Agronomía Tropical  >  Colección  >  Sumario Volumen 25  >  Articulo


Agronomía Tropical 25(3): 221-233. 1975

PESOS DEL GANADO GIR Y "AGIRADO" NACIDOS EN EL AÑO 1973 EN PARIAGUÁN, ESTADO ANZOÁTEGUI

D. Montoni*, V. Bodisco**, J. Rodríguez** y O. Pabón*

*Estación Experimental de Guanipa, CIARNO,
El Tigre, Estado Anzoátegui, Venezuela.

**Instituto de Invest. Zootec. CENIAP
Maracay, Venezuela.


INTRODUCCIÓN

La raza Gir, originada en India y bastante numerosa en Brasil, tiene buenas condiciones para la producción de leche, pero en Venezuela se utiliza como productora de carne, aunque en este aspecto sus posibilidades son inferiores a las otras razas de Cebú existentes en el país: Brahman, Guzerat, Nellore e Indu-Brasil (4, 5, 6).

Es imposible establecer en qué año los primeros animales de esta raza fueron introducidos en el país, pero DUBUC (6) informa que en el año 1954, en el Centro de Recría de Pariaguán, Estado Anzoátegui, había 4 toros, 250 vacas y 159 novillas Gir.

La principal parte de los trabajos de investigación sobre bovinos de carne realizados hasta el ,presente en Venezuela, se relacionan al ganado Brahman (2, 3, 12, 13, 17) o a sus mestizos (7, 9, 10, 14, 15, 18, 19, 20) por ser esta raza más numerosa en el país. A la vez, sobre el comportamiento productivo del ganado Gir, casi no se consiguen informaciones, al no mencionar los promedios de peso en distintas edades obtenidas por CANELÓN AROCHA en el año 1955 en Pariaguán y citados por DUBUC (6) en su libro.

Los Centros de Recría del Ministerio de Agricultura y Cría, son los principales criadores de las razas asiáticas de Cebú. En la década correspondiente a los años 50, se prestaba poca atención a la pureza racial de los animales, mantenidos en los Centros y existe una fundada sospecha de que en algunos casos las vacas de una raza Cebú fueron cubiertas por toros de otras, lo que no permite llamar ciertos rebaños con el nombre de su raza original.

En estos casos, los técnicos emplean una nueva denominación de tales tipos raciales, como por ejemplo "Agirado" o "Anellorado", señalando que tales rebaños poseen numerosos caracteres de las razas respectivas, pero que su pureza racial es insegura.

Tal es el caso del Centro de Recría de Pariaguán, donde se mantiene el ganado "Agirado" pero se usan los toros puros de raza Gir.

En los Centros de Recría durante la última década se realizan los pesajes de animales y se llevan los registros correspondientes. En base a éstos se determinan los promedios de peso a distinta edades y se comparan los resultados logrados en años consecutivos, en animales machos y hembras, en diferentes Centros que crían animales del mismo tipo, etc.

Sin embargo, el análisis estadístico de los datos hasta el presente no se ha practicado, como tampoco se prestó la necesaria atención a los resultados logrados por los hijos de distintos reproductores, que permitiría eliminar los genotipos de bajo valor, acelerar el proceso de selección en los hatos y elevar aún más el beneficio que los Centros de Recría prestan a la ganadería nacional.

En el año 1972 se estableció la colaboración entre el personal directivo del Centro de Recría de Pariaguán y los técnicos del Centro de Investigación Agropecuaria de la Región Nor-Oriental, adscritos a la Estación Experimental de Guanipa, en El Tigre. Estos últimos se ocuparon de realizar el pesaje de animales, sistematizar los datos y someterlos al análisis estadístico con el uso de la computación electrónica.

