Agronomía Tropical  >  Colección  >  Sumario > Volumen 45  >  Articulo

Agronomía Trop. 45(1): 27-34. 1995.

EFECTIVIDAD OVICIDA DEL CARBAMATO THIODICARB PARA EL CONTROL DE ESPECIES DE LEPIDOPTERA FAMILIAS GELECHIIDAE Y NOCTUIDAE

Santiago Clavijo A.1 y Armando Notz P.1

1 Profesor. Universidad Central de Venezuela. Facultad de Agronomía. 
Apdo. Postal 4579. Maracay 2101-A. Aragua. Venezuela.

RECIBIDO: enero 24, 1994


RESUMEN

En este trabajo se presenta la comparación de la efectividad del insecticida thiodicard usado como ovicida en contra de especies pertenecientes a dos familias de Lepidoptera. En el caso de Noctuidae, el producto se comportó de manera extremadamente efectiva contra Heliothis zea y Spodoptera frugiperda. Cuando se aplicó contra especies de Gelechiidae los resultados fueron todo lo contrario, resultando el insecticida prácticamente inofensivo contra Phothorimaea operculella y Tecia solanivora.

Palabras Clave: Thiodicarb, ovicida, Lepidoptera, Noctuidae, Gelechiidae.

INTRODUCCIÓN

La promoción y utilización de insecticidas químicos como ovicidas es bastante restringida, estando prácticamente reducida a los productores de clhordimeform, methomyl y thiodicarb (de los cuales el primero no esta a la venta en Venezuela), siendo utilizados en Estados Unidos para el control de especies Noctuidae, plagas de algodón (BRADLEY y AGNELLO, 1988).

La causa de esto parace radicar en que la efectividad de los insecticidas en la fase del huevo es muy variable, dependiendo particularmente de la susceptibilidad del embrión, así como de la permeabilidad del corion y de las membranas embriónicas, factores que cambian con la especie en consideración y con la edad y el grado de desarrollo del huevo (SALKED y POTTER, 1953), siendo esta fase la menos estudiada en cuanto a su susceptibilidad a los insecticidas (SMITH y SALKED, 1966).

Al realizar pruebas independientes de la efectividad ovicida del insecticida thiodicarb sobre especies de Lepidoptera, pertenecientes a la familia Gelechiidae y Noctuidae, resultó sorprendente la diferencia tan marcada en la respuesta, por lo que se decidió plantear un ensayo en las que se sometiesen especies de las dos familias a diferentes tratamientos con el insecticida, de manera simultánea, con el objetivo de comprobar de una manera experimentalmente válida, lo que parecía ser un hecho interesante desde el punto de vista biológico.

MATERIALES Y MÉTODOS

Se procedió a tomar huevos, puestos sobre papel la noche anterior, de las especies Spodoptera frugiperda y Heliothis zea de la familia Noctuidae y de Tecia solanivora y Phthorimaea operculella de la familia Gelechiidae, mantenidas en cautiverio en el insectario del Instituto de Zoología Agrícola, Facultad de Agronomía, Universidad Central de Venezuela en Maracay, lugar donde se realizó el trabajo.

Los huevos fueron expuestos a cuatro dosis del insecticida thiodicarb (37.5 %) y un testigo constituido por agua, en un diseño completamente aleatorizado con diez repeticiones por tratamiento, en cada una de las cuales el número de huevos varió sustancialmente con la especie, pero tratando de mantener valores similares para cada una de las especies mencionadas.

Las dosis utilizadas fueron las equivalentes a 300, 250, 200 y 150 g/i.a./ha y las mismas fueron aplicadas mediante una torre de aspersión tipo POTTER, asperjandose en cada oportunidad 5 cc de la solución correspondiente.

Después de cada aplicación, los huevos correspondientes a cada tratamiento se colocaron en vasitos plásticos con tapa y se esperó a que comenzaran a eclosionar los correspondientes al testigo, momento a partir del cual se dejaron transcurrir 48 horas para la evaluación de los mencionados tratamientos.

Esta evaluación se realizó a términos de huevos infértiles, sin desarrollo embrionario aparente; huevos fértiles, con desarrollo embrionario destacado; larvas vivas y larvas muertas.

