Agronomía Tropical  >  Colección  >  Sumario Volumen 27  >  Articulo

Agronomía Tropical. 27(3): 357-386. 1977

REPRODUCCIÓN DEL GANADO BOVINO EN VENEZUELA

CLAUDIO F. CHICCO, * DIETER PLASSE ** 
y VLADIMIR BODISCO *
 

* Instituto de Investigaciones Zootécnicas-CENIAP-Maracay Venezuela.
** Facultad de Ciencias Veterinarias-UCV-Maracay, Venezuela.


En el Anuario Estadístico de 1974, editado por el Ministerio de Agricultura y Cría de Venezuela (55), se señala que la natalidad de los becerros en ese año fue de apenas 46,8%, mejorando desde el año de 1971 en un total de 8,08%, con una tasa anual de 2,63%.

LLAMOZAS (29), basándose en sus experiencias de ganadero práctico y de médico veterinario, estima que en la ganadería de carne en los llanos venezolanos los partos corresponden sólo al 45% de los vientres existentes y que la eficiencia reproductiva es inferior al 35%. A conclusiones similares llegó ESTRADA (13) analizando la situación en el Estado Apure.

Los investigadores de la Cátedra de Genética de la Facultad de Ciencias Veterinarias (U.C.V.) encontraron en 5.132 vacas de ocho hatos comerciales en diferentes zonas del país, al inicio de un programa de investigación y asistencia técnica, un porcentaje de preñez de 41% (53).

Plasse et al., (40) evaluaron 5.563 intervalos entre partos de 10 rebaños de Brahman registrado y obtuvieron un promedio de 457 días, encontrándose una mayor eficiencia reproductiva en este tipo de explotación, sin que este rendimiento pueda ser llamado satisfactorio.

Esta baja eficiencia reproductiva combinada con una alta mortalidad de becerros, dificulta el desarrollo de la ganadería venezolana, ya que influye negativamente en dos aspectos: en la cantidad del producto disponible para el mercado (leche, queso, carne, animales) y en el número de reemplazos producidos y así al progreso genético del rebaño nacional.

A consecuencia de esta situación, el incremento del número de bovinos en Venezuela es lento y, durante los últimos cinco años, de 8.485.106 cabezas en el año 1970 se subió a 9.088.786 en 1974, con un aumento total de 7,1% y una tasa anual de 1,74% (56).

Tomando en cuenta las grandes diferencias que existen entre las condiciones ecológicas y entre los sistemas de mantenimiento, crianza, alimentación y manejo de las explotaciones dedicadas a la producción de leche y de carne, se consideró preferible discutir los problemas de la reproducción en estos tipos de ganado por separado.

1.-Reproducción del ganado lechero

En los Cuadros 1, 2 y 3 se presentan los promedios de los tres principales parámetros de reproducción: períodos de vacía, intervalos entre partos y número de servicios por concepción, observados por investigadores en distintos tipos raciales del ganado lechero, bajo diferentes condiciones las tendencias de disminución o aumento de los promedios son muy similares a los tres parámetros estudiados, lo que permite discutir los resultados obtenidos en cada uno de ellos en conjunto.

1.1. Efectos del tipo racial:

Los datos de los cuadros señalan claramente que la reproducción del ganado nativo del país, estudiada detalladamente para la raza Criolla limonera, es muy satisfactoria (3). Lo mismo, aunque en un grado algo inferior, se puede decir sobre el ganado mestizo no definido, investigado por RODRIGUEZ VOIGT et al. (43) y el Mosaico Perijanero con puerperio normal, estudiado por GONZÁLEZ STAGNARO et al. (15).

La situación se agrava notablemente para el ganado "Carora", que es el resultado del cruzamiento de absorción del nativo por el Pardo Suizo, acompañado por una selección continua, basada en criterios de buena producción láctea, combinada con una notable adaptación a las condiciones tropicales. Tanto los períodos de vacía como los intervalos entre partos de estas vacas son mucho más largos que en los tipos anteriores y se aproximan a los promedios correspondientes al ganado europeo.

La eficiencia reproductiva de este último, en las regiones típicas tropicales, es marcadamente deficiente y pone en duda la conveniencia de explotar tales animales en estas condiciones. A la misma conclusión lleva un estudio realizado en Maracay, donde se criaron y se mantuvieron durante su vida productiva 48 becerras Holstein y 48 Pardo Suizas importadas de los E.U.A. Promediando los números de hijos nacidos por cada una de estas vacas durante el período comprendido entre el primer parto y la muerte del animal, que para los más resistentes fue de 6 años, se obtuvieron los siguientes resultados (7): Holstein 3,24 becerros; Pardo Suizos 3,65 becerros con diferencia significativa (P < 0,05) entre razas. Los datos demuestran que, hasta en un Centro de Investigación y bajo un sistema mejorado, las vacas europeas producen menos de dos tercios de los becerros esperados.

Observando en conjunto los promedios de los Cuadros 1, 2 y 3 se llega a la conclusión que la fertilidad de las vacas es inversamente proporcional a la cantidad de genes de ganado europeo que ellas poseen. En consecuencia, es necesario hacer notar que el cruzamiento de absorción con el uso de toros europeos, cuya influencia benéfica sobre la capacidad productiva de los rebaños fue demostrada en numerosos países tropicales, puede ser peligrosa por disminuir notablemente la eficiencia reproductiva.

Los promedios demuestran también que, entre las dos razas europeas más productivas, la Pardo Suiza se comporta mejor que la Holstein.

El efecto del grado de adaptación del ganado europeo a las condiciones tropicales no fue estudiado detalladamente. Sin embargo, HERNÁNDEZ PRADO (17) encontró los períodos de vacía más cortos en vacas Pardo Suizas nacidas en el país en comparación a las importadas.

1. 2. Efecto de factores climáticos:

Los promedios de los Cuadros 1, 2 y 3 demuestran también que la fertilidad de vacas europeas aumenta en las regiones más altas, haciéndose muy satisfactoria en la altura próxima a 2.000 m. sobre el nivel del mar (30). A la vez, la fertilidad de vacas Criollas no sufrió alteraciones al ser traspasadas desde su región de origen (Zulia), a pocos metros sobre el nivel del mar, a una región más elevada de 450 m. (Maracay).

También es interesante señalar el efecto de las estaciones climáticas sobre la reproductividad en el ganado europeo mantenido con una buena suplementación. La fecundidad aumenta en el período seco, cuando la humedad atmosférica es menor y la insolación menos intensa (3, 4, 14 ) A la vez, las vacas de las mismas razas peor alimentadas, como también las Criollas y las mestizas, se comportan mejor en los períodos lluviosos, caracterizados por la abundancia de pastos disponibles (3, 4, 8, 11, 43, 47)

CUADRO 1. Período de vacía en vacas lecheras.


Raza

Duración promedio 
(días)

Autor (es)


Criolla Limonera Maracay

128

Bodisco y Mazzarri (3)

Criolla Limonera Zulia

109

Rincón et al. (42)

Nativa en los Andes

101

Martínez (30)

Holstein

204

Hernández Prado et al. (18)

Holstein puerperio normal

102

Sosa et al. (49)

Holstein puerperio anormal

119

Sosa et al. (49)

Holstein en los Andes

117

Martínez (30)

Holstein puerperio normal

147

Fenton et al. (14)

Holstein puerperio anormal

174

Fenton et al. (14)

Pardo Suiza

167

Bodisco y Mazzarri (3)

Pardo Suiza nacidas en Venezuela

147

Hernández Prado (17)

Pardo Suiza importadas

162

Hernández Prado (17)

Pardo Suiza en condiciones ordinarias

209

Hernández Prado (18)

Pardo Suiza

190

Serrano et al. (47)

Pardo Suiza puerperio normal

103

Sosa et al. (49)

Pardo Suiza puerperio anormal

125

Sosa et al. (47)

Jersey en los Andes

112

Martínez (30)

Carora

117

Riera (41)

Carora

154

Bodisco et al. (8)

Mestizas de Pardo Suizo

131

Hernández Prado et al. (18)

Mestizas Holstein x Nativo de los Andes

111

Martínez (30)

Mosaico Perijanero puerperio normal 1971

156-165

González Stagnaro et al (15)

Mosaico Perijanero puerperio anormal 1968

228-256

González Stagnaro et al (15)

Mosaico Perijanero puerperio anormal 1971

153-149

González Stagnaro et al (15)

Mosaico Perijanero puerperio normal1971

126-113

González Stagnaro et al (15)


 

CUADRO 2. Intervalos entre partos en vacas lecheras

Raza

Duración promedio (días)

Autor (es)


Criolla Limonera en Zulia

372

Bodisco et al. (2)

Criolla Limonera en Zulia

412

Perozo (39)

Criolla Limonera en Maracay

390

Bodisco et al (4)

Nativa de los Andes

377

Martínez (30)

Holstein

468

Hernández Prado (17)

Holstein

438

Fenton et al. (14)

Holstein

517

Serrano et al. (47)

Holstein los Andes

409

Martínez (30)

Pardo Suiza nacida en Venezuela

417

Hernández Prado (17)

Pardo Suiza importada

405

Hernández Prado (17)

Pardo Suiza en condiciones ordin.

