Agronomía Tropical  >  Colección  >  Sumario Volumen 32  >  Articulo

Agronomía Tropical. 32(1-6): 195-209. 1982

SISTEMAS DE PLANTACION 
DE ALTAS DENSIDADES EN AGUACATE

L. Avilán R.* y J. Ciurana**

* FONAIAP. Centro Nacional de Investigaciones Agropecuarias
  Aptdo. 4653. Maracay 2101.  Venezuela
** Técnico frutícola de la empresa privada.

Recibido: Septiembre 29, 1981.


INTRODUCCION

El aguacate es una de las especies de mayor importancia económica dentro de la fruticultura nacional, sin embargo, en los últimos años, la superficie de siembra se ha venido reduciendo paulatinamente, pasando de 10 923 ha en 1975 a 9 890 ha en el año de 1978 (21).

De igual forma, durante este periodo los rendimientos promedios por unidad de área han disminuido de 4,3 t/ha a 3,7 t/ha, respectivamente. Entre los factores que han influido en esta situación se encuentran el empleo de plantas no muy rendidoras y de frutos de poca calidad, la utilización de poblaciones de baja densidad y la implantación de los huertos en suelos no apropiados, aspecto que además de influir en los bajos rendimientos acorta la longevidad de las plantas y facilita la presencia de enfermedades entre ellas la pudrición de la raicillas, ocasionada por Phytophthora cinnamomi Rands (18, 26, 27, 29), enfermedad asociada a la presencia de elevados niveles de humedad en los suelos (17) y la "muerte regresiva de las ramas", cuyo agente causal es la Botryodiplodia theobromae Pat (27).

GONZALEZ y PERALTA (14), al establecer la prospección del consumo de frutas tropicales para satisfacer al 75 % de la población estimada para el año 1985 en el país, indican en relación al aguacate una producción necesaria de 130 043 t, incluyendo el 30 % por concepto de desperdicios.

La tendencia actual que presenta el cultivo, en relación a la superficie de siembra y los rendimientos por unidad de área, permiten preveer que la situación se hará más critica con el pasar de los años, por ello se hace necesaria la adopción de nuevas técnicas de cultivo, como el establecimiento de altos densidades de población, para incrementar los actuales rendimientos por unidad de área y así poder satisfacer, en parte, el elevado déficit de producción existente.

La finalidad del presente trabajo fue la evaluación de los aspectos agronómicos y económicos que presenta el cultivo del aguacate en función de los diferentes marcos o sistemas de plantación empleados por los agricultores en la Región Central del país.

REVISION DE LITERATURA

Se ha señalado que la vida productiva de las plantas de aguacate está entre los 10 - 18 años de edad (15). GAILLARD et al. (12) afirman que la vida productiva de una plantación es de 15 a 25 años, obteniéndose la primera cosecha a los 3 ó 4 años. La etapa de plena producción la ubican a los 8 años de edad. BROM y CARVALLO (8) establecen para la planta tres grandes periodos: a) Crecimiento, correspondiente a la planta joven en el vivero, donde pasa los primeros 18 a 24 mesas de su vida, hasta que es trasladada a su lugar definitivo en el campo. b) "Ensaye" período con duración de 3 a 5 años, época en la que se producen las primeras floraciones y fructificaciones. c) Producción, periodo entre el quinto y el octavo año y d) Plena producción, entre los echo y quince años de la planta.

Los trabajos realizados por- SALAZAR et al. (28) indican que los mayores rendimientos fueron obtenidos entre el cuarto y séptimo año de la plantación, siendo este último el mejor. A partir de este año señalan que la producción comenzó a decaer debido al ataque de plagas, agregando los autores que el peso de los frutos se vio afectado por la edad de las plantas; en los primeros años hubo mayor peso en los frutos debido a la poca producción y mayor follaje.

En el Cuadro 1 se recogen los rendimientos (número de frutos/planta), a través de los años, de algunas variedades en tres diferentes países inclusive de Venezuela.

El estudio sobre el comportamiento de las variedades en el país (11) indica que existen variedades cuyos rendimientos por plantas son superiores a los 125 kg, nivel de rendimiento considerado por MALO (19) como bueno. Es importante destacar que gran parte de la superficie de siembra del cultivo está constituida por árboles utilizados como sombra de las plantaciones de café y cacao, provenientes en su mayoría de plántulas de pobre calidad (18).

