Agronomía Tropical  >  Colección  >  Sumario > Volumen 21  >  Articulo

Agronomía Trop. 21(2): 77-89. 1971.

CLIMA AGRÍCOLA DE CITRUS SINENSIS

J. García Benavides

Trabajo presentado en la VIII Reunión Latinoamericana de Fitotecnia. 
Bogotá, Colombia; Nov. 1970. 
Sección Metereología Agrícola. Centro de Investigaciones Agronómicas. 
M.A.C. Maracay. Venezuela.


INTRODUCCIÓN

El rendimiento de un frutal por debajo de su capacidad genética no es más que una respuesta a su manejo y a las condiciones del medio, donde tienen primordial importancia los efectos climáticos sobre la planta. La determinación de las áreas potenciales naturales para el desarrollo de los cítricos debe realizarse en Venezuela, debido al incremento constante de los huertos citricolas; es decir se hace necesario precisar las distintas categorías climáticas dentro de las regiones potenciales. Para esto es indispensable el conocimiento de los tipos agroclimáticos del cultivo. El clima agrícola y los tipos agroclimáticos del Citrus sinensis se han desarrollado en función de la amplia experiencia mundial sobre el mismo. 

Este estudio engrosa el número de trabajos realizados en la Sección de Meteorología Agrícola del Centro de Investigaciones Agronómicas de Maracay, encaminados a determinar la influencia de los factores meteorológicos primarios y dependientes en el desarrollo económico de los cultivos, para su posterior zonificación. Los estudios son: papa (Solanum tuberosum), cacao (Theobroma cacao), café (Coffea arabica), caraota (Phaseolus vulgaris), palma datilera (Phoenix dactilifera) (sólo su zonificación) y ajonjolí (Sesamum indicum).

ANTECEDENTES AGROCLIMÁTICOS

Temperatura

El análisis de las regiones de origen de los cítricos así como de aquellas otras donde se ha adaptado el cultivo, teniendo en cuenta las zonas marginales del mismo, nos lleva a considerar amplios conocimientos y experiencias, sobre su régimen térmico. 

Las principales especies cultivadas de los citrus provienen de regiones tropicales, aunque la mayor parte de su producción actual la encontramos entre los 20° y 40° de latitud en ambos hemisferios. Ha ocurrido en los últimos años un incremento de áreas cultivadas en latitudes inferiores a los 20°. 

Su origen lo podemos situar en una amplia zona tropical que se extiende por el SE asiático, incluyendo el NE de la India, y extendiéndose hacia la parte central china y aún el NE australiano. No obstante se excluyen los bosques de jungla con abundantes precipitaciones, apareciendo como dudoso considerar Malasia y las partes bajas de la península Indochina como lugar de origen (3,4,7 y 8). 

Debido al marcado efecto que presenta la especie a detener su crecimiento con tiempo frío, existe una controversia acerca de las verdaderas regiones de origen, al pensar que no puede ser originaria de regiones con heladas frecuentes, ya que parece poco probable que una especie pueda tener esa limitación de desarrollo si proviene de un clima donde la limitación climática no haya contribuido a su supervivencia. 

Los climas de origen corresponden a los variantes tropical y ecuatorial de climas típicamente monzónicos, con un promedio anual de temperatura de 22°C y pequeñas oscilaciones térmicas. La perfecta adaptación a climas más rigurosos ha ampliado el área de producción muy considerablemente. Por las distintas especies vamos a encontrar distintas adaptaciones y requerimientos, es por ello que aquí se tratará del Citrus sinensis que ocupa aproximadamente el lugar medio dentro de los citrus en lo referente a sus necesidades climáticas. 

Las temperaturas óptimas dentro del rango de actividad vegetativa para el desarrollo de la especie las podemos fijar entre 24°C y 33°C. 

La temperatura máxima se sitúa aproximadamente en 38 °C y la mínima en 12,8°C. Aunque toda helada puede causar daños apreciables, las plantas resisten temperaturas extremas del orden de - 2°C sin sufrir daños, dependiendo de la duración del fenómeno. Se pueden establecer como binaciones entre la intensidad y la duración e incluso conseguir factores al multiplicar ambos para discernir el verdadero efecto agroclimático. Con temperaturas de corta duración pero intensas como - 7°C y aún - 9ºC, puede no ocurrir daños, dependiendo todo esto del grado de actividad de la planta. En realidad se puede fijar como mortal una temperatura de - 6°C. 

