Agronomía Tropical  >  Colección  >  Sumario > Volumen 22  >  Articulo

Agronomía Trop. 22(4): 391-396. 1972.


POBLACIÓN Y RENDIMIENTO POR HECTÁREA EN SIEMBRAS 
DE CARAOTA NEGRA (Phaseolus vulgaris L.) 
BAJO CONDICIONES DE RIEGO Y SECANO

A. Barrios y S. Ortega Y.

Sección de Fitotecnia, Centro de Investigaciones Agronómicas, Maracay.


INTRODUCCIÓN

En todo cultivo anual existe una relación entre el número de plantas presentes al momento de la cosecha y los rendimientos obtenidos. La incidencia de una serie de factores contribuye a que disminuya notablemente el número de plantas a cosechar provenientes de la cantidad de semilla sembrada con un determinado porcentaje de germinación. 

Uno de los cultivos más afectados en este sentido es el de la caraota y esta situación se origina de diversas causas, citándose aquí como las más importantes: a) el poder de germinación que se pierde con facilidad, b) el tipo de germinación epigea de la especie que incide en que muchas plantulas no consigan hacer brotar a la superficie del suelo los cotiledones y en consecuencia mueren por tapizamiento, y c) el ataque de hongos, bacterias, virus e insectos antes y después de la germinación de las plantas que ocasiona la muerte de muchas de ellas, trayendo como consecuencia una reducción considerable de la población al momento de la cosecha. 

En Venezuela los trabajos realizados sobre determinación del número de plantas por hectárea más recomendables, en el cultivo de la caraota, han indicado cifras un tanto diferentes. 

ORTEGA y BARRIOS (2) encontraron que poblaciones de 220.000 plantas por hectárea, eran suficientes para alcanzar buenos rendimientos. Por otra parte, VEGA (4) determinó que poblaciones entre 227.000 y 240.000 plantas eran las más indicadas para el cultivo.

PÉREZ PÉREZ (3) llegó a la conclusión de que es necesario sembrar de 400.000 a 666.000 semillas para lograr los mejores rendimientos por hectárea. 

La obtención de buenos rendimientos depende no solamente del numero de plantas cosechadas, sino también del desarrollo alcanzado por las mismas durante el cultivo. BARRIOS (1) encontró rendimientos superiores hasta un 85 % bajo condiciones de riego que de secano y la población de plantas por hectárea era superior en 45% en los ensayos con riego que los realizados bajo el régimen normal de lluvias. 

Los trabajos realizados en otros países para determinar las mejores poblaciones por hectárea en este cultivo, incluyen en su mayoría variedades de porte y hábito de crecimiento diferentes a las sembradas en Venezuela, motivo por el cual no se mencionan.

MATERIALES Y MÉTODOS

Los datos analizados en este trabajo, se tomaron de los resultados de 45 ensayos de rendimiento de caraotas negras, donde se incluyeron 48 líneas puras provenientes de selecciones realizadas en poblaciones segregantes y colecciones, 18 variedades comerciales cultivadas en Venezuela y otros países y 14 líneas de generaciones avanzadas de hibridaciones simples. 

De estos ensayos, 16 fueron sembrados bajo condiciones de riego y 29 bajo condiciones de secano, en 11 localidades diferentes de los estados: Aragua, Portuguesa y Falcón.

Las siembras con riego se realizaron en los meses de diciembre y enero y el promedio de riegos aplicados fue de 10 durante el ciclo del cultivo, que fue de unos 80 días para todo el material utilizado. 

Las siembras de secano, entendiéndose como tales las que se hacen bajo el régimen normal de lluvias, se realizaron en los meses de agosto y septiembre. 

La información recopilada incluye un total de 632 parcelas sembradas de la siguiente manera: 213 en los ensayos con riego y 419 en los ensayos de secano. 

Las poblaciones de plantas por hectárea, tanto para las siembras con riego como de secano, se dividieron en clases de 25.000 plantas, partiendo desde 50.000 hasta 225.000 o sea un total de 8 clases. 

Todas las variedades y líneas utilizadas en los ensayos presentan las características siguientes: hábito de crecimiento erecto, con presencia en algunos casos de guía corta, ciclo entre 75 y 85 días, color del grano negro y el peso de 100 semillas entre 18 y 20 gramos.

RESULTADOS

De las 632 parcelas sembradas en los 45 ensayos, apenas 6% de las mismas alcanzaron poblaciones superiores a 200.000 plantas por hectárea; el 23% correspondió a poblaciones menores de 100.000 plantas y el restante 71% presentó una población comprendida entre las 100.000 y 200.000 plantas como se puede apreciar en la fig. 1.

 

Fig. 1. Frecuencia del número de plantas por hectarea de caraota negra en 213 parcelas con riego y 419 de secano.

Fig. 1. Frecuencia del número de plantas por hectarea de caraota negra en 213 parcelas con riego y 419 de secano.