El presente trabajo se basa sobre los resultados obtenidos y sus principales objetivos son: determinar los pesos a distintas edades y el crecimiento de becerros Gir (o "Agirado") en dependencias de algunos factores endógenos y exógenos, la influencia paterna sobre estos datos y los índices de herencia respectivos. A la vez se pretende comparar el efecto de distintos toros usados en la reproducción para señalar ejemplares cuya eliminación es recomendable para mejorar la productividad del rebaño.

MATERIALES Y METODOS

Para el presente trabajo se utilizaron todos los registros correspondientes a los becerros nacidos durante el año 1973. La mayor parte de pariciones en este año, igual a 84,9% ocurrió en el período lluvioso desde Abril hasta Agosto. Por esta razón no fue necesario dividir el año en épocas y se prefirió reducir el estudio del efecto de factores ambientales a la influencia de las caídas pluviométricas.

En el Centro de Recría se mantiene el ganado "Agirado", pero al principio del año llegó un grupo de novillas Gir puras que durante el período estudiado procrearon numerosos becerros. Para investigar la posibilidad de incluirlas en la población de vacas "Agirada" se realizaron los análisis de variancia por el método de mínimos cuadrados para los pesos al nacer, al destete y a los 18 meses de edad de los hijos de novillas Gir y "Agiradas". En ningún caso las diferencias entre los promedios llegaron al nivel de significancia estadística, lo que permitió para los demás estudios considerar a todos los animales pertenecientes a una solo población.

En el Centro de Recría de Pariaguán se mantienen durante todo el año en potreros de pasto Yaraguá (Hyparrhenia rufa), existiendo también unas pocas siembras de Pangola (Digitaria decumbens). Durante las épocas críticas de sequía se practica una pequeña suplementación de madres e hijos con alimentos concentrados económicos con bajo nivel de proteínas (14-18 %).

El destete se realiza al cumplir los becerros 8 meses de edad. Durante las primeras dos semanas los animales destetados reciben una pequeña suplementación, pasando posteriormente al exclusive régimen pastoril. Los pesajes de los becerros se realizan en el día del nacimiento y posteriormente una vez al mes. El destete se realiza mensualmente para los grupos de animales más próximos a la edad de 8 meses. Los pesajes correspondientes a los 18 meses de edad se hacen para los grupos de animales próximos a ésta. Debido a la periodicidad de estos controles los promedios de días de edad obtenidos en este estudio fueron 231,9 ± 14,1 para el destete y 536,4 ± 8,7 para los 18 meses.

El principal objetivo de los Centros de Recría es la venta de reproductores a los ganaderos. Para esta finalidad los mautes o toritos durante los meses anteriores al día de la venta (subasta), se mantienen en corrales, siendo alimentados con raciones abundantes y nutritivas, basadas en pastos de corte, generalmente Elefante (Pennisetum purpureum) y suplementos concentrados. Por esta razón, los pesos de machos y hembras a los 18 meses de edad no reflejan una verdadera relación entre los sexos.

Servicio de manta es controlado y para esta finalidad se usan los toros de raza Gir, que en el año 1973 alcanzaron el número de 16.

Los números de datos disponibles para este estudio se presentan en el Cuadro 1. Llama la atención la marcada disminución del número de animales desde el nacimiento hasta el destete (7 %), y en el período desde el destete hasta los 18 meses de edad (17%). El primer dato de

CUADRO 1. Número de datos.

FUENTE DE VARIACION

NUMERO DE ANIMALES

al nacer

al destete

a los 18 meses


Parto 1º.

110

103

80

        Vacas Gir

46

43

41

        Vacas Agiradas

64

60

40

Parto 2º.

59

56

43

Parto 3º.

75

73

61

Parto 4º. y demás

145

130

118

Machos

184

170

134

Hembras

205

192

168


TOTAL

389

362

302


Edad (días)

0

231,9 ± 14,1

536,4 ± 8,7

muestra la mortalidad de becerros durante el período pre-destete, mientras que el alto valor del segundo se debe al traspaso de algunos animales destetados a otros Centros de Recría, causado por la escasez de pastos durante el verano 1973-74 en Pariaguán. También es notable la desproporción entre los becerros machos y hembras nacidos y criados en el Centro.