Las altas temperaturas afectan a las cítricas produciendo quemaduras en hojas y frutos, estableciéndose como límites temperaturas entre 45°C y 50°C. 

La acumulación térmica ha sido también estudiada relacionándola con la respuesta al crecimiento de la planta y a la maduración de los frutos. Es más efectivo usar una acumulación por encima de un determinado valor denominado cero biológico el cual en nuestro caso sería 12,8°C aproximadamente y afinaríamos más el cálculo si eliminamos de la sumatoria aquellos valores térmicos sobre 38°C que están situados fuera del rango de la actividad vegetativa. Los valores óptimos para dicha acumulación se encuentran alrededor de 1800°C. 

De acuerdo a lo anterior encontramos que el tiempo para el período floración - maduración puede ser de 8 a 9 meses en regiones cálidas y aún menos, mientras que en latitudes medias más frías puede llegar a 15 o 16 meses (3, 4, 7, 8, 10, 12 y 13).

Precipitación

En las regiones de origen de los cítricos encontramos lluvias abundantes bien distribuidas superiores a los 1000 mm. anuales, pero nunca excesivas. Se sitúan como óptimos valores comprendidos entre 1000 y 1.300 mm. anuales, pudiendo ser necesarios 1.400 mm. anuales en regiones muy cálidas. 

El factor precipitación no es limitante, la mayor parte de la producción mundial se obtiene bajo riego, no obstante en la zonificación y en el aprovechamiento de las áreas potenciales óptimas, debemos considerar en primer lugar aquellas en que se pueda lograr el cultivo económico de las especies en condiciones naturales. Hay que tener en cuenta que las cosechas obtenidas son mayores y de mejor calidad en regiones moderadamente lluviosas, confirmándolo el hecho de lograr mejores rendimientos los años más lluviosos en regiones subhúmedas y aún secas al disminuir las demandas de riego. 

Los cítricos al estar consumiendo agua en mayor o menor grado durante todo el año necesitan una precipitación bien distribuida. En las regiones tropicales donde está ausente un período de frío que determina la inducción a la floración parece ser conveniente un cierto período seco para promoverla, sin llegar a situaciones extremas por ser este cultivo más exigente en cuanto a cantidad de agua aprovechable en el suelo que otros frutales de hoja perenne.  

Existen numerosas experiencias acerca del agua consumida por los cítricos en huertos regados, haciéndose lógico suponer que estas exigencias varían considerablemente para los distintos climas en producción. El cálculo de la evapotranspiración potencial se hace indispensable al considerar dicha variación. 

En el sur de California (4), con regiones costeras y templadas, se reportan consumos de 400 mm. para el período Abril - Nov., aumentando el consumo a 550 mm. para el mismo período en zonas más alejadas de la costa con veranos más rigurosos. Las plantas consumieron 150 mm. en el período Nov. - Abril. 

En Arizona se puede llegar a 800 mm. y aún más entre Abril y Nov. La cobertura del suelo va a influir mucho en el consumo de agua del huerto, dependiendo del tipo de vegetación y el grado de cobertura. 

También en las experiencias anteriores, podemos establecer un coeficiente promedio entre la evapotranspiración potencial de los cítricos y aquella calculada para una vegetación cubriente de 0,75. Este coeficiente va a variar en función de la cobertura del suelo pudiendo llegar a 1,2 y aún más cuando se alterna el huerto citrícola con una explotación de pastos establecidos (1, 3, 7, 8, 9, 10, 11, 12 y 13).

MÉTODO

En el desarrollo de este trabajo hemos seguido, igual que en los anteriores, el método basado en la distribución geográfica de cultivos y en sus tipos agroclimáticos (2, 5, 11). 

Para ello tomamos en cuenta el tipo bioclimático de la especie considerada, el agroclima de la región de origen, el agroclima de la región que ocupa el cultivo del mismo en el mundo, las experiencias acerca de la imposibilidad de su cultivo y trabajos experimentales que tratan de valora sus necesidades climáticas. 

En el cuadro Nº 1 podemos ver las condiciones climáticas de algunas regiones productoras y marginales en una amplia gama de latitudes. Son un total de 42 estaciones, habiéndose usado en el estudio 60; las 18 restantes no las hemos añadido en el cuadro por presentar lagunas en su información o tener valores muy similares que hicieran pensar en un repetición.

