Agronomía Tropical  > Colección  >  Sumario Volumen 38  >  Articulo


Agronomía Tropical. 38(1-3): 73-84.1988

EVALUACION DE TIERRAS PARA EL CULTIVO DEL NARANJO. I. PRINCIPALES CARACTERISTICAS EDAFICAS QUE DETERMINAN LA APTITUD DE SUELOS PARA EL NARANJO1

Antonio Sánchez*, Luis Bascones** y Aníbal Rosales**

1 Parte de Tesis de Grado del primer autor para optar el título de 
Magister scientiarum, Fac. de Agronomía, Universidad
 Central de Venezuela.
*FONAIAP. Centro Nacional de Investigaciones Agropecuaria. 
Apdo. 4663, Maracay 2101, Venezuela,
 
** Universidad Central de Venezuela. Facultad de Agronomía.
 Apdo. 4679. Maracay 2101. Venezuela.

RECIBIDO: mayo 27, 1988


RESUMEN

Fue estudiado un grupo de suelos representativos de los valles altos de Carabobo y Yaracuy, en donde se siembra el naranjo. Se seleccionaron varios sitios de muestreo en los principales paisajes y en cada sitio se describió el perfil de suelo y se analizaron las características físicas y químicas por horizontes. Fueron, igualmente, realizadas evaluaciones del sistema radical y medición de la altura y diámetro de la copa de las plantas para estimar su potencial de producción. Una vez obtenido este conjunto de información se realizaron análisis de correlación para evaluar el grado de asociación entre el potencial de producción y distribución del sistema radical, buscar relaciones entre las propiedades y características de los suelos con la distribución o profundización del sistema radical. La información analizada permitió evaluar la influencia de las propiedades del suelo en el desarrollo de plantas de naranjo y establecer algunos criterios de aptitud de suelos para el cultivo en la región estudiada.

P.C.: Características edáficas, aptitud de los suelos, suelos para naranja, sistema radical

El trabajo se realizó en la región de los valles altos de Carabobo y Yaracuy, la cual es la principal zona citrícola del país. Según GONZALEZ (6), para 1980, en ella se ubicaba el 38% de la superficie cosechada de naranja, con un promedio de rendimiento de 20 t/ha que aun siendo baja supera el rendimiento nacional en un 20%.

En información presentada por SANCHEZ (12) se destaca que la región presenta temperaturas promedio que oscilan entre 22 y 24°C con un máximo alrededor de 28°C y un mínimo entre 17 y 19°C. Las precipitaciones varían entre 950 y 1 100 por año. En relación a las características edáficas, en sentido general, se aprecian dos grandes diferencias: un área de piedemonte con suelos desarrollados o pedogenizados pertenecientes a los órdenes Ultisol y Alfisol, otras áreas de fondos de valles y planicies con suelos de poco desarrollo pedogenético, pertenecientes a los órdenes Inceptisol, Entisol y Mollisol.

En general, las condiciones agroecológicas del área favorecen el cultivo. Sin embargo, los rendimientos bajos se atribuyen a que buena parte de los huertos de cítricos de la región están establecidos en suelos parcial o totalmente inadecuados para el cultivo (11). Dicha observación se basa en apreciaciones de carácter general, debido a que hay muy poca información edafológica en la zona como para evaluar el potencial de producción de los suelos para el cultivo, lo cual justificó la realización del presente trabajo, cuyos objetivos fueron los siguientes:

- Evaluar las características edáficas de los principales suelos donde se siembra

naranjo en la región.

- Medir las propiedades o características de los diferentes horizontes del perfil

de suelo, importantes para el crecimiento y desarrollo de las plantas de naranjo.

- Buscar relación entre la distribución y profundidad del sistema radical con las propiedades y características que deben ser evaluadas para interpretar la aptitud de los suelos para naranjo.

- Aportar información sobre el conjunto de características que deben ser evaluadas para interpretar la aptitud de los suelos para naranjo.

REVISION DE LITERATURA

El cultivo del naranjo es rentable cuando se maneja bien, pero requiere de altas inversiones antes de que empiece a retribuir beneficios, lo cual ocurre, generalmente, después de los cinco años de sembrado. Esto revela la importancia de la selección apropiada del área de siembra, para lo cual es determinante tener un buen conocimiento de las propiedades de los suelos que tienen influencia en el desarrollo de las plantas.

