Agronomía Tropical  >  Colección  >  Sumario Volumen 21  >  Articulo


Agronomía Tropical 21(5):397-409. 1971

CARACTERISTICAS DE FERTILIDAD DE ALGUNOS SUELOS VENEZOLANOS VISTOS A TRAVES DE LOS RESUMENES DE ANALISIS RUTINARIOS

A. V. Chirinos,* J. De Brito,* E I. De Rojas*

*C.I.A. Sección de Suelos,
Maracay. Venezuela


INTRODUCCIÓN

EL objetivo principal de un servicio de análisis de suelos para los agricultores, es proveer a éstos de información individual sobre el estado de fertilidad de sus fincas o parcelas y de las recomendaciones de fertilizantes más adecuados.

En adición a esto, los resultados de análisis pueden prepararse en forma de resúmenes de datos, para mostrar un panorama general de las características de fertilidad de áreas más extensas, bien sean éstas geográficas, fisiográficas, de asociaciones de suelos o representativas de zonas de cultivos determinados.

Para los fines de recomendaciones de abonamiento estos resúmenes no sustituyen los análisis de muestras individuales de suelos y debe procurarse efectuar los mismos siempre que sea posible; sin embargo, dado que no se pueda disponer de los análisis, por sobrecarga de los laboratorios o por alguna otra causa, dichos resúmenes pueden usarse para ajustar las recomendaciones generales que se hayan formulado para los cultivos de la zona.

Estos resúmenes pueden a la vez ser útiles para los organismos gubernamentales de planificación regional y nacional del uso de los recursos agrícolas, a los investigadores agrícolas para la orientación de sus investigaciones, a los profesores de agricultura para documentar sus clases y a las compañías fabricantes de abonos para organizar y promover los programas de producción y distribución de sus productos. La preparación de estos resúmenes a intervalos periódicos, puede ayudar asimismo a los especialistas de suelos, a evaluar y corregir las normas de fertilización que hayan aconsejado anteriormente, ya que aquéllos indicarán si los suelos van mejorando o declinando en su fertilidad bajo el sistema de prácticas recomendadas.

El laboratorio de la Sección de Suelos del Centro de Investigaciones Agronómicas, ha efectuado desde el año 1943 más de 70.000 análisis rutinarios de suelos para agricultores, procedentes de diferentes regiones del país, incluyendo muestras superficiales y de horizontes más profundos. Por consiguiente, hemos considerado provechoso y de valioso interés, divulgar gran parte de esta información acumulada en nuestros archivos, por medio de resúmenes y mapas similares a los señalados anteriormente.

El presente trabajo constituye un avance que se ha elaborado para ocho estados de la república, de los cuales se dispone hasta ahora en el laboratorio de un mayor número de datos de análisis.(los datos correspondientes a los Estados Táchira y Mérida proceden de los informes de análisis efectuados por el antiguo laboratorio Regional de Suelos de San Cristóbal.)

REVISIÓN DE LITERATURA

EL proyecto Internacional de Análisis de Suelos de la Universidad de Carolina del Norte en Estados Unidos, ha publicado en los últimos años resúmenes de esta clase para varios países de Centro y Suramérica (7). Igualmente hemos revisado en la literatura resúmenes y mapas de fertilidad de suelos de algunos estados de Norteamérica (10) y de varios países de Europa (9) y Asia, entre estos últimos algunos que han sido preparados para varias regiones de la India (8).

Existen diversos procedimientos que pueden ser usados para la elaboración de estos resúmenes de análisis de suelos. El método de las tablas de doble entrada sugerido por FITTS y NELSON (4) en el cual se resumen conjuntamente los resultados de análisis de fósforo y potasio y se indican los porcentajes relativos de las muestras correspondientes a cada combinación de niveles de ambos elementos, que van desde muy bajos hasta may altos, es muy útil para determinar las fórmulas y cantidades de fertilizantes que se necesitan para áreas específicas.

Igualmente los índices de fertilidad sugeridos por PARKER (10) representa otra forma de organización de los datos para diagnosticar el estado nutricional de los suelos y para la formulación de recomendaciones generales de abonamiento. Hay otro método que consiste en describir la distribución relativa de las muestras por niveles de nutrientes individuales, el cual ha sido por lo general el utilizado por el Proyecto Internacional de análisis rápidos de suelos que la Universidad de Carolina del Norte, mediante contrato con la Agencia de Desarrollo Internacional, conduce para proveer asistencia técnica a los países de Centro y Suramérica (7). Para la preparación de este trabajo hemos seguido este último método.