TIPOS AGROCLIMÁTICOS

Para el estudio de esta especie vamos a considerar una serie de factores que al ser integrados posibilitan el conocimiento de la influencia del complejo atmosférico en el desarrollo del cultivo, estableciendo los límites de su producción económica.

 


1.-

Factores que producen muerte en los tejidos vegetales

1-1

Fríos extremos

1-1-1

Promedio de las temperaturas más bajas de cada año

1-1-2

Promedio del número de días en el año con temperatura mínima igualo inferior a 12,8°C

1-1-3

Promedio de días en el año en el año con temperaturas mínimas iguales o inferiores a 0°C

1-2

Calores extremos

1-2-1

Promedio de las temperaturas más altas de cada año

1-2-2

Promedio del número de días en el año con temperaturas máximas iguales o superiores a 38°C

1-3

Sequedad extrema

1-3-1

Promedio anual de la deficiencia de agua en mm.

1-3-2

Número de meses con deficiencia en el año (15 mm.)

2.-

Factores que determinan el desarrollo de los vegetales

2-1

Fotoperíodo anual y diario

2-2

Termoperiodismo

2-2-1

Termoperíodo anual

2-2-2

Termoperíodo diario, termofase positiva diaria. Temperatura max. media del mes más cálido

2-2-3

Amplitud del termoperíodo diario. Amplitud media de la temp. diaria del mes más cálido

3.-

Factores que determinan el crecimiento de los tejidos vegetales

3-1

Cálculo de la constante térmica (para el año climático). Sumatoria de las temperaturas sobre 12,8°C (cero biológico)

3-2

Valores que alcanzarán los excesos y deficiencias de agua en el año.


 

 

RÉGIMEN TÉRMICO

1-1. Fríos extremos.

Dentro de los fríos extremos, incluimos aquellos que detienen su crecimiento sin causar daños a la planta y los que provocan daños en ésta. Además exponemos un valor promedio de fácil consecución y bastante preciso como sería el promedio de las temperaturas más bajas de cada año, como indicativo de la intensidad de dichos fríos extremos, analizando también su frecuencia.

1-1-1. Tipos agroclimáticos según la intensidad de fríos.

 


Índice agroclimático Promedio de las temperaturas más bajas de cada año, °C Símbolo Denominación

13º

A1

Sin fríos

A2

Con fríos suaves

A3

Con fríos regulares

A4

Con fríos intensos

A5

Con fríos muy intensos


 

 1-1-2. Tipos agroclimáticos de la frecuencia de fríos.

 


Índice agroclimático Nº de días promedio  anual con temp. 
<
12,8°

Símbolo Denominación

B1 Sin o con fríos raros
20 B2 Con fríos poco frecuentes
80 B3 Con fríos medianamente frecuentes
140 B4 Con fríos frecuentes
200 B5 Con fríos muy frecuentes

 

1-1-2. Tipos agroclimáticos de la frecuencia de fríos perjudiciales.

 


Índice agroclimático Nº de días promedio anual en que la temperatura mínima es < 0 ºC Símbolo Denominación

C1 Sin fríos perjudiciales
1 C2 Con fríos perjudiciales poco frecuentes
2 C3 Con fríos perjudiciales frecuentes
3 C4 Con fríos perjudiciales muy frecuentes

 

1-2. Calores Extremos.

Aquí incluiremos la frecuencia de temperaturas fuera del rango de la actividad vegetativa, así como el promedio de las temperaturas más altas de cada año como indicadoras de la intensidad de calores extremos.

1-2-1. Tipos agroclimáticos que corresponden a la intensidad de calores.

 


Índice agroclimático Promedio de las temperaturas más altas de cada año, ºC Símbolo Denominación

D1 Sin calores
32 D2 Con calores suaves
36 D3 Con calores regulares
40 D4 Con calores intensos
44 D5 Con calores muy intensos

 

1-2-2. Tipos agroclimáticos de la frecuencia de calores.

 


Índice agroclimático Nº de días, promedio anual en que la temperatura máxima es igual o mayor de 38º C Símbolo Denominación

E1 Sin o con calores raros
5 E2 Con calores poco frecuentes
20 E3 Con calores medianamente frecuentes
40 E4 Con calores frecuentes
60 E5 Con calores muy frecuentes

 

2-2. Temperiodismo.

Es analizada termofase positiva del termoperíodo diario, incluyendo su amplitud de gran influencia en el crecimiento y maduración de los frutos.

