Agronomía Tropical  >  Colección  >  Sumario Volumen 25  >  Articulo


Agronomía Tropical 25(6): 549-560. 1975

REPRODUCCION DE VACAS MESTIZAS DE PARDO SUIZO EN LOS AÑOS 
1971 Y 1972

V. Bodisco*, Gladys Sosa*, M.E. Herrera* y E. García**

*Instituto de Investigaciones Zootécnicas,
 CENIAP, Maracay. Venezuela.

**Centro de Computación Integrado
MAC-BAP-IAN, Caracas, Venezuela.


INTRODUCCION

Uno de los principales problemas que afecta la explotación del ganado lechero europeo en las regiones cálidas tropicales es su deficiente reproducción (3, 7, 8, 9, 13, 16, 17, 18). No obstante, el uso de toros europeos para el mejoramiento de la productividad lechera es de primordial importancia en estas regiones, puesto que los tipos nativos no poseen la necesaria capacidad genética para la producción (3, 10, 12). La eficiencia reproductiva de los mestizos según algunos autores (1, 8, 9, 11, 20), es superior a la del ganado importado, pero esta ventaja se reduce en animales con una mayor proporción de genes europeos.

En muchos países tropicales el cruzamiento del ganado nativo con el europeo se practica en forma continua. En Venezuela este procedimiento va muy adelantado en la región de Carora (Estado Lara), donde en la actualidad se está formando un tipo racial definido, denominado "Carora", que combine en forma equilibrada las características lecheras de la raza Pardo Suiza, con las de animales tropicales, heredados de sus antepasados Criollos.

En un estudio anterior sobre este ganado, que abarcó el período 1961-1965, CEVALLOS et al (6), observaron una producción muy satisfactoria con 2.903 kg. de leche en 318 días de ordeño, y una reproducción deficiente, con un promedio de intervalo entre partos igual a 454,1 días.

El estudio fue realizado en base a los datos registrados manualmente y no fue repetido en los años posteriores debido a la imposibilidad de computar electrónicamente el material acumulado .

A partir del año 1970, en la región se conduce el control de producción y reproducción con la computación electrónica de datos, que permitió realizar el presente trabajo, cuyo propósito es comparar la eficiencia reproductiva del ganado en los años 1971 y 1972 con los resultados publicados por CEVALLOS et al (6), como también determinar el efecto de algunos factores endógenos y exógenos sobre la reproducción.

La existencia dentro del material estudiado de los registros de hijas de numerosos toros utilizados para la inseminación artificial, permitió estimar los índices de herencia para los principales factores de la reproducción: intervalos entre partos y períodos de vacía.

MATERIALES Y METODOS

El estudio se basó en 2.2 78 registros de períodos de vacía (desde el parto hasta la concepción) y 2.238 intervalos hasta el próximo parto, correspondientes a 6 fincas de la región de Carora, donde se cría el ganado mestizo de Pardo Suizo, con la preferencia a un tipo intermedio entre esta raza y la Criolla. Los otros dos tipos tomados en consideración, fueron: con predominancia de caracteres de Pardo Suizo y con escasez de éstos, prevaleciendo en el último tipo las características del Criollo.

CUADRO 1. Número de datos.

Fuentes de variación

Intervalo hasta 
el próximo parto

Período de vacía


Tipo racial: 

           Predominante Pardo Suizo

753

767

           Intermedio (Carora)

1378

1402

           Predominante nativo

107

109

Partos:

          1º.

522

506

          2º.

430

450

          3º.

360

350

          4º. y demás

926

972

Años:

          1971

894

770

          1972

1344

1508

Trimestres:

          Diciembre-Febrero

501

515

          Marzo-Mayo

440

397

          Junio-Agosto

568

564

          Septiembre-Noviembre

729

802

TOTAL

2238

2278


En el Cuadro 1 se presentan los números de registros correspondientes a las distintas fuentes de variaciones consideradas como variables independientes discretas. Llama la atención la desproporción entre los números de registros correspondientes a los dos años, como también, la escasez de datos para el tercer tipo racial de animales, predominante nativo. En el primer case la razón es la paulatina incorporación de vacas en el sistema de computación electrónica, y en el segundo, la selección que se realiza en la región dando preferencia al tipo intermedio del ganado ("Carora") .

Entre las 6 fincas estudiadas, los mayores números de datos fueron 789 períodos de vacía y 765 intervalos entre partos y los menores 158 y 180 respectivamente, correspondiendo en ambos cases a los mismos fundos.