En este estudio se analizaron los datos correspondientes a los pesos al nacer, al destete y a los 18 meses de edad, como también el incremento de peso en el período, pre-destete. Debido al tratamiento preferencial para toritos, no se estudió el aumento de peso en los períodos desde el nacimiento y desde el destete hasta los 18 meses de edad.

Para el estudio del efecto del régimen pluviométrico se utilizaron los datos meteorológicos correspondientes al mes del nacimiento del becerro, al mes anterior a este suceso y a los 2 meses anteriores que presentaron los siguientes promedios:

Caídas pluviométricas

mm/mes

En el mes del nacimiento

127,7 ± 75,7

En el mes anterior

106,2 ± 84,5

En dos meses anteriores

85,2 ± 56,4

Los análisis de covariancia realizados para cada uno de esos promedios y con los distintos posos de becerros por separado, señalaron que el máximo efecto correspondió al último dato. Por esta razón, para los estudios definitivos se utilizó como covariable el promedio de precipitaciones en los dos meses anteriores al parto.

El primer análisis de variancia-covariancia por el método de cuadrados mínimos se realizó en base a un solo modelo matemático para todas variables dependientes. Posteriormente, eliminando las fuentes de variaciones que en el primer análisis no señalaron efectos significativos y añadiendo covariables de posibles influencias sobre los factores estudiados, se llegó a usar 3 modelos matemáticos distintos, los cuales, junta con el original, se presentan en el Cuadro 2.

CUADRO 2. Modelos matemáticos.


1. Original:
YiJkl = m + si + pj + tk + spij + stjk + b (c - c) + eijkl

.

2. Peso al nacer:
Yijkl = m + si + Pj + tk + b (c - c) + eijkl

.

3. Peso al destete y ganancia de peso hasta el destete:
Yijkl = m + si + Pj + tk + b1 (c - c) + b2 (d-d) + eijkl

.

4. Peso a los 18 meses:
Yijkl = m = si + pj + tk + b1 (d - d) + b2 (n - n) + eijkl

.

donde:

Yjjkl - es el peso (o la ganancia del peso) de un animal de sexo "i", nacido en el parto "j" e hijo del toro "k"
m -promedio teórico de la población
si - efecto del sexo del animal; i = 1, 2
pj - efecto del número del parto en que nació el animal; j = 1, 2... 4...
tk - efecto del toro padre, k = 1,2... 16
b - coeficientes de regresión
c - caídas pluviométricas en los 2 meses anteriores al parto
n -peso al nacer del animal
d -edad del animal en el día de pesaje


Los índices de herencia para los pesos y su incremento, fueron estimados por el método de correlación intra-clase y el error standard se determinó con el uso de la fórmula sugerida por SWIGER et al (21).

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

En el Cuadro 3 se presentan los promedios globales ajustados de las variables estudiadas y las constantes correspondientes a los distintos sexos y número de partos.

CUADRO 3. Constantes y coeficientes de regresión obtenidos para los sexos de animales y números de partos de sus madres.


Fuente de variación

PESO ( Kg )

a 18
 meses

Ganancia de peso 
hasta al destete

al nacer

al destete


Promedio teórico

20,92

146,21

201,46

125,28

Sexo:

      Machos

1,05a

5,20a

21,60a

4,18a

      Hembras

-1,05b

-5,20b

-21,60b

-4,18b

Parto:

     1º.

1,16c

-14,43e

-10,67d

-15,31e

     2º.

-0,51de

-0,84de

-7,09cd

-0,38de

     3º.