VUILLAUME et al (3), en relación a los rendimientos obtenidos en la Estación de Bassin-Martin, indican como las más productivas a la Booth-8

Hall y Lula en el séptimo año, con una media de producción de 70 kg por planta, habiéndose obtenido cosechas de más de 200 kg en las variedades Booth y Hall. Entre los principales problemas que se registran en la Estación señalan la presencia de la Phytophthora cinnamomi, la cual ha afectado sensiblemente parte de la colección. Tratamientos a base de etil fosfito de aluminio han permitido controlar esta enfermedad. Un nuevo producto conocido como "metalaxyl" también ha resultado satisfactorio.

FIGUEROA y HADDAD (11) indican que en el huerto del CENIAP, Maracay, existió un elevado número de plantas muertas y asocian este hecho a la presencia del hongo ya antes citado, lo cual ha traído como consecuencia un continuo reemplazo de las plantas en la colección. RONDON y FIGUEROA (26, 27) señalan que las enfermedades, especialmente la pudrición de las raicillas causada por la Phytphothora y la "muerte regresiva de las ramas", cuyo agente causal es Botryodiplodia theobromae Pat, son los principales factores razón por la cual tanto la superficie de siembra como los rendimientos por hectárea se han venido reduciendo paulatinamente años tras años a nivel nacional.

HODGSON (16) indica que todas las "razas" de aguacate exigen suelos bien drenados, cuya profundidad sea al menos de un metro. En suelos mal drenados las plantas presentan un ciclo de vida muy corto, siendo susceptibles a la pudrición radical causada por Phytophthora cinnamomi Rands COMERMA y PAREDES (9) encontraron que en Venezuela la mayoría de las tierras están limitadas en orden de importancia de acuerdo a su extensión por las siguientes razones: excesivo relieve (44 %) bajo fertilidad natural (32 %), falta de drenaje (18 %) y aridez (4 %). AVILAN et al. (7), al seleccionar las áreas potenciales para el desarrollo del aguacate en el país, tomando como base las exigencias edáficas y climáticas del cultivo (4), localizan la mayoría de las mismas en áreas ubicadas en el Norte.

En líneas generales, independientemente de las localidades y variedades seleccionadas, se observe que la vida productiva de las plantas alcanza sus mayores niveles alrededor de los 6 a 8 años, edad a partir de la cual los rendimientos se mantienen en un aceptable nivel en relación a lo anteriormente obtenido, o decaen acentuadamente como consecuencia de las enfermedades de acuerdo a lo citado por los diferentes autores ya antes mencionados

La distancia de siembra y por ende la densidad de población depende, entre otros factores, de la variedad, tipo de suelo y de las características climáticas de la región. En el país, la distancia de siembra mas comúnmente recomendada es la de 8 m x 8 m, bien sea utilizando el sistema cuadrado (156 plantas/ha) o en tresbolillo (179 plantas/ha) (20, 23).

MALO (19) indica que en lugares altos (500 a 800 m.s.n.m.) es recomendable el marco de siembra de 5 x 5 m (400 plantas/ha) o 5 x 6 m (333 plantas/ha), si el suelo es muy fértil profundo y bien drenado. En medianas alturas (200 a 500 m.s.n m) un marco de siembra de 6 x 6 m (277/plantas/ha) y en zonas bajas 6 x 7 m (237 plantas/ha) es suficiente. Indica, además, que el aguacatero tiende a crecer más cuanto más baja sea la altura de la localidad.

GAILLARD et al. (12) aconsejan para la zona tropical húmeda la utilización de distancias de 10 x 10 m (100 plantas/ha) para las variedades Pollock, Lula, Booth-8 y Hall. Para variedades de desarrollo más débil o de porte más erguido como la Collinson y Taylor plantarlos a 10 x 8 m. Las variedades como la Lula y Tonnage pueden ser sembradas a 8 x 8 m (156 plantas/ha) ó 8 x 10 m (125 plantas/ha) ó 9 x 7 m (150 plantas/ha)

Los sistemas de plantación tendientes a obtener la máxima producción durante los primeros años después de la plantación, están siendo sugeridos por algunos investigadores como PLATT et al. (25), en California la plantación se inicia con 345 plantas/ha y luego mediante eliminación programada en el tiempo de arboles, paulatinamente va pasando a 172 plantas/ha, 86 plantas/ha y finalmente a 43 plantas/ha.