Cada una de las variables mencionadas fueron expresadas como porcentaje del total de huevos expuestos a los tratamientos en cada replicación y analizados mediante la prueba (H) de KURSKALL-WALLIS para datos no paramétricos, la cual al declarar diferencias significativas entre las medidas de los tratamientos lo hace al 5 % de significación (STEEL y TORRIE, 1980 y SIEGEL, 1970).

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

El Cuadro 1 presenta los resultados de la comparación de las cuatro especies sometidas a la prueba, sin diferenciar por los tratamiento, y desglosados estos resultados para cada una de las variables estudiadas.

En relación con los huevos infertiles, se destacaron diferencias entre las especies presentando S. frugiperda el mayor porcentaje promedio (5.8 %), diferenciandose de H. zea (2.7 %) y resultando ambas difrentes a T. solanivora (1.4 %) y a P. operculella (2.2 %), las cuales a su vez fueron iguales entre sí.

En cuanto a huevos infértiles es difícil precisar el efecto del insecticida, si es que lo hay, ya que en él está incluido de seguro la infertilidad y esta a su vez es producto de un conjunto de factores no siempre definibles en términos experimentales.

El análisis de los huevos fértiles, que no llegaron a eclosionar a pesar de haber tenido un desarrollo embrionario evidente, revela que S. frugiperda (72.7 %) y H. zea (55.4 %) manifestaron porcentajes altos de mortalidad en la fase, los cuales que no fueron estadísticamente diferentes entre si pero que se diferenciaron de los experimentados por T. solanivora (1.6 %) y por P. operculella (1.9 %), que a su vez resultaron iguales entre sí.

Una situación similar a la anterior se presentó al analizar larvas vivas ya que las dos especies de Noctuidae se comportaron estadísticamente iguales. Lo mismo ocurrió con las especies de Gelechiidae, resaltando las contundentes diferencias entre los representantes de las dos familias. S. frugiperda (18.9 %) y H. zea (17.6 %) presentaron medias de los porcentajes estadísticamente iguales entre sí, resultando ambos con diferencias cuando se compararon con los de T. solanivora (97.9 %) y P. operculella (95.9 %), las cuales a su vez resultaron iguales desde el punto de vista estadístico.

Al analizar larvas muertas la situación presenta a H. zea con el mayor porcentaje (21.2 %), diferenciándose de S. frugiperda (5.6 %) y ambas distintas estadísticamente de las otras dos especies, las cuales no presentaron mortalidad larval.

Debe quedar claro que las medias de los porcentajes presentadas en el Cuadro 1 incluyen las replicaciones del tratamiento testigo, por lo que no deben se utilizadas para evaluar la efectividad real del producto sino la diversidad en la respuesta de las especies sometidas a los tratamientos.

CUADRO 1. Comparación del efecto de thiodicarb aplicado sobre huevos de cuatro especies de Lepidoptera, expresado en porcentajes promedios1 y desviación estandard.


Especies

Huevos Totales

Huevos Infértiles

Huevos Fértiles

Larvas Vivas

Larvas Muertas


Spodoptera frugiperda

1 1971

2.8 (2.7)b

72.7 (35.1)a

18.9(38.2)a

5.5(5.6)b

Heliothis zea

2 340

5.8 (4.5)a

55.4(28.4)a

17.6(35.7)a

21.2((17.7)a

Tecia solanivora

1 501

0.5 (1.4)c

1.6(1.4)b

97.9(2.2)b

0.0(0.0)c

Phthorimaea operculella

824

2.2 (3.7)c

1.9(3.8)b

95.9(6.1)b

0.0(0.0)c


1 Promedios en las columnas seguidos por la misma letra resultaron estadísticamente iguales, al 5% de significación, según Kruskall-Wallis.

Con la finalidad de demostrar el comportamiento de cada especie ante las diferentes dosis del insecticida utilizado y ante el testigo, se procedió a realizar las pruebas correspondientes (KRUSKALL-WALLIS) obteniéndose los resultados que se expresan en el Cuadro 2 (S. frugiperda), Cuadro 3 (H. zea), Cuadro 4 (T. solanivora) y Cuadro 5 (P. operculella).

CUADRO 2. Comparación de la efectividad de cuatro dosis de thiodicarb aplicado a huevos de Spodoptera frugiperda, expresada en porcentajes promedio1 y desviación estándar.