465

Hernández Prado (17)

Pardo Suiza

426

Bodisco et al. (4)

Pardo Suiza

428

Bodisco et al. (ó)

Pardo Suiza

475

Serrano et al (47)

Jersey en los Andes

381

Martínez (30)

Carora

421

Riera (41)

Carora primerizas

435

Riera (41)

Carora

454

Cevallos et al. (11)

Carora

449

Bodisco et al. (8)

Carora primerizas

459

Bodisco et al. (8)

Mestizas de Pardo Suizo

404

Hernández Prado et al. (18)

Mestizas de Holstein (Los Andes)

378

Martínez (30)

Mestizas desc. predom. Pardo Suizo

399

Rodríguez Voigt et al. (43)

Mestizas desc. predom. Holstein

386

Rodríguez Voigt et al. (43)

Mestizas desc. predom. Cebú

408

Rodríguez Voigt et al. (43)


 

CUADRO 3. Número de servicios (inseminaciones) por concepción.

Raza

Duración promedio (días)

Autor (es)


Criolla Limonera

1,6

Rincón et al. (42)

Criolla Limonera

1,4

Perozo (39)

Holstein

3,1

Serrano et al. (47)

Holstein

2,8

Hernández Prado et al. (18)

Holstein

2,7

Fenton et al. ( 14)

Holstein primerizas

2,2

Bodisco et al. (5)

Holstein puerperio normal

1,7

Sosa et al. (49)

Holstein puerperio anormal

2,7

Sosa et al. (49)

Holstein en los Andes

1,8

Martínez (30)

Pardo Suiza

2,6

Hernández Prado et al. ( 18)

Pardo Suiza

2,7

Serrano et al. (47)

Pardo Suiza

2,2

Bodisco et al. (6)

Pardo Suiza primerizas

2,2

Bodisco et al. (5)

Pardo Suiza puerperio normal

1,6

Sosa et al. (49)

Pardo Suiza puerperio anormal

1,8

Sosa et al. (49)

Jersey en los Andes

1,5

Martínez (30)

Mestizas Holstein en los Andes

1,6

Martínez (30)

Mosaico Perijanero 1968

1,59-1,61

González Stagnaro et al(15)

Mosaico Perijanero 1971

1,46-1,44

González Stagnaro et al(15)


1.3. Efectos de la alimentación:

Muy poco se ha investigado en relación al efecto de la alimentación sobre la fertilidad de las vacas lecheras. Los trabajos mencionados anteriormente señalan el efecto de la abundancia o escasez de pastos a consecuencia del régimen pluviométrico que se nota en el ganado no suplementado o que consume reducidas cantidades de alimentos complementarios.

El único estudio tendiente a aclarar el efecto de la pérdida de peso del ganado europeo en los primeros meses post-partum sobre la reproducción fue realizado por BODISCO y colaboradores en Maracay (9), y demostró que la duración del período de vacía depende en forma altamente significativa del peso de la vaca al parir, disminuyendo en 0,2 días por cada kg. de peso, y del incremento o disminución del peso durante la lactación (b = 0,29 días/kg.). En base a esta información, el Instituto de Investigaciones Zootécnicas en Maracay y el Centro de Investigaciones Agropecuarias de la Región Zuliana conducen en la actualidad proyectos de investigación sobre el efecto de niveles de alimentación en los períodos pre- y post-parto sobre la fertilidad de vacas lecheras y sobre el crecimiento y desarrollo de las novillas.

1.4. Efecto de los sistemas de manejo:

Es paradójico pero cierto que la eficiencia reproductiva es mejor en los hatos donde el ganado se maneja en forma más primitiva. En tales hatos todos los animales, con exclusión de los becerros, viven formando un solo rebaño y los toros no se separan de las vacas y novillas, detectando ellos mismos el celo y cubriendo las hembras numerosas veces en cada celo. Tal es la situación del ganado Criollo Limonero y del mestizo indefinido del Zulia, y parcialmente del Mosaico Perijanero, que también es un mestizo con genotipos desconocidos, pero algo mejor seleccionado para la producción de leche.

Al estudiar el comportamiento reproductivo de este tipo de ganado, MAZZARI (31) inseminó un grupo de vacas Criollas en el primer celo después del parto (a los 30 días), y otro grupo después de 75 días. Las vacas del primer grupo concibieron a los 43,9 días después del día señalado, necesitaron 2,04 inseminaciones para la fecundación y tuvieron un período de vacía de 73,9 días. Los mismos datos para el segundo grupo fueron 55,5 días, 2,26 inseminaciones y 130,5 días.

Considerando que las razas primitivas tienen lactaciones relativamente cortas (270 días aproximadamente), el servicio al primer celo post-parto parece ser una práctica muy recomendable.

En las fincas más tecnificadas, donde se emplea el servicio de monta controlada o donde se practica la inseminación artificial, el factor humano reviste una gran importancia (14, 15, 16, 20). Este problema fue estudiado en dos fincas lecheras del Estado Zulia por GONZÁLEZ STAGNARO y colaboradores (15) y sus conclusiones serán discutidas en el aparte dedicado a las alteraciones de la reproducción.

Uno de los principales problemas del manejo inadecuado de los rebaños lo constituye el servicio prematuro de las novillas que repercute en una baja fertilidad de las vacas primerizas (8, 42, 43). A este problema dedican en la actualidad su interés los investigadores del Estado Zulia También es notable la poca atención que se presta a las vacas secas. En la región de Carora se determinó la correlación existente entre la duración del período seco previo al parto con el período de vacía y el intervalo hasta el parto. Esta correlación, que generalmente es negativa (al período seco más prolongado, período de vacía o intervalo más corto), en Carora resultó positiva, señalando claramente la mala preparación de las vacas para el parto (8).

1.5. Inseminación artificial:

Según HERNÁNDEZ PRADO (20) los primeros intentos de la inseminación artificial se realizaron en Venezuela en el año 1940, iniciándose su empleo en 1944. Sin embargo, para el año 1971 estaban sometidas a esta práctica solamente el 1,3% del total de las vacas y el 6,2% de las vacas lecheras (55).

La estadística oficial señala que para el año 1974 funcionaban en el país dos centros de producción de semen, se contaba con 62 toros donadores, se produjeron 172.151 dosis de semen y se inseminaron 50.794. Estos datos señalan claramente que la organización del servicio debe mejorarse. En la actualidad existe un plan para la reorganización total de este servicio. La poca popularidad de la inseminación artificial se debe a su menor eficiencia en comparación al servicio natural sobre todo el libre, donde los toros se mantienen junto con las vacas. Esto se debe a la complejidad de esta práctica, la falta de personal entrenado, el costo relativamente alto y, sobre todo, al poco conocimiento de sus ventajas para el mejoramiento genético del ganado, si la inseminación se realiza de acuerdo a un plan bien programado y conducido, con la necesaria atención y persistencia. Lamentablemente poco se ha hecho en este aspecto en Venezuela, donde con frecuencia se usan toros adquiridos en base a su fenotipo y pedigree, sin la prueba necesaria de su potencialidad genética, donde no existe el control debido para evitar la consanguinidad, muy frecuente en los sistemas de inseminación artificial sin el debido cambio periódico de los reproductores, y donde la inseminación artificial está desligada del existente sistema de control de producción en fincas lecheras, con uso de la computación electrónica de datos.