MATERIALES Y METODOS

Este trabajo está basado en observaciones de campo realizadas en huertos comerciales, ubicados en la zona central del país, región caracterizada como bosque húmedo premontano (10) que tiene como límites climáticos generales un promedio anual de precipitación entre 1 000 y 2 000 mm y una temperatura media anual de 18°C a 24°C

En árboles en producción, de diferentes edades, fueron realizadas observaciones sobre altura, diámetro inferior de la cope, distancia entre planta, rendimiento por planta expresado en número de frutos, peso promedio de los frutos.

La estimación de la superficie de producción por planta se estableció empleando como figura geométrica representativa de la copa de la planta la del cilindro (5), cuya superficie lateral es π dh.

Los costos y valor de la producción por hectárea fueron calculados tomando como base los costos de producción determinados por GOMEZ et al. (13) para aguacate, cultivado bajo condiciones de riego y la región central del país, y los precios recibidos por el agricultor para el mismo año de 1975 (22).

RESULTADOS Y DISCUSION

En el Cuadro 2 se presenta la información sobre las observaciones realizadas en las siembras comerciales del Estado Yaracuy, localizadas a 850 m s.n.m., de las variedades Choquette y Caja seca, esta última proveniente de una localidad ubicada en el Sur del lago de Maracaibo

CUADRO 2. SUPERFICIE LATERAL DE PRODUCCION PROMEDIO (pi* Dh) DE ARBOLES DE SEIS AÑOS DE EDAD PLANTADOS EN TRESBOLILLO, A 6 m ENTRE SI ( 319 Plantas/ha).


VARIEDAD

No. ARBOL

ALTURA PLANTA

RADIO INFERIOR COPA (m)

SUPERFICIE LATERAL

   

(m)

 

m2


Caja seca

1

5,75

2,0

72,2

 

3

5,70

3,0

107,4

 

4

7,00

2,0

87,9

 

5

4,60

1,5

43,3

 

7

7,00

2,5

109,9

 

PROMEDIO

6,01

1,8

84,1

         

Choquette

2

6,50

2,5

102,1

 

6

7,00

2,0

87,9

 

8

6,00

2,0

75,3

 

9

6,00

2,5

94,2

 

PROMEDIO

6,37

2,25

89,8


Las plantas de la variedad Caja seca se caracterizan por presentar una altura promedio de 6 m y un radio de copa de 1,8 m, a la edad de seis años, lo cual implica una superficie de producción por planta o copa de 84 m2. La variedad Choquette presenta un comportamiento bastante similar en lo relativo a la altura de las plantas, aunque el radio de copa es ligeramente superior (2,25 m) siendo la superficie de producción promedio de 89,8 m2

Tomando en cuenta que la distancia entre plantas es de 6 m y el sistema de plantación en tresbolillo (319 plantas/ha), se establece una superficie de producción de 27 721 m2 por unidad de explotación empleando el valor promedio de las dos variedades (86,9 m2) los rendimientos promedios obtenidos en las plantas, a los cuatro y seis años de producción, fueron de 16 y 51 kg, respectivamente.

En el Cuadro 3 se presenta una comparación de la superficie de producción y de los rendimientos obtenidos entre las plantaciones de alto densidad y los sistemas tradicionales en tresbolillo y cuadrado.

CUADRO 3. SUPERFICIE DE PRODUCCION (1) Y RENDIMIENTO ( kg/ Planta) EN PLANTACIONES DE AGUACATERO BAJO SISTEMAS DE PLANTACION DE ALTA DENSIDAD Y TRADICIONAL (a y b)

     

PRODUCCION kg/ha

SISTEMAS

No. PLANTAS

SUPERFICIE PRODUCCION m2 (1)

4 años (2)

6 años (3)


Alta densidad

319

27 721

5 104

16 269

Tradicional

(a) 179

15 555

2 864

9 129

 

(b) 156

13 556

2 496

7 956

...........