 


Índice agroclimático Temperatura media máxima del mes más cálido, ºC Símbolo Denominación

F1 Termofase positiva muy cálida
37 F2 Termofase positiva cálida
33 F3 Termofase positiva templada
29 F4 Termofase positiva fría
25 F5 Termofase positiva muy fría

 

2-2-3. Tipos agroclimático que corresponden a la amplitud del termoperíodo diario.

 


Índice agroclimático Oscilación media para el mes más cálido, ºC Símbolo Denominación

G1 Termoperíodo diario muy poco amplio
5 G2 Termoperíodo diario poco amplio
8 G3 Termoperíodo diario medianamente amplio
11 G4 Termoperíodo diario amplio
14 G5 Termoperíodo diario muy amplio

 

3-1. Tipos agroclimáticos que corresponden a las posibilidades térmicas de crecimiento.

El cálculo de la constante térmica es necesario para comprender el nivel térmico general del cultivo, ayudándonos a interpretar la velocidad de crecimiento de la planta y maduración de los frutos.

 


Índice agroclimático Acumulación térmica anual por encima de 12,8 ºC Símbolo Denominación

H1 Muy cálida
4.000 H2 Cálida
3.400 H3 Templada cálida
2.800 H4 Templada
2.200 H5 Templada fría
1.600 H6 Fría
1.000 H7 Muy fría

 

RÉGIMEN HÍDRICO

1-3. Sequedad extrema.

3-2. Magnitudes de excesos y deficiencias de agua en el año. En el régimen hídrico vamos a considerar el balance de agua en el suelo, por ser mucho más representativo que los valores de precipitación, aún considerando su distribución anual y estacional

Para el cálculo de la evapotranspiración potencial debemos usar un método que presente ciertas ventajas; es decir que además de ser de fácil uso sea representativo y confiable en una amplia variación de climas. En trabajos anteriores hemos usado el método de PAPADAKIS (11) fórmula que también aquí utilizaremos, excepto para las estaciones eminentemente tropicales (15° N 15° S) donde nos ayudamos con la expresión de GARCÍA B. y LÓPEZ D. (6), que dice:

donde:

ETP = evapotranspiración potencial en mm/día
t =
temperatura media mensual
HR =
humedad relativa media de las horas diurnas, aproximadamente 
       HR 800 + HR 1400
                      2

Esta expresión al ser comparada con un grupo de ecuaciones integrado por las de mayor precisión y las tradicionales, demostró consistentemente ser más precisa al comparar la evapotranspiración potencial calculada y la observada, en estaciones situadas dentro del rango latitudinal 15° N - 15° S. 

El método de PAPADAKIS (11) es bastante exacto, sin embargo cuando concurren una baja oscilación térmica acompañada de altas temperaturas se pierde la precisión. Esto sería de esperarse si tenemos en cuenta los principios en los cuales se fundamenta, basados en el déficit de saturación, dándole a este primordial importancia y no tener en cuenta el alto nivel térmico acompañante.

En lo que respecta a la marcha general del cálculo del balance hídrico se siguió el último de los métodos propuestos por THORNWAITE (14).

1-3. Tipos agroclimáticos que corresponden a la duración del período seco.

 


Índice agroclimático Nº de meses en que la deficiencia de agua es igual o superior a 15 mm. Símbolo Denominación

I1 Período seco de corta duración
2 I2 Período seco de mediana duración
4 I3 Período seco de larga duración

 

3-2. Tipos agroclimáticos que corresponden a la intensidad de la humedad y de la sequedad climática para los cítricos.

 


Índice agroclimático Símbolo Denominación
Exceso de  de agua anual en mm. Deficiencia agua anual en mm.

> 800 0 J1 Muy húmedo sin estación seca
> 800 10 a 100 J2 Muy húmedo con ligera estación seca
800 a 300 0 J3 Húmedo sin estación seca
800 a 300 10 a 100 J4 Húmedo con ligera estación seca
800 a 300 100 a 300 J5 Húmedo con intensa estación seca
300 a 100 J6 Subhúmedo sin estación seca
300 a 100 10 a 100 J7 Subhúmedo con ligera estación seca 
300 a 100 100 a 300 J8 Subhúmedo con intensa estación seca
10 a 100 10 a 100 J9 Subhúmedo
10 a 100 100 a 300 J10 Subhúmedo seco
100 a 300 J11 Seco
> 300 J12 Muy seco

    

RESUMEN

Se presentan los tipos agroclimáticos del Citrus sinensis obtenidos mediante la distribución geográfica del mismo y la valoración de su agroclima, trabajando con índices agroclimáticos que caracterizan el fenómeno atmosférico más ampliamente y se ajustan al cultivo en sí. Son analizados el régimen térmico y el régimen hídrico, para un total de 10 elementos o índices, con sus respectivas combinaciones y límites de los mismos. Se presenta un cuadro con los índices agroclimáticos citrícolas de 42 estaciones ubicadas en regiones productoras y marginales diseminadas en todo el mundo.

