 d en el Valle del río Guarapiche para el cultivo de maní.

Evapotranspiración (mm/día) Potencial y Coeficiente K del Cultivo

En los cuadros 4, 5 y 6 se muestran los valores de humedad antes y 48 horas después del riego, la lámina almacenada, la lámina consumida entre riegos, la evapotranspiración real, la evapotranspiración potencial, el coeficiente K del cultivo y la edad del cultivo desde la siembra hasta la fecha de la evaluación para las frecuencias de riego de 6, 9 y 12 días respectivamente.

La evapotranspiración real varió entre 1,38 y 5,68; entre 1,72 y 4,12 y entre 0,95 y 4,26 mm/día para las frecuencias de riego de 6, 9 y 12 días, respectivamente. El coeficiente K del cultivo varió entre 0,27 y 1,20; entre 0,34 y 0,82 y entre 0,20 y 0,85 para las frecuencias de riego de 6, 9 y 12 días, respectivamente (cuadros 4, 5 y 6).

Según Mazzani (1983) el máximo de agua requerido por el maní es de 5 a 7,5 mm por día, lo cual difiere un poco de lo registrado en este trabajo cuyo máximo fue 5,68 mm/día con la FR de 6 d, cuando el cultivo alcanzó los 67 d.

Para la frecuencia de riego de 6 días los menores valores de K se produjeron a los 37 y 61 días y los mayores valores de K a los 67 y 73 días después de la siembra. En la frecuencia de 9 días, los menores valores de K se registraron a los 52 días y el mayor a los 43 días después de la siembra. En la frecuencia de 12 días, el menor valor de K ocurrió a los 61 días y el mayor a los 49 días después de la siembra, estos resultados sugieren que las frecuencias de riego afectaron el K del cultivo debido a que los valores máximos y mínimos de K no coincidieron en ninguna de las tres frecuencias de riego.

Los coeficientes K no siguieron un patrón definido en las tres frecuencias de riego y puede observarse incrementos y disminuciones a lo largo del desarrollo del cultivo (cuadros 4, 5 y 6) sugiriendo que existió una variabilidad en las mediciones de la humedad que pudo afectar la determinación de K, ya que la aplicación de los tratamientos de las frecuencias de riego se hicieron en forma regular. Según los datos del K del cultivo obtenidos en este ensayo, en la frecuencia de riego con mayor disponibilidad de agua, el K del cultivo fue mayor.

 

Cuadro 4. Valores de humedad (%), Da (mm), Dc (mm), ETP (mm/día), ETA (mm/día), Coeficiente K y edad (días) del cultivo para la frecuencia de riego de 6 días en el ensayo con cuatro cultivares de maní probados en parcelas del Sistema de Riego "Santa Elena de las Piñas", del Río Guarapiche, Maturín, Edo. Monagas.


Riegos

Profund. (cm)

WI (%)

WF (%)

Da (mm)

dc (mm)

ETA (mm/día)

ETP (mm/día)

K

Edad (días)


1

0-20

8,80

12,17

10,24

3,07

2,63

5,02

0,52

25

20-38,45

7,05

10,94

11,44

7,43

2

0-20

11,16

13,01

5,62

6,72

20-40

8,20

9,14

2,76

10,00

4,70

5,02

0,94

31

40-45,46

9,17

9,96

2,32

2,09

3

0-20

10,80

11,05

0,76

3,16

20-40

5,74

7,46

5,06

0,18

1,38

5,02

0,27

37

40-51,63

7,35

7,69

1,00

2,19

4

0-20

10,01

11,36

4,10

3,53

20-40

7,40

8,12

2,12

0,29

1,89

5,02

0,38

43

40-56,94

6,41

7,90

4,38

3,74

5

0-20

10,20

11,24

3,16

10,85

20-40

8,02

9,10

3,18

5,35

4,61

5,02

0,92

49

40-60

6,40

7,40

2,94

2,23

6

0-20

7,67

8,54

2,64

3,10

20-40

7,28

7,64

1,06

6,59

4,89

4,75

1,03

55

40-60

6,64

8,79

6,32

9,85

7

0-20

7,52

8,37

2,58

2,83

20-40

5,40

7,90

7,35

0,24

1,59

4,75

0,33

61

40-60

5,44

8,14

7,94

3,29

8

0-20

7,44

9,89

7,45

9,76

20-40

7,82

8,12

0,88

2,41

5,68

4,75

1,20

67

40-60

7,02

7,50

1,41

10,55

9

0-20

6,68

9,81

9,52

9,79

20-40

7,30

10,58

9,64

11,14

5,63

4,75

1,19

73

40-60

3,91

7,46

10,44

1,59

10

0-20

6,59

20-40

6,79

40-60

6,92


WI: Humedad antes del riego; WF : Humedad 48 horas después del riego
Da: Lámina almacenada; Dc: Lámina consumida entre riegos
ETA: Evapotranspiración real; ETP : Evapotranspiración potencial; K : Coeficiente del cultivo
Edad: Edad del cultivo desde la siembra hasta la fecha de la evaluación

 
 

 

Cuadro 5. Valores de humedad, ETP, ETA, Coeficiente K y edad del cultivo para la frecuencia de riego de 9 días en el ensayo con cuatro cultivares de maní probados en parcelas del Sistema de Riego "Santa Elena de las Piñas", del Río Guarapiche, Maturín, Edo. Monagas.