Diferencia

(a) 140

12 166

2 240

7 140

 

(b) 163

14 165

2608

8313


  1. Tomando como b&se la superficie lateral de un cilindro (AVILAN,3).

  2. Rendimiento promedio de 16 kg/planta.

  3. Rendimiento promedio de 5,1 kg/planta.

  4. Alta densidad menos sistemas tradicionales

  5. Tresbolillo.

  6. Marco real.

En relación al sistema de plantación tradicional en tresbolillo, los parámetros número de plantas, superficie de producción y rendimientos por hectárea calculados fueron 1,7 veces inferiores a los determinados en el sistema de alto población, diferencia que en relación al sistema de plantación en marco real o cuadrado se acentúa macho más por tener este último una población que representa el 48 % de la contenida en la de alto densidad

De acuerdo a los rendimientos por planta obtenidos por SALAZAR et al (28) y VUILLAUME et al. (30), los mayores niveles de producción se alcanzan entre los 6 y 7 años, edad a partir de la cual los rendimientos decaen.

Si a este hecho le agregamos lo indicado por MALO (19) en relación a que las plantas después de los cinco años son más susceptibles a los ataques de Phytophthora cinnamomi, factor limitante señalado por varios investigadores (18, 26, 27, 29) como el mayor responsable de los bajos rendimientos y las elevadas pérdidas de plantas, la utilización de altos poblaciones se justifica

La eficiencia evidenciada a través de la relación entre el elevado número de frutos producidos y el tamaño de las plantas en sus primeros años de vida, son aprovechados a nivel de cada unidad de explotación mediante el incremento del número de individuos bajo cultivo en el sistema de altas poblaciones, hecho que económicamente aunque involucra una mayor inversión inicial redunda a corto plaza en un mayor nivel de ingresos para el agricultor, como puede observarse en el Cuadro 4.

CUADRO 4. COSTOS DE PRODUCCION Y VALOR DE LA PRODUCCION DE UNA HECTAREA CALCULADOS EN BOLIVARES (BS.) DE AGUACATES PLANTADOS EN LOS SISTEMAS TRADICIONAL ( 156 Plantas/ha ) Y DE ALTA POBLACION (319 Plantas/ha).

 

COSTOS DE PRODUCCION (1)

       

SISTEMA

FUNDACION

MANTENIMIENTO

PRODUCCION

VALOR DE LA PRODUCCION (2)

DIFERENCIA

   

2do al 4to. AÑO

 

4 AÑOS

6 AÑOS

4 AÑOS

6 AÑOS


Tradicional

4 964

1 561

2 205

2 909

9 273

704

7 068

Alta población

9 223

3122

4 410

5 949

18 964

1 539

14554


(1) GOMEZ et al. /i37
(2) Tomando como base los precios a nivel de productor para 1975 (22):100 unidades a Bs. 102
Nota: El peso promedio de los frutos de la variedad Choquette.
Peso promedio empleado para los cálculos por fruto, 875 g.

Los costos de fundación de una hectárea de alto densidad de población (319 plantas/ha) representan, en relación al sistema tradicional (156 plantas/ha), el doble de la inversión de capital, sin embargo, puede apreciarse que el nivel de ingresos por concepto de la producción generada es suficientemente elevado en los primeros 6 años de edad de la plantación, permitiendo así al productor una rápida amortización de los capitales invertidos

AUBERT (2) señala que la arboricultura moderna está orientada cada vez más hacia soluciones tendientes a favorecer la precocidad de la fructificación, tratándose de asegurar así un retorno mas rápido de los capitales invertidos.

Es importante destacar que la implementación de estos sistemas de alto densidad de población exige, en contraposición, la adopción de ciertas técnicas como la poda, de muy poca difusión en nuestro media, así como también la eliminación programada de árboles a corto y mediano plaza, con el objeto de reducir la competencia entre las plantas

En el Gráfico 1 se muestran las determinaciones realizadas en relación al diámetro media de la copa que presentan los árboles de la plantación antes mencionada, los cuales presentan aparentemente un entrecruzamiento entre la copa de los arboles Observaciones referentes a la ubicación de la mayoría de las ramas con frutos, las cuales se establecen hacia las partes más elevadas de la planta, indican una respuesta a la falta de luz en los estratos inferiores de la misma, situación que el agricultor ha tratado de subsanar mediante la eliminación de algunas Plantas como se indica en el Gráfico

Gráfico 1.- SISTEMA DE PLANTACION EN TRESBOLILLO A 6 m ENTRE SI EDAD 6 AÑOS.
Gráfico 1.- SISTEMA DE PLANTACION EN TRESBOLILLO A 6 m ENTRE SI EDAD 6 AÑOS.