El desarrollo de las plantas de naranjo dependen, en gran medida, del crecimiento y extensión del sistema radical, de aquí que los factores que inciden sobre éste afectan la producción de la planta. CASTLE (3) considera que el desarrollo del sistema radical de los citricos, está fuertemente influenciado por las características físicas del suelo, además de los factores genéticos.

JONES y EMBLETON (7 ) señalan que las características físicas del suelo son las determinantes de la profundidad de enraizamiento de los cítricos, ya que la textura y la estructura de los diferentes horizontes del perfil determinan la porosidad, cuyos valores intrínsecos, además de la relación entre estratos, son los responsables del movimiento de agua y de aire en el suelo. Así mismo, varios autores (2, 7,16) han señalado que el buen drenaje es la condición más importante para el desarrollo radical de los cítricos.

Según MORIN (8) los suelos adecuados para cítricos deben permitir un máximo de eficiencia y producción, no deben presentar obstáculos al desarrollo radical en por lo menos un metro de profundidad y tener buena permeabilidad, sin llegar a ser excesiva.

ZIEGLER y WOLFE (16) señalan que los cítricos que se desarrollan en suelos profundos y de buen drenaje sustentan plantas bien desarrolladas, de buena producción y de larga vida; en cambio, cuando los suelos son pocos profundos y con deficiencias de drenaje las plantas crecen poco, son menos productivas y de vida corta.

La capacidad de aireación del suelo es de gran importancia en los cítricos, CASTLE (2) menciona que las raíces de estos cultivos tienen una demanda alto de oxígeno para su crecimiento y desarrollo y que cualquier restricción en su suplencia limita su actividad metabólica, lo cual se traduce en un desarrollo pobre de las plantas. Al respecto PATT et al. (9) consideran que cuando la capacidad de aireación del suelo está por debajo de 10% se convierte en limitante para el desarrallo de las raíces debido a la dificultad para la renovación de oxigeno y según STOLZY et al. (15), cuando la concentración de oxigeno en el suelo decrece a valores cercanos al 2% se paraliza el crecimiento radical.

MATERIALES Y METODOS

La zona de los valles altos de Carabobo y Yaracuy, tiene alrededor de 26 000 hectáreas de tierras planas y semiplanas con diferentes grados de adaptabilidad. En la zona se seleccionaron varios sitios de muestreo tomando en cuenta las formas y posiciones topográficas, cuyes superficies de terreno, según estudio realizado por COMERMA (5), están relacionadas con ciclos de formación de suelos y, por consiguiente, con las principales características edáficas.

Dentro de los paisajes de piedemonte y planicie aluvial, se seleccionaron nueve fincas con plantaciones de edades comprendidas entre 10 y 15 años y que hubiesen seguido un plan de manejo similar. Se trabajó con plantas de la variedad Valencia injertadas en naranjo cajero para poder cumplir con el requisito de edad de las plantaciones.

Los sitios de muestreo se seleccionaron tomando como base las variaciones topográficas del terreno dentro de la finca y el estado actual de las plantaciones, lo cual permitió hacer una estratificación por agrupaciones de suelos dentro de cada paisaje.

En cada sitio de muestreo se escogieron cinco plantas de naranjo y en el centro del área ocupada por ellas describió el perfil del suelo y sus características morfológicas (Fig. 1) de acuerdo a la metodología del Manual de levantamiento de Suelos del Soil Survey Staff (14). Para los estratos del perfil del suelo entre 0-15, 15-30, 30-60 y 60-90 cm se realizaron determinaciones de densidad aparente, tasa de difusión de oxígeno y porosidad de aireación, siguiendo la metodología propuesta por PLA (10).

Se realizó además, una evaluación del sistema radical de cada una de las plantas separando y sometiendo a secado en estufa las raíces menores de 2 mm cuyo peso seco se expresó en mg/dm3, de acuerdo a metodología señalada por SANCHEZ (1 3).

Finalmente, a cada una de las cinco plantas de las áreas de muestreo se le tomaron mediciones del diámetro y la altura de la copa para calcular su área lateral (Fig. 1 ) mediante la fórmula siguiente:

ALC = 3,1416 D . h

de donde:
ALC =. área lateral de copa
D = diámetro de la copa
h = altura de la copa

Esta fórmula, desarrollada por AUBERT, citado por AVILAN (1), asume que la copa de las plantas de cítricos es de forma más o menos redondeada y su cara externa adquiere la forma de un cilindro cuya superficie de revolución es posible calcular por la fórmula antes comentada.