SUMMARY

The agroclimatic types for Citrus sinensis are given in this paper by means of geografic distribution and agroclimatic indexes. They characterize the whole atmospheric phenomena properly and are adjusted to the species. The thermic and hydric rates are analized for ten (10) indexes and their respective combinations and limits. A table is given with the agroclimatic indexes for citrus for 42 stations located in productive areas and marginal regions throughout the world.

AGRADECIMIENTOS

N. G. Robertson. New Zealand Meteorological Service. New Zealand.

B. Azmy. Service de la Meteorologie Nationale. Marruecos.

Ziro Kawase. Japan Meteorological Agency. Japan.

G. Adolfo da Silva. Dirección de Meteorología. Paraguay.

Umira E. Çolaçan.  Service Météorologique. Turquía.

Aram Tosbath.  Service Météorologique. Líbano.

Meteorologista - Chefe. Serviço Météorologico Nacional. Portugal.

Director. Ufficio Centrale di Ecología Agraria. Italia.

P. Karayannis. Service Meteorologique National. Grecia.

R. Venerando Pereira. Escritório de Meteorología. Ministerio da Agricultura. Brasil.

Miguel Díaz Gómez. Servicio Meteorológico Nacional. España.

A. Garriock. Burean of Meteorology. Australia.

A. Marlag. Service Réseau et etuds Météorologiques. Argelia.

William H. Haggard. National Weather Records Center U.S.A.

J. M. Sánchez Carrillo. Sección Meteorología Agrícola CIA. Ministerio de Agricultura y Cría. Venezuela.

M. Figueroa. Sección Fitotecnia CIA, Ministerio de Agricultura y Cría. Venezuela.

G. García y García. Experto fruticultor. Particular, Caracas. Venezuela.               

BIBLIOGRAFÍA

1. AZZI, G. Agricultural ecology. London, 1956.

2. BURGOS, J. J. Agroclimatic classifications and representations. Report on the aplication value of climatic and agroclimatic classifications for agricultural purposes CAG M - II. Doc 18 Second - Session. Warsawa, Poland.

3. CARROLL, P. W. Crop adaptation and distribution. California, Freeman, 1965.

4. CHANDLER, W. Frutales de hoja perenne. Méjico, UTEHA, 1962.

S. GARCÍA BENAVIDES, J. Clima agrícola del cafeto (C. arabica) y zonas potenciales en los Andes de Venezuela. Agronomía Tropical 18 (1): 57-85. 1968.

6. GARCÍA BENAVIDES, J. y J. LÓPEZ D. Fórmula de evapotranspiración potencial adaptada al trópico (15º N - 15º S). Reunión Latinoamericana de Fitotecnia 8a, Bogotá, 1970.

7. GONZÁLEZ, S. El cultivo de los agrios. Madrid. Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas. 1960.

8. HUME, H. Citrus fruits. New York, Macmillan, 1957.

9. ISRAELSEN, O. W. and V. E. HANSEN. Irrigation, principles and practices. 3 ed. New York, Wiley, 1962.

10. MARTÍNEZ ZAPORTA, F. Fruticultura. Madrid. Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas, 1964.

11. PAPADAKIS, J. Climates of the world and their agricultural potentialities. Ed. by the author. Buenos Aires, 1966.

12. RUEDA FERRER. Fruticultura. Madrid. Ed. Dossat, 1955.

13. TAMARO, D. Fruticultura. Buenos Aires. Ed. Gili, 1953.

14. THORNWAITE, C. and J. R. MATHER. Instructions and tables for computing potential evapotranspiration and the water. Publications in climatology. 10 (3): 1957.

15. Tables of temperature, relative humidity and precipitation of the world. London, Meteorological office.

16. Venezuela. Centro de Investigaciones Agronómicas. Sección de Meteorología Agrícola. Archivos.


^

Agronomía Tropical  >  Colección  >  Sumario > Volumen 21  >  Articulo