Riegos

Profund. (cm)

WI (%)

WF (%)

Da (mm)

Dc (mm)

ETA (mm/día)

ETP (mm/día)

K

Edad (días)


1

0-20

8,80

12,17

10,24

5,53

2,12

5,02

0,42

25

20-38,45

7,05

10,94

11,44

9,30

2

0-20

10,35

10,43

0,24

12,71

20-40

7,51

8,94

4,20

8,06

2,98

5,02

0,59

34

40-48,65

5,59

6,96

4,03

0,08

3

0-20

6,25

8,38

6,48

10,34

20-40

6,20

9,25

8,97

10,14

4,12

5,02

0,82

43

40-56,94

6,90

8,20

3,82

8,39

4

0-20

4,98

6,57

4,83

0,43

20-40

5,80

7,80

5,88

10,11

1,72

5,02

0,34

52

40-60

4,83

6,27

4,23

1,50

5

0-20

6,43

9,88

10,49

11,58

20-40

4,36

7,55

9,38

7,32

3,18

4,75

0,6

61

40-60

5,76

5,82

0,18

3,38

6

0-20

6,07

8,35

6,93

7,90

20-40

5,06

6,72

4,88

5,15

1,94

4,75

0,41

70

40-60

4,67

5,53

2,53

0,56

7

0-20

5,75

20-40

4,97

79

40-60

5,34


WI: Humedad antes del riego; WF : Humedad 48 horas después del riego
Da: Lámina almacenada; Dc: Lámina consumida entre riegos
ETA: Evapotranspiración real; ETP : Evapotranspiración potencial; K : Coeficiente del cultivo
Edad: Edad del cultivo desde la siembra hasta la fecha de la evaluación.

 

De acuerdo con los resultados obtenidos, se concluye que el cultivar más rendidor fue India-39, y la FR de 12 d fue la más adecuada para incrementar los rendimientos del maní bajo las condiciones ecológicas de este ensayo.

 

Cuadro 6. Valores de humedad, ETP, ETA, Coeficiente K y edad del cultivo para la frecuencia de riego de 12 días en el ensayo con cuatro cultivares de maní probados en parcelas del Sistema de Riego "Santa Elena de las Piñas", del Río Guarapiche, Maturín, Edo. Monagas.


Riegos

Profund. (cm)

WI (%)

WF (%)

Da (mm)

Dc (mm)

ETA (mm/día)

ETP (mm/día)

K

Edad (días)


1

0-20

8,80

12,17

10,24

16,57

2,50

5,02

0,50

25

20-38,45

7,05

10,94

11,44

8,46

2

0-20

6,72

11,41

14,26

16,60

20-40

7,82

11,00

9,35

15,11

3,48

5,02

0,69

37

40-51,63

7,82

9,83

5,91

3,09

3

0-20

5,95

12,54

20,03

21,64

20-40

5,86

8,59

8,03

13,79

4,26

5,02

0,85

49

40-60

8,02

8,40

1,12

7,20

4

0-20

5,42

9,40

12,10

6,78

20-40

3,90

5,59

4,97

2,50

0,95

4,75

0,20

61

40-60

5,95

6,51

1,65

0,26

5

0-20

7,17

20-40

4,74

73

40-60

6,42


WI: Humedad antes del riego; WF : Humedad 48 horas después del riego
Da: Lámina almacenada; Dc: Lámina consumida entre riegos
ETA: Evapotranspiración real; ETP : Evapotranspiración potencial; K : Coeficiente del cultivo
Edad: Edad del cultivo desde la siembra hasta la fecha de la evaluación

 

AGRADECIMIENTO

A las personas de la Empresa Campesina "El Anauco" y especialmente al "Maracucho" por su valiosa colaboración y ayuda desinteresada en la realización de este trabajo. Al Consejo de Investigación de la Universidad de Oriente por el soporte dado al Proyecto C.I.-3-0601-0507/95-97 a cargo del primero autor.

BIBLIOGRAFÍA

Doorenbos, J. and A. H. Kassam. 1979. Yield response to water. FAO Irrigation and Drainage Paper No. 33, Rome, Italy; FAO.

Doorenbos, L. M. 1986. Efecto del agua sobre el rendimiento de los cultivos. Estudio FAO. Riego y Drenaje Nro 33. Roma, Italia. p. 152-154.

Fieldman, S. and A. Hartzook. 1976. Drip irrigation of peanuts (Arachis hypogaea L.) on a sandy soil. Annals of Arid Zone 15 (4): 301-304.

Ishag, H. M. 1982. The influence of irrigation frequency on growth and yield of groundnut (Arachis hypogaea L.) under arid conditions. Journal of Agricultural Science 99 (2): 305-310.

Khan, A. R. and B. Datta. 1982. Scheduling of irrigation for summer peanuts. Peanut Science 9 (1): 10-13.