 

En relación con los rendimientos obtenidos se observó que los mismos se incrementan en la medida que aumenta el número de plantas y esta observación es similar en los ensayos de riego y de secano.

Los rendimientos obtenidos bajo condiciones de secano estuvieron comprendidos entre 638 y 1.330 Kg./Ha., lo que da un promedio de 949 Kg./Ha. para las 419 parcelas. Mientras que los rendimientos bajo riego estuvieron entre 1.214 y 2.234 Kg./Ha. con un promedio de 1.595 Kg./Ha. en las 213 parcelas, originando una diferencia aproximada de 650 Kg./Ha. en promedio para las dos épocas de siembra (ver fig. 2).

 

Fig. 2. Rendimiento y población de caraota negra en 213 parcelas con riego y 419 de secano.

Fig. 2. Rendimiento y población de caraota negra en 213 parcelas con riego y 419 de secano.

 

CONCLUSIONES

La siembra de caraota que se realiza con riego en los meses de diciembre hasta abril produce mayores rendimientos que la siembra que se realiza a salida de lluvias en los meses de septiembre hasta diciembre. 

Para una misma población de plantas por hectárea se encontró un rendimiento promedio de 650 Kg./Ha. más para las siembras realizadas bajo riego que en las de secano. Esta diferencia que representa un 68% más, se debe básicamente al suministro bien distribuido de agua a las plantas, que se consigue en las siembras con riego. 

Por otra parte es de señalar que en todas las parcelas sembradas la cantidad de semilla utilizada fue calculada para lograr poblaciones próximas a 250.000 plantas por hectárea. Los resultados obtenidos demuestran, claramente, lo difícil que es alcanzar una buena población de plantas en este cultivo al punto de que apenas el 6% de las 632 parcelas sembradas lograron ese objetivo.

De los resultados logrados se puede afirmar, una vez más, que el cultivo de la caraota debe ser hecho preferentemente bajo condiciones de riego ya que se garantiza la obtención de un buen rendimiento.

RESUMEN

Se realizó el análisis comparativo de los resultados de 45 ensayos de rendimiento de caraota negra (Phaseolus vulgaris L.), donde se incluyeron 48 líneas puras, 18 variedades comerciales y 14 líneas de generaciones avanzadas de hibridaciones simples. De esos ensayos: 16 fueron sembrados bajo condiciones de riego con 213 siembras, y 29 bajo condiciones de secano con 419 siembras. 

De las 632 parcelas sembradas sólo el 6% de las mismas alcanzó a producir poblaciones superiores a las 200.000 plantas por hectárea, mientras que el 23% de ellas correspondió a poblaciones menores de 100.000 plantas, y el 71 % restante presentó poblaciones entre 100.000 y 200.000 plantas por hectárea. 

Los rendimientos obtenidos bajo condiciones de secano estuvieron comprendidos entre 638 y 1.330 kilogramos por hectárea con un promedio de 949 Kg./Ha., mientras que los rendimientos alcanzados bajo condiciones de riego estuvieron entre 1.214 y 2.234 kilogramos por hectárea con un promedio de 1.595 Kg./Ha. 

Las siembras bajo condiciones de riego rindieron en promedio 650 Kg./Ha. más que las siembras bajo condiciones de secano lo que corresponde a un 68% de aumento.

SUMMARY

Information obtained from 45 bean field trials, which included 48 pure lines, 14 advanced generation lines and 18 commercial varieties was analized to compare differences in stand of plant and yields. 16 of the field trials were irrigated while the other 29 field trials were grown in the rainy season. 

The highest stand of plants per hectarea obtained was 200.000 and only 6% of the plots reached it, 23% of them got less than 100.000 plants and the remaining 71 % of the plots showed a stand between those numbers of plants. 

Under irrigation conditions the yields were between 638 and 1.330 kilos per hectarea with an average of 949 Kg./Ha., while under rainy conditions the yield range was 1.214 and 2.234 Kg./Ha. with an average of 1.595 Kg./Ha.

LITERATURA CITADA

1. BARRIOS G., A. Información preliminar sobre ensayos de rendimiento de caraota (Phaseolus vulgaris) bajo condiciones de lluvia y riego. Agron. Trop. 16 (1): 95-100. 1966. 

2. ORTEGA, S. y BARRIOS, A. Sistema de siembra en hileras pares en caraota (Phaseolus vulgaris L.) Agron. Trop. 18 (3): 357-361. 1968. 

3. PÉREZ PÉREZ, NELSON R. Estudios de diferentes densidades de siembra en caraotas (Phaseolus vulgaris L.) In VII Jornadas Agronómicas. Araure-Acarigua. 17-20 de Abril 1969. p. 17. 

4. VEGA O., URBANO. Cantidad de semillas más recomendable en el cultivo de la caraota. TABACO. 5 (22): 10-11. 1968.


^

Agronomía Tropical  >  Colección  >  Sumario > Volumen 22  >  Articulo