0,13cd

-6,70cd

6,71cd

6,52cd

     4º. y demás

-0,78e

8,57c

11,05c

9,17c

Coeficientes de regresión:

     Caídas pluviométricas

0,003**

-0,158*

-

0,165*

     Edad en el día de pesaje

-

0,411**

0,487**

-0,396**

     Peso al nacer

-

-

2,024**

-


a, b, c, d, e: las constantes de las mismas fuentes de variación señalados con letras distintas son significativamente (P<0,05) diferentes.
 Significativo * (P<0,05); ** (P<0,01).

El promedio del peso al nacer de 20,9 kg. es sumamente bajo si se compara con los obtenidos por otros autores en la misma raza. Así CANALÓN AROCHA, citado por DUBUC (6), en el mismo Centro de Recría y aparentemente con los animales progenitores del rebaño actual obtuvo en el año 1955 el promedio 29,9 kg. DUBUC (6) observó en Uberaba (Brasil) el peso de 24,4 kg. y cita otro trabajo (ALVES SANTIAGO en Sertaozinho) donde el peso fue de 24,2 kg. Igualmente DOMÍNGUEZ (5) informa que el peso al nacer de Gir en Brasil es de 24,2 kg.

Es difícil encontrar la razón de esta diferencia. Aparentemente el efecto genético no debería ser importante, puesto que el ganado precede del Brasil y los promedios obtenidos en aquel país corresponden a los años muy próximos a la adquisición e importación de ganado a Venezuela.

Lo más probable es que el peso al nacer del ganado en Pariaguán en el año 1973 sea la consecuencia de la deficiente alimentación de vacas directamente por la alta significancia del coeficiente de regresión de las caídas pluviométricas que señala la estrecha dependencia del desarrollo pro-natal de los becerros de la disponibilidad de pastos en los últimos meses de gestaciones de sus madres.

La diferencia entre los posos al nacer de machos y hembras es normal. Entre las vacas con distintos números de partos, el mejor peso correspondió a los hijos de ,las primerizas, señalando otra vez la gran importancia de la alimentación materna para este factor. Las primerizas, libres durante su primera gestación de la necesidad de gestar materias nutritivas para amamantar sus hijos, se preparan mejor para el parto y producen becerros con un peso significativamente mayor.

Los posos al destete con el promedio de 146,2 kg. son notablemente mejores que los pesos al nacer y hasta superan a los obtenidos en Uberaba de 151,6 kg., siendo comparables a los de Sertaozinho de 176,7 kg. y del obtenido en Pariaguán por CANALÓN AROCHA, de 174,4 kg., por referirse estos promedios a animales con 9 meses de edad.

Indudablemente, las vacas de Pariaguán son buenas productoras de leche, lo que les permite criar bien sus descendientes. Esta observación se comprueba indirectamente también por las diferencias entre los pesos al destete de becerros nacidos en distintos partos. Entre estos promedios, el de primer parto, que ha sido el mejor al nacer, ocupó ahora el último lugar, superado por los correspondientes al segundo, tercero y cuarto y demás partos. Los promedios de peso coinciden claramente con el desarrollo de la productividad lechera de las vacas que generalmente es baja en la primera lactación, aumenta hasta la 3a y posteriormente no presenta cambios significativos.

El incremento de peso durante el período pre-destete en todo coincide con las observaciones hechas sobre el último peso. El promedio global de 125,3 kg. equivale a un incremento diario de 0,540 kg. y es superior al observado en Uberaba hasta los 9 meses de edad (0,471 kg.), igual al obtenido por CANALÓN AROCHA en Pariaguán (0,535 kg.) y alga inferior al logrado en Sertaozinho (0,565 kg.).

En otros tipos del ganado Cebú explotados en Venezuela, PLASSE et al (19) encontró en ganado Brahman, criado en Estación Experimental de Calabozo, Estado Guárico, un incremento diario de peso (hasta 205 kg.) igual a 0,655 kg.