La inseminación artificial se consideraba hasta el presente un novedoso método de reproducción, aunque es ampliamente conocido que bajo este sistema la eficiencia reproductiva es inferior, en comparación al servicio de monta natural . FENTON et al. (14) obtuvieron 63 % de concepciones en novillas Holstein servidas naturalmente, contra 43% con las inseminadas. Sin embargo, la misma comparación realizada en vacas adultas no dio diferencias significativas.

Recientemente algunas empresas comerciales iniciaron la importación desde E.U.A. del semen de toros probados, vendiéndolo a precios elevados, y un cierto número de ganaderos lo adquiere para mejorar la producción de sus hatos

1.6. Efectos de los niveles de la producción sobre la fertilidad:

Este aspecto fue investigado para el ganado Criollo Limonero (42) de relativa baja productividad de 1.700 kg. aproximadamente y para el ganado europeo (9) con una producción mucho más elevada (3.000 kg aproximadamente). En el primer caso la correlación entre los dos factores no fue significativa y en el segundo positiva y significativa. El aumento de la producción total en un kilogramo de leche repercutió en la prolongación del período de servicio en 0,015 días. Aparentemente, el efecto del nivel de producción sólo se siente en animales de altos rendimientos, pero en general esta correlación debe ser estudiada más detalladamente.

1.7. El puerperio y el comportamiento reproductivo post-partum:

Son alarmantes los porcentajes de vacas con puerperio anormal. SOSA et al. (49), en un rebaño europeo, encontraron 66% de las vacas Holstein con un puerperio anormal y 43,5% de Pardo Suizas. A la vez, LAGO de SERRANO et al. (23), investigando los órganos reproductivos de vacas sacrificadas al matadero generalmente mestizas, encontraron 41,6% de anormalidades.

El efecto del puerperio anormal sobre la reproducción de las vacas está bien ilustrado en los promedios de los cuadros 1, 2 y 3, como también en los datos del Cuadro 4, donde se presentan los resultados de los estudios sobre el comportamiento reproductivo post-partum de vacas lecheras. También SERRANO et al. (47), en su último estudio, señalaron el drástico efecto negativo de los puerperios anormales sobre la posterior fertilidad que prolongó en vacas Holstein y Pardo Suizas el período de vacía en 96,8 días y el intervalo entre partos en 98,0 días, aumentando el número de servicios necesarios para la fecundación de 1,66 en vacas sanas a 3,98.

Los restantes datos del Cuadro 4 señalan otra vez la peor fertilidad del ganado europeo en comparación al mestizo, expresada tanto por el tiempo de involución del útero, como por la aparición del primer folículo, primer celo y la realización del primer servicio.

 

CUADRO 4. Comportamiento reproductivo post-partum en vacas lecheras.

 

Promedios (días post-partum) de factores estudiados

Raza

Involución del útero

Formación del primer folículo

Primer celo

Primer servicio

Autor (es)


Pardo Suiza

41,6

35,1

59,8

79,4

Venezuela. Anuario Invest. Agrop. (56)

Pardo Suiza puerperio normal

27,1

-

32,7

74,9

Sosa et al. (49)

Pardo Suiza puerperio anormal

38,5

-

40,7

92,9

Sosa et al. (49)

Holstein

39,4

30,4

58,6

74,4

Venezuela. Anuario Invest Agrop. (56)

Holstein puerperio normal

26,2

-

32,7

71,7

Sosa et al. (49)

Holstein puerperio anormal

50,8

-

46,7

88,6

Sosa et al. (49)

Mestizas

28,7

26,9

-

-

Navarro (35)

Mestizas tipo Carora

35,3

30,3

-

54,8

Navarro y Hernández (34)


1.8. Alteraciones de la reproducción:

Numerosos autores han dedicado su atención a los problemas de la fisiología y la patología de la reproducción, señalando su notable efecto sobre la fertilidad en los rebaños. Así, CHICCO (12) examinando 3.137 vacas encontró 998 animales con alteraciones patológicas en el aparato reproductivo, equivalente a 31,8%. Casi al mismo porcentaje de lesiones (30-31% ) fue registrado por HERNÁNDEZ PRADO (17), examinando unos 20.000 animales aproximadamente. A la vez, LAGO de SERRANO et al. (23), examinando 2.787 órganos reproductivos de vacas sacrificadas en mataderos, encontraron un 41,6% con lesiones patológicas, prevaleciendo entre ellas la vaginitis purulenta, con una incidencia de 34,3%.

El primer estudio detallado tendiente a determinar la incidencia y causas de las alteraciones reproductivas en el ganado lechero fue realizado por GONZÁLEZ STAGNARO y colaboradores (15) en dos fincas del Estado Zulia, donde se realiza la inseminación artificial para el ganado mestizo del nativo, Cebú y razas europeas, conocido bajo el nombre de Mosaico Perijanero. Observando 10.196 ciclos estruales, encontraron 3.816 casos (37,4%) de alteraciones e hicieron un análisis detallado de sus causas, cuyo resumen se presenta en el Cuadro 5. Los datos demuestran claramente que el principal problema reproductivo consiste en los anestros o subestros que representan un 55,4% del total. En segundo lugar vienen las alteraciones de la concepción, que forman el 27% de todos los casos observados y, finalmente, las alteraciones de la gestación con 9,4%.

Los autores hicieron un intento para determinar las causas de las alteraciones en la concepción y estimaron que el error humano, representado por mala detección de estro, inseminación en el momento no adecuado, deficiente técnica de inseminación y otros, constituyen el 55% de los casos (Cuadro 6). En segundo lugar, vienen los aspectos atribuibles al estado de la vaca (25%), tales como: ovulación atrasada, falta de ovulación, ambiente uterino anormal y otros. En último lugar se encuentran las alteraciones causadas por el semen de mala calidad (20% ).

En el mismo Cuadro 6 se presentan las causas de 325 abortos observados en las fincas, tanto diagnosticados como sospechosos. La principal causa suele ser la Brucelosis, que fue responsable del 23,4% de los abortos, seguida por Tricomoniasis (10,8%) y otros.

Aparentemente, el estado sanitario de las fincas es muy satisfactorio, sobre todo en relación a la Brucelosis, cuya incidencia en la ganadería venezolana es relativamente alta. Así VILLEGAS (54) considera que en toda la ganadería nacional las vacas enfermas forman un 6%, elevándose este porcentaje a 25% para el Estado Zulia, donde se realizó el trabajo discutido. El mismo autor considera que la Brucelosis provoca un 6% de la morbilidad de los animales y repercute en la disminución de un 20% en la producción de leche y un 15% de la producción de carne del país. El Anuario Estadístico (55) señala que en el año 1974 de las 287.350 muestras de sangre investigadas, 25.287, equivalentes a un 8,8% dieron resultados positivos o sospechosos. La deficiente atención que se presto a este problema en el país se refleja en el poco número de mautas y novillas vacunadas que, según el mismo Anuario, fue en el año 1974 de apenas 9,1%.

 

CUADRO 5. Alteraciones reproductivas en dos fincas lecheras en la región de Perijá, Estado Zulia (González Stagnaro et al. (15).


 

Número

%


Total de vacas con alteraciones reproductivas

3.816

100,00

      Alteraciones en los períodos y ciclos estruales

2.428

63,63

              Anestros o interrupción del ciclo estrual

2.112

55,35

              Ciclos y períodos irregulares del celo

316

8,28

      Alteraciones de la concepción

1.029

26,97

Alteraciones de la gestación

359

9,41


 

CUADRO 6. Diagnóstico tentativo de las causas de alteraciones de la reproducción en la región de Perijá, Edo. Zulia (González Stagnaro et al. (15).

A)   Alteraciones de la concepción:

 

      Semen de mala calidad

20%

      Error humano

55%

             Detección del celo deficiente

17,1%

             Inseminar en momento inadecuado

11,5%

             Deficiente técnica de inseminación

6,2 %

             Otros

20,2%

      La Hembra

25%

B)   Enfermedades causantes de abortos:

 

      Brucelosis

23,4%

      Tricomoniasis

10,8%

      Vibriosis

8,9%

      Drogas o vacunas

5,2%

      Traumas o tensiones

4,3%

      Leptospirosis

4,0%

      Micosis

0,6%

      Piroplasmosis

2,8%

      Causas no determinadas

37,8%


1.9. Alteraciones de la reproducción en los toros:

El estudio de este problema fue realizado por el mismo grupo de investigadores zulianos (15). Examinando 347 animales se encontraron 109 afecciones, correspondientes a un 31,4%, entre las cuales las alteraciones del libido representan el 15,6%; las de la cópula el 52,3% y las de la fertilidad el 31,1%. En base a este examen, fueron eliminados 73 toros (21,0% del total ).