En lo que se refiere a nuestro país no tenemos conocimiento de que anteriormente se hayan publicado resúmenes de este tipo. Sí existen numerosos estudios agrológicos publicados ( 1, 2, 3, 4, 5, 6, 11, 12, 13, 14) é informes de esta Sección relacionados con el área considerada, los cuales fueron debidamente consultados.

MATERIALES Y MÉTODOS

En el cuadro Nº 1 se indican los estados y municipios incluidos en el resumen y en el N° 2 la distribución correspondiente de las muestras. Se utilizaron datos de más de 10.000 análisis rutinarios de suelos que se complementaron algunas veces con otros datos de los estudios agrológicos que fueron consultados. Por consiguiente, aunque el número de muestras por municipio aparece relativamente reducido en ciertos casos, como sucede por ejamplo con el Estado Barinas, se trató de aminorar esta deficiencia mediante la información adicional provista por dichos estudios.

Los resúmenes se prepararon, como se mencionó anteriormente, siguiendo la metodología empleada por el Proyecto internacional de análisis de suelos y que aparece en sus informes anuales (7). Se ha preferido este método con relación a los otros citados, por considerarlo el más adecuado para las condiciones y objetivos del presente estudio: primero, porque el uso de las tablas de doble entrada presupone la disponibilidad de algunos otros datos de investigación en adición a los aná1isis de suelos, lo cual no se cumple para gran parte del área considerada, y segundo, porque los índices de fertilidad de PARKER (10) por su misma condición de ponderados, tenderían a ocultar la gran variabilidad que se ha observado en la distribución de las muestras procedentes de áreas geográficas relativamente pequeñas.

Los datos de análisis se resumieron por municipios, computándose los porcentajes de distribución correspondientes a las categorías baja, media, alta y muy alta para fósforo, potasio, calcio, materia orgánica y salinidad; gruesa, media y fina para las texturas; y de los siguientes rangos de reacción (pH): menor de 6; 6.1-7.0; 7.1-8.5 y mayor de 8.5.Estos porcentajes de distribución se interpretaron gráficamente en las figuras que se acompañan, de acuerdo con las leyendas que se especifican en cada una de ellas.

En el cuadro Nº 3 se indican las guías de interpretación que se usaron en el laboratorio para definir las categorías antes mencionadas, con cita de la metodología de análisis químicos empleada.

CUADRO 1. Lista de estados, distritos y municipios incluidos en resumen.

CUADRO 2. Distribución de las muestras analizadas por estados y por municipios. Período cubierto 1956-1969 inclusive. Total de muestras incluidas en resumen: 10.246.


Estados

Muestras por Estado

Municipios Estado*

Mtras./-Mcpio. Promedio

Municipios con, -50 Mtras./Mcpio.


Aragua

1.714

20

86

9

Carabobo

1.479

13

114

1

Yaracuy

820

8

103

2

Cojedes

436

10

55

4

Portuguesa

2.510

18

251

1

Barinas

199

4

50

2

Táchira

2.631

6

146

4

Mérida

457

87

76

1


*Municipios de los cuales habían varios resultados de análisis.

RESULTADOS Y DISCUSION

Considerando que los resúmenes se hicieron por municipios, los cuales son divisiones políticas y no unidades definidas de suelos, pensamos que es conveniente al interpretar los resultados, conservar en mente ciertos factores que a nuestro juicio pueden afectar las generalizaciones que se hacen.

En primer lugar podría uno preguntarse, hasta qué punto las muestras analizadas son verdaderamente representativas de las diferentes condiciones edáficas existentes en un municipio dado, o si han sido enviadas predominantemente por agricultores de un determinado cultivo, o si proceden en su gran mayoría de una determinada región del municipio. Asimismo, hasta qué punto el número de muestras de algunos municipios ha sido suficiente pare convalidar una conclusión derivada para toda el área. igualmente, puesto que el resumen cubre un período considerable de años, surge la interrogante de si el promedio calculado para todo el período refleja realmente las condiciones de fertilidad existentes en la actualidad.

CUADRO 3. Guía de interpretación usada para los análisis indicados.

Categorías de Análisis

Fósforo ppm

Potasio ppm

Calcio a ppm

C.E. e 
mhos 
x 105

Textura


.

a

b c d . . .

Bajo

-10

-10

-10

-80

-150

-60

.