Entre las covariables tomadas en consideración para el análisis del peso al destete y del incremento, llama la atención el efecto negativo y significativo de las caídas pluviométricas en los 2 meses anteriores al parto que sugiere una menor producción de leche en vacas paridas en los períodos posteriores a las épocas de abundancia de pastos. La única explicación de este resultado podría ser la mayor importancia para la producción de leche y la consiguiente mejor alimentación de becerros Gyr, de abundancia de pastos en los meses posteriores al parto y no anteriores 2 ello.

También es notable la ausencia de significancia en el efecto del peso al nacer sobre el destete y sobre el crecimiento. MULLER-HAYE et al (12) encontraron correlación altamente significativa entre los dos pesos de becerros machos y hembras Brahman, como también la correlación de peso al nacer con el incremento pre-destete en becerras hembras solamente. La ausencia de esta correlación en el presente estudio indudablemente se debe a la alto participación en la población de vacas primerizas, que formando un 28,3~o del total, procreaban los becerros con mayor peso al nacer, pero los alimentaba peor durante el período de amamantamiento.

El efecto positivo y altamente significativo de las edades de animales en el día del pesaje sobre los pesos al destete y su incremento, no necesitan comentarios.

El peso a 18 meses de edad, con el promedio de 201,5 kg. es muy bajo, tanto en comparación con los datos de Uberaba (234,4 kg.), como con los de Sertaozinho (229,4 kg.). El dato demuestra claramente que el régimen alimenticio en el Centro de Recría de Pariaguán es deficiente y que es recomendable tomar las medidas urgentes para su mejoramiento.

La diferencia entre los posos a los 18 meses de edad y al destete, igual a 55,25 kg. que se incrementaron durante el período de 304,5 días, arroja un promedio del crecimiento diario de apenas 0,181 kg.

Los mismos cálculos hechos para los dos sexos por separado señalan que los machos, ayudados con la suplementación durante el período de su preparación para la venta, aumentaban diariamente 0,235 kg., mientras que las hembras sólo incrementaron 0,128 kg./día, casi la mitad de lo logrado por los machos. Es obvio que en condiciones de Pariaguán el mantenimiento a potreros sin suplementación, que es el tratamiento aplicado a las hembras, retarda notablemente su crecimiento, desarrollo y por consiguiente el inicio de la vida productiva.

En el peso a los 18 meses el efecto del número del parto es similar al observado en el posado anterior, pero la diferencia entre hijos de vacas primerizas y los nacidos en partos posteriores disminuyó notablemente.

Probablemente debido a esta recuperación de las hijas de vacas primerizas, el efecto del peso al nacer, insignificante en el momento del destete, llegó al alto nivel de significancia para los animales de 18 meses de edad, señalando la conveniencia de prestar la debida atención al peso inicial de animales como un criterio de selección para el mejoramiento de la productividad de hatos.

Por razones obvias, el efecto de las caídas pluviométricas en los 2 meses anteriores al nacimiento del becerro no fue significativo para el pesaje a los 18 meses de edad, pero el coeficiente de regresión, correspondiente a la edad de animales en el día del ,pesaje, igual que en el caso anterior, resultó altamente significativo.

El efecto de toros padres fue altamente significativo para todos los factores estudiados. Las constantes correspondientes a cada uno de los sementales, aparecen en el Cuadro 4.

CUADRO 4. Constantes correspondientes a los distintos toros padres de índices de herencia estimados.


TORO

PESO (Kg.)