1.10. Parámetros genéticos para los factores de la reproducción:

Se hicieron dos determinaciones de índices de heredabilidad entre partos en el ganado Pardo Suizo (6): uno resultó igual a 0 y el otro, para el mismo factor y para el período de vacía en el ganado "Carora" (8), resultó ser de 0,103 y 0,027 respectivamente.

1.11. Recomendaciones:

El grupo de investigadores zulianos (15) desde el año 1968 conduce, en las fincas por ellos controladas, un programa tendiente a mejorar la eficiencia reproductiva. Los resultados logrados en tres años de esfuerzo se reflejan en el notable mejoramiento de la fertilidad, como se observa en los promedios presentados en los Cuadros 1 y 3, relativos a los años 1968 y 1971.

Tanto el diagnóstico realizado, como la experiencia acumulada, permitieron a los investigadores formular una serie de recomendaciones tendientes a mejorar la eficiencia reproductiva en los hatos lecheros que, según el criterio de los autores de este informe, puede ser extendida a toda la ganadería lechera nacional y que a continuación se exponen:

1 .11. 1 Es necesario una intensa preparación y dedicación de los clínicos veterinarios hacia la medicina preventiva de la infertilidad;

1 11 2. Reconocer que los registros reproductivos complejos y contínuos y el examen periódico de los animales son el principal medio para evaluar los factores de infertilidad e identificar los problemas reproductivos que afectan al hato vacuno;

1.11.3. Controlar que las hembras vírgenes en edad reproductiva y las vacas antes de los 75 días post-parto sean adecuadamente servidas, controlando los factores de infertilidad y programando principalmente la observación del celo por personal entrenado. En casos de anestro funcional, recurrir a la determinación clínica del celo, detectando las modificaciones cíclicas de la actividad ovárica;

1.11.4. Constituyendo la atrofia ovárica la principal causa de anestro, se recomienda en fincas con deficiencia de pastos, la administración balanceada de suplementos alimenticios, sales minerales y vitaminas, especialmente durante las épocas secas. El uso de productos hormonales está justificado cuando es su deficiencia la causa del problema y sólo después que la corrección del manejo inadecuado que condiciona tal disfunción ha resultado ineficaz;

1.11.5. Controlar las deficientes normas higiénicas durante el parto, puerperio y servicio que propician una mayor incidencia de alteraciones uterinas que afectan la concepción;

1.11.6. Es necesario que los laboratorios enfrenten las dificultades diagnósticas de los abortos, discutiéndose la posible existencia de Vibriosis y Tricomoniasis en el medio y debiendo considerar la Brucelosis mientras no sea erradicada como una causa potencial de mortalidad perinatal y neonatal;

1.11.7. Debe prestarse mayor atención a los problemas que pueden afectar el potencial reproductivo de los toros y descartar aquellos con alteraciones congénitas del libido o con lesiones que lo inhabilitan para la cópula;

1.11.8 la inseminación artificial no debería ser aplicada en fincas donde no existen medidas adecuadas en el sistema de manejo y control de los factores de infertilidad y donde no se logra una adaptación del criador a las exigencias y esfuerzos que el criador lo requiere.

2. Reproducción del ganado de carne

2.1. Medidas de la eficiencia reproductiva:

En el Cuadro 7 se observan los valores promedios encontrados por diferentes investigadores en rebaños venezolanos, con respecto a características que miden la eficiencia reproductiva del ganado de carne. La mayoría de estos valores obtenidos en Centros de Cría y Estaciones Experimentales no son satisfactorios aún cuando son más elevados que los encontrados para 5.132 vacas comerciales de ocho hatos particulares, donde el porcentaje de preñez al inicio de un programa de mejoramiento integral fue de 41% (53).

Las razones para esta baja eficiencia reproductiva radican en distintos aspectos que influyen la producción ganadera: manejo, alimentación, enfermedades, genética, etc. Las experiencias en Estaciones Experimentales (33, 52) y hatos particulares supervisados técnicamente (53) comprueban que la aplicación de un paquete tecnológico en un programa de mejoramiento integral del hato resulta en una rápida respuesta, de manera tal que, en la mayoría de los casos, ha sido posible aumentar la eficiencia reproductiva durante pocos años de valores iniciales entre 35 y 50% de preñez hasta 70 a 85% (52, 53).

Si bien es cierto que se conoce el contenido global del paquete tecnológico necesario, la importancia relativa de cada medida es desconocida.

Los trabajos en las Estaciones Experimentales (33,52) y hatos particulares (53) han conducido a la elaboración de una tecnología para el mejoramiento de la eficiencia reproductiva cuyo éxito ha sido comprobado, aún cuando muchas veces no fue el resultado de experimentos definidos; por tal motivo, aparte de los trabajos científicos, se discutirá en varias oportunidades medidas tecnológicas para mejorar la eficiencia reproductiva, que han sido comprobadas y divulgadas por el segundo autor y sus colaboradores.

 

CUADRO 7. Evaluación de la eficiencia reproductiva en ganado de carne.

 

 

 

 

 

 

Intervalos 
entre partos días

Raza

Rebaños
n

Años n

Observaciones
%

Preñez %

Partos %

Autores


Nellore

1

8

924

 

691)

4431)

Serrano et al 1970 (44)

Indú Brasil

1

8

637

 

531)

4891)

Serrano et al 1970 (44)

Gyr

1

17

1.127

 

 

5001)

Serrano et al. 1973 (46)

Cebú Venezolano

1

10

522

 

 

5281)

Serrano et al. 1973 (45)

Brahman y Criollo

1

7

1.871

63 2) (72)1)

 

 

Linares et al. 1974 (26)

Brahman

1

1

1.117

 

4601)

Linares y Plasse 1966 (24)

Brahman

1

7

1.724

 

76))

 

Linares et al. 1975 (28)

Brahman

10

4-13

5.563

 

4572)

Plasse et al. 1972 (40)


1) Promedio no ajustado
2) Promedio ajustado.

2.2. Programa genético:

Tanto en Estaciones Experimental es como en rebaños particulares se está seleccionando actualmente vacas y toros por alta eficiencia reproductiva, eliminando vientres y padrotes que no se reproducen en forma adecuada (33, 52, 53) . Esta medida, en combinación con una organización del rebaño y del programa sanitario, de alimentación y de manejo, siempre ha tenido éxito. La efectividad de la selección en el mejoramiento del potencial reproductivo del rebaño está demostrada por los registros obtenidos y esto tiene su base científica en el índice de repetición suficientemente alto en algunos rebaños. Para 1.110 intervalos de 451 vacas Brahman, BORSOTTI, et al. (10) reportan un índice de repetición de 0,32 + 0,04. En otros hatos, se encontraron valores hasta de 0,5 (51) Con una rígida selección y una organización del manejo se mejoró la eficiencia reproductiva en 46% en cinco años en la Estación Experimental La Cumaca (52). En este rebaño el promedio del porcentaje de preñez en los últimos años fue mayor de 80% . Para llegar a este nivel se eliminaron las novillas que no concibieron en tres meses de temporada de monta y las vacas con bajo índice de preñez, cumpliéndose en los últimos años la meta de eliminar las hembras vacías y los toros con semen defectuoso o de bajo rendimiento.

En el programa de cruzamiento en la Estación Experimental de Calabozo se ha podido confirmar el efecto positivo que tiene el cruzamiento sobre la eficiencia reproductiva. Resultados preliminares de las hijas de vacas de fundación, Criollas, Brahman, Criollo x Brahman, Criollo x Santa Gertrudis, Brahman x Charolais y Brahman x Pardo Suizo, en la comparación de hembras cruzadas vs puras contemporáneas, revelan que las novillas cruzadas sobrepasan a las puras en la preñez un 16%, las vacas cruzadas de la primera lactancia a las puras en 60%, y en total las vacas cruzadas llevan a las puras una ventaja de 10%. Este programa indica también la superioridad de la raza Brahman a la raza Criolla en eficiencia reproductiva (33).

La experiencia con toros Bos taurus importados en la misma Estación y en fincas particulares (33, 52), ha sido limitada pero positiva. Luego de un período de premunición y adaptación estos toros han trabajado satisfactoriamente durante una temporada de monta limitada y obtuvieron porcentajes de preñez comparables a toros de razas no importadas.