Esta operación de eliminación de plantas debe realizarse bajo una preestablecida y adecuada planificación, de no ser así la eficiencia de la operación puede ser muy baja, agravándose la situación del plantel. La polinización cruza da entre las variedad es complementarias debe estar siempre garantizada. La eliminación al azar de algunos árboles, como se puede apreciar en el Gráfico 1, parece no ser muy efectiva, pares ello solamente ha favorecido a las ramas que permanecen en un sector de la copa y no a la totalidad de las copas de las plantas El sistemas de plantación en tresbolillo no es el más adecuado para sistemas que consideran una plantación variable en el tiempo El sistema de plantación en cuadrado, sugerido por PLATT et al. (25) en aguacate y AUBERT (2) en mango, parece ser el mejor adaptado a esta modalidad de sistemas de plantación.

Las observaciones de campo realizadas en plantaciones localizadas a 750 m.s.n.m., donde se están empleando 8 m de distancia entre las hileras y 4 m en la hilera (Gráfico 2), utilizando las variedades Choquette y Catalina o la combinación de Choquette, Caja seca y Catalina a los 6. años de edad, al parecer constituye un sistema de plantación o de tecnología intermedia muy adecuado para las condiciones del país.

Gráfico 2. SISTEMA DE PLANTACION DE 8 x 4 m A LOS 6 AÑOS EDAD
Gráfico 2. SISTEMA DE PLANTACION DE 8 x 4 m A LOS 6 AÑOS EDAD

 

AVILAN et al. (6) señalan en relación a la implementación de un sistema de alta población en el país que debe ser considerado el nivel "cultural" del agricultor, entendiéndose como tal, el conocimiento te las técnicas agrícolas que debe poseer el agricultor en relación al manejo del cultivo.

E:1 sistema de plantación antes descrito (8 m x 4 m) establece una población inicial de 312 árboles/ha, la cual constituye una posición intermedia en relación a la población sugerida por PLATT et al. (25) de 343 árboles/ha y las poblaciones tradicionales empleadas en el país (156 árboles/ha). Después de los echo años se prevee la eliminación de las plantas de la variedad Catalina, quedando la plantación final a 8 x 8 metros entre sí ó de 156 árboles/ha. La variedad Catalina, por su conformación de copa, un tanto cerrada en relación a las variedades Choquette y Caja seca, permite su empleo entre hileras por un buen período de tiempo. Este aspecto pone en relevancia la importancia de una buena selección de las variedades para una adecuada implementación de las altos densidades.

Vale la pena destacar el hecho que los rendimientos promedios observados en los árboles de la variedad Catalina fueron de 28 frutos/plantas, lo cual representa, en relación a un sistema tradicional de plantación de 8 x 8 m, una producción adicional de 4 368 frutos/ha. Las implicaciones económicas son muy similares al sistema de plantación ya antes comentado

El sistema descrito, aunque involucra una mayor población, no exige una ajustada planificación en el tiempo como los sugeridos por PLATT et al. (25) facilitándose así su adopción por parte de los agricultores . Como acertadamente señala PEREZ (24),el tamaño o complejidad de una operación no permite a veces al agricultor de pocos recursos el uso de tecnología sofisticada pero si le es posible adaptar una tecnología intermedia

ALVAREZ de la PEÑA (1) sugiere plantar a 6 x 6 m ó 6 x 7,5 m y luego realizar los aclareos necesarios señalando que con ello se consigue, además de los altos rendimientos por unidad de superficie, disminuir los gestos por control de males hierbas.

Conjuntamente con la adopción de elevadas densidades de población, se deben además incentivar la adopción de mejores técnicas como son, entre otras, la siembra de variedades de altos rendimientos y buena calidad.

En el país existen recomendaciones para facilitar la polinización cruzada de la siembra intercalada de las variedades Pollock con Simmonds, Catalina o Russell y las variedades Choquette e Itzama con Monroe, HalI, Tonnage y Winlowson.