Thiodicarb
(37.5%)

Huevos
Totales

Huevos
Infértiles

Huevos
Fértiles

Larvas
Vivas

Larvas
Muertas


150 g i.a./ha

2 491

2.4(2.2)a

87.7(8.1)a

0.0(0.0)a

10.0(7.4)a

200 g i.a./ha

2 140

3.1(3.1)a

91.9(4.3)a

0.0(0.0)a

5.0(3.0)a

250 g i.a./ha

2 573

3.8(3.0)a

89.2(8.0)a

0.0(0.0)a

7.0(6.0)a

300 g i.a./ha

2 706

3.4(3.2)a

90.5(5.7)a

0.0(0.0)a

6.1(3.4)a

Testigo

2 061

1.3(2.0)a

4.4 (3.5)b

94.3(5.2)b

0.0(0.0)b


1 Promedios en las columnas seguidos por la misma letra resultaron estadísticamente iguales, al 5% de significación, según Kruskall-Wallis.

CUADRO 3. Comparación de la efectividad de cuatro dosis de thiodicarb aplicado a huevos de Heliothis zea, expresada en porcentajes promedio1 y desviación estandard.


Thiodicarb
(37.5%)

Huevos
Totales

Huevos
Infértiles

Huevos
Fértiles

Larvas
Vivas

Larvas
Muertas


150 g i.a./ha

468

3.3(2.4)a

67.3(19.6)a

0.0(0.0)a

29.5(18.5)a

200 g i.a./ha

550

6.6(4.7)a

72.4(11.0)a

0.0(0.0)a

21.0(10.8)a

250 g i.a./ha

482

6.7(5.3)a

61.6(15.2)a

0.0(0.0)a

31.7(17.8)a

300 g i.a./ha

407

7.4(5.8)a

69.1(16.7)a

0.0(0.0)a

25.5(14.7)a

Testigo

433

5.2(3.4)a

6.9(5.5)b

87.9(7.3)b

0.0(0.0)b


1 Promedios en las columnas seguidos por la misma letra resultaron estadísticamente iguales, al 5% de significación, según Kruskall-Wallis.

 
CUADRO 4. Comparación de la efectividad de cuatro dosis de thiodicarb aplicado a huevos de Phthorimaea operculella, expresada en porcentajes promedio1 y desviación estandard.

Thiodicarb
(37.5%)

Huevos
Totales

Huevos
Infértiles

Huevos
Fértiles

Larvas
Vivas

Larvas
Muertas


150 g i.a./ha

164

1.8(2.9)a

1.8(2.9)a

96.5(5.4)a

0.0(0.0)a

200 g i.a./ha

165

2.5(5.5)a

3.3(5.1)a

94.2(8.0)a

0.0(0.0)a

250 g i.a./ha

165

2.0(3.4)a

2.3(5.2)a

95.7(7.4)a

0.0(0.0)a

300 g i.a./ha

165

2.3(3.0)a

1.0(2.1)a

96.7(4.4)a

0.0(0.0)a

Testigo

165

2.3(3.8)a

1.3(2.8)a

90.5(5.2)a

0.0(0.0)a


1 Promedios en las columnas seguidos por la misma letra resultaron estadísticamente iguales, al 5% de significación, según Kruskall-Wallis.

CUADRO 5. Comparación de la efectividad de cuatro dosis de thiodicarb aplicado a huevos de Tecia solanivora, expresada en porcentajes promedio1 y desviación estandard.


Thiodicarb
(37.5%)

Huevos
Totales

Huevos
Infértiles

Huevos
Fértiles

Larvas
Vivas

Larvas
Muertas


150 g i.a./ha

301

0.7(1.4)a

1.7(1.8)a

97.7(2.2)a

0.0(0.0)a

200 g i.a./ha

300

0.0(0.0)a

2.3(2.3)a

97.7(2.2)a

0.0(0.0)a

250 g i.a./ha

300

0.7(1.4)a

1.8(2.4)a

97.7(2.2)a

0.0(0.0)a

300 g i.a./ha

300

0.3(1.1)a

1.3(1.7)a

98.3(2.4)a

0.0(0.0)a

Testigo

300

0.7(2.1)a

1.0(1.6)a

98.3(2.4)a

0.0(0.0)a


1 Promedios en las columnas seguidos por la misma letra resultaron estadísticamente iguales, al 5% de significación, según Kruskall-Wallis.