2.3. Programa de manejo:

2.3.1. Subdivisión del rebaño: Para poder aplicar al rebaño un programa efectivo de manejo y alimentación, es necesario subdividirlo en los siguientes grupos:

a) toros fuera de servicio; b) vacas lactantes (con toro en la temporada de monta; c) vacas no lactantes (con toro en la temporada de monta); d) becerras destetadas; e) becerros destetados; f) novillas; g) novillos o toretes.

Durante parte del año, las vacas se separan para su mejor manejo en vacas preñadas, recién paridas, con becerros grandes y horras.

2.3.2. Temporada de monta: Una temporada de monta reducida a 3 ó 4 meses tiene muchas ventajas y forma la base para la estructuración de todos los programas y para la organización del rebaño; sin embargo, solamente pocos rebaños aplican esta medida. La decisión sobre la ubicación de la temporada de monta dentro del año es determinada por muchos factores y se debe evaluar cada uno de ellos y todo en conjunto para llegar a la conclusión correcta. En un análisis de la distribución de 8.268 partos de diez rebaños Brahman en Venezuela, resultando de monta permanente, PEÑA y PLASSE: (38) no pudieron observar una clara agrupación en una determinada temporada, aun cuando la frecuencia de partos durante la temporada seca fue ligeramente mayor, lo cual fue confirmado por otros investigadores en rebaños de Indubrasil, Nellore y Cebú Venezolano (44, 45).

Por lo general, es consenso que los partos deben iniciarse un poco antes del comienzo de la mejor época del año en lo que a alimentación y aspectos sanitarios se refiere. Esto significa que el inicio de la temporada de monta debe ser al comienzo del tiempo con mejores pastos, o en la mayoría de las zonas, al inicio de la temporada de lluvias. El efecto de la nutrición sobre ovulación y estro en la hembra y calidad de semen en el macho ha sido suficientemente demostrado para suponer que una temporada de monta en el tiempo de mejores pastos aumenta la eficiencia reproductiva del rebaño. Estas condiciones garantizan también, que las vacas ganan peso durante la temporada de monta, lo cual favorece la concepción.

La temporada de monta crea también las condiciones necesarias para un buen control reproductivo de toros y vacas y una selección efectiva por alta eficiencia reproductiva Conviene comenzar la temporada de monta para las novillas 2 a 4 semanas antes de las vacas y dejarlas un mes menos con los toros que éstas últimas. De esta manera, las novillas paren más temprano y tienen en su primera lactación más oportunidad de concebir. La reducción del tiempo de servicio, combinado con la eliminación de las que no conciben, ejerce sobre las novillas una alto presión de selección para fertilidad. Desde el punto de vista de manejo, conviene que las novillas formen con sus toros un grupo de apareamiento aparte.

Si en un rebaño que tiene toros todo el año, se desea establecer una temporada de monta, conviene hacerlo a través de tres años, sacando el primer año los toros durante los 3 ó 4 meses que resultan en partos en el tiempo más desfavorable, y en el segundo seis o siete meses. Del tercer año en adelante queda establecida una temporada de monta de 4 meses.

En todos estos programas la estructuración del manejo en base a una temporada de monta ha tenido éxito. En el Cuadro 8 se observa en dos rebaños el porcentaje acumulado de partos en los primeros 20, 40, 60 y 80 días de la temporada de partos. Es evidente de que con una temporada de monta y un programa de selección se logra que las vacas paran temprano y antes de la temporada de monta, y ésto tiene como consecuencia que ellas conciban de nuevo con facilidad (52, 53).

2.3.3. Relación toros: vacas: Experiencias en la ganadería nacional (53) y en Estaciones Experimentales (33, 52), enseñan que la relación toros: vacas es frecuentemente inadecuada. Bajo condiciones de una temporada de monta y en potreros de mediano tamaño la relación debe ser de un toro adulto por cada 25 vacas, mientras para toros jóvenes, en terreno accidentado y potreros grandes, es recomendable una relación de 1:15 a 1:20.

2.3.4. Manejo de toros y prueba de semen: Experiencias indican (53) que aproximadamente 10% de los toros usados en rebaños particulares tienen semen de baja calidad y deben ser eliminados. Esto hace necesario, recomendar la realización de una prueba de semen antes de la temporada de monta

Observando toros Brahman y Criollos durante la temporada de monta, se encontró una alta incidencia de casos en que un toro dominó a sus compañeros en los rebaños donde servían más de un toro (58).

 

CUADRO 8. Distribución de partos normales en dos rebaños brahman durante dos años (52,53).

 

Rebaño I

Rebaño II


Clasificación

1974

1975

1974

1975

Temporada de monta (meses)

3

3

5

4

Preñez año anterior (%)

83

82

80

79

n partos normales

165

167

224

218

Paridas hasta días después de inicio de partos:

Por ciento acumulado del total

20 días

50

50

40

43

40 días

68

74

57

67

60 días

72

86

73

78

80 días

85

88

80

84

Paridas antes temporada de monta (%)

99

83

80

93


Esto conduce a veces a una inactividad forzada de la mayoría de !os toros y un sobre trabajo de aquél que domino. La consecuencia de ésto puede ser una baja preñez en el rebaño.

2.3.5. Revisión ginecológica y diagnóstico de preñez: Para el control de la eficiencia reproductiva en un hato organizado en base de una temporada de monta, el diagnóstico de preñez es una práctica recomendable. Experiencias indican que la revisión ginecológica de las novillas y vacas contribuye a la identificación de vacas problemas en lo que a eficiencia reproductiva se refiere.

2.3.6. Gestación y parto: Sobre el largo de la gestación se reportó en Venezuela un trabajo para la raza Cebú Venezolano. En 1.561 registros correspondientes a 572 vacas, ORDÓÑEZ et al. (37) obtuvieron un promedio ajustado de 288,2  0,8 días, un índice de repetición de 0,210,03 y un índice de herencia de 0-1  0,05.

El manejo adecuado de la vaca al parto es un factor que en Venezuela podría contribuir altamente a bajar la mortalidad temprana de los becerros. Experiencias con pariciones supervisadas en potreros de maternidad conducen a la conclusión de que ésta es una de las medidas más importantes en la organización del manejo.

2.3.7. Peso y edad al primer servicio: La crianza de los animales de reemplazo, por lo general es muy deficiente en Venezuela. De trabajos realizados en otros países, se sabe que la alimentación restringida en el animal joven no solamente retrasa el crecimiento, sino también atrasa la pubertad en machos y hembras. Si esta subnutrición es prolongada, puede tener efectos negativos e irreversibles sobre la eficiencia reproductiva de los animales.

Experiencias de Estaciones Experimentales y de rebaños particulares (33, 52, 53) permiten recomendar el mantener a los animales de reemplazo en los mejores potreros de la finca, preferiblemente en pastos cultivados con la mejor sabana disponible. Una suplementación en el período más crítico post-destete con sub-productos de la agricultura tropical y, en casos de rebaños de alto valor, con 1 ó 2 kg de concentrado, es de gran beneficio biológico y puede ser económico bajo ciertas condiciones. Es deseable que las hembras de reemplazo ganen aproximadamente 300 g. diarios y los machos 380 g. entre el destete y el primer servicio, si se quiere usarlos a la edad de dos años. Se debe enfatizar que toretes destinados a la reproducción no deben ser sobrealimentados, lo cual es una práctica que, lamentablemente, no se ha erradicado en ciertos centros de recría.

La decisión sobre el momento del primer uso de los animales como reproductores no depende solamente de la edad sino también del peso. Datos publicados por LINARES et al. (27) provenientes de la Estación Experimental de Calabozo señalan que novillas Cebú y Criollas, bajo condiciones de ese proyecto, alcanzan la pubertad a una edad de 24 meses con un peso de 247 kg. mientras que en los cruces estos valores son 10% y 8% más favorables. En este programa de cruzamiento se obtuvo 11% de heterosis en peso y edad a la pubertad en cruces Criollos x Brahman (36), indicando ésto que el cruzamiento puede mejorar considerablemente estas características.