La fecundidad se estudió por separado para vacas en primera, segunda y tercera lactación, pero los animales con 4 y más partos, fueron reunidos en un solo grupo, puesto que CEVALLOS et al (6) no detectaron diferencias significativas en la eficiencia reproductiva de vacas con más de 3 pariciones.

Para estudiar el efecto de los factores climáticos sobre la reproducción, se utilizaron los dotes de caídas pluviométricas registradas en 6 estaciones meteorológicas de la región durante los años 1971-1972. Igual que en el trabajo publicado por CEVALLOS et al (6), el análisis de los datos señaló la conveniencia de sub-dividir los años en 4 trimestres: Diciembre (del año anterior) - Febrero; Marzo-Mayo; Junio-Agosto y Septiembre-Noviembre.

Los sistemas de explotación y manejo son bastante similares en toda la región. Las vacas se ordeñan 2 veces al día, se mantienen en potreros de Guinea (Panicum maximum) o Pará (Brachiaria mutica) y en el período de sequía se le suministra en corrales, el pasto picado Elefente (Pennisetum purpureum) o Millo (Sorghum vulgare). Durante la lactación, las vacas se suplementan con un alimento concentrado que contiene aproximadamente 20% de proteína cruda, en cantidades equivalentes a 1 kg. de alimento por coda 2 ó 3 kgs. de leche producida.

Se practica la inseminación artificial, para la cual existe una sociedad cooperativa de ganaderos, auspiciada por el Ministerio de Agricultura y Cría, que cuenta con un centro de obtención, conservación, distribución y utilización del semen. En el centro se mantienen toros Pardos Suizas importados y los mestizos con relativamente elevada proporción de genes de la raza mejoradora, nacidos, criados y seleccionados en base a la productividad de sus madres en los fundos de la región.

Para las vacas adultas, la primera inseminación se realiza al pasar 60 días después del parto, y para las novillas, al alcanzar éstas el desarrollo suficiente, correspondiente a un poso de 330-350 kgs. aproximadamente.

En la mayoría de las fincas las novillas se someten al servicio de manta natural, con los toros escogidos del mismo fundo, lo que disminuye notablemente los números de animales con progenitores conocidos y reduce el material para la determinación de parámetros genéticos.

Para el análisis estadístico se utilizó el método de cuadrados mínimos, en base al siguiente modelo matemático:

Yijklno = m + fi + rj + Pk + al + tn + fail + ftjn + ptkn + atin + eiJklno

donde:

Yijklno = período de vacía o intervalo hasta el próximo parto de una vaca
en finca "i" de fenotipo "j", después del parto "k", ocurrido en el
año "1" y trimestre "n".
m -promedio teórico de la población estudiada
fi -efecto de finca: i = 1,2 . .6
rj -efecto de fenotipo; j= 1,2,3
Pk -efecto de número del parto; k = 1,2 4
al -efecto del año del parto; I = 1,2
tn -efecto de trimestre del parto; n = 1,2 4
eiJklno - efecto residual

Para la determinación del efecto del período seco previo al parto, se utilizó la misma fórmula, con la introducción de los datos correspondientes, como covariable.

Al observarse una marcada desproporción entre los números de portos ocurridos en distintos trimestres de los dos años, se procedió a la determinación de los porcentajes correspondientes a coda período y con el análisis de variancia, previa transformación de porcentajes en valores de arco-seno.

Entre los materiales estudiados se encontraron 1.398 registros de intervalos entre partos y 1.413 de períodos de vacía, correspondientes a las hijas de 55 y 58 toros respectivamente, que tenían en la población 3 o más descendientes. Para estos materiales se realizaron nuevos

análisis de variancia con el mismo modelo matemático, y los datos de coda animal fueron ajustados, usando las constantes de todas fuentes de variación cuyos efectos resultaron significativos. Por el método de interacción intra-clase se estimaron los índices de herencia y sus errores típicos, usando la fórmula sugerida por SWIGER et al (19).

RESULTADO Y DISCUSION

En el Cuadro 2 se presentan los datos de caídas pluviométricas, observadas en la región durante los años 1971 y 1972. Se nota una marcada escasez de lluvias en el bienio, sobre todo en el año 1972, al ser comparados estos datos con el promedio de quinquenio 1961-1965, cuando las caídas alcanzaron el nivel de 891,6 mm. A la vez, las precipitaciones en distintos trimestres guardaron las relaciones muy parecidas a las observadas por CEVALLOS et al (6) en aquella época, señalando que en la región existen 2 épocas lluviosas y 2 secas. Las diferencias entre las caídas observadas en los dos años y en distintos trimestres, resultaron significativas, la primera con un menor grado de probabilidad (P<0,05) que las segundas (P<0,01).

