Agronomía Tropical  >  Colección  >  Sumario Volumen 31  >  Articulo

Agronomía Tropical. 31(1-6): 81-89. 1981

ESTUDIO DEL SUPERALARGAMIENTO DE LA YUCA 
Y BUSQUEDA DE CULTIVARES TOLERANTES
 A LA ENFERMEDAD.
1

Amado Rondón G.* y Asdrúbal Aponte*

1 Trabajo presentado en el Coloquio Internacional de la protección de
 los cultivos tropicales. Lyon-Francia.

*FONAIAP. Centro Nacional de Investigaciones Agropecuarias.
  Aptdo. 4653. Maracay 2101.

Recibido: Julio 28, 1981.


INTRODUCCION

La sarna o superalargamiento de la yuca (Manihot esculenta Crantz), causada por el hongo Sphaceloma manihoticola Bit y Jenk, es una enfermedad de reciente aparición en Venezuela Fue observada inicialmente en Colombia en 1972 por LOZANO (6), causando epifitias en ciertas áreas del cultivo durante el período lluvioso; también ha sido reportada en Costa rica, México y Brasil. En el país, se han detectado brotes de la enfermedad en la Región Nor-Oriental (Sucre y Monagas); Región Central (Aragua, Carabobo, Miranda y Cojedes) y Región Centro-Occidental (Trujillo, Portuguesa y Barinas), presumiéndose que el hongo esté presente en otras áreas yuqueras. Esta enfermedad es considerada una de las más importantes del cultivo por cuanto disminuye considerablemente los rendimientos por hectárea. La facilidad de dispersión del organismo a través del viento, agua y estacas usadas como semilla, y la existencia de razas fisiológicas o biotipos del hongo, constituyen aspectos que dificultan la proyección del cultivo. Por tanto, es de esperarse que por la fácil diseminación de la enfermedad y el poco conocimiento de la misma por los agricultores, se mantendrá la tendencia de los bajos rendimientos por hectárea obtenidos hasta el presente (8).

Es importante señalar, que el 99,50% de las explotaciones yuqueras del país tienen menos de 5 ha en producción (8), lo cual índica que el cultivo se realizó en pequeñas explotaciones y huertos familiares que representan el estrato social más necesitado económicamente, siendo fácil suponer que ataques severos del patógeno los afectaría seriamente pudiendo convertirse en factor desestabilizador de su economía. Dada la gravedad de la enfermedad y las características del patógeno, se hace necesario buscar métodos efectivos de control que incluyan la obtención de materiales tolerantes o resistentes a la enfermedad, así como determinar los productos químicos promisores para el tratamiento de los esquejes.

MATERIALES Y METODOS

El material enfermo se recolectó en las áreas productoras, a finales del año 1978, durante 1979, 1980 y en el transcurso del año 1981, siendo el hongo inicialmente detectado en plantas de las variedades 'Branca' y 'HMC-4', ubicadas en parcelas experimentales del Centro Nacional de Investigaciones Agropecuarias (CENIAP), en Maracay. El organismo se aisló de lesiones corchosas del pecíolo, nervaduras y lámina foliar, cortando trocitos de tejido de 1-2 mm, bajo lupa binocular y sembrando en media de cultivos artificiales (agar-papa-dextrosa, agar agua o agar malta); la operación se hizo en cámara con flujo de aire estéril laminar (MICROFLOW). Los cultivos fueron incubados a temperatura ambiente o en estafas a 25-30°C, cinco días después se observaron colonias amarillo-rojizas, típicas del hongo , las cuales eran replicadas con intervalo de 3 semanas. La inoculación en plantas jóvenes se realizó mediante suspensión de 5 x 106 conidias/ml, aplicadas con atomizador de mano; las plantas permanecieron en cámara húmeda durante 72 horas y luego fueron llevadas al umbráculo para observar el desarrollo de la sintomatologia.

EL efecto del patógeno sobre la germinación se midió sumergiendo en suspensión de esporas, similar a la anterior, esquejes de 10 clones durante 48 horas, dejando los respectivos testigos. La evaluación de 25 cultivares sembrados en el Campo Experimental del CENIAP, permitió observar el comportamiento de las variedades y clones con mires a ir seleccionando algún material tolerante o resistente a la enfermedad. Se probaron los fungicidas siguientes: Benlate 0,7 g/l, Difolatan-50 3,2 g/l, Orthocide 50% 3 g/l, Tri-mil-tox-forte 3 g/l y Cobre Sandoz 3 g/1, tratando los esquejes por 10 minutos y se seleccionaron aquellos productos que ejercieron un mejor control de la enfermedad.