Las novillas de primer servicio deberían pesar 65 a 75% del peso final de las vacas del mismo genotipo en el mismo hato. Esto quiere decir que el peso al primer servicio dependerá de las condiciones ambientales y del material genético del rebaño respectivo. En Venezuela se conocen casos en los cuales las novillas con pesos de 200 a 240 kg. concibieron bien y tuvieron una vida reproductiva normal (33, 53). Sin embargo, generalmente los pesos muy bajos al primer servicio tienen como consecuencia una falla en la concepción, problemas en el parto o no concepción durante la primera lactancia. En el rebaño de Brahman registrado de la Estación Experimental La Cumaca las novillas entran al servicio a una edad de dos años con un peso promedio de 325 kg. y en los últimos años tuvieron más de 90% de partos (52). Es importante, especialmente si los pesos son muy bajos, que los animales jóvenes ganen peso durante la temporada de monta. Por lo general, el ganadero venezolano no está consciente de la necesidad de dar preferencia a los animales de reemplazo para garantizarles un desarrollo adecuado, constituyendo ésto una de las principales causas de la baja eficiencia reproductiva.

En rebaño con temporada de monta, los animales de reemplazo deben someterse al primer servicio a una edad de dos años y experiencias indican que, cuando se manejan los animales adecuadamente después del destete, tanto los toretes como las novillas pueden alcanzar una eficiencia reproductiva de 75 a 90% en esta edad (33, 52, 53).

2.4. Programa de alimentación:

Poco ha sido publicado en Venezuela en relación al efecto de la alimentación sobre los caracteres reproductivos Sin embargo, estos efectos son conocidos ampliamente para otras zonas ecológicas y, según observaciones, con alta seguridad son similares en Venezuela.

La deficiencia nutricional de los animales destetados y su efecto negativo sobre su futura reproducción, pueden ser corregidos por programas adecuados de destete que incluyan la oferta de buenos pastos y/o subproductos de la industria agrícola, heno o ensilaje. La subnutrición de las vacas durante la época seca puede influir en forma decisiva sobre el rendimiento reproductivo, si las condiciones del hato hacen necesario que en este tiempo del año se realice la temporada de monta. En estos casos la solución del problema solamente puede ser la aplicación de riego o la producción de heno o ensilaje.

SILVA (48) suplementó un grupo de novillas Cebuínas de 30 meses y 300 kg. por 15 días y otro por 45 días, antes del inicio de la inseminación artificial y comparó su concepción con otro grupo a potrero sin alimentación adicional. En el grupo suplementado la preñez fue de 80% en comparación a 64% en el grupo no suplementado Es de suponer que este efecto positivo de la suplementación sería más grande con hembras de menor peso.

2.5. Programa sanitario:

Poco se conoce sobre la importancia relativa o económica de las enfermedades reproductivas en Venezuela. Experiencias indican una frecuencia de abortos elevada y la incidencia de Brucelosis en rebaños controlados ha sido considerable. En la Estación Experimental de Calabozo la incidencia de Brucelosis bajó de 7% a 0,25% en cinco años de aplicación de un programa de erradicación (33). Resultados similares se han obtenido en rebaños particulares (53). Por lo general, la frecuencia de abortos bajó al mismo ritmo, de valores iniciales de 6-7% a valores cerca de 0. Están en marcha varios programas de investigación y se ha diagnosticado la presencia de Vibriosis, Leptospirosis y Trichomoniasis. Sin embargo, no existe todavía una conclusión sobre qué papel juegan estas enfermedades en la baja eficiencia reproductiva.

2.6. Efectos de la edad y lactancia:

En varios trabajos se ha evaluado el efecto de la edad y de la lactancia sobre la eficiencia reproductiva en vacas de carne de diferentes genotipos, PLASSE et al. (40) encontraron en 5.563 intervalos entre partos de 2.191 vacas Brahman de 10 rebaños registrados, un efecto curvilíneo de la edad sobre el largo del intervalo. Vacas jóvenes y viejas tuvieron intervalos más largos y vacas de mediana edad (6 a 9 años) tuvieron intervalos más cortos.

En Venezuela, se supone que muchos rebaños tienen una alta edad promedio de vientres porque hay pocas novillas y es frecuente que el ganadero las venda para mejorar su situación económica.

El efecto de la lactancia, especialmente en la vaca joven, es quizás la causa principal de la baja eficiencia reproductiva. LINARES et al. (26, 28), investigaron estos efectos en dos rebaños, uno constituido por ganado Brahman registrado y el otro por el rebaño de vacas de fundación (Criollas y Brahman) de la Estación Experimental de Calabozo (Cuadro 9).

Estos rebaños tuvieron un comportamiento similar en relación al efecto de la lactancia sobre la concepción. Vacas que parieron durante la temporada de monta o un mes antes tuvieron un porcentaje de preñez mucho menor que las vacas no lactantes y las que parieron con anterioridad. Los registros de producción de los rebaños de Estaciones Experimentales (33, 52) y fincas particulares (53) indican que, inclusive en rebaños con 80% de preñez, no ha sido posible elevar el porcentaje de concepción de las vacas de primera lactancia más de 50 a 60%. Esto constituye la primordial razón por la cual los rebaños no mejoran más su eficiencia reproductiva. Un mejor desarrollo de las novillas y su apareamiento antes de las vacas, para que tengan más tiempo entre el parto y la terminación de su segunda temporada de monta, ha sido introducido con gran éxito como práctica general en varios hatos (52, 53). Las probables soluciones de este problema al nivel de alimentación deben ser investigadas. Para vacas no lactantes (Brahman y Criollas), LINARES et al. (25) encontraron una actividad ovárica y concepción muy satisfactorias. Así que la principal fuente de la baja eficiencia reproductiva del rebaño parece ser la muy baja concepción en las vacas de primera lactancia. Las causas de este fenómeno no son perfectamente entendidas, pero parecen estar relacionadas a la combinación de influencias negativas producidas por la gestación, parto, lactación, crecimiento y cambio de dientes en este período.

CUADRO 9. Influencia del estado de lactancia sobre el porcentaje de preñez en rebaños de ganado tropical en Venezuela (26,28). (Constante de Cuadros Mínimos)


Clasificación

Rebaño I

Rebaño II


Años (n)

5

7

Palpaciones (n)

1724

1.871

x ajustado

76,1

63,0

Estado lactancia (constantes):

 

 

no lactantes

16,5

26,2

partos > 30 días antes temporada monta

11,5 

9,1

partos 0-29 días antes temporada monta

1,4

-10,0

partos en temporada de monta

-25;4

-25,2

Temporada de monta:          rebaño I: 4-5 meses
                                          rebaño II: 4 meses

 

2.7. Inseminación artificial:

Si bien es cierto que la inseminación artificial aplicada dentro de un programa genético bien estructurado, es una poderosa medida para impulsar el progreso genético en una población, en el país no existe actualmente un programa de esta naturaleza. Sin embargo, se están realizando investigaciones en esta rama y hay varios rebaños particulares que, bajo dirección técnica, llevan a cabo con éxito programas efectivos.

En la Estación Experimental La Cumaca se obtuvo a través de dos años un porcentaje de preñez de 96% con 1,6 inseminaciones por concepción, en novillas que pesaron aproximadamente 325 kg. al entrar en servicio (22). Similares resultados obtuvo LINARES (53) bajo condiciones de un rebaño particular.

WALFEZAO y ALBERS publicaron resultados de un año de inseminación artificial en un rebaño de vientres de diferentes razas cebuínas (57). De las 660 vacas inseminadas se obtuvo 68% de preñez con un total de 2,9 servicios por concepción. En una evaluación anterior del programa de este hato. TROCONIS et al. (50) indicaron un porcentaje de 64% y 3,3 inseminaciones por concepción en vacas inseminadas durante seis meses y teniendo por lo menos 4 meses postpartum. En esta publicación llama la atención la gran variación que existe en los resultados de los diferentes inseminadores. Según los autores "Los más altos porcentajes 59,9 y 77,7% corresponden a profesores y el 56,5% al encargado del hato", y ellos concluyen que es necesario una mejor formación de los inseminadores profesionales en Venezuela.

En el país existen varias experiencias favorables con programas de inseminación artificial en rebaños grandes, inclusive en zonas extensivas. Los archivos de dos rebaños de 1.000 vacas cada uno, que practican la inseminación artificial desde hace muchos años, indican un porcentaje mayor de 65% de preñez (51). Sin embargo, en estos rebaños la principal razón para introducir esta técnica, ha sido la de aprovechar material genético valioso y de alto costo. Parece que en la actualidad solamente así se pueden justificar los gastos y la fuerza de trabajo necesario.