CUADRO 2. Caídas pluviométricas (mm.) en distintos trimestres de los años 1971 y 1972.


TRIMESTRE

AÑOS

PROMEDIO

1971

1972


Diciembre-Febrero

108,6

75,6

92,1b

Marzo-Mayo

201,6

233,7

217,7a

Junio-Agosto

99,1

34,4

66,8b

Septiembre-Noviembre

352,0

245,3

297,7a


TOTAL ANUAL

761,3

589,0

.


a, b. Los promedios señalados con letras distintas son significativamente (P<0,01) diferentes.

El Cuadro 3 contiene el promedio global ajustado de los intervalos hasta el próximo parto y las constantes correspondientes a las fuentes de variaciones, cuyos efectos resultaron significativos.

El promedio global de 449,3 días, muy similar al obtenido por CEVALLOS et al (6) en la misma población de 454,1 días, es substancialmente mayor que en el ganado Criollo (3, 5, 15), que oscila entre 357 y 412 días, siendo a la vez semejante al ganado europeo en el trópico (2, 4, 8, 13, 17) y superior a los distintos mestizas del ganado nativo cruzado con toros europeos (5, 8, 11).

El dato demuestra aparentemente que durante los cinco años pasados entre los 2 estudios, no hubo mejoramiento en la reproducción de los rebaños en la región de Carora. Sin embargo, esta suposición está rechazada por un notable mejor comportamiento de las vacas en el año 1971, cuando los intervalos hasta el próximo parto fueron de solo 424,4 días, 50 días menores que en el año 1972. Indudablemente la fuerte disminución de las caídas pluviométricas en el último año, fue la cause principal de estos resultados.

En los datos del Cuadro 3, también llama la atención la gran diferencia (P<0,01) entre las constantes de las fincas, que señala claramente la desigualdad en la atención, que a los problemas de la reproducción se prestan en las distintas explotaciones.

CUADRO 3. Intervalo hasta el próximo parto.

Fuentes de variación

Constantes (días)


Promedio teórico

449,3

Fincas:

          máximo (No. 6)

17,0a

          mínimo (No. 2)

-13,7b

Fenotipos:

          Predominante Pardo Suizo

4,5a

          Intermedio

5,5a

          Predominante nativo

-10,0b

Partos:

         1º.

9,8a

         2º.

-2,7ab

         3º.

-3,8b

         4º. y demás

-3,3b

Años:

         1971

-24,9a

         1972

24,9b

Trimestres:

         Diciembre-Febrero

3,6b

         Marzo-Mayo

44,3a

         Junio-Agosto

3,0b

         Septiembre-Noviembre

-50,9c


a, b, c. Las constantes de las mismas fuentes de variaciones, señaladas con letras distintas son significativamente (P<0,05) diferentes.

Los animales con distintos fenotipos se comportaron alga diferente que en el período 1961-1965, cuando la peor reproducción correspondió a las vacas con predominancia de caracteres de Pardo Suizo, mientras que entre los tipos intermedio y con predominancia de caracteres de ganado nativo la diferencia fue insignificante. En el presente estudio el segundo tipo (intermedio) junta con el primero (predominante Pardo Suizo) se comportaron significativamente (P< 0,05) peor que el predominante nativo. La razón probable de esta diferencia podría ser el mayor efecto de las adversas condiciones ambientales (sequía) sobre el ganado con un mayor grado de mestización, puesto que la peor reproducción en animales con mayor proporción de genes europeos fue observada por numerosos autores (9, 11, 14, 20).

Entre las vacas con distintos números de partos, los intervalos más prolongados (P<0,05), correspondieron a las primerizas. En la literatura revisada no se encontraron informaciones acordes a este resultado. Al contrario, en los trabajos realizados en Venezuela no hubo diferencias significativas entre vacas de distintas edades o con diferentes números de partos (2, 3, 4, 6). Probablemente la sequía observada en este estudio afectó más los organismos de animales en crecimiento y se reflejó en su eficiencia reproductiva.

La reproductividad de vacas paridas en distintos trimestres fue significativamente diferente (P<0,01), con una notable ventaja del trimestre Septiembre-Noviembre y desventaja de Marzo-Mayo. El dato es semejante al observado por CEVALLOS et al (6) en los años 1961-65 y a los obtenidos en distintas regiones del país con diferentes tipos de ganado (2, 3, 4). El efecto de las estaciones climáticas se notó también en otras regiones tropicales (2, 14).