Medio

10,1-25,0

10,1-20,0

10,1-20,0

81-190

151-400

61-135

.

Alto

+ 25

+ 20

+ 20

+ 190

+ 400

+ 135

.

Gruesa

.

.

.

.

.

.

A - AF - FA

Media

.

.

.

.

.

.

F - FL - l

Fina

.

.

.

.

.

.

FAcA - FAcL - AcL- Ac.


Materia Orgánica % f


Suelos

Arenosos

F. Arenosos

Francos  F. Arcillosos Arcillosos

Bajo -1,5 -1,75 -2,0  -2,5 -3,0
Medio 1,5-2,0 1,75-3,25 2,0-4  2,5-4,5 3,1-5,0
Alto + 2 + 3,25 + 4  + 4,5

+ 5,0


a, c: Análisis con soln extractora de NaOAc. 0,125M. pH 4,2 Relación 1:2 suelos: sole. Método que se usaba anteriormente.
b,d: Análisis con soln extractora de NaHCO3. 05M. pH 8,5 Relación 1:20 suelos: sole. Método actual.
e: En suspensión suelo: agua 1: 5.
f: Método de oxidación húmeda, Walkley & Black.


 

Fig. 1.-Distribución de niveles de fósforo asimilable en los suelos. Muestras suporficiales
Fig. 1.-Distribución de niveles de fósforo asimilable en los suelos. Muestras suporficiales

 

Fig. 2.-Distribución de pH, calcio asimilable y salinidad de los suelos. Muestras superficiales.
Fig. 2.-Distribución de pH, calcio asimilable y salinidad de los suelos. Muestras superficiales.

 

Fig. 3.-Distribución de niveles de potasio asimilable en los suelos. Muestras superficiales.

Fig. 3.-Distribución de niveles de potasio asimilable en los suelos. Muestras superficiales.

 

Fig. 4.-Distribución de texturas predominantes y de niveles de materia orgánica de los suelos. Muestras superficiales.

Fig. 4.-Distribución de texturas predominantes y de niveles de materia orgánica de los suelos. Muestras superficiales.

Una seria dificultad que hemos confrontado durante la realización de este trabajo, ha sido la falta de ubicación precisa de muchas de las muestras que se analizaron. Esto es debido a que dichas muestras son tomadas y enviadas por los propios agricultores ya que el laboratorio no ha sido lo suficientemente exigente en cuanto a la información que debe acompañarlas. Es claro que si tales muestras provinieran de un muestreo sistemático organizado o se dispusiera de su ubicación más precisa, sería posible agruparlas por condiciones semejantes de suelos o de zonas de producción, con menor riesgo de derivar conclusiones a la ligera.

Todas estas inquietudes indudablemente tienen su fundamento lógico. Por consiguiente, las conclusiones generales que se establecieron, deben considerarse como una primera aproximación, sujetas a confirmación y perfeccionamiento a medida que se disponga de datos más abundantes y de ubicación mejor definida.

La representación gráfica de los resultados obtenidos se ilustran en los mapas que aparecen en las figuras 1, 2, 3 y 4.

a) Fósforo

La distribución correspondiente a este elemento se muestra en la Fig. 1. Puede observarse que los suelos del área estudiada se caracterizan por ser en general pobres en este elemento. La situación por estados es la siguiente: los suelos de Aragua son en su conjunto bien provistos de fósforo, encontrándose los más pobres hacia el sur del estado, hacia Camatagua, Taguay, Carmen de Cura y San Casimiro. Es conveniente observar, sin embargo, que la cantidad de muestras procedentes de estos últimos municipios quizás no sea lo suficientemente amplio para derivar una conclusión general, así como también el hecho de que el uso de fertilizantes que se ha hecho en la zona, por lo general ha estado concentrado en los municipios del norte que aparecen como bien dotados de este elemento.

En Carabobo hay mayor incidencia de suelos pobres en fósforo que en Aragua, siendo los más uniformemente pobres los de Tocuyito, Bejuma y Miranda y los mejor provistos los de Montalbán. Quizás aquí también haya cierta relación con el hecho de constituir estos últimos zona de producción de caña de azúcar y de papas, los cuales son cultivos por lo general fuertemente fertilizados.