2.8. Perspectivas:

La baja eficiencia reproductiva de los rebaños venezolanos puede ser mejorada solamente con la aplicación integral de un paquete de tecnología ya conocida. En hatos donde ésto se ha realizado el éxito ha sido grande en la mayoría de los casos. En un rebaño comercial de 700 vacas este paquete tecnológico ha sido aplicado en la forma más adecuada y el porcentaje de vacas preñadas subió de 37% en 1972 a 71, 77, 81 y 85% en los años subsiguientes. Una experiencia similar podría ser repetida en la mayoría de los rebaños del país

2.9. Recomendaciones:

2.9.1. Aplicar un sistema de manejo adecuado y basado en una temporada de monta limitada;

2 9.2. Garantizar un buen desarrollo de los futuros animales reproductores con un adecuado programa de pastoreo y alimentación;

2 .9 3. Garantizar un nivel nutritivo suficiente para las vacas que se aparean en la temporada de monta;

2 .9.4. Investigar el problema de la baja eficiencia reproductiva en la primera lactancia y desarrollar una tecnología adecuada para instrumentar su solución;

2 .9.5. Investigar la importancia de las enfermedades reproductivas y estructurar programas más efectivos para su erradicación;

2.9.6. Eliminar vacas y toros por baja eficiencia reproductiva;

2.9.7. Iniciar sistemas de cruzamientos en rebaños en los cuales este método genético parece ser indicado;

2 .9.8 . Investigar, estructurar, implantar y supervisar las pruebas genéticas y la distribución del germoplasma. Despertar la conciencia de que la inseminación artificial produce los mayores beneficios solamente en programas genéticamente estructurados y supervisados;

2 .9.9. Investigar las particularidades fisiológicas del ganado tropical que influyen en la eficiencia reproductiva con el fin de facilitar la definición de estas poblaciones con respecto a estas características.

BIBLIOGRAFIA

  1. ASOCIACIÓN LATINOAMERICANA DE PRODUCCIÓN ANIMAL (ALPA). Problemas de reproducción bovina en América latina. Informe mimeografiado. 5 p. 1976.

  2. BODISCO, V., C. E. RÍOS, F. MORILLO y A. OCANDO. Comportamiento del ganado criollo lechero en las fincas privadas de la región del Río Limón en el Estado Zulia. CIA, Boletín Técnico Nº 13. 18 p. 1962.

  3. BODISCO, V. y G. MAZZARRI. Eficiencia reproductiva de las vacas criollas y Pardo Suizas en el Centro de Investigaciones Agronómicas. CIA. Boletín Técnico Nº 14. 24 p. 1962.

  4. BODISCO, V., A. CARNEVALI, E . CEVALLOS y J . R . GÓMEZ. Cuatro lactancias consecutivas en vacas Criollas y Pardo Suizas en Maracay, Venezuela. ALPA. Mem. 3: 61-75. 1968.

  5. BODISCO, V., C. FUENMAYOR y A. CEBALLOS. Primer parto de vacas Holstein y Pardo Suizas en el Centro de Investigaciones Agronómicas en Maracay. Agron. Trop. 19: 299-308. 1969.

  6. BODISCO, V. O. VERDE y C. J. WILCOX. Producción y reproducción de un lote de ganado Pardo Suizo. ALPA., Mem. 6: 81-95. 1971.

  7. BODISCO, V. Comportamiento productivo de las razas Holstein y Pardo Suiza en el ambiente tropical. Seminario sobre la Producción de leche en Venezuela. CONIA. Caracas. Venezuela, págs. 39.-56. 1973.

  8. BODISCO, V., G. SOSA, M. E. HERRERA y E. GARCÍA. Reproducción en ganado mestizo de Pardo Suizo. Agron. Trop. 26(6) 1975. (En imprenta).

  9. BODISCO, V., A. VALLE, E. GARCÍA y S. MENDOZA. Cambio de peso en vacas lecheras durante la lactación y su efecto sobre la reproducción. Agron. Trop. 2 6 (3) 19 76 (En imprenta).

  10. BORSOTTI, N. P. de, O. VERDE y D. PLASSE. Índice de repetición para intervalos entre partos en Brahman. V Reunión ALPA Mem G-4 (Abstract.). 1975.

  11. CEVALLOS, E., M. E. HERRERA, R. RIERA, C. E. RÍOS y V. BODISCO. Comportamiento del ganado de la región de Carora durante el período 1961-1965. MAC, Boletín Técnico Nº 1. 31 p. 1968.

  12. CHICCO R., C. F. Contribución al estudio de la patología genital del ganado lechero del centro del país. Tesis de Grado, U. C. V . Facultad Med . Vet., Maracay, Venezuela. 25 p. 1958 (Mimeógrafo).

  13. ESTRADA, H. J. La ganadería en el Estado Apure Caracas, Consejo de Bienestar Rural. 216 p. 1966.

  14. FENTON, F. R., C. BRANTON, R. E. McDOWELL and M. V. BENEZRA. Reproductive efficiency of a Holstein herd in a tropical environment. Paper present at IV Int. Congr. of Biometeorologic. Holland. 9 p. 1972

  15. GONZÁLEZ STAGNARO, C. R. GONZÁLEZ y G. SENATORE. Alteraciones de la reproducción en hatos lecheros de la zona de Perijá. Seminario sobre la Producción de leche en Venezuela, CONIA, Caracas. pág. 171-215 1973.

  16. GONZÁLEZ STAGNARO C., R. GONZÁLEZ y G. SANATORE. Aplicación de un programa de lucha y control de los problemas reproductivos y evaluación de la eficiencia reproductiva (HRS) en hatos vacunos lecheros. Veterinaria y Zootecnia 25 (71). 1973.

  17. HERNÁNDEZ PRADO, A. Estudio de algunos caracteres de la reproducción en vacas puras y mestizas de Venezuela. V Congr. Intern. Ripro. Anim. Fecond. Artif., Trento, Italia. Memorias, vol. VII: 557-560 . 1966.

  18. HERNÁNDEZ PRADO, A., G. QUINTERO GONZÁLEZ y L. HERNÁNDEZ L. Estudio de la eficiencia reproductiva en bovinos puros y mestizos. Inseminación artificial y monta natural en un rebaño Pardo Suizo. V Congr. Panam. Med. Vet. Zoot., Caracas, Venezuela. Memorias vol. I: 457-471. 1966.

  19. HERNÁNDEZ PRADO, A Patología de la reproducción. Seminario de Reproducción de Ganado Bovino FONAIAP. Caracas, Venezuela. pág. 91-108. 1967.

  20. HERNÁNDEZ PRADO, A. La inseminación artificial en Venezuela, estado actual y perspectivas. Seminario sobre la Producción de leche en Venezuela. CONIA. Caracas, Venezuela. pág. 139-150. 1973.

  21. HERNÁNDEZ PRADO, A., G. MAZZARRI y O. SILVA. Sincronización del estro y fertilidad en vacas de carne mediante 17 -etil-19-Nortestosterona (Nilevar). Agron. Trop, 23: 300-313. 1973.

  22. INSTITUTO DE REPRODUCCIÓN ANIMAL, E INSEMINACIÓN ARTIFICIAL (UCV-FCV). Inseminación artificial y monta natural en novillas Brahman. Boletín vol. l. Nº 1, p. 8-15. 1975. (Reportaje preliminar).

  23. LAGO de SERRANO, G. Estudio de la patología genital en bovinos (hembras) sacrificados en los mataderos de la zona central del país. Seminario de Reproducción en el Ganado Bovino. FONAIAP, Caracas, Venezuela. pág. 119-126. 1967.

  24. 24. LINARES, T. y D. PLASSE. Caracteres reproductivos en un hato Brahman de Venezuela. ALPA Mem. 1: 155-163. 1966.

  25. LINARES, T. y D. PLASSE, B. MULLER-HAYE y M. BUTTERWORTH. Observaciones preliminares sobre la actividad ovárica y preñez en vacas Criollas y Brahman sometidas a una estación de monta limitada. Agron. Trop. 20 (6): 413-420. 1970.

  26. LINARES, T., D. PLASSE, M. BURGUERA, J. ORDÓÑEZ, J. RÍO, O. VERDE y M. GONZÁLEZ. Comportamiento productivo de Bos taurus y Bos indicus y sus cruces en el llano Venezolano. . Eficiencia reproductiva. ALPA, Mem. 239-301. 1974.