CHANDLER (4) afirma que en las plantas de cítricos las flores se forman en pequeños racimos en las axilas de las hojas de la brotación precedente, o solitarias en las axilas de las hojas del brote que está terminando, por consiguiente, el área de producción se sitúa al borde de la copa y su magnitud es un indicador del potencial de producción de la planta.

Una vez obtenido este conjunto de información se realizaron análisis de correlación para evaluar el grado de asociación entre el potencial de producción y distribución del sistema radical y buscar relaciones entre las propiedades y características de los suelos con la distribución o profundización de las raíces.

RESULTADOS Y DISCUSION

1. Relación entre el área lateral de la copa y la distribución del sistema radical. Para evaluar el grado de asociación entre el área lateral de la copa (ALC), el cual es un índice del potencial de producción de la planta, y la distribución del sistema radical (extensión, profundidad y abundancia), so realizó un análisis de correlación con los datos de distribución de raíces menores de 2 mm expresados en peso seco y el ALC en m3, cuyos valores y codificación se presentan en el Cuadro 1.

Fig. 1. Esquema de distribución de la muestra y formas de muestreo.
Fig. 1. Esquema de distribución de la muestra y formas de muestreo.
 
 
CUADRO 1. Codificación y valores de las variables área lateral de copa y cantidad de raíces.

Peso seco de raíces (mg/dm3) de suelo


Area lateral de copa

Espesor en radio medio la copa (cm)

Espesor en borde de copa (cm)

 (m2)

0-15

15-30

30-60

60-90

0-15

15-30

30-60

60-90


Y

Xi

X2

X3

X4

X5

X6

X7

X8


50,08

378

593

189

109

381

456

168

169

64,71

540

312

456

137

414

339

353

193

72,71

200

201

180

331

348

330

193

202

64,90

594

501

276

180

498

419

283

238

61,82

471

521

175

95

380

446

141

178

52,30

351

209

103

217

381

390

422

331

33,99

490

152

64

47

267

198

65

66

28,87

476

179

9S

67

245

203

81

70

33,39

314

198

114

135

242

215

77

88

64,91

885

305

95

124

548

1026

218

135

58,96

651

279

127

150

513

612

134

146

56,15

417

303

123

149

477

213

139

176

31,88

396

47

59

57

263

59

81

54

45,71

408

432

111

115

209

200

123

93

28,81

198

117

55

69

201

57

82

52

66,67

345

297

248

162

581

142

179

222

57,68

944

510

124

112

540

378

112

136

23,91

603

176

57

38

266

164

41

23


 

Los coeficientes de correlación simple estimados se muestran en el Cuadro 2. Se puede observar que los valores mas altos de "r" están asociados a las variables X4,X5 y X8 lo c~ nos indica la importancia que tiene el área de exploración de las raíces entre 60 y 90 cm de profundidad del suelo para el desarrollo de la planta, tanto para la posición de radio media de la copa para el borde de la misma, los mismo que el espesor de 0-15 cm en el borde de la copa.

 
CUADRO 2. Coeficientes de correlación (r) entre el contenido de raíces a diferentes posiciones y profundidades en el perfil y el área lateral de copa.

Area lateral de copa

Espesor en radio medio de copa(cm)

Espesor en borde de copa(cm)


0-15

15-30

15-30

6-90

0-15

15-30

30-60

60-90

(X1)

(X2)

(X3)

(X4)

(X5)

(X6)

(X7)

(X8)


0,217

0,537

0,630

0,718**

0,793**

0,567

0,621

0,764**


** alta significación.


2. Relación entre el contenido de raíces y características seleccionadas de suelo.

Los resultados del análisis de correlación entre el conjunto de características del suelo (Cuadro 3), medidas a varios profundidades en el perfil, y el peso seco de raíces, contenido en columnas de suelos con área basal de 44,18 cm2 y con varios longitudes en diferentes posiciones en el perfil, se presentan en el Cuadro 4.

Al observar la matriz de correlación (Cuadro 4) resultante del análisis se destaca que las variables del suelo que tienen un grado de asociación con el de raíces, a diferentes posiciones y profundidades en el perfil, son los cromas de dos o menos (colores grises), la clase de drenaje interno del perfil, la porosidad de aireación, la tasa de difusión de oxígeno, la presencia de grietas, la densidad aparente y el contenido de arcilla. Por el contrario, el pH, el contenido de materia orgánica y el matiz húmedo (componente del color) presentaron muy baja correlación.