RESULTADOS Y DISCUSION

La enfermedad se caracteriza por manchitas blanquecinas en las hojas, que se vuelven ligeramente marrón, perforando y distorsionando el tejido; a medida que el daño avanza aparecen lesiones corchosas de color marrón sobre las nervaduras, tornándose el envés hacia arriba, dando la impresión de tener sarna (Fig. 1); si el ataque es severe las lesiones ganan el pecíolo, las ramas y el tallo, induciendo en este último el síntoma de superalargamiento de los entrenudos, de cuyo síndrome deriva el nombre de la enfermedad (Fig. 2). Estudios realizados por ZEIGLER y otros (7), en la Universidad de Cornell, U.S.A., demostraron que la Giberellina A4, purificada de cultivos del hongo, era la hormona responsable del superalargamiento de los entrenudos.

Se estableció que tanto las características morfológicas del hongo como el tipo de colonia formada en agar papa-dextrosa (PDA) correspondía a los caracteres descritos para el género Sphaceloma por BITANCOURT y JENKINS (1), y otros autores (5,6) como propios del organismo que cause la sarna o superalargamiento de la yuca (Fig. 3).

Las pruebas de patogenicidad realizadas en condiciones de invernadero dieron resultados altamente positivos, puesto que los primeros síntomas aparecieron 36 horas después de la inoculación, acentuándose desde el tercer día hasta la primera semana de infectada la planta (Fig. 4).

Se determinó que el hongo necesitaba humedad relativa alta, superior al 80% y temperatura de 24 a 30°C para infectar los tejidos, creciendo inicialmente sobre la epidermis; después de su penetración invade los espacios intercelulares de la corteza y epidermis del huésped susceptible. Se demostró que estacas inoculadas tenían 66,16% de germinación, mientras el testigo acusaba un 93% (Cuadro 1). Estos resultados se asemejan a los reportados por el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT) en Colombia donde, en estacas sembradas provenientes de plantaciones infectadas, el porcentaje de germinación era del 50% y todos los retoños presentaban la infección (3).

El hongo ejerce efecto negativo sobre la germinación de los esquejes, siendo necesario seleccionar cuidadosamente el material vegetativo a ser propagado, para evitar mermas considerables en el número de plantas por hectárea y por ende en los rendimientos unitarios.

Entre los primeros cultivares evaluados cabe destacar 'Branca', 'M. Ven-7', 'M. Col-677' y 'M. Col-1684', los cuales exhibieron buen comportamiento ante el hongo, quizás favorecidos por la baja incidencia de precipitación y humedad durante los mesas iniciales de su propagación en el campo. Sin embargo, el clon 'M. Col-1684', seleccionado originalmente en Carimagua, Colombia (3), dio buen rendimiento y mostró resistencia a factores adversos, igual que en su país de origen.

Fig. 1. Obsérvese el limbo foliar fuertemente distorsionado, tornándose el envés hacia arriba. como consecuencia del ataque del hongo Sphaceloma manihoticola, en cultivares susceptibles.
Fig. 1. Obsérvese el limbo foliar fuertemente distorsionado, tornándose el envés hacia arriba. como consecuencia del ataque del hongo Sphaceloma manihoticola, en cultivares susceptibles.

 

Fig. 2. Ataque severe del hongo Sphaceloma manihoticola, obsérvese que la variedad más afectada, 'HMC4', alcanza mayor altura que los otros cultivares, síntoma típico de "Superalargamiento".
Fig. 2. Ataque severe del hongo Sphaceloma manihoticola, obsérvese que la variedad más afectada, 'HMC4', alcanza mayor altura que los otros cultivares, síntoma típico de "Superalargamiento".

 

Fig. 3. Sphaceloma manihoticola aislamiento artificial sobre PDA, cultivo monósporico de coloración rosada.
Fig. 3. Sphaceloma manihoticola aislamiento artificial sobre PDA, cultivo monósporico de coloración rosada.

 

Fig. 4. Esquejes de yuca, inoculados con suspensión del hongo, obsérvese los sintamos después de 48 horas de incubación en cámara húmeda.
Fig. 4. Esquejes de yuca, inoculados con suspensión del hongo, obsérvese los sintamos después de 48 horas de incubación en cámara húmeda.