  27. LINARES, T., M. BURGUERA, D. PLASSE, J. ORDÓÑEZ, O. VERDE, M. GONZÁLEZ y L. FRÓMETA. Comportamiento productivo de Bos taurus y Bos indicus y sus cruces. V. Pubertad en novillas. ALPA, Mem. 9: 91. 1974. (Abstract).

  28. LINARES, T., D. PLASSE y O. VERDE. Influencia del estado de lactancia sobre la preñez en vacas Brahman. V Reunión ALPA, Mem. G-58. 1975.

  29. LLAMOZAS G., P. Estado actual de la eficiencia reproductiva del ganado de carne. Seminario de Reproducción en el Ganado Bovino. FONAIAP, Caracas, Venezuela. pág. 1-27. 1967.

  30. MARTÍNEZ G ., N . D . Comportamiento productivo y reproductivo de las razas Holstein, Jersey, nativa y sus respectivos cruces en la zona alta de la Región de los Andes. CORPOANDES-UCV-ULA, Boletín Técnico Nº 2. Mérida, Venezuela. 24 p. 1976.

  31. MAZZARRI, G. El período de servicio más adecuado en la explotación de las vacas Criollas lecheras. Barquisimeto, Venezuela V Jornadas Agronómicas. 8 p. 1965. (Mimeógrafo).

  32. MAZZARRI, G. y C. E. FUENMAYOR. Comportamiento y eficiencia reproductiva en vacas lecheras. Seminario sobre la Producción de leche en Venezuela, CONIA, Caracas, Venezuela. pág. 151-170. 1973.

  33. MINISTERIO DE AGRICULTURA Y CRÍA, ESTACIÓN EXPERIMENTAL DE CALABOZO Y UNIVERSIDAD CENTRAL DE VENEZUELA, FACULTAD DE CIENCIAS VETERINARIAS. Datos no publicados.

  34. NAVARRO, D. y A. HERNÁNDEZ PRADO. Determinación de la involución uterina de la primera ovulación, primer celo y primer lúteo en vacas mestizas de Pardo Suiza, con especial referencia al tipo Carora. En: Universidad Central de Venezuela, Facultad de Ciencias Veterinarias, Instituto de Reproducción e Inseminación Artificial, Memoria (1964-1970): 84-89. 1971.

  35. NAVARRO, D. Involución uterina y actividad ovárica post-partum en un rebaño de vacas mestizas lecheras. Cienc. Vet. 1: 34-39 . 1972 .

  36. ORDÓÑEZ, J., T. LINARES, D. PLASSE, O . VERDE, M. BURGUERA y R. A. GIL. Comportamiento productivo de Bos taurus y Bos indicus y sus cruces. V. Estimación de heterosis en edad y peso a pubertad en novillas. ALPA Mem. 9: 98. 1974. (Abstract).

  37. ORDÓÑEZ, J. O. VERDE, D. PLASSE y M. ESPINOZA. Efectos genéticos y ambientales sobre la duración de la gestación en ganado Cebú Venezolano. V. Reunión ALPA., Mem. G-1. 1975. (Abstract).

  38. PEÑA, N. y D. PLASSE. Distribución de partos a través del año en ganado Brahman y su relación con la precipitación. ALPA, Mem. 7:33-46. 1972.

  39. PEROZO Y., T. Tipos nativos del trópico y sus cruces en la producción de leche. Seminario sobre 18 Producción de leche en Venezuela. CONIA, Caracas, Venezuela. pág. 57-71. 1973.

  40. PLASSE, D., N. PEÑA, O. VERDE, M. KOGER y T. LINARES. Influencias ambientales sobre la variación de intervalos entre partos en Brahman registrado. ALPA, Mem. 7: 47-63. 1972.

  41. RIERA, A. Estudio actual de la eficiencia reproductiva del ganado de leche. Seminario de Reproducción en el Ganado Bovino. FONAIAP, Caracas, Venezuela. pág. 29-35. 1967.

  42. RINCÓN, E. J ., O. ABREU, S. LABBE y T. PEROZO. Efecto de la edad y producción de leche sobre el período de vacía y número de servicios por concepción en vacas limoneras. Agron. Trop . 22: 587-597. 1972.

  43. RODRÍGUEZ VOIGT, A., V. BODISCO, M. RAMÍREZ y E. GARCÍA. Comportamiento productivo del ganado lechero mestizo en el Sur del lago de Maracaibo, durante el año 1973. Agron. Trop. 24: 201-217. 1974.

  44. SERRANO, G. L. de, G. . BUITRAGO y G. S. de SOSA. Reproductividad en las razas Nelloree Indubrasil en Venezuela. Rev. Vet. Venezolana, Vol. XXVIII, pág. 165. 1970.

  45. SERRANO, G. L. de, J. GARCÍA ANDRADE, G. S. de SOSA y A. FUENTES. Reproductividad del Cebú Venezolano. En: Ganadería en los Trópicos. R. Sosa, A. Welcker y R. Salóm (Eds.), Caracas, Venezuela. Vol. 1: 201-327. 1973.

  46. SERRANO, G. L de, R. ZAMORA, G. SOSA y A. FUENTES. Reproductividad en un rebaño Agyrado en Venezuela. E;: Ganadería en los Trópicos. R. Sosa,

  47. SERRANO, G. de, G. SOSA y A. FUENTES. Fertilidad en un rebaño de vacas Holstein y Pardo Suizas en Venezuela. V Reunión ALPA Mem. G-79. 1975.

  48. SILVA, O. Fertilidad en novillas Cebú mantenidas en dos planes de nutrición y comparación mediante inseminación artificial de dos técnicas de congelación. Maracay, Venezuela, U. C. V Facultad de Ciencias Veterinarias (Trabajo de ascenso).

  49. SOSA, G. S., de G. L. de SERRANO y A. FUENTES. Afecciones puerperales y su influencia sobre la reproducción. Cienc. Vet. 2: 291-301. 1973.

  50. TROCONIS, J., A. HERNÁNDEZ, M. QUINTERO, D. NAVARRO y O. SILVA. Evaluación de un programa de inseminación artificial en ganado de carne en un hato llanero. En: Ganadería en los Trópicos. R. Rosa, A. Welcker y R. Salom (eds.). Caracas, Venezuela. Vol. 1: 171-181.

  51. UNIVERSIDAD CENTRAL DE VENEZUELA. FACULTAD DE CIENCIAS VETERINARIAS. CÁTEDRA DE GENÉTICA. Datos no publicados.

  52. UNIVERSIDAD CENTRAL DE VENEZUELA. FACULTAD DE CIENCIAS VETERINARIAS. ESTACIÓN EXPERIMENTAL LA CUMACA. Datos no publicados.

  53. UNIVERSIDAD CENTRAL DE VENEZUELA. FACULTAD DE CIENCIAS VETERINARIAS. CÁTEDRA DE GENÉTICA Y CONSEJO NACIONAL DE INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS Y TECNOLÓGICAS (CONICIT). Datos no publicados.

  54. VILLEGAS DELGADO, M. Estado sanitario del rebaño lechero en Venezuela y su relación con la producción . Seminario sobre la Producción de leche en Venezuela. CONIA, Caracas, Venezuela. Pág. 87-99. 1973.

  55. VENEZUELA, MINISTERIO DE AGRICULTURA Y CRÍA. Anuario Estadístico Agropecuario 1974. Caracas, Venezuela 712 p. 1975.

  56. VENEZUELA, MINISTERIO DE AGRICULTURA Y CRÍA. DIRECCIÓN DE INVESTIGACIÓN. OFICINA DE COMUNICACIONES AGRÍCOLAS. Anuario de Investigación Agropecuaria. Maracay, Venezuela 281 p. 1973.

  57. WALFENZAO, M. y E. ALBERS. Inseminación artificial con semen congelado en un rebaño Cebú En: Ganadería en los Trópicos. R. Sosa, A. Welcker R. Salóm (eds.). Caracas, Venezuela pág. 165-169. 1973.

  58. WARNICK, A. C., R. SMITH, D. PLASSE y M. BURGUERA. El comportamiento de toros de monta en Venezuela. ALPA, Mem. 6: 170. 1971. (Abstract.).


^

Agronomía Tropical  >  Colección  >  Sumario Volumen 27  >  Articulo