DIVISION TERRITORIAL POR ESTADOS Y DISTRITOS*


Estado Aragua

Estado Barinas

Estado Carabobo

Estado Cojedes


1. Girardot

1. Arismendi

1. Bejuma

1. Anzoátegui

2. Mariño

2. Barinas

2. Carlos Arvelo

2. Falcón

3. Ricaurte

3. Bolívar

3. Guacara

3. Girardot

4. San Casimiro

4. Obispos

4. Montalbán

4. Pao

5. San Sebastián

5. Pedraza

5. Puerto Cabello

5. Ricaurte

6. Sucre

6. RoJas

6. Valencia

6. San Carlos

7. Urdaneta

7. Sosa

.

7. Tinaco

8. Zamora

.

.

.


Estado Mérida

Estado Portuguesa

Estado Táchira

Estado Yaracay


1. Libertador

1. Araure

1. Ayacucho

1. Bolívar

2. Miranda

2. Esteller

2. Bolívar

2. Bruzual

3. Rangel

3. Guanare

3. Capacho

3. Nirgua

4. Rivas Dávila

4. Guanarito

4. Cárdenas

4. San Felipe

5. Sucre

5. Ospino

5. Jáuregui

5. Sucre

6. Andrés Bello

6. Páez

6. Junín

6. Urachiche

7. Arzb. Chacón

7. Sucre

7. Lobatera

7. Yaritagua

8. Campo Elías

8. Turén

8. San Cristóbal

.

9. Justo Briceño

.

9. Uribante

.

10. Tovar

.

.

.

11. Alberto Adriani

.

.

.


*Estos números se correlacionan con los correspondientes que aparecen en las figuras.

En el Yaracuy abundan los suelos deficientes en este elemento, especialmente en los municipios Chivacoa, Nirgua y San Pablo.

Los de Portuguesa se caracterizan asimismo, por ser en su mayoría pobres en fósforo asimilable para los cultivos, aunque en los suelos del distrito Turén menos del 25% de las muestras analizadas resultaron deficientes.

En lo que se refiere a los suelos de Cojedes, Barinas, Mérida y Táchira, el estado del fósforo es similar al panorama general señalado anteriormente, especialmente los suelos del Pao, en Cojedes; Ciudad Bolívar en Barinas; Zea, Tovar y Bailadores en Mérida; y la Fría, Cárdenas, Pregonero, San Juan de Colón y San Antonio de Caparo en Táchira, en los cuales más del 75% de las muestras salieron pobres en este elemento.

b) pH, calcio y salinidad

La Fig. 2 ilustra lo relativo a la distribución de los pHs del suelo y de los niveles de calcio y salinidad. En Aragua, Carabobo y Yaracuy predominan los suelos de pHs superiores a 6, abundando los calcáreos en Aragua; en Mariara y San Joaquin de Carabobo; y en Chivacoa, Guama, San Pablo y Yaritagua de Yaracay.

En contraste predominan los suelos ácidos, con pHs menores de 6, en los municipios Tocuyito, Bejuma y Miranda de Carabobo y en Nirgua de Yaracuy.

En los restantes estados los pHs son en su mayoría inferiores a 6, exceptuando Canelones, Villa Bruzual y Santa Rosalía de Portuguesa; San Antonio y Ureña de Táchira, y Lagunillas de Mérida, suelos predominantemente calcáreos. En Barinas abundan los ácidos especialmente en los municipios Barinas y Ciudad Bolivia.

Por lo general los suelos poseen regulares contenidos de calcio, exceptuando muchos de Taguay; El Pao y Tinaquillo en Cojedes; y Cárdenas, Pregonero y San Antonio de Caparo en Táchira, que son bajos en este elemento.

Se detectaron problemas de salinidad en suelos de Cagua, Crespo, San Francisco de Asís, Santa Cruz y Villa de Cura en Aragua; Guacara en Carabobo; Yaritagua en Yaracuy y Santa Rosalía en Portuguesa.

c) Potasio

En la Fig. 3 se muestra la distribución del potasio. Es aparente que en contraste al fósforo los suelos del área estudiada se caracterizan por estar en su gran mayoría aparentemente bien provistos de ese elemento. Hay, sin embargo, sus excepciones, tales como los municipios San Pablo y Chivacoa en Yaracuy, Carmen de Cura en Aragua, El Pao y Tinaquillo en Cojedes y en algunos otros de Táchira como Táriba, Córdoba y San Sebastián, en los cuales hubo fuertes porcentajes de las muestras analizadas pobres en potasio.