León, G. 1963. Fundamentos botánicos de los cultivos tropicales. San JosÈ, Costa Rica. IICA. 487 p.

Matthew, J.; K. P. M. Nair and T. F. Kuriakose. 1983. The response of groundnut to phosphorus and potassium under different water management practices. Agricultural Research Journal of Kerala 21 (2): 27-31.

Mazzani, B. 1961. El maní en Venezuela. M. A. C. Centro de Investigaciones Agropecuarias, Venezuela. 135 p.

Mazzani, B. 1983. Cultivo y mejoramiento de plantas oleaginosas. Talleres Cromotip. Caracas, Venezuela. p 227-257.

Méndez -Natera, J. R.; J. A. Luna T. y J. R. Cedeño. 1996a. Evaluación agronómica de doce cultivares precoces introducidos (India) y tres nativos de maní (Arachis hypogaea L.) tipo erecto bajo condiciones agroecológicas de sabana, en Jusepín, Edo. Monagas. Memorias del III Congreso Científico de la Universidad de Oriente. Maturín, Edo. Monagas del 03 al 07 de noviembre de 1.996. p. 146-147.

Méndez -Natera, J. R.; J. A. Luna T. y J. R. Cedeño. 1996b. Evaluación agronómica de trece cultivares introducidos (India) y dos nativos de maní (Arachis hypogaea L.) bajo condiciones agroecológicas de sabana, en Jusepín, Edo. Monagas. Memorias del III Congreso Científico de la Universidad de Oriente. Maturín, Edo. Monagas del 03 al 07 de noviembre de 1.996. p. 142-143.

Méndez -Natera, J. R.; L. A. Barrios A. y J. R. Cedeño. 1996c. Evaluación agronómica de 22 cultivares confiteros introducidos (India) y tres nativos de maní (Arachis hypogaea L.) tipo erecto bajo condiciones agroecológicas de sabana, en Jusepín, Edo. Monagas. Memorias del III Congreso Científico de la Universidad de Oriente. Maturín, Edo. Monagas del 03 al 07 de noviembre de 1.996. p. 145-146.

Mishra, C. M. 1997. Effect of irrigation and phosphorus on the yield of summer groundnut. Madras Agricultural Journal 84 (2): 113-114..

Patel, M. S.; J. D. Gundalia.; R. B. Polara and A. G. Patel. 1993. Effect of depth and frequency of saline well water irrigation and FYM on yield of wheat-maize-groundnut/paddy cropping sequence on two calcareous sodic soils of coastal belt. Gujarat Agricultural University Research Journal 18 (2): 40-48.

Prietarelli, J. 1980. Tipos de maní comerciales internacionalmente. Divulgación TÈcnica Nro 1. Manfredi, Argentina, INTA. 6 p.

Rasve, S. D.; P. R. Bharambe and C. P. Ghonsikar. 1983. Effects of irrigation frequency and method of cultivation on yield and quality of summer groundnut. Journal of Maharashtra Agricultural Universities 8 (1): 57-59.

Robles, R. 1980. Producción de oleaginosas y textiles. Editorial Limusa C. A. MÈxico. 675 pp.

Shinde, G. G. and M. H. Lomte. 1979. A note of the effect of irrigation interval and antitranspirant on the yield of summer groundnut (Arachis hypogaea Linn.) var. L-33. Research Bulletin of Marathwada Agricultural University 3 (10): 131-132.

Silva, L. C.; J. Fideles-Filho.; N. E. Beltrao de M.; J. R. C. Bezerra e T. V. R. Rao. 1996a. Influencia de niveis de irrigacao sobre a pr oducao de fitomasa e indice de area foliar de amendoim cv. 'BR-1'. Pesquisa em Andamento, Centro Nacional de Pesquisa de Algodao. No. 32, 2 pp.

Silva, L. C.; J. Fideles-Filho.; N. E. Beltrao de M.; J. R. C. Bezerra e T. V. R. Rao. 1996b. Influencia de diferentes laminas de irrigacao e turno de rega sobre a producao economica e biologica do amendoim cv. 'BR-1'. Pesquisa em Andamento, Centro Nacional de Pesquisa de Algodao. No. 33, 3 pp.

Tayel, M. Y. and S. A. Wahba. 1989. The effect of sprinkler irrigation schedule on the yield of groundnut (Arachis hypogaea L.) grown in Salhea Project. Egyptian Journal of Soil Science 29 (3): 305-313.

Tayel, M. Y.; M. A. Matyn and S. A. Wahba. 1993. Response of groundnut to irrigation frequency, soil mulching and heaping. Egyptian Journal of Soil Science 33 (2): 163-176.

Woldemariam, Y; B. Woyessa and A. Wakjira. 1987. Groundnut complementary crop in the irrigated areas of the Great Rift Valley of Ethiopia. Proceedings of the Second Regional Groundnut Workshop for Southern Africa, Harare, Zimbabwe, 10-14 February 1986. p. 131-135.


^

Agronomía Tropical  >  Colección  >  Sumario > Volumen 49  >  Articulo