 

CUADRO 1. Efecto del Hongo Sphaceloma manihoticola Bit y Jenk. Sobre la germinación de estacas en diferentes clones.

GERMINACIÓN           (1)

CLON (2)

 INOCULADAS

NO INOCULADAS


31

90,0

100,0

32

75,0

95,0

33

5'.6

90,0

34

61,9

90,0

35

75,0

100,0

36

55,0

90,0

37

47,3

80,0

3X

61,9

95,0

40

X5,7

100,0

41

55,0

90,0

= 66,1

 

= 93,0


(1)total de germinación a los 19 días de la siembra.
(2) Todos los clones probados son de origen venezolano.
Se utilizaron 20 esquejes/clon

 

CUADRO 2. Comportamiento de cultivares de yuca en pruebas de campo.

Altamente Susceptibles

Susceptibles

Tolerantes

resistentes

Resistentes

 


HMC-4S

MI-150

M. Ven-77

MEX-59

 

M. Ven-32

Tempranita

Barinas,3

M. Col-22

M. Ven-68

M. Ven-57

 

CMC-84

CMC-314/66

M. Ven-37

M. Ven-38

M. Ven-72

 

 

Rivero

M. Ven-35

Branca

CMC-308/197

 

 

M. Ven-83

Proletaria

Barinas-1

M. Ven-64

 

 

 

 

 

M. Col-677

 

 

 

 

 

M. Ven-7

 

CRITERIOS

Resistente:

Plantas completamente sanas o con algunas manchas cloróticas en hojas bajeras. Sin peroración en hojas ni deformación de las mismas. Ausencia de lesiones corchosas en nervaduras, pecíolos y tallos.

 

 

Moderadamente
Resistente:

Manchas cloróticas en hojas bajeras y tercio media dela planta, pocas perforaciones en las hojas sin distorsión de las mismas. Ausencia de lesiones corchosas en nervaduras, pecíolos y tallos.

 

 

Tolerante:

Manchas cloróticas y marrones en hojas bajeras, tercio medio y superior de la planta, perforaciones en el limbo foliar, lesiones corchosas en nervaduras, con leve distorsión de la hoja.

 

 

Susceptible:

Numerosas manchas marrones generalizadas en el follaje, perforación del limbo foliar y distorsión del mismo, numerosas lesiones corchosas sobre nervaduras, pecíolos, pero pocas en el tallo.

 

 

Altamente
Susceptible:

Innumerables manchas y lesiones sobre el tejido foliar, fuerte distorsión de las hojas, muchas lesiones corchosas sobre las nervaduras, pecíolos y tallo, secamiento de hojas y superalargamiento del tallo de la planta.

El comportamiento de 25 cultivares de yuca, en condiciones de campo, fue medido mediante los criterios de plantas resistentes, moderadamente resistentes, tolerantes, susceptibles y altamente susceptibles. Dicha evaluación se hizo cuando las plantas tenían dos mesas de sembradas, coincidiendo ésta con las condiciones climáticas favorables a la enfermedad, pues hubo abundante precipitación, humedad relativa alta, superior al 80% y temperaturas entre 24-30°C. Los clones y variedades estudiadas fueron agrupados en el Cuadro 2.

Los resultados muestran que los clones 'HMC-4', 'CMC-84', de procedencia colombiana y la variedad 'Tempranita' de origen local, no deben sembrarse en períodos lluviosos por su alta susceptibilidad a la enfermedad; en este sentido, cabe señalar que KRAUSZ (4), mediante ensayos de rendimiento en Colombia, demostró que las infecciones tempranas en cultivares susceptibles ocasionan pérdidas aproximadamente del 80% e indica que cuando la infección ocurría tardíamente no se reportaban pérdidas significativas. Igual comportamiento se ha observado en el país con los materiales bajo experimentación.

El mejor control de la infección en los esquejes se obtuvo con el fungicida Difolatan-50 o Captafol a razón de 3,2 g del producto comercial por litro de agua, sumergiendo las estacas durante 10 minutos; valores similares se obtuvieron con ese producto en el "Programa de Yuca" del ClAT (3), sumergiendo las estacas enfermas durante 3 minutos en solución fungicida conteniendo 8.000 ppm de materia activa del producto.

AGRADECIMIENTO

Nuestro agradecimiento al Ingeniero Agrónomo Carlos Arias y al Sr. Aníbal Guillén, de la Sección de Raíces y Tubérculos del CENIAP, por la colaboración prestada en el suministro de cultivares, montaje y mantenimiento de los ensayos de campo.