Es importante señalar que el croma de dos o menos presenta una correlación negativa significativas en el contenido de raíces a partir de 15 cm de profundidad del suelo (X12, X13,, X14 y X15)y la densidad aparente después de los 30 cm (X27 y X28).

Sin embargo, la porosidad de aireación, la tasa de difusión del oxígeno, el contenido de arcilla y el agrietamiento del perfil presentan correlaciones significativas al 1 % o 5% desde la superficie del suelo, con los valores más altos en los tres primeros estratos. Debe hacerse notar también que el tipo y grado de estructura resultó significativo al 5% a las profundidades de 0-15 y 1-5-30 cm (X21 y X22)y sólo para el contenido de raíces en los primeros 15 cm del suelo al borde de la copa (Y3 ); aun cuando también resultaron significativos para cantidades de raíces en columnas de suelo de 0-90 cm y 30-90 cm al borde de la copa (Y,-Y4), cuando el análisis se hace para un 90% de probabilidad.

Los resultados del análisis indican una asociación estrecha entre las propiedades físicas del suelo y el desarrollo de las plantas de naranjo. Esto corrobora las observaciones de JONES y EMBLETON (7), quienes consideran que las características físicas del suelo son determinantes de la profundidad de enraizamiento de los cítricos. Los mismos autores señalan que la textura y la estructura de los diferentes horizontes determinan la porosidad, la cual es responsable del movimiento del agua y del aire y, por consiguiente, del drenaje del suelo, que es la condición más importante para el desarrollo de las plantas.

 
CUADRO 3. Identificación de las variables de suelo utilizadas.

X1 = %de arcilla 0-15 cm

X23 =Tipo y grado de estructura a 30-60an

X2 = %de arcilla 15 - 30 cm

X24 = Tipo y grado de estructura a 60 -90 cm

X3 = %de arcilla 30- 60 cm

X25 = Densidad aparente a 0 - 15 cm

X4 = %de arcilla 60 - 90 cm

X26 = Densidad aparente a 15 - 30 cm

X5 = %de arcilla 90 - 120 cm

X27 = Densidad aparente a 30 - 60 cm

X6 = Matiz húmedo a O - 15 cm

X28 = Densidad aparente a 60 - 90 cm

X7 =' Matiz húmedo a 15-30cm

X29 =Tasa de difusión de oxígeno a 0-15cm

X8 = Matiz húmedo a 30-60cm

X30 =Tasa de difusión de oxígeno a 15-30cm

X9 = Matiz húmedo a 60-9Ocm

X31= Tasa de difusión de oxígeno a 30-60cm

X10 = Matiz húmedo a 90-120cm

X32 = Tasa de difusión de oxígeno a 60-90cm

X11, =Cromas de 2 o menos a 0 - 15 cm

X33 = Porosidad de aireación a 0 - 15 cm

X12 = Cromas de 2 o menos a 15-30cm

X34 = Tasa de difusión de oxígeno a 15-30cm

X13=' Cromas de 2 o menos a 30-60cm

X35 = Tasa de difusión de oxígeno a 30-60cm

X14 = Cromas de 2 o menos a 60-90cm

X36 = Tasa de difusión de oxígeno a 60-90cm

X15 = Cromas de 2 o menos a 90-I20cm

X37 =Reacción del suelo (pH) a 0-15cm

X16 = Drenaje interno del perfil

X38 = Reacción del suelo(pH) a 15 - 30 cm

Xl7 =Grietas a 0-15cm

x39 = Reacción del suelo (pH) a 30-60cm

X18 = Grietas a 15-30cm

X40 = Reacción del suelo(pH)" 60-90cm

Xl9 = Grietas a 30-60cm

X41 = Reacción del suelo (pH)" 90-120cm

X20 = Grietas a 60-90cm

X42 = % de materia orgánica a 0-15cm

X21 = Tipo y grado de estructura 0 - 15 cm

X43 = % de materia orgánica a 15 - 30 cm

X22= Tipo y grado de estructura 15 - 30 cm

X44= % de materia orgánica a 30 - 60 cm


 
 
CUADRO 4. Coeficientes de correlación (r) entre el peso seco de las raíces y las características del suelo seleccionadas.