Sin embargo, en el presente estudio aparece un fenómeno no observado en los trabajos anteriores: la falta de correlación entre la duración de los intervalos entre partos y las caídas pluviométricas en los distintos trimestres. Parece lógico que la reproducción mejora en el trimestre Septiembre-Noviembre, cuando las lluvias y el consiguiente crecimiento de pasto son mayores; pero no tiene explicación el notable prolongamiento de intervalos en las vacas paridas en el trimestre Marzo-Mayo que, en la región y en el período estudiado, fue también caracterizado por caídas pluviométricas abundantes (más de 200 mm.).

El dato pone en duda el reconocido efecto positivo del desarrollo de la vegetación sobre la fertilidad de animales y obliga a prestar una mayor atención a los demás factores ambientales de posible influencia. REDFERN (16), trabajando con el ganado europeo en Uganda, llegó a la conclusión que la reproducción en alto grado depende de la tensión provocada en el organismo animal por los efectos directos de los factores climáticos.

Para comprobar la influencia de las estaciones climáticas sobre la reproducción, se realizó la comparación de los porcentajes de partos ocurridos en los distintos trimestres de los 2 años, que aparecen en el Cuadro 4. El análisis de variancia señaló que en el trimestre Septiembre-Noviembre, es mejor para la reproducción, los partos se acumulan más, siendo su número notablemente mayor que en el trimestre Marzo-Mayo cuando la fertilidad de las vacas es deficiente.

CUADRO 4. Porcentajes de partos ocurridos en distintos trimestres

TRIMESTRE

A Ñ O S

PROMEDIO

1971

1972


Diciembre-Febrero

21,1b

23,3

22,2bc

Marzo-Mayo

10,5c

23,8

17,2c

Junio-Agosto

23,5b

27,0

25,2b

Septiembre-Noviembre

44,9a

25,9

35,4a


a, b, c. Los porcentajes de las mismas columnas señalados con letras distintas son significativamente diferentes (P<0,05).

Es notable que en el año 1972, caracterizado por la fuerte sequía, las diferencias entre trimestres fueron insignificantes. ZURITA Y DE ALBA (20) observaron también la acumulación de partos en las épocas más favorables en el ganado mestizo de una región tropical mexicana.

La única variable independiente continua, tomada en cuenta en este estudio, fue el período seco previo al parto, cuya duración promedio para toda la población estudiada fue igual a 112 días. Los efectos de esta covariable sobre los intervalos entre partos y sobre los períodos de vacía no llegaron al nivel de significancia estadística.

En el Cuadro 5 se presentan el promedio teórico y las constantes correspondientes a los períodos de vacía. Estos datos en su totalidad coinciden con los intervalos hasta el próximo parto y por esta razón no necesitan explicaciones o comentarios separados. La única diferencia consiste en el efecto de los fenotipos de vacas, significativo para los intervalos entre partos (P<0,05) e insignificante para los períodos de vacía, pero con la marcada tendencia a la mejor fertilidad en animales con características predominantes del ganado nativo.

CUADRO 5. Períodos de vacía

Fuentes de variación

Constantes ( días )


Promedio teórico

154,1

Fincas:

         máximo (No. 6)

21,0a

         mínimo (No. 2)

-12,9b

Fenotipos:

        Predominante Pardo Suizo

5,4

        Intermedio

0,8

        Predominante nativo

-6,2

Partos:

       1º.

8,3a

       2º.

-6,5b

       3º.

-2,4ab

       4º. y demás

0,6bb

Años:

       1971

-20,6a

       1972

20,6b

Trimestres:

       Diciembre-Febrero

-1,5bc

       Marzo-Mayo

25,9a

       Junio-Agosto

-5,4b

       Septiembre-Noviembre

-19,0c


a, b, c. Las constantes de las mismas fuentes de variaciones señaladas con letras distintas son significativamente (P<0,05 ) diferentes.

La existencia de numerosos datos correspondientes a las hijas de toros conocidos permitió estimar los índices de herencia para intervalos entre partos y períodos de vacía. En el primer case el número total de toros con 3 o más hijas fue igual a 55 y el de registros a 1.398, y en el segundo los números respectivos fueron 58 y 1.413.

Eliminando las fuentes de variaciones con efectos no significativos en los análisis anteriores, se procedió con la repetición de los análisis, determinación de las constantes y el ajuste de los datos individuales de coda vaca. Finalmente, por el método de correlación intraclase, se estimaron los índices de herencia que se presentan en el Cuadro 6.