Algunos investigadores (31) recomiendan, como regla general, la siembra alternada de 2 filas de una variedad con 1 ó 2 filas de otra variedad de clase diferente. Igualmente, empleo de la poda (1), la utilización de patrones tolerantes a la pudrición radicular causada por Phytophthora cinnamomi Rands y la selección de los suelos para los futuros huertos.

CONCLUSIONES

a) El uso de sistemas de plantación con altos densidades, en comparación al sistema tradicional, permite la obtención de elevados niveles de producción a corto plaza

b) los sistemas de plantación que consideran una alta densidad en los primeros años del plantel, por estar más acordes al 'ciclo de vida productivo de la planta', permiten un uso más racional y eficiente de los recursos planta, suelo y mano de obra.

c) El análisis económico preliminar de los sistemas de plantación tradicional (156 plantas/ha) y alto densidad (319 plantas/ha), indican que si bien la inversión de capital es mayor en altos densidades, el nivel de ingresos generados a corto plaza permite al productor una rápida amortización de los capitales invertidos

d) La adopción de sistemas de plantación de altas densidades exige al productor, en contraposición al sistema tradicional, un elevado conocimiento técnico del cultivo así como de recursos de capital.

RESUMEN

La tendencia actual del cultivo del aguacate en relación a la reducción de la superficie de siembra a nivel nacional y de los rendimientos por hectárea, hacen preveer para los próximos años un acentuado déficit de producción en tan importante renglón fruticola la alto incidencia de enfermedades especialmente la pudrición radical, se citan como uno de los factores principales de la actual situación la adopción de sistemas de plantación de altos densidades, constituye una alternativa viable a corto plaza a objeto de satisfacer la futura demanda A través de observaciones realizadas en siembras comerciales en relación a características de crecimiento de las plantas y niveles de producción, se establecen las ventajas económicas y las exigencias técnicas de los sistemas de alto población en relación a los sistemas tradicionales de plantación comúnmente empleados en el país.

SUMMARY

The present trend of decrease in the surface planted and in the yields of avocado, makes anticipate a high shortage of this important fruit. The high incidence of diseases, especially root-rot, are cited as the main causes of the problem. The utilization of high density plant systems is an alternative feasible in the short term to satisfyng the demand in the future. Using field observations of commercial orchards in relation to plant growth characteristics and yield levels, it is established the economical advantages and technical requirements of the high population systems in relation to the systems traditionally used in the country.

BIBLIOGRAFIA

  1. ALVAREZ de la PEÑA, F. El Aguacate, Madrid, Ministerio de Agricultura. 1979. 255 p.

     

  2. AUBERT, B. Possibilites de production de mangues grefféss a la Reunión, Fruits ·30 (7-8): 447 - 479. 1975.

     

  3. AVILAN, L. Sistema de plantación de altas densidades en frutales Agronomía Tropical. 32(1-6). 1982.

     

  4. A VILAN, L; L. MENESES; R. SUCRE y M. FIGUEROA. Efecto de las propiedades físicas de un suelo del Orden Entisol sobre la distribución radical del aguacate (Persea americana, Hill). Agronomía Tropical. 29 (2) 115- 126. 1979.

     

  5. AVILAN, L. El índice de fructificación en frutales perennes Agronomía Tropical 30 (1-6): 147- 157. 1980.

     

  6. AVILAN, L.;M. FIGUEROA y G. LABOREM. Consideraciones acerca de los sistemas de plantación en mango (Mangifera indica, L.). Fruits 36 (3): 171-179. 1981.

     

  7. AVILAN, L.; E. ESCALANTE; F. LEAL y M. FIGUEROA. Areas potenciales para el desarrollo de diferentes especies tropicales en el país I. El Aguacate, Agronomía Tropical 30(1-6): 105-113. 1980

     

  8. BROM, E. y F. CARVALLO El Aguacate. México, Editor J. Lozoya. 1966. 106p.

     

  9. COMERMA, J y R. PAREDES. Principales limitaciones y potencial agrícola de las tierras de Venezuela. Agronomía Tropical 28 (2): 71-85. 1978.

     

  10. EWEL, J. y A. MADRIZ. Zonas de vida de Venezuela. Memoria explicativa sobre el mapa ecológico, Caracas, Ministerio de Agricultura y Cría, Editorial Sucre. 1968 265 P.