A los peritos agropecuarios: Ramón Solórzano y Víctor Tellechea, de la Sección de Fitopatología del CENIAP, por la colaboración prestada en la realización de actividades de campo y laboratorio.

Al médico veterinario Felix Chirinos, de la Oficina de Comunicaciones Agrícolas del CENIAP, por la revisión y sugerencias hechas al manuscrito

RESUMEN

Mediante este trabajo se constató la presencia, en Venezuela, del hongo Sphaceloma manihoticola Bit y Jenk., agente causal de la sarna o superalargamiento de la yuca (Manihot esculenta Crantz ) . Esta enfermedad, que es poco conocida en el país, fue detectada en 1975 en diversas regiones yuqueras. El hongo S. manihoticola que es capaz de producir abundante fructificación en condiciones naturales, de elevada precipitación y alto humedad ambiental, se hace sistémico en huéspedes susceptibles, causando lesiones corchosas de color marrón en tejido foliar, pecíolo, ramas y tallo. El patógeno crece bien en medios artificiales de cultivo (agar- papa-dextrosa y agar malta), a temperaturas de 25° - 30°C. Posee alto capacidad patogénica, ya que los síntomas aparecen 36 horas después de la inoculación e incubación del material experimental y afecta la germinación cuando se siembran esquejes infectados. En material de campo se observe tolerancia, hallándose mejores rendimientos en los cultivares: 'M. Col-1684', 'M. Col-677', 'M. Ven-7', 'Branca' y otros que resultan menos afectados. Como el organismo se transmite por esquejes infectados, se determinó que el fungicida Difolatan o Captafol, ejerce buen control. Se discuten aspectos inherentes al hongo y a los cultivares bajo experimentación.

SUMMARY

The presence in Venezuela of the fungus Sphaceloma manihoticola Bit y Jenk., causal agent of scab or overlenghtening of cassava (Manihot esculenta Crantz), was established in this work. The disease, which is little known in the country, was detected in 1975 in several cassava-growing regions. The fungus S. manihoticola, which can produce abundant fructifications under natural conditions of high rainfall and ambient humidity, becomes systemic in susceptible hosts, causing brown-colored corky lesions on leaves, petioles, branches, and stems. The pathogen gows well in artificial culture media (PDA, agar malt) between 25-30 C. It has high pathogenic capacity, as evidenced by the appearance of symptoms 36 hours after inoculation and incubation of experimental material. It also affects germination of infected cutting when these are planted. Tolerance to the disease was observed in field material.- Higher yields were recorded in the following cultivars: 'M. Col-1684', 'M. Col-667', 'M. Ven-7', 'Branca', and others that were less affected. Since the pathogen is transmitted through infected cuttings, it was established that the fungicida Difolatan or Captafol gives a good control. Aspects related to the fungus and to the cultivars under test, are discussed.

BIBLIOGRAFIA

  1. BETANCOURT, A. A. y A. E. JENKINS. Estudos sobre as Miriangiales. II. Vinte Novas especies de Elsinoaceas neotropicais. Arquivos do Instituto Biológico, Sao Paulo, 20: 1-28. 1960.

  2. CENTRO INTERNACIONAL DE AGRICULTURA TROPICAL. Annual Report 1972, Call, Colombia, 192, p. 1973.

  3. CENTRO INTERNACIONAL DE AGRICULTURA TROPICAL. Programa de Yuca, 1977 Report, CIAT 02EIG-77, Call, Colombia, 68 pp. 1978.

  4. KRAUSZ, J. P. The superelongation disease of cassava, ph. D. Thesis. Cornell University, Ithaca, N. Y. 81 pp. 1976.

  5. LARIOS, J. y R. MORENO. Algunas características del hongo que cause la roña de la yuca (Manihot esculenta Crantz) en Costa Rica, Fitopatología. 12(1): 1-5. 1977.

  6. LOZANO, J. C. y BOOTH, R. H. The superelongation disease of cassava. CIAT, Call, Colombia, 29 p. 1973.

  7. ZEIGLER, R.S.; L.E. POWELL and H. D. THURSTON. Gibberellin A4 Production by Sphaceloma manihoticola, causal agent of cassava Superelongation Disease. Phytopathology, 70 (7): 589-593.1980.

  8. VENEZUELA. Ministerio de Agricultura y Cría. Anuario Estadístico 1978. Caracas 1980.


^

Agronomía Tropical  >  Colección  >  Sumario Volumen 31  >  Articulo