Llama la atención el alto valor del índice obtenido para los intervalos entre partos, muy superior al estimado para los períodos de vacía y aparentemente bastante precise por ser su error típico reducido.

CUADRO 6. Índices de herencia estimados.

Factor

Números de  

Número ajustado de hijas por 
1 toro (kt)

Indice de herencia

toros registros

Intervalo entre partos

55 

1398

24,29

0,103 ± 0,040

Período de vacía

56 

1413

22,94

0,027 ± 0,013


Sabiendo que el intervalo hasta el próximo parto es la suma de los días correspondientes al período de vacía y a la duración de gestación, la diferencia entre los dos índices sugiere la posibilidad que el último factor sea el principal responsable del resultado obtenido.

En la revisión de literatura realizada por BODISCO (2) existen numerosos índices de herencia para los intervalos entre partos superiores al obtenido en este trabajo, todos correspondientes a diferentes razas de ganado Cebú. A la vez, los índices estimados para el ganado europeo normalmente son muy bajos o iguales a cero, como fue el case del único índice determinado para ese carácter en Venezuela (4).

RESUMEN

Por el método de cuadrados mínimos en el análisis de variancia-covariancia se estudiaron 2.238 intervalos hasta el próximo parto (I) y 2.278 períodos de vacía (V), desde el parto hasta la concepción, registrados durante los años 1971 y 1972, para el ganado mestizo de Pardo Suizo (PS) en 6 fincas de la región de Carora, Estado Lara, Venezuela. Los promedios globales ajustados resultaron iguales a 449,3 días para I y 154,1 para V. Ambos factores fueron afectados (P<0,01) por los efectos de fincas, años y trimestres de parto y por las interacciones: finca x trimestre, año x trimestre (P<0,01 para I P<0,05 para V) y parto x trimestre (P<0,01 solo para V). El efecto del número ordenal del parto fue también significativo (P<0,05) para ambos factores, siendo las vacas primerizas menos fecundas que las demás. Los fenotipos de animales influyeron sólo sobre I (P<0,05), siendo más fecundas las vacas con dominancia de caracteres del ganado nativo (-10,0 días ) que las con dominancia de PS (4, 5 días) y con fenotipo intermedio (5, 5 días). El efecto del período seco previo, con el promedio de 112 días, estudiado como covariable, no llegó al nivel de significancia estadística en ningún case. La influencia de trimestres fue comprobada también por el análisis de porcentajes de partos ocurridos, que demostró la significativa (P<0,05) mayor acumulación de pariciones en Septiembre-Noviembre, cuando el régimen pluviométrico es el más favorable. Los índices de herencia, de terminados por el método de correlación intra-clase, con 1.398 registros de hijas de 55 toros para los intervalos entre partos y 1.413 registros de hijas de 58 toros por los períodos de vacía, resultaron iguales a 0,103 + 0,040 y 0,027 + 0,013, respectivamente.

SUMMARY

Utilizing least-squares in a variance-covariance analysis, 2238 records of calving intervals (I) and 2278 records from servile periods (S) from calving to conception, taken during the years 1971 and 1972, from native (Criollo) cattle crossbred with Brawn Swiss (BS) were studied, in six farms from the Carora region of Venezuela. The adjusted global means wore equal to 449.3 for I and 154.1 for S. Both factors were affected (P<0.01) by the effect of farms, years and trimesters were calving ocurred, and the interactions: farm x trimester, year x trimester (P<0.01 for I and P<0.05 for S) and calving x trimester (P<0.01 only for S) The effect of ordinal number at calving was also significant (P<0.05) for both factors, being first calving cows less fecund than the rest. The fenotype of the animals had influence only I (P<0.05), being more fertile the cows with predominant native characteristics (-10.0 days), than those with BS predominance (4.5 days) and intermediate fenotype (5.5 days). The effect of the previous dry period, with a mean of 112 days, studied as a covariable, did not reach any significant statistical level. The influence of the different trimesters was proven also by the analysis of the calving percentages, which was significant (P<0.05), with a higher incidence of parturition in the period September-November, when the pluviometric regime was most favorable. The heredity indexes, determid by the intro-class correlation method, with 1398 records obtained from daughters of 55 bulls for calving intervals; and 1413 records from daughters of 58 bulls for the service period were equal to 0.103 + 0.040 and 0.027 + 0.013 respectively.