     

  11. FIGUEROA, M. y O. HADDAD. Comportamiento de variedades de aguacate. (Persea americana, Mill) en Venezuela. Proc Amer, Soc Hort. Sci. Trop. Reg. 13: 179-197. 1969.

     

  12. GAILLARD et al. Etudes sur les frutiers tropicaux. Fruits 33(9): 543-665. 1978.

     

  13. GOMEZ, L; A. ARANGUREN; H. MARTINEZ DE HERRERA y L. GOMEZ Costos de producción de los principales cultivos bajo riego de la región central. Comité Coordinador de Obras de Riego de la Región Central, MOP-MAC. 1975. 166 p.

     

  14. GONZALEZ, M. y F. PERALTA. Los frutos en la alimentación. In: II Seminario Nacional de Fruticultura, Memoria, Caracas, Fondo de Desarrollo Frutícola, Tomo I V. pp. 641-652. 1973.

     

  15. GUSTAFSON, D. How to buy an avocado orchard. Berkeley, University of California Leaflet 2251. 1978. 7p.

     

  16. HODGSON, R. The California avocado industry, Berkeley. University of California. Circular 43, 1947. 93 p.

     

  17. HUBERTY, M. and A. PILLSBURY. Solid-liquid-gaseous phase relationships of soil on which avocado trees have declined. Proc Amer. Soc. Hort. Sci. 42: 39-45. 1934.

     

  18. LEAL, F. La fruticultura en Venezuela durante el período 1961 - 1970. Rev. Fac. Agronomía (Maracay): 9(3): 97-107. 1972.

     

  19. MALO, S. Manual del cultivo del aguacate. XOBA. Revista de Agricultura, Monografía 1, Las Palmas de Gran Canarias. pp-7al 18. 1978.

     

  20. MINISTERIO DE AGRICULTURA Y CRIA. Guía agrícola 68. Caracas, Dirección de Relaciones Públicas del M.A.C. 1969. s.n.

     

  21. MINISTERIO DE AGRICULTURA Y CRIA. Anuario Estadístico Agropecuario 1978. Caracas, División de Estadística 1981.

     

  22. MINISTERIO DE AGRICULTURA Y CRIA. Anuario Estadístico Agropecuario. 1975, Caracas, División de Estadística. 1976.

     

  23. PENELLA, J. El aguacate. Caracas, Consejo de Bienestar Rural, Serie Cultivos No. 11. 1967. 40 p.

     

  24. PEREZ, A. El uso de la tecnología intermedia en el huerto familiar. Proc. Amer. Soc. Hort. Sci, Trop. Reg. 20: 36-45. 1976.

     

  25. PLATT, R; G. GOODALL; C. GUSTAFSON and B. LEE. Thinning avocado orchards Berkeley, University of California, Leaflet, Z799. 1975 7 p.

     

  26. RONDON, A. y M. FIGUEROA. Problemática del aguacate (Persea americana, Mill) en la región Centro-Norte Costera de Venezuela. In: VI Congreso Venezolano de Botánica, Memoria. Maracay, Facultad de Agronomía 1980. pp. 151-152.

     

  27. RONDON, A., y M. FIGUEROA. Enfermedades más importantes en el cultivo del Aguacate en Venezuela. In: II Seminario de Fruticultura, Memorias, Caracas, Fondo de Desarrollo Frutícola. Tomo Vl. 1973. pp. 500-512.

     

  28. SALAZAR, R; D. RIOS y R. TORRES. Selección de variedades de aguacate (Persea americana Mill) en Colombia. ICA-26(4): 357-377. 1971.

     

  29. SERGENT, E. Estado actual de las zonas productoras de aguacate (Persea americana, Mill) Rev. fac. Agronomía (Maracay) 10 (1-4): 51-56 1976.

     

  30. VUILLAUME, C.;B. MOREAU et J. PICARD. Bilandes premieres observations sur la collection d'avocatiers de la Station de Bassin-Martin a la Reunión. Fruits 36 (3): 139- 150. 1981.

     

  31. WOLFE, H; R. FRANCIOSI; E. VAN OORDT y R. FIGUEROA. El cultivo del palto en el Perú, Lima, Ministerio de Agricultura y Pesquería. 1969. 40 p.


^

Agronomía Tropical  >  Colección  >  Sumario Volumen 32  >  Articulo