Y1

Y2

Y3

Y4

1

2

3

4


Y1

1

1,0000

Y2

2

0,7645

1,0000

Y3

3

0,6988

0,7527

1,0000

Y4

4

0,8863

0,5788

0,5141

1,0000

X1

5

-0,5142*

-0,4405

-0,4755**

-0,5742*

X2

6

-0,5470*

-0,4074

-0,3249

-0,6192**

X3

7

-0,5371*

-0,3880

-0,2263

-0,6732**

X4

8

-0,4451

-0,3879

-0,1716

-0,5743*

X5

9

-0,4622*

-0,3675

-0,2267

-0,6135

X6

10

-0,1973

-0,3982

-0,1833

-0,2120

X7

11

-0,0515

-0,3103

0,1600

-0,1377

X8

12

-0,2226

-0,3648

0,0531

-0,2940

X9

13

-0,1111

-0,2612

0,1489

-0,1984

X10

14

-0,2486

-0,4309

0,0132

-0,3081

X11

15

-0,3123

0,3107

-0,3401

-0,3065

Xl 2

1 6

-0,4573*

-0,4220

-0,4858*

-0,4539*

Xl3

17

-0,5949**

-0,5222*

-0,5831 **

-0,5915**

Xl4

18

-0,6337**

-0,5108*

-0,6663**

-0,6102**

X15

19

-0,5044*

-0,4663*

-0,5496*

-0,5216*

Xl6

20

0,6687**

0,5659*

0,5712*

0,7462**

X17

21

-0,6092**

-0,5547*

-0,5779*

-0,5659*

X18

22

-0,6797**

-0,5895**

-0,7144

-0,6331 **

X19

23

-0,2029

-0,1704

-0,2583

-0,1859

X20

24

0,0000

0,0000

0,0000

0,0000

X21

25

-0,3850

-0,3215

-0,5421 *

-0,3636

X22

26

-0,4107

-0,3759

-0,4606*

-0,4375

X23

27

-0,3023

-0,1342

-0,3683

-0,2283

X24

28

-0,1036

0,1086

-0,0751

0,0004

X25

29

0,3058

0,3310

0,4330

0,3024

X26

30

0,2608

0,1692

0,2810

0,2891

X27

31

0,4683*

0,4839*

0,1924

0,6012**

X28

32

0,4613*

0,5300*

0,2459

0,5664*

X29

33

0,5187*

0,6168**

0,6087**

0,4601*

X30

34

0,7979**

0,8003**

0,7066**

0,7715**

X31

35

0,6178**

0,6023**

0,4488

0,6862**

X32

36

0,3982

0,3557

0,1666

0,5156*

X33

37

0,5328*

0,4627*

0,4657*

0,6230**

X34

38

0,5804**

0,6565**

0,5294*

0,5901**

X35

39

0,4557*

0,4075

0,2541

0,5122**

X36

40

0,1793

0,1654

0,0054

0,2581

X37

41

-0,2099

-0,1067

-0,1176

-0,2140

X38

42

-0,4224

-0,3101

-0,2316

-0,4718*

X39

43

-0,3418

-0,2686

-0,1287

-0,4195

X40

44

0,1604

0,1528

-0,1951

0,2760

X41

45

0,1618

0,1403

-0,2019

0,3217

X42

46

0,1482

0,1853

-0,1763

0,3202

X43

47

0,1145

0,1243

-0,2480

0,2654

X44

48

0,1603

0,17l4

-0,1992

0,3200


(*) . Significación al 5%; (**) = Significación al 1%

Y1 = Peso seco de raíces en columna de suelo de 0 - 90 cm al borde de la copa.

Y2 = Peso seco de raíces en columna de suelo de 0 - 90 cm en el radio medio de la copa.

Y3 - Peso seco de raíces en columna de suelo de 0 - 15 cm al borde de la copa.

Y4 - Peso seco de raíces en columna de suelo de 30 - 90 cm al borde de la copa.

 

CONCLUSIONES

- Del conjunto de propiedades y características edáficas evaluadas, las propiedades físicas fueron las que resultaron determinantes del desarrollo o potencial de producción de las plantaciones de naranjo en la región.

- El desarrollo de la planta está íntimamente relacionado con la profundización y distribución del sistema radical. E1 área o volumen de exploración del suelo entre 30 y 90 cm de profundidad son determinantes para el buen desarrollo de la planta.