BIBLIOGRAFÍA

AMBLE, V. N. and J. P. JAIN. Comparative performance of different grades of crossbred cows on military farms in India. J. Dairy Sci., 50: 1695-1702. 1967.

BODISCO, V. Manejo y reproducción. Rev. Vet. Venez., 24: 3-38. 1968.

BODISCO, V., A. CARNEVALI, E. CEVALLOS y J. R. GÓMEZ. Cuatro lactancias consecutivas en vacas Criollas y Pardo Suizas en Maracay, Venezuela. ALPA Mem., 3: 61-76. 1968.

BODISCO, V., O. VERDE y C. J. WILCOX. Producción y reproducción de un lote de ganado Pardo Suizo. ALPA Mem., 6: 81-95. 1971.

CARMONA, S. y N. MUÑOZ. Intervalo entre partos y número de servicios por preñez en vacas Criollas, Jersey y encastadas de Pardo Suizo en clima tropical húmeda. ALPA Mem., 1: 7-19. 1966.

CEVALLOS, E., M. E. HERRERA, R. RIERA, C. E. RÍOS y V. BODISCO. Comportamiento del ganado de la región de Carora durante el período 1961-1965.

Boletín Técnico del MAC No. 1. 32 pffig. 1968.

FENTON, F. R., C. BRANTON, R. E. McDoweLL and M. V. BENEZRA. Reproductive efficiency of a Holstein herd in a tropical environment. Paper presented et VI Int. Congr. of Biameteorologie. 9 pág. 1972.

HERNÁNDEZ-PRADO, A., G. QUINTERO GONZÁLEZ y LOURDES HERNÁNDEZ. Estudio de la eficiencia reproductiva en bovinos puros y mestizos. Inseminación artificial y monta natural en un rebaño Pardo Suizo. V. Congr. Panamer. Med. Vet. y Zoot., Caracas. Vol. I: 457-471. 1966.

KASSIR, S. A., K. H. JUMA and F. H. ALJAFF. A further study on dairy characters in Friesian and crossbred cattle in Iraq. Trop. Agric. (Trinidad), 46: 359-363. 1969.

MAHADEVAN P. Breeding for milk production in tropical cattle. Commonv. Agric. Bureaux. Fernham Royal, Bucks, England. 154 pág. 1966.

MAHADEVAN, P. and H. G. HUTCHINSON. The performance of crosses of Bos taurus and Bos indicus cattle for milk production in the cosstal region of Tanganyika. Anim. Prod., 6: 331-342. 1964.

McDowElL, R. E. Feasibility of commercial diayring with cattle indigenous to the tropics. Cornell Int. Agr. Dev. Bull., Ithaca. N. Y., U.S.A. No. 21. 22 pp. 1971.

MILLER, P. B. Idade a primeira cria, periodo de servico, intervalo entre partos e vida util do rabanho Holandes (preto y bronco) puro de origen, do Estacao Experimental de Zootecnia de Montenegro, R. S. Thesis en la Universidad Federal de Minas Gerais, Brasil. 59 pp. 1971.

PEARSON DE VACCARo, LUCIA. Some aspects of the performance of purebred and crossbred cattle in the tropics. Part I. Reproductive efficiency in females. Anim. Breed. Abst., 41: 571-591.

PEROZO, T. Tipos nativos del trópico y sus cruces en la producción de leche. Seminario sobre la producción de leche en Venezuela. Cons. Nacional. Invest. Agric., Caracas. 57-71. 1973.

REDFERN, D. The problem of low breading efficiency in Bos taurus females in Uganda. A.B.A., 37. No. 2476. 1969.

SALAZAR, J. J. y R. K. WAUGH. Comparative milk production of native and European breeds and crosses under tropical conditions of Colombia. Proc. Second World Conf. Anim. Prod., College Park, Md., U.S.A. 484-485 (Resumen). 1969.

SALAZAR, J. J. Genetic and environmental factors affecting performance of three Holstein herds in Colombia. Diss. Abstr. Int., Sect. B. 31: 6359-6360. 1971.

SWIGER, L. A., W. R. HARVEY, D. O. EVERSON and K. E. GREGORY. The variance of interclass correlation involving groups with one observation, Biometrics, 20: 818-826. 1964.

ZURITA, J. y J. DE ALBA. Productividad de un hato encastado de Holstein en el nor-este del trópico mexicano. Rev. Mex. Prod. Animal, 2: 3-11. 1969.


^

Agronomía Tropical  >  Colección  >  Sumario Volumen 25  >  Articulo