Es necesario señalar que en muchos perfiles de suelos se ha observado acentuada disminución del potasio disponible por debajo del horizonte superficial, así como el hecho de que se obtengan respuestas a este elemento después de pocos años de cultivo. Esto alerta sobre la conveniencia de investigar la capacidad y rata de liberación de las reservas no inmediatamente asimilables del potasio de estos suelos.

d) Texturas y materia orgánica

La Fig. 4 se refiere a la distribución de las texturas y de la materia orgánica. Los suelos son en extremo variables con respecto a la primera, predominando sin embargo en un sentido general los de texturas medias y finas. Abundan los suelos pesados en Barbacoas, Taguay, Camatagua, Carmen de Cura, San Casimiro y Villa de Cura en Aragua; en todo el estado Portuguesa con excepción del municipio Acarigua, donde predominan las texturas medias, y en el estado Táchira, con excepción de Cárdenas, Pregonero, la Fría y San Juan de Colón donde abundan los de texturas gruesas.

También existe mucha variabilidad con respecto a los tenores de materia orgánica, aunque en general se pueden considerar los suelos estudiados pabres en este componente, si se exceptúan aquellos de Táchira, Mérida, Aroa en Yaracuy y en cierta medida los del municipio Barinas, en Barinas, en los cuales hay predominancia de suelos bien provistos de materia orgánica.

CONCLUSIONES

Para resumir y en consideración del modelo de distribución de los suelos señalado anteriormente, se agruparon los estados en tres grandes regiones geográficas definidas, cuyo análisis comparativo se muestra en la tabla Nº 4.

Del examen de esta tabla puede inferirse que los suelos de la región que comprende Táchira y Mérida poseen características de fertilidad más parecidas a los de Portuguesa, Barinas y Cojedes que a los de la región que abarca Aragua, Carabobo y Yaracuy. Mientras estos últimos son en su mayoría de texturas medias, de provisión regular de fósforo y de pHs que varían entre neutros y alcalinos, con abundancia de suelos calcáreos y apreciables problemas de salinidad, en aquellos de las dos primeras regiones señaladas predominan los pHs menores de 6, las texturas medias y finas y las carencias de fósforo disponible, siendo los suelos de Portuguesa los relativamente mejor dotados de fósforo de estas regiones. Los suelos de Táchira y Mérida están relativamente bien provistos de materia orgánica, en comparación con los de la región Central y Centro Occidental consideradas.

CUADRO 4. Distribución de las muestras analizadas por regiones geográficas y por categorias de clasificación.


Características estudiadas

Categorías

Regiones Geográficas

1

2

3


Textura

Gsa.

27,9%

26,2%

30,2%

Mda.

40,3

27,5

29,0

Fna.

31,8

46,3

40,8

B

44,1

59,5

72,6

Fósforo

M

22,3

16,3

15,3

A

33,6

24,2

12,1

B

12,8

15,3

8,3

Potasio

M

21,0

32,2

22,2

A

66,2

52,4

69,5

B

4,6

18,0

19,5

Calcio

M

13,0

22,7

20,5

A

82A

59,3

60,0

B

54,8

53,7

23,6

M. orgánica

M

37,2

35,9

47,3

A

8,0

10,4

29,1

B

88,2

94,9

98,8

Salinidad

M

6,5

4,8

0,7

A

5,3

0,3

0,5

-6

15,0

40,8

60,3

Reacción (pH)

6,1-7,0

35,6

35,7

24,4

7,1-8,5

47,5

19,8

15,3

+8,5

1,9

3,7

0


a) 1: Comprende los Estados Aragua, Carabobo y Yaracuy. 
    2: Comprende los Estados Cojedes, Portuguesa y Barinas. 
    3: Comprende los Estados Táchira y Mérida.

RESUMEN

Este trabajo resume los resultados de más de 10.000 análisis efectuados por el laboratorio de la Sección de Suelos del Centro de Investigaciones Agronómicas, para evaluar las condiciones de fertilidad de suelos de las zonas agrícolas de los siguientes estados del país: Aragua, Carabobo, Cojedes, Yaracuy, Portuguesa, Barinas, Táchira y Mérida.

Se reconoce que estos resúmenes no sustituyen a los análisis rápidos de suelos para dar al agricultor información individual sobre el estado nutricional de sus campos o parcelas, pero que pueden servir el propósito adicional de señalar tendencias generales de fertilidad, por estados, regiones ecológicas o asociaciones de suelos, y de ser de gran valor para los organismos nacionales de planificación, educacionales o de investigación, así como para las compañías productoras de fertilizantes. Se señalan asimismo las diversas circunstancias que pudieran afectar la validez de estos resúmenes, para indicar las condiciones promedio de fertilidad de.las regiones bajo estudio. 