Ganancia hasta
 el destete (Kg.)

al nacer

al destete


1

-1,99c

18,50a

20,15a

2

0,48ab

1,17bc

0,94bcd

3

0,23ab

1,32bc

1,03bcd

4

0,19ab

-0,34bcd

-0,38bed

5

-1,89c

4,62abc

6,17abcd

6

-1,96c

6,71abc

7,82abc

7

1,88a

11,79ab

9,86ab

8

0,70ab

3,09bc

2,50bcd

9

-0,08b

-11,15cde

-11,33def

10

-0,21b

2,13bc

2,86bcd

11

1,22ab

14,60ab

13,56ab

12

0,18ab

-5,29cd

-5,30bcde

13

0,12b

-16,18de

-16,23ef

14

0,64ab

-23,02e

-23,70f

15

0,74ab

-10,04cde

-10,28cdef

16

-0,25b

2,09bc

2,33bcd

Promedio teórico

20,92

146,21

125,28

Promedio ajustado del número de hijos

24,18

22,50

22,50

Indice de herencia

0,264±0,091

0,599±0,101

0,615±0,102


a, b, c, d, e, f: Constantes señaladas con letras distintas son significativamente (P<0,05) diferentes.

Los datos señalan claramente que entre los toros las diferencias son notables. En base a las constantes obtenidas, los toros 1, 5, 6, 7 y 11 pueden ser recomendados por a la rápida y amplia propagación de su germoplasma, mientras que los toros 9, 13, 14 y 15 deberían ser eliminados de la reproducción. Los restantes sementales, cuyas constantes son cercanas a 0, procrean hijos con condiciones similares al promedio de la población; tales toros podrían ser empleados en menor escala, en los casos de ausencia o escasez de reproductores con mejores genotipos.

Estas recomendaciones pueden ser formuladas con un suficiente grado de seguridad por ser los promedios de los números de hijos bastante elevados: 24,2 para el peso al nacer y 22,5 para el destete.

Son algo desconcertantes las diferencias en las constantes de un mismo toro correspondientes a los pesos al nacer y al destete, como es el caso del toro No. 1, cuyos hijos son los mejores en la época del destete pero figuran entre los peores al nacer. Para los fines prácticos del mejoramiento de la productividad, es necesario escoger un criterio firma de selección, que en este caso debería ser el peso al destete, tanto debido a su mayor importancia para la economía de la finca, como a consecuencia de su índice de herencia elevado, que señala una mayor probabilidad del éxito en el trabajo de selección.

El índice de herencia para el peso al nacer igual a 0,264 (Cuadro 4) es inferior al estimado para la raza Guzerat por MIRANDA et al (11) en Brasil, que según el modo de ajustar los datos, oscila entre 0,415 y 0,453, pero superior al único índice para este carácter estimado en Venezuela por PLASSE et al (16) referente a la raza Santa Gertrudis, igual a 0,125.

A la vez los índices obtenidos para el peso al destete y para el crecimiento durante el período de amamantamiento resultaron bastante elevados: 0,599 y 0,615, respectivamente.

ANDRADE et al (1) en Brasil calcularon para el ganado Guzerat los índices de los pesos al destete que oscilaban entre 0,24 y 0,68 según el método de ajuste; GÓMEZ et al (8) en Colombia, obtuvieron los índices de 0,21 y 0,37 basados respectivamente en el efecto paterno y materno en el ganado Brahman; mientras que PLASSE et al (16) en ganado Santa Gertrudis en Venezuela, estimaron los índices de herencia para el peso al destete (205 días de edad) de apenas 0,067 y para el incremento del peso 0,065.

Los elevados índices del ganado Gir o "Agirado" señalan una notable posibilidad de mejorar su productividad por los métodos de selección.

Los autores agradecen la colaboración del analista programador Sr. Emilio García en la realización de este trabajo.