En los cuadros se evidencian diferencias de respuesta dependiendo de la familia de Lepidoptera en consideración, salvo en lo que respecta a huevos infértiles, variable en la cual ninguna de las especies fue afectada por los tratamientos probados.

Para el caso de las especies Noctuidae (Cuadros 2 y 3) el efecto del insecticida como ovicida resultó muy marcado ya que si bien no hubo diferencias significativas entre las dosis utilizadas del producto, el efecto se evidencia cuando se compara el promedio de los porcentajes de huevos fértiles de ellas con el valor correspondiente al tratamiento testigo, estando la diferencia en el orden de 89.8 % contra 4.4 % en el caso de S. frugiperda y de 67.6 % contra 6.9 % en el de H. zea.

En las dos especies de Noctuidae no fue posible contabilizar larvas vivas en los tratamientos con el insecticida, contrastando notoriamente con el testigo que las presentó en porcentajes de 94.3 % (S. frugiperda) y 87.9 % (H. zea).

Al revisar las larvas muertas, S. frugiperda y H.zea no presentaron ninguna en el testigo, representando los porcentajes en los distintos tratamientos con el químico, la totalidad de las larvas que llegaron a nacer.

La situación se revierte cuando se considera a las especies de la familia Gelechiidae (Cuadros 4 y 5), para ambas, T. solanivora y P. operculella, el insecticida, sin importar la dosis, tuvo un efecto similar al testigo para todos los parámetros considerados, destacando su ineficacia, medida ésta en términos del promedio de los porcentajes de larvas vivas obtenidos en los tratamientos con las diferentes dosis de insecticida (97.8 % en el caso de T. solanivora y 95.7 % en el P. operculella) y adicionalmente evidente en virtud a la absoluta falta de Larvas Muertas en ambas especies.

CONCLUSIONES

El insecticida thiodicarb manifestó una diferencia en su efectividad, como ovicida y como larvicida, dependiendo de la familia de Lepidoptera en consideración.

Para Noctuidae se comportó como un insecticida extremadamente efectivo en pruebas de laboratorio con las especies S. frugiperda y H. zea, siendo su capacidad ovicida más alta en la primera de las nombradas, quizás por su característica postura en masas, e igualmente efectivo en las dos especies cuando fue evaluado en función a la mortalidad de las larvas que emergieron de los huevos tratados con el producto.

La mencionada efectividad se demostró en todas las dosis probadas lo que permite sugerir no solo el uso de la más baja, sino inclusive señalar la conveniencia de probar dosis menores.

Por el contrario, el producto resultó con un muy bajo valor ovicida y ninguna capacidad larvicida en las dos especies de Gelechiidae estudiadas (T. solanivora y P. operculella) por lo que resulta interesante indagar la razón biológica de este comportamiento de tolerancia al insecticida.

SUMMARY

Results of the ovicidal effectiveness of thiodicarb, when used against species of two families of Lepidoptera, are presented. In the case of Noctuidae, the product was notably effective on Heliothis zea and Spodoptera frugiperda. Againts Gelechiidae the results were different, being practically innocuous in the cases of Phthorimaea operculella and Tecia solanivora.

Key Words: thiodicarb, ovicide, Lepidoptera, Noctuidae, Gelechiidae.

BIBLIOGRAFÍA

BRADLEY, J.R. and A.M. AGNELLO. 1988. Comparative persistence of the ovicidal activity of thiodicarb, chlordimeform, and mhetomyl against Heliothis spp. (lepidoptera; Noctuidae) on cotton. J. Econ. Entomol. 81(2): 705-708.

SALKED, E.H. and C. POTTER. 1953. The effect of the age and stage of development of insect eggs on their resistance to insecticides. Bull. Entomol. Res. 44: 527-580.

SMITH, E.H. and E.H. SALKED. 1966. The use and action of ovicides. Ann. Rev. Entomol. 11: 331-368.

SIEGEL, S. 1970. Diseño experimental no paramétrico aplicado a las ciencias de la conducta. México. Editorial F. Trillas. 346 p.

STEEL, R.G.S. and J.H. TORRIE. 1980. Principles and procedures in statistics. A biometrical approach. New York. McGraw Hill Book Company. 633 p


^

Agronomía Tropical  >  Colección  >  Sumario > Volumen 45  >  Articulo