- Las características del suelo que más importancia tienen en el enraizamiento y, por consiguiente, en el desarrollo de la planta, son las relacionadas con el movimiento de aire y agua en el perfil, entre ellas se destaca la interacción textura y estructura de los diferentes horizontes del perfil.

- La textura y la estructura, analizadas conjuntamente con el color de los diferentes horizontes del perfil, permiten interpretar las condiciones de drenabilidad del suelo para el cultivo.

- La presencia de colores grises (valores mayores que 3 y cromas de 2 ó menos) evaluados a través de la Carta Munsell de colores, son indicativos de deficiencias de drenaje del suelo y cuando se presentan antes de 90 cm de profundidad son limitantes para el buen desarrollo de la planta.

SUMMARY

The research project was carried out in the high valleys of Carabobo and Yaracuy, where representative soils in the region in which oranges are planted were studies. Several sampling sites were selected for the principal landscapes. Soils at each sampling site were described in terms of their horizon properties. Soil samples from horizons were analyzed for physical and chemical properties. The plant root system was evaluated at each site. The production potential was estimated by using the plant height and the canopy diameter. Correlation analysis were carried out to assess the association between plant production potential and root distribution, as well as between sail properties and root distribution. Results from the analysis allowed to assess the contribution of soil properties on plant development and establish criteria to evaluate soil capability for orange plant in this region.

K.W.: Soil characteristics soil aptitude orange root system.

BIBLIOGRAFIA

AVILAN, L. El índice de fructificación en frutales perennes. Agronomía Tropical 30(6):147-157. 1980.

CASTLE, W. The effect of depth of rooting on citrus root structure and water absorption. Gainesville, USA. PhD. Dissertation. University of Florida. 152p. 1974.

CASTLE, W.S. Citrus root systems: their structure function, growth and relationship to perfomance. Proc. Int. Citriculture 62-66.1978.

CHANDLER, W. Frutales de hojas perennes. Trad. de la 2da. edc. por L. de Loma. México. UTHEA. 1962. 666 p.

COMERMA, J. Pedogénesis de dos asociaciones de suelo en Nor-Centro de Venezuela. Agronomía Tropical 18(1):3-35.1968.

GONZALEZ, C.E. E1 proceso agroindustrial de la naranja en los valles altos de Carabobo y Yaracuy. Maracay, Venezuela. Facultad de Agronomía. Comisión de Estudios para Graduados. Postgrado en Desarrollo Rural.1982.128 p.

JONES, W. and T. EMBLETON. Soils, sail management, and craver crops. In: The Citrus Industry, vol. 3:98-100.1973.

MORIN, G.H. Cultivo de cítricos. Lima, Perú. Stadium. L9j ~. 579 p.

PATT, J.; D. CARMELI and J. ZAFIR. Influence of sail physical condition no root development and productivity of citrus trees. Soil Sc. 102:82-84. 1966.

PLA, I. Metodología para la caracterización física con fines de diagnóstico de problemas de manejo y conservación de suelos. , Venezuela. Universidad Central de Venezuela. Facultad de Agronomía.1977.111 p.

SALIBE, A. La citricultura venezolana. Cagua, Venezuela. Fundación Servicio para el Agricultor.1973.30 p.

SANCHEZ S., A. Unidades agroecológicas de los valles altos de Carabobo. Maracay, Venezuela. Centro Nacional de Investigaciones Agropecuarias.1983. 8 p. (Informe y mapa).

SANCHEZ, A. Evaluación de las características edáficas que determinan la aptitud de suelos para naranja en un área de los valles altos de Carabobo y Yaracuy. Maracay, Venezuela. Universidad Central de Venezuela, Facultad de Agronomía. Postgrado de Suelos.1984.71 p.

SOIL SURVEY STAFF. Manual de levantarniento de Suelos. Trad. por Juan C. Castillo. Caracas, Venezuela. Ministerio de Agricultura y Cría.1965. 646 p.

STOLZY, l.; J. LETEY; T. SZUSKIEWICZ and O. LUNT. Root growth and diffusion rates as functions of oxygen concentration. Soil Sci. Soc. Am. Proc. 25:463-467.1967.

ZIEGLER, l.W. and H.S. WOLFE. Citrus growing in Florida, Gainesville. The University Press of Florida.1975.248 p.


^

Agronomía Tropical  > Colección  >  Sumario Volumen 38 Articulo