RESUMEN

Por el método de cuadrados mínimos se analizaron los datos sobre el peso y su implemento en 389 becerros Gyr (o "Agirado") nacidos durante el año 1973 en el Centro de Recría de Pariaguán, Estado Anzoátegui, Venezuela. Se obtuvieron los siguientes promedios (kg.): peso al nacer 20,9, al destete (232 días de edad) 146,2; a los 18 meses 201,5 y el incremento pre-destete 125,8. Todos los datos fueron afectados significativamente por el sexo del becerro (P<0,01) número del parto de la madre (P<0,05) y el efecto paterno (P<0,01). Ninguna interacción de primer grado demostró efectos significativos. El peso al nacer fue afectado positivamente (P<0,01) por el promedio de caídas pluviométricas en los 2 meses anteriores al nacimiento, mientras que para el peso al destete y el incremento pre-destete el efecto del mismo factor resultó negativo (P<0,05). Los pesos al destete, a los 18 meses y el incremento pre-destete fueron afectados positivamente (P<0,01) por la edad del becerro (días) en el día de pesaje. El peso al nacer no tuvo efecto sobre el destete, pero afectó positivamente (P<0,01) el de 18 meses. Los índices de herencia, estimados por el método de correlación inter-clase en base al efecto paterno de 16 toros, resultaron iguales a: 0,264 + 0,091 para el peso al nacer, 0,599 + 0,101 para el destete y 0,615+ 0,102 para el incremento en el período pre-destete.

SUMMARY

Birthweight and body weight gains of 389 grade Gyr calves, born during 1973 at the Pariaguán Experiment Station in Anzoátegui State, Venezuela, were subjected to leats squares analyses. The following average were obtained (Kg.): birthweight 2.9; weaning weight (232 days old) 146.2; 18 month weight 201.5 and pro-weaning weight gains 125,8. All data were significantly (P<.01) affected by sex of calf; number of dam's parturititions (P<.05) and paternal effect (P<.01). First grade interactions were not significant. 

Birthweight was positively affected (P<.01) by average rainfall 2 months prior to parturition, while weaning weights and preweaning weight gains were negatively affected (P<.05) by the same factor. Body weights at weaning, at 18 months of age and preweaning gains were positively affected (P<.01) by age of calf (days) in the date of weighing. Birth weight had no effect upon weaning weights, but did so positively (P<.01) on 18 month weights. Hereditary index, estimated by inter-class correlation based upon paternal effect of 16 bulls, resulted equally for the following; birthweight 0.264 + 0.091; weaning weight 0.599 + 0.101; and preweaning weight gains 0.615 + 0.102.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

ANDRADE, V. J., J. R. TORRES, G. CARNEIRO, F. R. GOMES, J. J. MIRANDA y A. E. SALVO. Herença de peso aos 205 dias de idade na raca Guzera. ALPA. Mem. 9: 50 (Resumen). 1974.

BELTRÁN, J., D. PLASSE y O. VERDE. Enfermedades, factores maternos y vitalidad en relación al crecimiento de becerros Brahman. ALPA. Mem. 6: 177 (Resumen). 1971.

BELTRÁN, J., D. PLASSE y O. VERDE. Curva de experimento durante el primer mes en Brahman. ALPA Mem. 9: 44-45 (Resumen). 1974.

BENEZRA, M. El Cebú. Universidad Central de Venezuela, Facultad de Agronomía. Caracas. 1953. 156 pág.

DOMINGUES, O. O. Gado nos Tropicos. Serie Monogr. No. 4. Instituto de Zootécnica. Río de Janeiro, Brasil. 317 pág. 1961.

DUBUC MARCHIANI, W. Zebuinos u Azebuados. Facultad de Cien. Veter. Univers. Centr. de Venezuela. Caracas. 452 pág. 1969.

FRÓMETA, L., D. PLASSE, M. GONZÁLEZ, C. F. CHICCO, B. MULLER-HAYE, E. CEVALLOS y N. PEÑA DE BORSOTTI. Comportamiento productivo de Bos taurus y Bos indicus y sus cruces en el Llano venezolano. IV. Crecimiento hasta 18 meses. ALPA. Mem. 9: 48-49 (Resumen). 1974.

GÓMEZ, J. A., R. G. BARRENCHE, G. CONLEY y S. POSADA. Influencias ambientales sobre el peso al destete de ganado Brahman en Colombia. Revista Mexicana Prodc. Anim. 4: 17-20. 1972.