Se resumieron los resultados de análisis por municipios, distritos y estados, describiendo la distribución porcentual de los suelos en las varias categorías de baja, media y alta para los elementos nutrientes P, K y Ca y materia orgánica y salinidad; de gruesa, media y fina para las texturas; y de ácido, neutro y alcalino para los pHs. Se presentan igualmente mapas de las regiones, mostrando las tendencias generales y más probables, de las características de fertilidad consideradas. 

En base a los resultados de los resúmenes se hace un diagnóstico de los problemas encontrados y de su ubicación más probable, en lo que atañe a deficiencias de nutrientes y de condiciones de acidez o alcalinidad.

SUMMARY

This paper summarizes the results of more than 10,000 soil testing analyses made in the Soil Section laboratory, Centro de Investigaciones Agronómicas, Maracay, to evaluate the soil fertility conditions of the agricultural areas of the following states of Venezuela: Aragua, Carabobo, Cojedes, Yaracuy, Portuguesa, Barinas, Táchira y Mérida. 

It is recognized that these summaries do not replace the soil testing of individual farms, for giving information about the nutritional status of their fields or plots, but they can serve the supplementary purpose of pointing out general trends of soil fertility, by states, ecological regions, or soil associations, and at the same time to be very important for national or regional organizations of planning, education or research, as well as for fertilizer producing companies. Mention is made of the several collateral factors that is necessary to take care of, and that could lead to bias or wrong interpretation of the summary. 

The results were summarized by townships, districts and states, deseribing their percentage distribution into several categories of low, medium and high for phosphorus, potassium, calcium, organic matter and salinity; coarse, medium and fine for soil texture; and acid, neutral and alkaline for the PHs. Several figures are presented to show the general and more probable trends of soil fertility conditions in the areas under study. 

On the basis of the above soil test summaries, a diagnostic is made of the soil problems more commonly found and of their more probable location, related with nutrient deficiencies or acidity and alkalinity conditions.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

AGELVIS, G. J. 1967. Estudio edafotécnico del Sistema de Riego Santo Domingo, Edo. Barinas, Caracas. Ministerio de Obras Públicas, Dirección de Obras Hidráulicas.

BRITO, P . y LEÓN C. 1968. Estudio agrológico semidetallado Valle Medio del Río Yaracauy, Maracay. Centro de Investigaciones Agronómicas, Sección de Suelos.

DUMITH, M . D. 1966. Estudio agrológico detallado Asentamiento Caimital, Edo. Barinas, Cacaras. Ministerio de Obras Públicas, Dirección de Obras Hidráulicas.

FITTS, J. W. y NELSON W. L. 1956. The determination and fertillizer requirements of soils through chemical tests. Advances in Agronomy, 8, 242-282.

HERNANDEZ LEÓN, O. 1951. Estudio Agrológico (Tipo Reconocimiento) de 1os Dtos. Barinas y Pedraza, Edo. Barinas (Maracay). Centro de Investigaciones Agronómicas.

HOMES VILA, P. 1968. Estudio agrológico y de clasificación de sierras para riego, detallado, Sector Boconó-Masparro, Edo. Barinas, 2º Avance, Caracas, Ministerio de Obras Públicas, Dirección de Obras Hidráulicas.

NORTH CAROLINA STATE UNIVERSITY. International Soil Testing Project. 1967-1968. The fertilizer requirements of countries in latin America, Raleigh.

MUHR, G. R. [y otros] 1965. Soil Testing in India, New Delhi: U.S.A.I.D., 120 p.

PARKER, F. W. y NELSON W. L. 1951. The broad interpretation and application of soil information. Agron. J. 43 (3): 105-112.

PÉREZ MATERÁN, J. R . y SANTOS MOROS, A. 1964. Estudio Agrológico detallado Río Santo Domingo, Edo. Barinas, Caracas. Ministerio de Obras Públicas, Dirección de Obras Hidráulicas.

SILVA, G. 1969. Descripción y análisis de las calicatas Nos. 104-153, Caracas. Ministerio de Obras Públicas, Dirección de Obras Hidráulicas.

ZINCK, A. y P. STAGNO. 1966. Estudio edafológico de la zona Río Santo Domingo-Río Pagüey, Edo. Barinas, Caracas. Ministerio de Obras Públicas, Dirección de Obras Hidráulicas.


^

Agronomía Tropical  >  Colección  >  Sumario Volumen 21  >  Articulo