LINARES, T., M. BURGUERA, D. PLASSE, J. ORDÓÑEZ, O. VERDE, M. GONZÁLEZ y L. FRÓMETA. Comportamiento productivo de Bos taurus y Bos indicus y sus cruces en el llano venezolano. V. Pubertad en novillas. ALPA, Mem. 9: 91. (Resumen). 1974.

LINARES, T., D. PLASSE, M. BURGUERA, J. ORDÓÑE:Z, J. RÍOS, O. VERDE y M. GONZÁLEZ. Comportamiento productivo de Bos taurus y Bos indicus y sus cruces en el llano venezolano. I. Eficiencia reproductiva, ALPA. Mem. 9: 84-85. (Resumen). 1974.

MIRANDA, J. J., G. G. CARNEIRO, J. R. TORRES, F. R. GOMES e A. E. SALVO. Herença de peso ao nascimento na raca Guzera. ALPA. Mem. 9: 49. (Resumen). 1974.

MULLER-HAYE, B., D. PLASSE, R. GIL, M. KOGER, M. BUTTERWORTH y T. LINARES. Influencias genéticas sobre el peso al nacer y su relación con ganancia diaria con becerros Criollos, Brahman y sus cruces recíprocos. ALPA. Mem. 3: 89-102. 1968.

PEÑA, DE BORSOTTI, NELIA y D. PL.ASSE. Distribución de partos a través del año en ganado Brahman y su relación con la precipitación. ALPA. Mem. E: 33-46. 1972.

PEÑA DE BORSOTTI, NELIA B. MULLER-HAYE, O. VERDE, J. RÍOS y M. GONZÁLEZ. Comportamiento productivo de Bos taurus y Bos indicus y sus cruces en el llano venezolano. II. Peso al nacer, ALPA. Mem. 9: 4647. (Resumen). 1974.

ORDÓÑEZ, J., T. LINARES, D. PLASSE, O. VERDE, M. BURGUERA y R. A. GIL. Comportamiento productivo de Bos taurus y Bos indicus y sus cruces en el llano venezolano. VI. Estimación de heterosis en edad y peso a pubertad en novillas. ALPA. Mem. 9: 90. (Resumen). 1974.

PLASSE, D., M. KOGER y O. VERDE. Estimación de parámetros genéticos para crecimiento prenatal y post-natal en Santa Gertrudis. ALPA. Mem. 3: 103-1 14. 1968.

PLASSE, D. NELIA PEÑA DE BORSOTTI, O. VERDE, M. KOGER y T. LINARES. Influencias ambientales sobre la variancia de intervalos entre partos en Brahman registrado. ALPA. Mem. 7: 47-63. 1972.

PLASSE, D., B. BAUER, O. VERDE y M. ARAGUNDE. Eficiencia reproductiva de vacas Criollas, Cebú y sus cruces. ALPA. Mem. 9: 83-84. (Resumen). 1974.

PLASSE, D., L. FRÓMETA, J. RÍOS, M. GONZÁLEZ, R. A. GIL, E. CEVALLOS y NELIA PEÑA DE BORSOTTI. Comportamiento productivo de Bos taurus y Bos indicus y sus cruces en el llano venezolano. III. Crecimiento predestete. ALPA. Mem. 9: 47-48. (Resumen). 1974.

PLASSE, D., O. VERDE, B. MULLER-HAYE, M. BURGUERA y J. Ríos. Comportamiento productivo de Bos taurus y Bos indicus y sus cruces en el llano venezolano. VII. Estimación en heterosis en crecimiento. ALPA. Mem. 9: 61-62. (Resumen). 1974.

SWIGER, L. A. W. R. HARVEY, D. O. EVERSON and K. E. GREGORY. The variance of intraclass correlation involving groups with one observation. Biometrics, 20: 818-826. 1964.


^

Agronomía Tropical  >  Colección  >  Sumario Volumen 25  >  Articulo